Paradojas tecnológicas del asalto al Capitolio

Una de las paradojas del asalto al Capitolio y todas las noticias que nos ha traído después pivota alrededor del poder y la relación con las empresas tecnológicas. Dos hechos medianamente históricos ya que cabe recordar ahora:

  • La condena de los juzgados estadounidenses impide a cualquier compañía de EE.UU facilitar servicios a Sci-Hub, repositorio de papers científicos. No han conseguido cerrarla por más intentos que se han realizado.
  • La censura y prohibición de WikiLeaks en Estados Unidos es bien conocida. Se ha intentado, desde Estados Unidos, tanto por vías judiciales como políticas, cerrarla. La información filtrada no es casable con operaciones secretas y la acción diplomática.

Si buscáis Sci-Hub y Wikileaks en Google, llegaréis sin mayor problema a ambas webs. Sin embargo, en pocos días hemos visto cómo las grandes plataformas tecnológicas (Twitter, Facebook, Twitch, Youtube, etc.), conseguían silenciar al todavía presidente de EEUU (no entro a valorar esto, evidentemente). Son muchas las que han prohibido o restringido de algún modo el uso que puede hacer el todavía presidente Trump de las mismas.

Fuente: https://twitter.com/descifraguerra/status/1347970385447444484
Fuente: https://twitter.com/descifraguerra/status/1347970385447444484

Wikileaks y Sci-Hub son webs con redes descentralizadas aprovechando todo el potencial de la misma y evitando ser vulnerables. Las grandes plataformas tecnológicas han conseguido centralizar en un punto nuestra identidad. Son compañías que tienen una cuenta de resultados y unos accionistas con exigencias. Unos intereses económicos no necesariamente coincidentes con las preocupaciones sociales de un país.

Mucha de la oposición a acuerdos comerciales multilaterales como el TTIP o el TPP se centraron en el excesivo poder que concedían a las corporaciones. Sentarse en mesas de diálogo y cooperación donde el interés de la ciudadanía debiera estar por encima de cualquier otro elemento, con empresas que tienen intereses ciertamente diferentes, ¿es buena idea? No lo tengo muy claro.

Creo que es más necesario que nunca que cualquier representante político entienda bien cómo funciona Internet y las empresas que lo aprovechan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .