Las redes sociales de los clubes de fútbol: un camino a explorar

Hace unos días, tanto Real Madrid como el FC Barcelona, alcanzaban los 100 millones de fans en su página de Facebook. Como no podía ser de otra manera, ambos clubes se enzarzaban en una “pelea digital” por ser el primero en alcanzar dicha cifra. El Real Madrid lo consiguió unas pocas horas antes que su gran rival.

Real Madrid C.F.
Real Madrid C.F.
FC Barcelona
FC Barcelona

Hace unos días precisamente hablaba sobre los derechos de imagen de los clubes de fútbol (obviamente una de las vías de negocio más importantes que tienen). Hablábamos ahí sobre cómo toda esa gran base de aficionados de alguna manera, se podrá explotar económicamente. Que es, naturalmente, lo que ellos buscan. También hace más semanas, en este otro artículo, hablaba sobre “Las medios digitales y las redes sociales en la internacionalización del fútbol“. En ese artículo decía que:

No debe extrañarnos así que el dinero que ganan por la explotación de los derechos de imagen y demás contenidos audiovisuales sea cada vez mayor. Todo encaja si entendemos que esta era digital, permite maximizar de múltiples maneras esos contenidos. El FC Barcelona, siguiendo con el mismo club, obtiene ya 30 millones de € al año por el negocio digital. Si bien es cierto que ahora mismo gran parte de ese porcentaje corresponde a las ventas de la tienda online (otro elemento que veremos cada vez más). Pero no para de crecer esa pata digital. ¿Llegaremos algún día a ver una plataforma similar a Netflix o HBO pero para el deporte? Es decir, ¿clubes que en tiempo real retransmitan sus propios contenidos para mezclarlo con su merchandising o la mejora de la experiencia del espectador.

Y lo vuelvo a sacar, porque investigando sobre lo que les está trayendo a nivel de engagement del usuario, descubro cifras realmente espectaculares: 1.600.000.000 de visualizaciones de vídeos en 2016 el Real Madrid. Más que cualquier otra entidad deportiva de todo el mundo (¡!).  9 de las 10 mejores publicaciones en Facebook en 2016 (¡!). ¿Y cuál ha sido el más viral? La foto de Messi celebrando el gol definitivo contra el Paris Saint-Germain (PSG) en la Champions League.

Messi celebración gol contra PSG (Fuente: https://i2.wp.com/fcbarcelonasport.com/wp-content/uploads/2017/04/delivered-to-messi-comeback-to-the-image-also-psg.jpg?fit=761%2C428&ssl=1)
Messi celebración gol contra PSG (Fuente: https://i2.wp.com/fcbarcelonasport.com/wp-content/uploads/2017/04/delivered-to-messi-comeback-to-the-image-also-psg.jpg?fit=761%2C428&ssl=1)

Es realmente espectacular esto del fútbol en Facebook. Creo que ya resulta indiscutible. Pero es que si encima miramos los países donde tienen estos seguidores (que obviamente no es solo España), la imaginación de cada uno seguro que genera ideas a nivel de explotación de negocio realmente interesante. Estamos hablando de países en crecimiento y demografías “favorables” (México, Indonesia, India, China, Brasil, etc.) o estables y fuertes (EEUU, Alemania, etc.).

En este contexto, creo que es interesante para las entidades deportivas, entender cuál es el consumidor de estos contenidos digitales, y sobre todo, cómo se comporta y qué le gusta. Quizás muchas de las cuestiones sean triviales, pero ayudarán a poner en contexto por qué todo esto, me parece un terreno súper abonado para hacer cosas realmente interesantes. Los datos los he sacado de Nielsen Sports, de este artículo/informe. Una imagen para contextualizar:

6 de cada 10 españoles usan las redes sociales para informarse sobre el deporte (Fuente: Nielsen Sports)
6 de cada 10 españoles usan las redes sociales para informarse sobre el deporte (Fuente: Nielsen Sports)

Fíjense entre los jóvenes. Que claro, luego se harán mayores. La tendencia habla por sí sola. Las redes sociales, que introducen frescura, novedad e instantaneidad, ha traído lo que antes no se tenía. Antes resultaba para un aficionado difícil seguir el día a día de su equipo: los viajes, los entrenamiento, las ruedas de prensa, etc. Con las redes sociales, todo eso es posible. Y por eso, para los clubes, poder generar esos contenidos que permitan llegar al aficionado con diferentes contenidos, se torna especialmente interesante y atractivo para los objetivos que hemos venido hablando.

Las redes sociales más empleadas en España son Facebook, Twitter e Instagram. Y lo bueno que trae la apertura que ofrecen estas redes es que incluso clubes modestos pueden articular estrategias realmente efectivas para generar una mayor base de usuarios. Porque en las redes, no solo importan los grandes números, sino que importa la efectividad de las comunicaciones enviadas, lo que a nivel técnico llamamos “engagement“. Un post trabajado del Leganés (por poner un ejemplo del más joven llegado a esto de la primera división), quizás genere más efectividad que un entrenamiento del Real Madrid, por ejemplo.

Todo esto me hace pensar que quizás, ahora que las redes sociales ya se van consolidando en nuestro día a día, sería interesante poner en valor la importancia de la comunicación social, y entender los códigos de comunicación que estos espacios sociales tienen. No se crean que esto está tan claro. Llevo más de 8 años formando a personas en todo ello, desde que las redes nacen, se desarrollan e incluso algunas desaparecen. Y la mente de muchos todavía sigue anclada en un formato periodístico tradicional. El usuario de redes sociales quiere participar, comunicarse, interactuar, etc. Y eso no es fácil de entender para muchas marcas.

Por no entrar a hablar del uso de aplicaciones móviles, newsletters o la propia página web. Muchas veces, éstas, convertidas en copias una de otra, pese a ser canales diferentes, que, por su naturaleza, debieran configurar el contenido para generar esa efectividad que citaba.

Queda mucho camino por recorrer. Eso es buena noticia para los que estamos en todo esto. Las redes sociales tienen todavía mucho recorrido para los clubes de fútbol.

El Swansea ficha a un “experto Moneyball” para asesorarle en fichajes o el “Big Data” en el fútbol

Sé que es un tópico cuando la gente habla de Big Data: no recuerdo ya en cuántas presentaciones habré visto ya citada la película Moneyball. Un matemático llega a un equipo de beísbol con malos resultados y menor probabilidad de remontada, y acaba ganando. Todo, derivado de un modelo que permite detectar talento analizando multitud de parámetros que hasta la fecha no habían sido puestos en valor. Muchos hablaron así luego del “modelo Moneyball” y las opciones que podría abrir para que en muchos deportes y clubes se detectaran talentos de la misma manera.

Me acordaba de esta historia al leer que el Swansea, equipo de la Premier, ha fichado a un “experto Moneyball” para que les asesore en fichajes. El experto en cuestión es Dan Altman, el fundador de la consultora North Yard Analytics, y experto en cuanto al análisis cuantitativo del rendimiento de equipos y futbolistas. Ha trabajado y trabaja para varios equipos de la Premier y la Champions.

¿Por qué os estoy hablando de esta noticia? Básicamente porque creo que este tipo de “fichajes cuantitativos” será la norma en poco tiempo. Este tipo de análisis de datos, que más que sustituir complementan la toma de decisiones humanas, permiten mejorar y afinar mejor cuando tenemos que procesar muchos datos para obtener alguna conclusión. En España, quizás el caso más conocido es el de Monchi en el Sevilla. Esta imagen que os adjunto a continuación es un post suyo en Instagram de hace unos días:

A diferencia de otros deportes, en el fútbol, el rendimiento de un jugador no solo depende de él o ella mismo, sino que también del resto de jugadores sobre el cesped. Esto hace que los modelos de análisis de datos sean más sofisticados que en otros deportes. Y en una era en la que la disponibilidad de datos en el fútbol ya no es el problema, el reto está en entender las posibilidades que el Big Data añade. Por lo tanto, que aparecen más “expertos Moneyball” es solo cuestión de tiempo.

A colación de todo esto, me voy a permitir recomendarles un libro para aquel que, si ha llegado a esta altura del artículo, entiendo, le guste todo esto. Me estoy leyendo ahora el libro “Scorecasting: The Hidden Influences Behind How Sports are Played and Games are Won“, escrito por Tobias Moskowitz, profesor de la Universidad de Chicago, y por Jon Wertheim, escritor en Sport Illustrated. Entre las muchas cosas realmente interesantes que desgranan, se encuentran la cantidad de sesgos cognitivos que tienen los interesados en deportes (entrenadores, gestores, directivos, comentaristas, los propios deportistas, etc.).

No es la primera vez que un libro o artículo académico habla de esto. Insisto, a los que esto les guste, no puedo más que recomendarles lecturas para que puedan entender el valor que tiene este análisis de datos para sobreponerse a todos estos límites que la mente humana de los fans tiene. Lecturas como “The hot hand in basketball“, de los psicólogos Tom Gilovich, Amos Tversky y Robert Vallone (donde se ve cómo la probabilidad de acertar un tiro de un jugador de basket es independiente de los tiros anteriores… de ahí lo de “hot hand”); “Predicting outcomes: Sports and stocks” de Gordon Wood (que encontró resultados parecidos para la probabilidad de un equipo de ganar o perder en función de resultados anteriores); “Do Firms Maximize? Evidence from Professional Football” del economista (con un modelo matemático para calcular probabilidades de anotar en función de la posición y otras circunstancias).

Todo esto, hasta la fecha, ha estado muy encerrado en nuestro querido mundo académico. Pero como ya me habréis leído en multitud de ocasiones, necesitamos entendernos más y conversar. Transferir conocimiento, que tanto se dice, pero no tanto se produce. Pero esto no será fácil; como decía antes, el mundo del deporte está rodeado de muchos sesgos cognitivos. Concretamente tres, que son los más difíciles de superar, dado que son tres que ayudan a confirmar nuestras intuiciones y anular las contradicciones. La fatiga mental que nos supone abstraer y reflexionar (lo que nos separa de los primates), y pensar, hace que tengamos que atajar sacando conclusiones. Estas tres son: sesgo de confirmación, razonamiento motivado y la falacia narrativa.

El sesgo de confirmación se da cuando leemos y vemos solo aquello que confirma nuestras intuiciones. Nos confirma lo que pensamos, y eso nos gusta. El fanatismo alrededor del deporte hace que solo nos nutramos de información que confirma lo que venimos pensando. ¿Y si estamos equivocados? En segundo lugar, el razonamiento motivado, se da cuando creemos en lo que queremos creer y no en lo que es más evidente. Es decir, atacamos al rival, pese a ser el mejor. Esto lo podemos ver continuamente cuando los compañeros de Messi y Cristiano Ronaldo hablan maravillas de su compañero, y atacan al rival (por mucho que los dos sean soberbios). Y, en tercer y último lugar, la falacia narrativa que bautizó Nassim Taleb. Básicamente se da porque a los humanos nos encanta relacionar cosas, construir historias en nuestro cerebro, por lo que a veces relacionamos cosas que no tienen nada que ver. Daniel Kahneman, el único psicólogo en haber obtenido un Premio Nobel de Economía, lo denomina la falacia de la conjunción. Si nuestro equipo gana dos sábados por la noche seguidos, los aficionados y comentaristas enseguida concluyen que jugar los sábados por la noche ayuda a su equipo a ganar. O la hamburguesa que ayudó a Fernando Torres a recuperar sus goles.

La hamburguesa que, según la COPE, ayudó a Torres a recuperar sus goles (Fuente: Twitter)
La hamburguesa que, según la COPE, ayudó a Torres a recuperar sus goles (Fuente: Twitter)

Por estos problemas que nuestra mente humana tiene, necesitamos más noticias como éstas en el mundo del deporte. Los comentaristas, entrenadores y gestores, sino, seguirán construyendo sus propias historias con poca alimentación informativa exógena. Por un mundo del deporte más cuantitativo. El “Big Data” (entiéndase), debe llegar, para no salir nunca más. Y no, no sustituye a humanos, sino que complementa a los humanos, nos mejora y permite aprender y ayudar más al desarrollo de las sociedades. Queremos más “expertos Moneyball” en nuestras vidas, y en el deporte en particular.

Las medios digitales y las redes sociales en la internacionalización del fútbol

Que los medios digitales y las redes sociales están llegando cada vez más al fútbol queda fuera de toda duda. Que las principales empresas dentro de este ecosistema digital (especialmente las redes sociales, como Facebook y Twitter de las que ya hablé aquí y aquí respectivamente) están muy atentas a las oportunidades que esos contenidos generan, también queda fuera de toda duda. Por lo tanto, entender lo que está pasando en esta hibridación entre medios digitales y el fútbol es interesante.

Miremos los principales clubes de fútbol y el cada vez mayor uso que le están dando a estas plataformas para difundir sus mensajes sin la necesidad de intermediarios. Como se puede observar en cinco de los principales equipos (FC Barcelona, Real Madrid, Manchester United, Chelsea y Arsenal), su alcance digital es cada vez mayor. Y cuidan mucho su presencia ahí.

Además, un contenido tan “dinámico” y de tanta llegada como es el fútbol, no puede pasar desapercibido para los anunciantes. En el Barça, por ejemplo, sus aficionados ya saben que sus datos personales (al menos, algunos de ellos) están en manos de los patrocinadores del club, que envían publicidad a través de los medios del club en función del perfil del aficionado. Este discurso del Big Data que tanto hemos repetido, permite hacer estas cosas. Y claro, que los clubes de fútbol quieren tener cada vez más presencia en estas redes, para cada vez, tener más datos sobre sus aficionados, no deja de ser algo “accidental”. Más bien al contrario. Es pura estrategia. Cuanto más conozca de mis aficionados (para eso Facbeook, por ejemplo, es muy bueno), más a su favor podrá negociar con los anunciantes, ¿no?

Esto abre una enorme oportunidad para los equipos más modestos, que con una mínima inversión podrían maximizar sus acuerdos de patrocinio e intentar abrir nuevos mercados en el extranjero. Quizás a futuro los derechos de TV no sean un elemento que fracture tanto a los clubes de fútbol en España.  Para esta temporada 2016/17, Real Madrid y Barça, acumulan 1.285 millones de € de presupuesto, casi lo mismo que los 18 equipos restantes (unos 1.350 millones de €).

Presupuestos de los equipos de 1ª División 2016/17 (Fuente: Roberto Bayón, https://twitter.com/RobertoBayon_?lang=en)
Presupuestos de los equipos de 1ª División 2016/17 (Fuente: Roberto Bayón, https://twitter.com/RobertoBayon_?lang=en)

No debe extrañarnos así que el dinero que ganan por la explotación de los derechos de imagen y demás contenidos audiovisuales sea cada vez mayor. Todo encaja si entendemos que esta era digital, permite maximizar de múltiples maneras esos contenidos. El FC Barcelona, siguiendo con el mismo club, obtiene ya 30 millones de € al año por el negocio digital. Si bien es cierto que ahora mismo gran parte de ese porcentaje corresponde a las ventas de la tienda online (otro elemento que veremos cada vez más). Pero no para de crecer esa pata digital. ¿Llegaremos algún día a ver una plataforma similar a Netflix o HBO pero para el deporte? Es decir, ¿clubes que en tiempo real retransmitan sus propios contenidos para mezclarlo con su merchandising o la mejora de la experiencia del espectador.

En este sentido, no es nada extraña la alianza de los dos grandes clubs de la Liga Santander (Real Madrid y FC Barcelona) con el distribuidor BinBit para Latinoamérica. A menor escala, otros clubs como el Valencia CF o el Villarreal también elaboran sus propios contenidos audiovisuales con canales a través de Internet.

Por otro lado, en 2015, el Real Decreto-ley 5/2015, de medidas urgentes para la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional, autorizó a los clubes que jugasen como locales a emplear las imágenes de la retransmisión del partido dentro del propio estadio como considerasen.

Esto abre una nueva vía de ingresos y monetización de contenidos (los partidos o entrenamientos al fin y al cabo). En esta línea, un movimiento que me pareció la mar de interesante fue cuando Microsoft (que sabéis que tiene su campo de pruebas con el patrocinio que mantiene con el Real Madrid) anunciaba un acuerdo con la startup Viuing, que tiene TV desechables. Microsoft buscaba ofrecer a los clubes estas TV, que permitiría enriquecer a un espectador un partido en el propio estadio (pensad el dinero que obtienen los clubes por la venta de entradas… que si la experiencia fuera aún mejor, las entradas todavía podrían ser más caras -aún- en España).

Precio de las entradas al fútbol y asistencia a los estadios (Fuente: http://cdn.20m.es/img/2016/02/17/2110996.jpg?v=20160217064340)
Precio de las entradas al fútbol y asistencia a los estadios (Fuente: http://cdn.20m.es/img/2016/02/17/2110996.jpg?v=20160217064340)

Cuando asistimos a un estadio a ver un partido de fútbol, no siempre la distancia al campo o el ángulo de visionado es el mejor. Por lo que enriquecer la experiencia del espectador con una TV que ofrezca “eso que no se ha podido ver”, parece un movimiento bastante interesante por introducir medios digitales que mejoren todo.

Las aplicaciones móviles corporativas, también pudieran ser otra vía de introducir canales digitales. No solo el Real Madrid y su famosa app goza ya de un éxito importante con las imágenes exclusivas y en directo del vestuario o los banquillos. De nuevo, monetizar contenidos que interesan mucho a unos aficionados muy fidelizados y con ganas de consumir contenidos.

El fútbol y su digitalización, dará mucho que hablar y recorrer para los clubes. La verdad, como suele pasar, mucho está por hacer. Estemos atentos.

La excepcionalidad de Leo Messi: unos números

Messi, tras su parón por una lesión, vuelve a estar en estado de gracia. No sé si alguna vez lo ha dejado de estar. Pero sus últimas actuaciones ha vuelto a poner encima de la mesa el eterno debate: ¿es Messi el mejor jugador de fútbol de la historia? No crean que es una pregunta fácil. Hay diferentes ópticas para dar respuesta a ello: por los números (la visión más utilitarista, y donde más sobresale Messi), por los logros conseguidos (acumula títulos como pocos), por ser decisivo (aquí es donde más dudas hay, especialmente en Argentina, y por su siempre dura comparación con Diego Maradona), por la calidad de los equipos en los que jugaba (aquí de nuevo se le compara con Maradona, que tuvo que decidir y sacar también números espectaculares, pero sin tener al lado a Xavi, Iniesta, Neymar, etc.)

Cuando estos días leía la prensa, me acordaba de dos de mis entradas preferidas hablando de Leo Messi. Dos artículos que hacen un análisis de Leo Messi desde sus números. En diferentes dimensiones. Considerando a un jugador de fútbol desde las múltiples cuestiones que abarca: meter goles, dar pases, no fallar mucho, ser efectivo, etc. Son estos dos artículos: “Lionel Messi made EVERYONE look terrible” y “Lionel Messi Is Impossible“.

Como verán, son dos artículos plagados de cifras. Pero, por no abrumar, voy a centrarme en aquellas que considero más representativas alrededor de la excepcionalidad de Leo Messi. Porque sí, estamos hablando de un jugador totalmente excepcional desde una mirada numérica. Tiene unos registros que nadie nunca jamás ha tenido anteriormente. Empecemos.

Una gráfica para romper el hielo:

Fuente: http://statsbomb.com/2016/04/understand-football-radars-for-mugs-and-muggles/

Sí, podemos considerar a Leo Messi un jugador excepcional. La web statsbomb.com tiene un jugador ficticio, que lo llaman “Joe Average“, que representa la media de diferentes estadísticas. de un jugador delantero o de corte ofensiva. Solo en términos de pérdidas de balón y robos, Messi pierde. En el resto, no solo lo supera, sino que en muchas ocasiones duplica o triplica al jugador medio. Espectacular.

En la visualización anterior, los límites del rádar de visualización representan el top-5% o bottom-5% de la producción estadística de un jugador considerando la media de jugadores de las mejores ligas de fútbol (La Liga Santander, Bundesliga, Premier League, Serie A y Ligue 1). Es decir, Messi, en esas fronteras del “tope de producción“, justo está en la frontera. Es el que marca los límites. Es el que marca todos los récords. Repito, espectactular. Asistencias, disparos efectivos, goles de no-penalty (que siempre es una cifra más representativa de la producción goleadora de un jugador), regates, etc. En todo destaca. Es un jugador total.

En la otra entrada, la titulada de manera muy expresiva como “Lionel Messi is impossible“, el autor analiza todos los aspectos donde Messi destaca. Vamos viendo los diferentes aspectos de la singularidad de este jugadorazo. En primer lugar, otra de las comparaciones odiosas de nuestra era: ¿Lionel Messi o Cristiano Ronaldo? Respuesta:

Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/
Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/

Desde el Mundial 2010, hasta que se escribió ese artículo en 2014, Messi había anotado 291 goles + asistencias en 201 partidos oficiales (club y selección), frente a los 289 goles + asistencias en los 225 partidos del astro luso. Son jugadores, como ven, que de media, no pasan desapercibidos. Si utilizamos la media aritmética simple, en todos los partidos o bien asisten o bien meten. Y en muchos de ellos, encima, lo hacen en dos ocasiones. ¿Quién no querría tenerlos en sus equipos?

Eso sí, Messi tira menos, y lo hacen con más eficiencia que Cristiano Ronaldo:

Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/
Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/

Otra de las estadísticas que más me gustan para detectar jugadores singulares es la ayuda de sus compañeros. Es, como decía antes, mucho de lo que algunos achacan a Messi. Y es que Maradona en su época del Napoles o incluso del Barcelona de esa época, no tenía a jugadores de la talla de los que Messi tiene ahora. Los números, de cualquier manera, no parecen acompañar estas ideas. Messi es un jugador excepcional también en este sentido. Es un jugador con mucha efectividad en sus disparos sin asistencias de sus compañeros. Funciona solo también, y muy bien. Se me acaban los adjetivos ya con él.

Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/
Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/

Y, un jugador con desborde. El regate de Messi, ha sido estudiado en alguna universidad neerlandesa. Cómo puede ese cerebro tomar decisiones tan acertadas en tan poco tiempo. Esa es la pregunta que se hicieron en este estudio. Pero, además de regatear con mucho éxito, lo hace en multitud de ocasiones. De los principales jugadores del mundo, el que más lo intenta, y el que más acierta. Más de 1 de cada 2 regates, son exitosos, intentándolo en más de 8 ocasiones de media por partido. Más que ningún jugador.

Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/
Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/

Ningún jugador, repito, ninguno, lo supera en valor añadido a sus equipos en términos de valor añadido bien cuando dispara, o bien cuando asiste. La mejora en la efectividad de los disparos y las asistencias cuando “Messi está por medio” es realmente excepcional. Ningún jugador le hace sombra.

Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/
Fuente: http://fivethirtyeight.com/features/lionel-messi-is-impossible/

Obviamente, no seré yo el que defienda a capa y espada a un jugador que ha sido incluso defendido de sus supuestos delitos fiscales por su club. Una persona que comete un delito, es un delincuente. No podemos mezclar sus excepcionales números, con nuestros sentimientos hacia el juego de ese jugador. La campaña #TodosSomosLeoMessi me parece un error desde la óptica institucional para el FC Barcelona. Creo, que estos tweets, no debieron ser publicados. Incluso Hacienda se lo pidió, no este humilde blog. Y tampoco este tipo de declaraciones institucionales debieran ser publicadas. La Responsabilidad Social del FC Barcelona quedó muy en entredicho con ese tipo de comentarios.

Campaña del FC Barcelona en defensa de Leo Messi
Campaña del FC Barcelona en defensa de Leo Messi

En definitiva, es probable que sí, estemos hablando del mejor jugador de toda la historia. Leo Messi, un jugador, estadísticamente, excepcional. Al menos, si usamos los números para resolver la duda.

Eibar – Real Sociedad a las 13:00: lo local (hostelero) vs. la globalización (consumo en Asia)

El pasado 24 de Septiembre se celebró a las 13:00 el partido Eibar – Real Sociedad. Ganó el Eibar 2-0. Sin embargo, no voy a hablar de fútbol ni del en sí juego hoy. Sí voy a destacar un hecho ya citado en la frase anterior: se celebró a las 13:00. Un nuevo horario que estrena para esta temporada la Liga Santander (que ha venido a sustituir el nombre que daba su gran competidor).

Se pueden imaginar que cuando el Eibar ascendió a primera división, y encima, cosecha buenos resultados, los hosteleros locales notaron un aumento considerable de la consumición. Y es que la afluencia al campo ha pasado de una media de 1.500 aficionados (y menos) a más de 5.000. Me parece ciertamente objetivo decir que las tradiciones que se estilan por aquí chocan con ese horario. Cuando juega el Athletic, uno de los mejores horarios para poder disfrutar de una experiencia completa son los partidos del sábado a la tarde. Bueno, lo que solían ser, que ahora ya no es tan fácil encontrar partidos en ese horarios. Haces plan de día por Bilbao, comes, pasas la tarde con los amigos por la mítica calle Pozas, vas “calentando” el partido con largas charlas de lo humano y lo divino. Y los hosteleros de la zona, más que contentos.

Pero estas tradiciones, no sé cuánto tiempo nos durarán. Creo que este tipo de horarios de mediodía durante fin de semana y demás, pronto, podrían ser lo normal. Y sino, miren:

Sí, amigas y amigos, es Javier Tebas, presidente de la Liga. Si no les quedaba claro todavía -y con su reelección más aún-, tiene claro que debe internacionalizar su producto. La Liga, que centra parte de su actividad en conseguir una mayor asistencia local a estadios, pero que también quiere trasladar una sensación de lleno que proyectará en la venta de los derechos de Televisión de la Liga por todo el mundo. Y si los clubes no ayudan a ello porque no son capaces de llenar sus gradas, pues multa. Miren:

Fuente: http://blogs.elconfidencial.com/deportes/a-mi-bola/2016-08-04/laliga-grada-tebas-sanciones-clubes_1242524/
Fuente: http://blogs.elconfidencial.com/deportes/a-mi-bola/2016-08-04/laliga-grada-tebas-sanciones-clubes_1242524/

Que la expansión de la Liga hacia Asia es algo imparable los tweets anteriores lo demuestran. Ese horario, por matemáticas, favorece mucho a esa zona del mundo. Que Tebas quiere conseguirlo a “toda costa“, también parece claro. Y que hay un claro choque entre lo “local” y lo “global”, también parece claro. El fútbol español, y los derechos de emisión de los partidos, es el último ejemplo de un debate que se está produciendo en muchos niveles y ámbitos de la vida (generación de riqueza y reparto, traslado de plantas de producción de un lugar a otro, etc.).

Pero, creo, todo esto debiéramos afrontarlo con un debate serio e inclusivo. No es que tenga yo una mayor sensibilidad por un hostelero de Eibar, sino que entiendo que esa anécdota que contaba al principio se produce todos los fines de semana, cuando hay horarios que favorecen la emisión de partidos en Asia frente a la experiencia de los aficionados locales de “pasar el día con el fútbol“. Y favorece a patrocinadores que negocian con las cadenas que emiten los derechos en China o India, frene al hostelero local de Eibar.

Y no, tampoco es que quiera yo ahora volverme proteccionista. Pero sí quiero provocar una reflexión sobre el modelo, y la consideración de todos los factores. El dinero y la explotación de un producto tan jugoso como son los partidos de la Liga requiere de un debate serio. Esto en cierto modo se alinea con lo que estamos viendo fruto de la globalización: la desigualdad interpaís se está reduciendo (fruto sobre todo del crecimiento de los países menos avanzados) y la desigualdad intrapáis está aumentando. Esto provoca que, ahora, en Asia, quieran y puedan ver la liga española de fútbol. Esto hace años era impensable.

