El Anillo de Fuego del Pacífico: ¿la cuadratura de un círculo?

Debe ser por eso de que los ingenieros tendemos a tener una visión espacial de las cosas, y a razonar mucho con ello, que cada vez que ocurre alguna tragedia geológica, mi cabeza se pone a ubicarla en el mapa, y sobre todo, a relacionarla con otros eventos que hubieran pasado en la misma región.

Os paso a explicar algo en lo que llevo pensando unos días desde el último terremoto en Japón. Antes de contároslo, una imagen. El Cinturón/Anillo (hay cosas que no me gusta traducir, pero quiero que mi ama también entienda esto) de Fuego del Pacífico:

Anillo de Fuego del Pacífico (Fuente: https://i1.wp.com/engwell.wikispaces.com/file/view/ring.of.fire.gif/58676288/ring.of.fire.gif)
Anillo de Fuego del Pacífico (Fuente: http://engwell.wikispaces.com/file/view/ring.of.fire.gif/58676288/ring.of.fire.gif)
Este anillo se caracteriza por limitar la placa tectónica del Pacífico en una zona en la que confluyen otras cuatros placas tectónicas: la Euroasiática, Norteamericana, Pacífica y Filipina. Ello hace que sea una zona con una de las mayores tasas de actividad volcánica y sísmica. En la imagen, las líneas marcadas en rojo, son regiones con zonas de subducción, que es la causa de la actividad tectónica que antes citábamos.

Por ejemplo, la placa Pacífica se desliza por debajo de la Norteamericana a una velocidad aproximada de 9 centímetros por año (una pasada). Esto es lo que los geólogos llaman subducción. Estos movimientos suelen ser los causantes de los terremotos más destructivos del planeta, a su vez originando frecuentemente tsunamis.

Cuando nos lo cuentan en la TV creo que no nos hacemos la imagen de lo impresionante que son estos movimientos. Por ejemplo, el terremoto del 2004 en el Índico (aunque lo recordaremos como tsunami). El tipo de mecanismo en el fondo marino fue en una falla de subducción igualmente. Movimiento inverso, un bloque, además de romperse, se monta sobre el otro. Gráficamente: la traza de la falla, lo que se rompe, tuvo una longitud de 1.500 kilómetros. Además, uno de los bloques, subió respecto del otro 8 metros. Es como si se partiera la Península Ibérica por la mitad, y la mitad de un lado se monta sobre otro 8 metros. Esto originó unas ondas de presión enormes.

Una vez explicado gráficamente qué es lo que pasa cuando hay una de estas subducciones, volvamos al anillo. Un anillo es circular. Lo que pasa, que este anillo en particular más que un círculo, en los últimos días ando dando vueltas a una representación gráfica en cuadratura. Me explico, con tres eventos ocurridos en dicho cinturón en un espacio de un año prácticamente:

  • 28 de Febrero del 2010: terremoto en Chile. Pata al Sudeste de la mesa.
  • 22 de Febrero del 2011: terremoto en Nueva Zelanda. Pata al Sudoeste de la mesa.
  • 11 de Marzo del 2011: terremoto en Japón. Pata al Noreste de la mesa.

¿Qué falta para cuadrar el círculo? La pata al Noreste sí, donde está la falla de San Andreas en la coste del oeste norteamericana. El terremoto de Chile, tuvo una magnitud de 8.8, el de Nueva Zelanda 6.3 y el de Japón 8.9. La última vez que se rompió la falla de San Andreas fue en 1906, que originó el famoso terremoto de San Francisco y dejó la ciudad desierta (de 400.000 habitantes, 300.000 perdieron su hogar). Muchos lo comparan con el impacto que ha tenido el Katrina en New Orleans.

Pues bien, he estado mirando por Internet por si era conspiranoia mía, pero no. Los geólogos (que son los que saben de esto realmente, no un pringao como yo), dicen que lo peor está por venir en California. Un evento relevante en alguno de los extremos de la placa, puede (no siempre, son eventos probabilísticos) influir en que semanas o meses después haya otro evento de impacto al otro lado de la placa. Es decir, que los terremotos pudieran ocurrir formando clusters, o agrupaciones dentro de una misma placa.

Los geólogos creen que es bastante complicado que haya un terremoto de magnitud (que es lo que mide la liberación de energía en forma de tensiones acumuladas) 9.0, pero estiman en casi el 50% las probabilidades que en los próximos 30 años haya uno de magnitud estimada 7.5 y hasta del 99% que haya uno de magnitud 6.7 (como el que ocurrió en San Francisco en 1989 o el de Los Angeles de 1994).

Eso sí, esto son todo previsiones, la sismología es una ciencia relativamente nueva, luego en constante mejora. Pero es ciencia, así que a mí, me gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s