Las redes sociales de los clubes de fútbol: un camino a explorar

Hace unos días, tanto Real Madrid como el FC Barcelona, alcanzaban los 100 millones de fans en su página de Facebook. Como no podía ser de otra manera, ambos clubes se enzarzaban en una “pelea digital” por ser el primero en alcanzar dicha cifra. El Real Madrid lo consiguió unas pocas horas antes que su gran rival.

Real Madrid C.F.
Real Madrid C.F.
FC Barcelona
FC Barcelona

Hace unos días precisamente hablaba sobre los derechos de imagen de los clubes de fútbol (obviamente una de las vías de negocio más importantes que tienen). Hablábamos ahí sobre cómo toda esa gran base de aficionados de alguna manera, se podrá explotar económicamente. Que es, naturalmente, lo que ellos buscan. También hace más semanas, en este otro artículo, hablaba sobre “Las medios digitales y las redes sociales en la internacionalización del fútbol“. En ese artículo decía que:

No debe extrañarnos así que el dinero que ganan por la explotación de los derechos de imagen y demás contenidos audiovisuales sea cada vez mayor. Todo encaja si entendemos que esta era digital, permite maximizar de múltiples maneras esos contenidos. El FC Barcelona, siguiendo con el mismo club, obtiene ya 30 millones de € al año por el negocio digital. Si bien es cierto que ahora mismo gran parte de ese porcentaje corresponde a las ventas de la tienda online (otro elemento que veremos cada vez más). Pero no para de crecer esa pata digital. ¿Llegaremos algún día a ver una plataforma similar a Netflix o HBO pero para el deporte? Es decir, ¿clubes que en tiempo real retransmitan sus propios contenidos para mezclarlo con su merchandising o la mejora de la experiencia del espectador.

Y lo vuelvo a sacar, porque investigando sobre lo que les está trayendo a nivel de engagement del usuario, descubro cifras realmente espectaculares: 1.600.000.000 de visualizaciones de vídeos en 2016 el Real Madrid. Más que cualquier otra entidad deportiva de todo el mundo (¡!).  9 de las 10 mejores publicaciones en Facebook en 2016 (¡!). ¿Y cuál ha sido el más viral? La foto de Messi celebrando el gol definitivo contra el Paris Saint-Germain (PSG) en la Champions League.

Messi celebración gol contra PSG (Fuente: https://i2.wp.com/fcbarcelonasport.com/wp-content/uploads/2017/04/delivered-to-messi-comeback-to-the-image-also-psg.jpg?fit=761%2C428&ssl=1)
Messi celebración gol contra PSG (Fuente: https://i2.wp.com/fcbarcelonasport.com/wp-content/uploads/2017/04/delivered-to-messi-comeback-to-the-image-also-psg.jpg?fit=761%2C428&ssl=1)

Es realmente espectacular esto del fútbol en Facebook. Creo que ya resulta indiscutible. Pero es que si encima miramos los países donde tienen estos seguidores (que obviamente no es solo España), la imaginación de cada uno seguro que genera ideas a nivel de explotación de negocio realmente interesante. Estamos hablando de países en crecimiento y demografías “favorables” (México, Indonesia, India, China, Brasil, etc.) o estables y fuertes (EEUU, Alemania, etc.).

En este contexto, creo que es interesante para las entidades deportivas, entender cuál es el consumidor de estos contenidos digitales, y sobre todo, cómo se comporta y qué le gusta. Quizás muchas de las cuestiones sean triviales, pero ayudarán a poner en contexto por qué todo esto, me parece un terreno súper abonado para hacer cosas realmente interesantes. Los datos los he sacado de Nielsen Sports, de este artículo/informe. Una imagen para contextualizar:

6 de cada 10 españoles usan las redes sociales para informarse sobre el deporte (Fuente: Nielsen Sports)
6 de cada 10 españoles usan las redes sociales para informarse sobre el deporte (Fuente: Nielsen Sports)

Fíjense entre los jóvenes. Que claro, luego se harán mayores. La tendencia habla por sí sola. Las redes sociales, que introducen frescura, novedad e instantaneidad, ha traído lo que antes no se tenía. Antes resultaba para un aficionado difícil seguir el día a día de su equipo: los viajes, los entrenamiento, las ruedas de prensa, etc. Con las redes sociales, todo eso es posible. Y por eso, para los clubes, poder generar esos contenidos que permitan llegar al aficionado con diferentes contenidos, se torna especialmente interesante y atractivo para los objetivos que hemos venido hablando.

Las redes sociales más empleadas en España son Facebook, Twitter e Instagram. Y lo bueno que trae la apertura que ofrecen estas redes es que incluso clubes modestos pueden articular estrategias realmente efectivas para generar una mayor base de usuarios. Porque en las redes, no solo importan los grandes números, sino que importa la efectividad de las comunicaciones enviadas, lo que a nivel técnico llamamos “engagement“. Un post trabajado del Leganés (por poner un ejemplo del más joven llegado a esto de la primera división), quizás genere más efectividad que un entrenamiento del Real Madrid, por ejemplo.

Todo esto me hace pensar que quizás, ahora que las redes sociales ya se van consolidando en nuestro día a día, sería interesante poner en valor la importancia de la comunicación social, y entender los códigos de comunicación que estos espacios sociales tienen. No se crean que esto está tan claro. Llevo más de 8 años formando a personas en todo ello, desde que las redes nacen, se desarrollan e incluso algunas desaparecen. Y la mente de muchos todavía sigue anclada en un formato periodístico tradicional. El usuario de redes sociales quiere participar, comunicarse, interactuar, etc. Y eso no es fácil de entender para muchas marcas.

Por no entrar a hablar del uso de aplicaciones móviles, newsletters o la propia página web. Muchas veces, éstas, convertidas en copias una de otra, pese a ser canales diferentes, que, por su naturaleza, debieran configurar el contenido para generar esa efectividad que citaba.

Queda mucho camino por recorrer. Eso es buena noticia para los que estamos en todo esto. Las redes sociales tienen todavía mucho recorrido para los clubes de fútbol.

Las medios digitales y las redes sociales en la internacionalización del fútbol

Que los medios digitales y las redes sociales están llegando cada vez más al fútbol queda fuera de toda duda. Que las principales empresas dentro de este ecosistema digital (especialmente las redes sociales, como Facebook y Twitter de las que ya hablé aquí y aquí respectivamente) están muy atentas a las oportunidades que esos contenidos generan, también queda fuera de toda duda. Por lo tanto, entender lo que está pasando en esta hibridación entre medios digitales y el fútbol es interesante.

Miremos los principales clubes de fútbol y el cada vez mayor uso que le están dando a estas plataformas para difundir sus mensajes sin la necesidad de intermediarios. Como se puede observar en cinco de los principales equipos (FC Barcelona, Real Madrid, Manchester United, Chelsea y Arsenal), su alcance digital es cada vez mayor. Y cuidan mucho su presencia ahí.

Además, un contenido tan “dinámico” y de tanta llegada como es el fútbol, no puede pasar desapercibido para los anunciantes. En el Barça, por ejemplo, sus aficionados ya saben que sus datos personales (al menos, algunos de ellos) están en manos de los patrocinadores del club, que envían publicidad a través de los medios del club en función del perfil del aficionado. Este discurso del Big Data que tanto hemos repetido, permite hacer estas cosas. Y claro, que los clubes de fútbol quieren tener cada vez más presencia en estas redes, para cada vez, tener más datos sobre sus aficionados, no deja de ser algo “accidental”. Más bien al contrario. Es pura estrategia. Cuanto más conozca de mis aficionados (para eso Facbeook, por ejemplo, es muy bueno), más a su favor podrá negociar con los anunciantes, ¿no?