El consumo se desplaza hacia estas zonas en crecimiento que van reduciendo su desigualdad con nosotros. Branko Milanovic, uno de los mejores economistas en el mundo en términos de desigualdad, ha publicado recientemente el libro “Global Inequality: A New Approach for the Age of Globalization“. Espero pronto sacar un rato para leerlo. Habla mucho de esta desigualdad “inter” e “intra” de la que hablaba. Entre sus gráficas (que llenan su libro), siempre destaco esta:

Crecimiento de la renta mundial desde 1988 a 2008 (Fuente: http://blog.gdi.manchester.ac.uk/wp-content/uploads/2016/03/P2.jpg)
Crecimiento de la renta mundial desde 1988 a 2008 (Fuente: http://blog.gdi.manchester.ac.uk/wp-content/uploads/2016/03/P2.jpg)

Como podemos ver, esto de la “desigualdad” no es un concepto abstracto y vacío. Milanovic lo desarrolla muy bien; las clases medias de nuestros países desarrollados apenas han visto crecer su renta en los últimos 20 años. Pero sí lo han hecho las antiguamente clases bajas de países emergentes y ya más desarrolladas como China, India, etc.

Se entiende así que estos movimientos por globalizar el fútbol responden a esta tendencia mundial de aprovechar esos crecimientos de renta en esos países. Y, utilizamos el ejemplo de nuestros hosteleros (a los que traslado todo mi apoyo desde este humilde blog) para ejemplificar esta gráfica del bueno de Branko: lo “local” frente a lo “global, un debate serio y complicado que debemos afrontar entre todos.

Espero, disfruten igualmente del partido, sea a la hora que sea. Y “pese” a su globalización.

Sobre la desigualdad en las principales ligas de fútbol: Premier vs. La Liga

Sé que este tema está bastante hablado ya, pero no me resisto a destacar un aspecto sobre todo ello. Estoy hablando, sí, como digo en el título de este artículo, de los ingresos de TV de las principales ligas de fútbol. Todos habremos oído en algún momento hablar sobre cómo en España los derechos de TV están muy mal repartidos, y que los grandes han acaparado grandes cifras. Aspecto que no ocurre en otras ligas.

Para explicarlo, pongo dos gráficos para abrir el artículo, y luego desarrollo un poco más la idea que trato de trasladar. En primer lugar, veremos una gráfica que muestra el reparto de los derechos de TV para la liga 2015/16 en La Liga Española y en la Premier League. A ver si aprecian la “pequña y sutil” diferencia:

Ingresos equipos en La Liga Española 2015/16 (Fuente: http://palco23.com/clubes/20151230/las-cifras-de-la-liga-al-descubierto-cuanto-recibira-cada-club-por-tv/)
Ingresos equipos en La Liga Española 2015/16 (Fuente: http://palco23.com/clubes/20151230/las-cifras-de-la-liga-al-descubierto-cuanto-recibira-cada-club-por-tv/)
Ingresos temporada 2015/16 por derechos de TV en la Premier League (Fuente: http://www.sportingintelligence.com/2016/05/24/where-the-money-went-arsenal-top-pl-prize-cash-table-with-101m-240101/)
Ingresos temporada 2015/16 por derechos de TV en la Premier League (Fuente: http://www.sportingintelligence.com/2016/05/24/where-the-money-went-arsenal-top-pl-prize-cash-table-with-101m-240101/)

En España, del primero (bueno, los dos primeros), FC Barcelona y Real Madrid con 140 millones de €/año al último, UD Las Palmas, con 25 millones de €/año, hay una diferencia de 5.6 veces. En la Premier, del primero, el Arsenal, con aproximadamente 119 millones de € al último, el Aston Villa, con 78 millones de €/año, hay un total de 1.51 veces.

El año pasado, la Premier la ganó el Leicester, partiendo en la casa de apuestas con una cifra de 5000 a 1. Este verano, con varios amigos y grupos de conocidos, especulábamos con las probabilidades que un equipo como el Leicester tendría en España de dar una sorpresa así. El año pasado, tuvimos en la Premier la temporada más impredecible de la historia (no solo por el triunfo del Leicester, sino también por la caída de varios grandes clubes). El 26% de los partidos lo ganaron los equipos que salían perdedores en las apuestas. Como se puede ver en la siguiente gráfica, la liga más igualada e impredecible de la serie histórica:

La impredecibilidad de la Premier League en la temporada 2015/16 (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/2015/12/blogs/game-theory/20151219_woc846.png)
La impredecibilidad de la Premier League en la temporada 2015/16 (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/2015/12/blogs/game-theory/20151219_woc846.png)

Creo que con el reparto económico que hay ahora mismo en España, es poco probable que vayamos a ver situaciones parecidas. Y para el conjunto de los aficionados al fútbol en España, creo que esto es una mala noticia. Mientras la Premier lleva ya varias temporadas buscando cómo igualar todo lo que se pueda el reparto de los derechos. Venimos de una serie histórica en la que, desde que se inició la Premier en 1992-93 con un 2.27 veces de “desigualdad”, hasta el pico que alcanzó en la 1995-96 con un 2.62, no ha dejado de bajar hasta el 1.51 actual. Que, creo, prima mucho el resultado y el espectáculo global en agregado. Como en la NBA.

Además, la gestión de los derechos de TV en la Premier, no paran de mejorarse. Los ingresos domésticos pasarán de los 3.000 millones de libras actuales a los 5.100. Y los derechos internacionales, de los 2.230 millones de libras, a los 3.000. Una tarda de 8.100 millones de libras, que harán que la Premier pueda seguir atrayendo a los mejores, y encima, bien repartidos en los clubes. Y, además, para su reparto, se rigen por:

  • Un reparto fijo para todos los clubes al inicio (55.8 millones de libras)
  • 1.24 millones por posición en la liga ocupada
  • El número de veces en los que sus partidos son emitidos en directo por Sky o BT les dan una cantidad variable

Un reparto así, mezclando Fijo + Variable, que permite un mejor y más equilibrado reparto. Si los clubes ganan dinero básicamente de tres fuentes de ingreso (comerciales -patrocinadores, merchandising, tours, etc.-, derechos de TV y “días de partido” -venta de entradas, áreas VIP, etc.-), creo que las ligas deben permitir este tipo de repartos, dado que es la única palanca que no está en las manos de los clubes (los ingresos comerciales y de “días de partido” son gestionados y conseguidos directamente por los clubes).

