Los límites de las webs de humor en la era de las fake news

El pasado jueves 8 de marzo, el Athletic jugaba en Marsella contra el Olympique. En el propio transcurso del partido, salió este tweet que os pongo a continuación desde la cuenta de twitter de @bilbaotoday.

Esa cuenta, se define así en su propio perfil de Twitter: “L@s de Bilbao nacemos donde nos da la gana. Noticias de Bilbao, Bizkaia y Athletic con un toque de humor bilbaino. #Athletic y #Kalimotxo.” Claramente, explicitan que se trata de una cuenta en clave de humor. No obstante, los que por fortuna o desgracia formamos parte de numerosos grupos de lo más variado en whatsapp en Bilbao, vimos ese comentario difundiéndose a la velocidad de la luz. Es más, la credibilidad que se le dio, sin fijarse siquiera que era un comentario generado en el propio transcurso del partido (naturalmente el entrenador no se pone a hablar en medio de ello), deja mucho que desear. Incluso algunos medios de comunicación le dieron eco al asunto.

Hace unos días le escuchaba al secretario general de Reporteros sin Fronteras, Christophe Deloire, decir:

Decir qué es verdad no debería basarse en las encuestas o las opiniones. El periodismo es un trabajo de investigación que está basado en rigurosos métodos de verificación de hechos“.

Efectivamente, así debiera ser. Sin embargo, situaciones como la que comentaba al comienzo de este artículo, me hacen dudar que así esté siendo. De hecho, ese comentario en clave de humor, desencadenó aireadas discusiones en mis grupos de whatsapp. Cada cual tenía otra opinión. Nadie citó a un periodista para salir de dudas. Es decir, estamos “uberizando” en cierto modo también la difusión de la verdad. Y esto me da miedo. Porque el conocimiento y  la verdad son claves esenciales de nuestras sociedades.

Con las “noticias” generadas en clave de humor, tengo sentimientos encontrados. Por un lado, naturalmente, me hacen mucha gracia algunas de ellas. Pero si se da situaciones como la que describía, quizás estemos generando unos riesgos innecesarios. Me acordaba al leer estas discusiones en whatsapp de una web que Dani y yo hemos sacado en nuestra sección de Boulevard en varias ocasiones: haynoticia.es.

Las noticias más leídas en haynoticia.es
Las noticias más leídas en haynoticia.es

Veréis marcadas varias de las noticias que han “colado” en clave de humor y que registran un millón de visualizaciones: “Detenidos 2 monaguillos gallegos por meter marihuana en el botafumeiro” o “Da luz a un niño negro y echa la culpa al café que toma el marido“. Entre otras también muy leídas en los últimos meses: “El pedo de un hipopótamo acaba con tres visitantes del zoo ingresados”, “Despedida de soltero acaba en 17 divorcios” o “La DGT obligará a los copilotos a pasar también el test de alcoholemia“. Noticias que incluso llegaron a medios generalistas de amplia tirada, y que por lo tanto, difundieron lo que originalmente era una broma, pero en clave de noticia seria y rigurosa. La noticia “Mujer lleva 28 años haciéndose pasar por ciega para no saludar a la gente“, llegó a publicarse en 24 países y fue traducida a 14 idiomas. En algunos de estos países, también fue viral. El humor tiene tirada. La rigurosidad en la lectura, es otra cosa.

Esta web de haynoticia.es registra seis millones de visitas mensuales a la página. Sus dos creadores, prácticamente viven de ello. Es decir, traducen esas visitas en euros por la publicidad. Parece que estas fake news en clave de humor son más rentables de lo que pudiéramos pensar. Imagínense si lo comparamos con los medios digitales. Según datos de OJD….:

Medios Digitales « OJDinteractiva Auditoría Medios Online
Medios Digitales « OJDinteractiva Auditoría Medios Online

La verdad es que reconozco la creatividad de sus autores. Y también reconozco que a algunos nos ha vuelto más rigurosos. Pero me preocupa que estas historias tan rocambolescas (que algún día igual hasta son verdad), dejen la ética periodística un poco de lado. Dejamos demasiada responsabilidad en  manos de un lector, que en una era digital donde la aceleración de la información es tan grande, dedica de una manera muy superficial su tiempo a leer con detenimiento.

Sé que el objetivo de los dueños de haynoticia.es es entretener en clave de humor. Pero en la era digital estas cuestiones son más complicadas. Porque una noticia en clave de humor contada hoy, acaba indexada en Google. Dentro de dos años, cualquiera la pudiera abrir y creérsela, y tomar decisiones sobre ella. Vamos, algo que todos y todas hemos hecho alguna vez. En facebook, se defienden, diciendo que se definen como “sitio web de entretenimiento”.

Pero este detalle, de nuevo, deja en manos del lector toda la responsabilidad de “auditar” al generador de la noticia. Y esto sí que es algo rocambolesco. La velocidad a la que nos informamos hace que lo último que miremos sea la información de la fuente de información. No es el caso de haynoticia.es, pero en el mundo hay numerosos ejemplos de webs que utilizan herramientas para los tres pasos que hay que dar para conseguir que algo se viralice:

  1. Creación de una identidad “buena”: se pueden suplantar sitios web (CloneZone es una buena herramienta para ello), suplantar dominios (tan fácil como engañar al ojo “superficial” con el que leemos: puedes cambiar en un dominio “m” por “rn” y apenas se aprecia) o suplantación de identidades (ya sea por métodos de “robado” como el phising, por ejemplo, o bien, de nuevo, con el “engaño” al ojo humano o con nombre supuestamente reales -todas las identidades falsas por ejemplo que sufre Podemos-).
  2. Publicación en los mejores lugares: para ello, no solo apalancarse en redes sociales es bueno, sino que crear bots que actúen de manera autónoma difundiendo a gran escala contenidos, es más fácil que nunca (echen un ojo sino a BotMasterLabs o ZennoStore, buenas herramientas para ello)
  3. Viralizar el contenido: en esta era digital y social, la comunidad ayuda mucho a que algo se viralice: así que nada mejor que pagar la publicidad de las redes sociales, comprar retweets (sí, esto también se puede hacer con cosas como TweetAttacksPro) o reseñas en Amazon (echen un vistazo a buyamzreviews).

Invito, como siempre, a la reflexión, siendo conocedores de este tipo de herramientas. Creo que atribuir tanta responsabilidad a lectores que ya no leen con la rigurosidad que se debiera no es bueno para nuestras sociedades. La era digital no ha traído la sociedad más informada de la historia, sino la que más información tiene a su disposición.

1 comentario en “Los límites de las webs de humor en la era de las fake news”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.