Esto abre una enorme oportunidad para los equipos más modestos, que con una mínima inversión podrían maximizar sus acuerdos de patrocinio e intentar abrir nuevos mercados en el extranjero. Quizás a futuro los derechos de TV no sean un elemento que fracture tanto a los clubes de fútbol en España.  Para esta temporada 2016/17, Real Madrid y Barça, acumulan 1.285 millones de € de presupuesto, casi lo mismo que los 18 equipos restantes (unos 1.350 millones de €).

Presupuestos de los equipos de 1ª División 2016/17 (Fuente: Roberto Bayón, https://twitter.com/RobertoBayon_?lang=en)
Presupuestos de los equipos de 1ª División 2016/17 (Fuente: Roberto Bayón, https://twitter.com/RobertoBayon_?lang=en)

No debe extrañarnos así que el dinero que ganan por la explotación de los derechos de imagen y demás contenidos audiovisuales sea cada vez mayor. Todo encaja si entendemos que esta era digital, permite maximizar de múltiples maneras esos contenidos. El FC Barcelona, siguiendo con el mismo club, obtiene ya 30 millones de € al año por el negocio digital. Si bien es cierto que ahora mismo gran parte de ese porcentaje corresponde a las ventas de la tienda online (otro elemento que veremos cada vez más). Pero no para de crecer esa pata digital. ¿Llegaremos algún día a ver una plataforma similar a Netflix o HBO pero para el deporte? Es decir, ¿clubes que en tiempo real retransmitan sus propios contenidos para mezclarlo con su merchandising o la mejora de la experiencia del espectador.

En este sentido, no es nada extraña la alianza de los dos grandes clubs de la Liga Santander (Real Madrid y FC Barcelona) con el distribuidor BinBit para Latinoamérica. A menor escala, otros clubs como el Valencia CF o el Villarreal también elaboran sus propios contenidos audiovisuales con canales a través de Internet.

Por otro lado, en 2015, el Real Decreto-ley 5/2015, de medidas urgentes para la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional, autorizó a los clubes que jugasen como locales a emplear las imágenes de la retransmisión del partido dentro del propio estadio como considerasen.

Esto abre una nueva vía de ingresos y monetización de contenidos (los partidos o entrenamientos al fin y al cabo). En esta línea, un movimiento que me pareció la mar de interesante fue cuando Microsoft (que sabéis que tiene su campo de pruebas con el patrocinio que mantiene con el Real Madrid) anunciaba un acuerdo con la startup Viuing, que tiene TV desechables. Microsoft buscaba ofrecer a los clubes estas TV, que permitiría enriquecer a un espectador un partido en el propio estadio (pensad el dinero que obtienen los clubes por la venta de entradas… que si la experiencia fuera aún mejor, las entradas todavía podrían ser más caras -aún- en España).

Precio de las entradas al fútbol y asistencia a los estadios (Fuente: http://cdn.20m.es/img/2016/02/17/2110996.jpg?v=20160217064340)
Precio de las entradas al fútbol y asistencia a los estadios (Fuente: http://cdn.20m.es/img/2016/02/17/2110996.jpg?v=20160217064340)

Cuando asistimos a un estadio a ver un partido de fútbol, no siempre la distancia al campo o el ángulo de visionado es el mejor. Por lo que enriquecer la experiencia del espectador con una TV que ofrezca “eso que no se ha podido ver”, parece un movimiento bastante interesante por introducir medios digitales que mejoren todo.

Las aplicaciones móviles corporativas, también pudieran ser otra vía de introducir canales digitales. No solo el Real Madrid y su famosa app goza ya de un éxito importante con las imágenes exclusivas y en directo del vestuario o los banquillos. De nuevo, monetizar contenidos que interesan mucho a unos aficionados muy fidelizados y con ganas de consumir contenidos.