Mucho que aprender de la Premier, como vemos. De hecho, quizás no solo de la Premier, dado que la Liga es la más desigual de todas. La Serie A Italiana tiene un ratio de 5 a 1 (5 veces entre el primero y el último), la Liga 1 Francesa un ratio de 3.5 y la Bundesliga, la que más se acerca a la Premier un 2 a 1. Fijense, en términos comparadas, la desigualdad creciente que acumulan el Real Madrid y el Barcelona. Solo la Champions (con un ratio de 30 a 1, lo que hace que el Madrid y el Barsa todavía acumulan más poder, dados sus buenos últimos resultados en dicha competición), supera a la liga española en términos de desigualdad.

Este año, los ingresos no se prevén mejor repartidos. Ello a pesar del Real Decreto Ley de venta centralizada de derechos de TV, porque, a falta de confirmaciones oficiales, sigue habiendo una desigualdad realmente grande (y encima el objetivo es bajar a un ratio de 4 a 1, que le haría seguir siendo una liga muy desigual):

Previsible reparto de derechos de TV temporada 2016/17 (Fuente: http://plusfutbol.es/wp-content/uploads/2016/02/reparto-738x800.jpg)
Previsible reparto de derechos de TV temporada 2016/17 (Fuente: http://plusfutbol.es/wp-content/uploads/2016/02/reparto-738×800.jpg)

La desigualdad no es buena en ningún ámbito de la vida. En el “deporte rey”, tampoco, ni mucho menos. Creo que sería bueno hacer alguna reflexión y actuación más decidida sobre todo ello. La Liga, sino, seguirá siendo la más desigual.

La Premier League se podrá seguir en Twitter

He hablado de Twitter en muchas ocasiones. Es siempre fuente de conversación en el sector entender cuál puede ser su futuro, si finalmente será vendida a alguna de las grandes, o seguirá siendo una empresa independiente, tratando de pelear en el siempre complicado terreno tecnológico. Siempre ha tenido el mismo riesgo que ha corrido Yahoo: no tener claro si es una empresa tecnológica o de contenidos.

Cuando hablé de su última gran caída en bolsa, ya hacía referencia a que parece que ahora tienen más claro que nunca que son una empresa de contenidos. Que su valor es precisamente el dotar de contenidos de calidad a los usuarios, tratando luego de monetizar los mismos a partir de acuerdos publicitarios. Y, de esta manera, íbamos acercando Twitter cada vez más a un escenario televisivo, en el que el usuario podría seguir la actualidad en Twitter, recibiendo anuncios como ya nos pasa cuando vemos la TV.

En esta línea, Twitter acaba de firmar un acuerdo con Sky Sports para la retransmisión en tiempo real de los momentos clave de los partidos de la Premier. Lo hará, a través de la cuenta oficial de Twitter de Sky, que cuenta actualmente con 3 millones de seguidores. Sky, que se ha dejado la friolera de 4.200 millones de libras en los derechos de 126 partidos de la Premier durante los próximos tres años, busca así nuevas maneras de monetizar su inversión. Por otro lado, Twitter busca una nueva manera, igualmente, de encontrar vías de ingresos. Una situación, buena para ambas partes a priori.

sky sports

El acuerdo entre Twitter y a Premier se circunscribe a la 2016/17. Y lo que deja claro es que Twitter, ante las dudas respecto a su futuro que ha generado “aquí y alla”, está pensando en sacar provecho de contenidos en el mundo del deporte. Ya hizo acuerdos similares para la Eurocopa de Francia este 2016 y para Wimbledon, con bastantes buenos resultados. Por lo tanto, un paso más para Twitter en su ligazón con el mundo del deporte. En este caso, con la liga con mayor número de seguidores y fans por todo el mundo.

La comparación con Facebook, en este escenario, parece inevitable. Facebook pagando a clubes y jugadores por usar su plataforma de vídeo, y Twitter llegando a acuerdos para retransmitir momentos clave de la liga más seguida del mundo en tiempo real a través de cuentas de Twitter. La diferencia radica en que a Facebook le valoran mucho sus 1.600 millones de usuarios mensuales, frente a los 310 de Twitter. Su crecimiento parece algo más estancado.

No obstante, no tiene por qué un mayor número reflejar un mayor valor siempre. Y esto Twitter parece que lo tiene claro. Mejor apostar por contenidos de calidad para ese usuario fidelizado que tiene. Pero, no por ello renuncia a la captación de un mayor número de usuarios. Por ello, durante 2015 y 2016, no ha parado de invertir en su plataforma de vídeo, especialmente pensando en las retransmisiones en tiempo real. El éxito de redes como Periscope o Vine, dejan entrever que el nuevo usuario de plataformas de Social Media quiere vídeos. Y los goles y momentos clave de la Premier, como pequeños vídeos que luego se puedan viralizar, parecen un contenido muy apropiado.

Este movimiento vuelve a poner encima de la mesa reflexiones interesantes. Por un lado, el cada vez más acentuado viraje de estas ex-redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) a medios de comunicación que aprovechan contenidos de terceros. La funcionalidad de historias de Instagram anunciada ayer, parece encaminada en la misma línea. Son movimientos orientados a capitalizar los contenidos y dotarles de una sensación de tiempo real y de seguimiento de contenidos que en otra época se verían en la TV. Con la diferencia que ahora son los propios usuarios los que se pueden encargar de gestionar el movimiento e incluso creación de contenidos.