El fútbol y su digitalización, dará mucho que hablar y recorrer para los clubes. La verdad, como suele pasar, mucho está por hacer. Estemos atentos.

Sobre la desigualdad en las principales ligas de fútbol: Premier vs. La Liga

Sé que este tema está bastante hablado ya, pero no me resisto a destacar un aspecto sobre todo ello. Estoy hablando, sí, como digo en el título de este artículo, de los ingresos de TV de las principales ligas de fútbol. Todos habremos oído en algún momento hablar sobre cómo en España los derechos de TV están muy mal repartidos, y que los grandes han acaparado grandes cifras. Aspecto que no ocurre en otras ligas.

Para explicarlo, pongo dos gráficos para abrir el artículo, y luego desarrollo un poco más la idea que trato de trasladar. En primer lugar, veremos una gráfica que muestra el reparto de los derechos de TV para la liga 2015/16 en La Liga Española y en la Premier League. A ver si aprecian la “pequña y sutil” diferencia:

Ingresos equipos en La Liga Española 2015/16 (Fuente: http://palco23.com/clubes/20151230/las-cifras-de-la-liga-al-descubierto-cuanto-recibira-cada-club-por-tv/)
Ingresos equipos en La Liga Española 2015/16 (Fuente: http://palco23.com/clubes/20151230/las-cifras-de-la-liga-al-descubierto-cuanto-recibira-cada-club-por-tv/)
Ingresos temporada 2015/16 por derechos de TV en la Premier League (Fuente: http://www.sportingintelligence.com/2016/05/24/where-the-money-went-arsenal-top-pl-prize-cash-table-with-101m-240101/)
Ingresos temporada 2015/16 por derechos de TV en la Premier League (Fuente: http://www.sportingintelligence.com/2016/05/24/where-the-money-went-arsenal-top-pl-prize-cash-table-with-101m-240101/)

En España, del primero (bueno, los dos primeros), FC Barcelona y Real Madrid con 140 millones de €/año al último, UD Las Palmas, con 25 millones de €/año, hay una diferencia de 5.6 veces. En la Premier, del primero, el Arsenal, con aproximadamente 119 millones de € al último, el Aston Villa, con 78 millones de €/año, hay un total de 1.51 veces.

El año pasado, la Premier la ganó el Leicester, partiendo en la casa de apuestas con una cifra de 5000 a 1. Este verano, con varios amigos y grupos de conocidos, especulábamos con las probabilidades que un equipo como el Leicester tendría en España de dar una sorpresa así. El año pasado, tuvimos en la Premier la temporada más impredecible de la historia (no solo por el triunfo del Leicester, sino también por la caída de varios grandes clubes). El 26% de los partidos lo ganaron los equipos que salían perdedores en las apuestas. Como se puede ver en la siguiente gráfica, la liga más igualada e impredecible de la serie histórica:

La impredecibilidad de la Premier League en la temporada 2015/16 (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/2015/12/blogs/game-theory/20151219_woc846.png)
La impredecibilidad de la Premier League en la temporada 2015/16 (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/2015/12/blogs/game-theory/20151219_woc846.png)

Creo que con el reparto económico que hay ahora mismo en España, es poco probable que vayamos a ver situaciones parecidas. Y para el conjunto de los aficionados al fútbol en España, creo que esto es una mala noticia. Mientras la Premier lleva ya varias temporadas buscando cómo igualar todo lo que se pueda el reparto de los derechos. Venimos de una serie histórica en la que, desde que se inició la Premier en 1992-93 con un 2.27 veces de “desigualdad”, hasta el pico que alcanzó en la 1995-96 con un 2.62, no ha dejado de bajar hasta el 1.51 actual. Que, creo, prima mucho el resultado y el espectáculo global en agregado. Como en la NBA.

Además, la gestión de los derechos de TV en la Premier, no paran de mejorarse. Los ingresos domésticos pasarán de los 3.000 millones de libras actuales a los 5.100. Y los derechos internacionales, de los 2.230 millones de libras, a los 3.000. Una tarda de 8.100 millones de libras, que harán que la Premier pueda seguir atrayendo a los mejores, y encima, bien repartidos en los clubes. Y, además, para su reparto, se rigen por:

  • Un reparto fijo para todos los clubes al inicio (55.8 millones de libras)
  • 1.24 millones por posición en la liga ocupada
  • El número de veces en los que sus partidos son emitidos en directo por Sky o BT les dan una cantidad variable

Un reparto así, mezclando Fijo + Variable, que permite un mejor y más equilibrado reparto. Si los clubes ganan dinero básicamente de tres fuentes de ingreso (comerciales -patrocinadores, merchandising, tours, etc.-, derechos de TV y “días de partido” -venta de entradas, áreas VIP, etc.-), creo que las ligas deben permitir este tipo de repartos, dado que es la única palanca que no está en las manos de los clubes (los ingresos comerciales y de “días de partido” son gestionados y conseguidos directamente por los clubes).

Mucho que aprender de la Premier, como vemos. De hecho, quizás no solo de la Premier, dado que la Liga es la más desigual de todas. La Serie A Italiana tiene un ratio de 5 a 1 (5 veces entre el primero y el último), la Liga 1 Francesa un ratio de 3.5 y la Bundesliga, la que más se acerca a la Premier un 2 a 1. Fijense, en términos comparadas, la desigualdad creciente que acumulan el Real Madrid y el Barcelona. Solo la Champions (con un ratio de 30 a 1, lo que hace que el Madrid y el Barsa todavía acumulan más poder, dados sus buenos últimos resultados en dicha competición), supera a la liga española en términos de desigualdad.

Este año, los ingresos no se prevén mejor repartidos. Ello a pesar del Real Decreto Ley de venta centralizada de derechos de TV, porque, a falta de confirmaciones oficiales, sigue habiendo una desigualdad realmente grande (y encima el objetivo es bajar a un ratio de 4 a 1, que le haría seguir siendo una liga muy desigual):

Previsible reparto de derechos de TV temporada 2016/17 (Fuente: http://plusfutbol.es/wp-content/uploads/2016/02/reparto-738x800.jpg)
Previsible reparto de derechos de TV temporada 2016/17 (Fuente: http://plusfutbol.es/wp-content/uploads/2016/02/reparto-738×800.jpg)

La desigualdad no es buena en ningún ámbito de la vida. En el “deporte rey”, tampoco, ni mucho menos. Creo que sería bueno hacer alguna reflexión y actuación más decidida sobre todo ello. La Liga, sino, seguirá siendo la más desigual.

El coste de organizar unos Juegos Olímpicos y su retorno social y económico

Como saben, llevamos unos días con los Juegos Olímpicos de Río en marcha. Una edición, esta de 2016, que viene envuelta en la misma polémica que cando se celebró el mundial en dicho país: que un país en el nivel de desarrollo como el que tiene Brasil, acometa grandes inversiones para grandes eventos deportivos. El Mundial de fútbol, con baile de cifras (como suelen ser estos casos, por lo que relativicemos), osciló por los 11.300 millones de dólares en trabajos públicos, dentro de los cuales estaban los 3.600 millones en estadios (nuevos y remodelaciones).

En términos de retorno de estas inversiones, los estudios han dejado claro que contribuyen poco a la rentabilidad futura y a la mejora de la sociedad en general. Por lo tanto, destinar dinero público a todo ello, no se suele sostener por sí solo. Por eso mismo, cuando Brasil organizó el pasado Mundial en 2014, enfatizaba en todo momento que las inversiones se destinarían a infraestructuras de transporte, seguridad y comunicaciones. “Solo” el 25% iría para estadios y otro tipo de instalaciones deportivas. Más allá de si esto luego se consiguió o no (de lo cual hay bastantes dudas), los Juegos vuelven a poner encima de la mesa esta conversación. Esto provoca una reflexión sobre la participación del sector público en todo ello, el retorno que se espera… y, sobre todo, si organizar unos Juegos Olímpicos sale rentable social y económicamente (culturalmente se entiende que sí).