En segundo lugar, de nuevo, me vuelvo a acordar de mis queridos medios de comunicación. Este aura de romanticismo que siempre me hace acordarme de ellos. Tantos y tantos años leyendo periódicos, para que ahora vea como estas plataformas sociales sí están entendiendo el perfil del nuevo lector. Pero, lo que no veo es a estos medios tradicionales entendiendo lo mismo. El lector del futuro consume contenidos en plataformas sociales. E incluso lo hace ya en tiempo real. Entender esta tendencia es importante para que no perdamos su futuro.

Y, en tercer y último lugar, entender al deporte rey como una industria millonaria, con audiencias que se pueden beneficiar de la difusión de contenidos por Internet. Eso la Premier siempre lo ha tenido claro (horarios, nacionalidades de jugadores, patrocinadores regionales, etc.). Por eso, seguramente, Twitter haya empezado por allí.

En definitiva, Twitter alcanzado acuerdos en el mundo del fútbol para tratar de monetizar mejor y más su enorme red de contenidos y base de usuarios. Esperemos la evolución.

Equipos heterogéneos y su rendimiento: la excepcionalidad del Athletic de Bilbao

La heterogeneidad y multidisciplinaridad de los equipos de trabajo es algo que desde el mundo del management y las escuelas de negocio, se lleva trabajando y estudiando desde hace años. En general, se ha considerado siempre, que un equipo heterogéneo (considerando como tal muchas características -edad, género, intereses, disciplinas, etc.-) es bastante más eficiente que uno más homogéneo. Y como tal, desde el área de recursos humanos y sus investigaciones, se ha procurado siempre predicar la idea de mezclar personas diferentes para que salgan buenas ideas.

No es que esto haya cambiado, sino que en los últimos años, con la globalización, esto se ha acentuado. Ahí tenemos el caso de Silicon Valley con equipos de talento de prácticamente cualquier esquina del planeta. O cómo las empresas multinacionales mueven a sus equipos y los mezclan durante los primeros años de carrera, precisamente buscando ganar en ese rendimiento extra que se obtiene gracias a la integración de diferentes culturas, formas de trabajar, etc.

Hay muchos trabajos que se pueden encontrar sobre los costes y beneficios (el análisis que siempre hay que hacer) de cómo los equipos rinden contando con una diversidad importante. Es un tema recurrente en muchos foros: políticas públicas, reclutamiento, admisiones en las universidades, etc. Los beneficios, como decíamos al comienzo, son bastante conocidos. Sin embargo, en los últimos años, también los costes han salido a la luz. Y es que integrar personas tan heterogéneas no es sencillo; negociar empleando múltiples idiomas, tradiciones culturales, etc.

A este respecto, uno de los casos que me ha llamado la atención es este paper: “Heterogeneity and Group Performance: Evaluating the Effect of Cultural Diversity in the World’s Top Soccer League“. Un paper que analiza estos costes y beneficios de la integración heterogénea de personas para los equipos de fútbol. Lo hace para los equipos de las cinco principales ligas Europeas (España, Inglaterra, Francia, Alemania e Italia) que han participado en la Champions League de 2003 a 2012. El objetivo del estudio no era otro que entender cómo la diversificar en el grupo de jugadores afectaba al rendimiento. Los resultados, expresados de una manera gráfica, son éstos:

Fuente: Washington Post
Fuente: Washington Post

Los resultados parecen claros. Hay una relación positiva entre la diversidad y el rendimiento. Pueden ver cómo a los equipos que mejor les ha ido en los últimos años (entre ellos el Sevilla, que destaca especialmente), son aquellos que tienen una alta diversidad lingüística han obtenido mejores resultados que aquellos que no la han tenido. Para evitar posibles sesgos en el análisis, y tal y como se puede encontrar aquí, los investigadores han utilizado los valores de mercado de los jugadores y los clubes para corregir aquellos equipos que emplean a pocos jugadores extranjeros de éxito, y obtienen muy buen0s resultados.

Este trabajo me ha resultado interesante ahora que estamos en época de Eurocopa. Al parecer, otro de los resultados que aparentemente han descubierto es que aquellas selecciones nacionales cuyos jugadores de desempeñan en equipos con alta diversidad, obtienen mejores resultados. La Bundesliga, de hecho, que es la más diversa cultural y lingüística de las cinco principales, al parecer, beneficia mucho al juego posterior de la Alemana.

Otro beneficio de esto es el caso de jugadores nacionales que juegan en ligas extranjeras. Este efecto, al parecer, beneficia especialmente mucho a Brasil y Argentina, naciones conocidas por enviar a sus jugadores a Europa durante muchos años de su carrera profesional. Según esta lógica, Francia y Bélgica, pudieran ser las más beneficiadas por ello. Las casas de apuestas, al parecer, por eso juegan tanto a favor de ellas.

No quiero con esto hacer un llamamiento a construir equipos que tengan un jugador de cada país. Pero sí quiero con este caso enfatizar la singularidad del caso del Athletic de Bilbao. Por favor, no me malinterpreten. No soy un fanático del fútbol (pero sí me gusta mucho), y tampoco lo soy del Athletic de Bilbao. Pero sí soy de Bilbao, y veo lo que ocurre a mí alrededor. Y me gustan mucho los datos, por lo que detectar aspectos singulares es una de las cosas que más me gustan.

Y, en este caso, estamos hablando de una singularidad. Un club, que en sus 118 años de historia, solo ha jugado con jugadores del País Vasco (nacidos o criados). Y, además, con bastante éxito, a tenor de la competitividad de la liga en la que siempre ha jugado (especialmente desde la llegada de la democracia y la Ley Bosman), y sus partidos en Europa. Mi más sincera felicitación al Athletic de Bilbao. Siempre tiene que haber algún outlier de éxito en la norma 🙂