Antes de responder a esta pregunta, vamos a preguntarnos sobre los costes de albergar unos Juegos Olímpicos. Para ello, he encontrado este estudio de Bent Flyvbjerg y Allison Stewart, de la Saïd Business School de Oxford, que han estudiado los costes deportivos de los Juegos Olímpicos de Verano e Invierno desde 1968. Básicamente, los costes de organizar unos Juegos Olímpicos caen en tres categorías:

  1. Costes de infraestructura de los JJOO: costes de construcción o remodelación de la infraestructura en términos de estadios, instalaciones deportivas, centro de prensa y medios, centro de emisiones, etc. Pueden ser ejecutados por las Administraciones Públicas o por empresas privadas.
  2. Costes operacionales de los JJOO: costes de “ejecución” y “operación” de los JJOO una vez se ponen en marcha. Incluyen aspectos como la tecnología, el transporte, trabajadores, costes administrativos, seguridad, catering, ceromonias, servicios sanitarios, etc.
  3. Otros costes indirectos: infraestructura aérea/ferroviaria, mejoras de la infraestructura hotelera o turística, etc. Son costes indirectos porque luego podrán tener otro uso más allá del campo deportivo, pero también deben ser considerados de algún modo.

Flyvbjerg y Stewart, los autores de dicho estudio, se centran en los costes (1) y (2), que consideran son los más directamente relacionados e imputables a los JJOO. Pues bien, considerando los mismos, en la siguiente imagen se representan los costes por cada edición de los JJOO de Verano e Invierno. Las cantidades han sido ajustados a dólares de 2015 para hacerlo comparable. El coste medio de albergarlos ha sido de 3.600 millones de dólares. Con algunas grandes excepciones, llamando la atención especialmente las que se han ido “para arriba”.

Costes de los Juegos Olímpicos en términos deportivos (Fuente: Business Insider)
Costes de los Juegos Olímpicos en términos deportivos (Fuente: Business Insider)

Las cifras todavía empeoran a tenor que ningún presupuesto se cumplió. Estos costes que salen arriba representados, tuvieron, sobre presupuesto, una desviación media del 167%. Solo Pekín 2008  (4%) y Vancouver 2010 (17%), tuvieron una desviación baja. Entiendo que cuando un cargo público o político se pone a pensar en organizar unos Juegos Olímpicos, tendrá estas cifras en la cabeza. Y muchos de ellos se echarán para atrás de pensar que cualquier presupuesto que hagan, tendrá un ¡¡¡sobrecoste de un 167%!!! (me parece escandalosa la cifra cada vez que la leo).

Visto todo esto, una conversación interesante podría producirse alrededor de la participación del sector público en todo ello. En Londres 2012, fue del 90%. En Río 2016, parece que ha sido menor. Es decir, que el sector privado parece que no suele tener un papel preponderante. ¿Quizás sabedor de todo esto que comentábamos en el párrafo anterior?

Una vez hablado de los costes, es bueno entonces hablar del retorno. Voy a centrarme en la parte económica, dado que si esta se produce en términos favorables, y a sabiendas del papel importante que tiene el sector público, es imaginable que podrían revertir así los ingresos en el conjunto de la sociedad (si no hay por medio cosas que no se debieran producir). Cogiendo los ingresos directos (los indirectos siempre generan más dudas en cuanto a su cálculo), nos salen para ediciones anteriores, y considerando este paper como referencia, lo siguiente:

Ingresos directos de unos JJOO (Fuente: http://nccur.lib.nccu.edu.tw/bitstream/140.119/37406/7/803007.pdf)
Ingresos directos de unos JJOO (Fuente: http://nccur.lib.nccu.edu.tw/bitstream/140.119/37406/7/803007.pdf)

Pero, siempre hay un “pero”. El Comité Olímpico Internacional, ha pasado de quedarse con un 4% de los ingresos televisivos en 1990, al 70% que se queda hoy en día. Las ciudades, con el resto. Por lo tanto, una de las principales partidas, ya ven que la comisión que se cobra el COI es importante. Quizás momento de reflexionar sobre todo ello. El libro “Circus Maximus”, de Andrew Zimbalist, habla en esa clave. Un negocio, éste de los JJOO,  Los spónsors, que son la otra fuente de ingresos… pues ya decíamos antes el papel que quiere asumir el sector privado. Por lo tanto, aumentar ingresos por esa vía, complicado.

Los ingresos TV a repartir en el comité organizador local y el COI (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/print-edition/20150228_BKC290.png)
Los ingresos TV a repartir en el comité organizador local y el COI (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/print-edition/20150228_BKC290.png)

Dicho todo esto, ¿de verdad que es buena idea que nuestras ciudades, organicen JJOO? A sabiendas que es un negocio malísimo (como hemos venido comentando a lo largo de este artículo), sus beneficios hay que mirarlos desde otra óptica (revitalizar una ciudad como Barcelona, por ejemplo, que sí lo consiguió). Solo Los Ángeles consiguió retornar Qué hacer posteriormente con la infraestructura, además, en muchas ocasiones genera muchos problemas para las autoridades locales. ¿Quizás es la hora de dejar de pujar por organizar? ¿Llevarlos a una sede fija? ¿O rotatoria?

No lo sé, pero desde luego, que por los beneficios para todos, no va a ser. Solo Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992, se puedan considerar casos de éxito. El primero, por la implicación que consiguió del sector privado y por la falta de inversión, y el segundo, por los ingresos indirectos obtenidos. Como veis, no por los JJOO directamente.

El fichaje de Pogba y la supuesta locura del fútbol: unos números para entenderlo

Los dueños del Manchester United son algo diferentes al resto de los que en los últimos años han comprado equipos de fútbol. Ven el fútbol como un negocio. Sé que a muchos les sorprenderá esta afirmación, pero el fútbol es un negocio ruinoso. Esto lo cuenta muy bien el libro Soccernomics, que a los que les guste los datos y el fútbol (como a mí), es un libro imprescindible.

El Manchester United tiene unos acuerdos de generación de ingresos realmente impresionantes. Para que se hagan a la idea, un equipo de fútbol de los grandes de este Siglo XXI, genera ingresos por tres vías:

  • Ingresos del “día de partido”: entradas, comidas, bebidas, etc.
  • Ingresos televisivos: derechos de retransmisión de sus partidos
  • Ingresos comerciales: espónsors, venta de camisetas, etc.

Según el último informe de Deloitte Football Money League, a nivel de ingresos de la temporada 2015/16, detrás de los 577 millones de € del Real Madrid y de los 560.8 millones del FC Barcelona, aparece el Manchester United con sus 520 millones de €. Debido a su falta de éxitos deportivos recientes, que no cuente con un grandísimo estadio, y que los derechos de TV en Inglaterra son negociados de una manera más igualitaria, aparecer en tercer lugar es bastante meritorio. Y ello se debe a que es el equipo que más ingresos comerciales tiene, con 270 millones de €. Como decía al comienzo, los dueños del club son auténticas máquinas monetizando al Manchester United.

Contaba en este artículo que escribí hace unos meses para hablar del negocio mundial del fútbol, lo siguiente sobre e Manchester United:

Miremos por ejemplo el Manchester United. Desde este 1 de Agosto, Adidas le paga la friolera de 94 millones de € al año (más del doble de lo que paga a Chelsea o Real Madrid; o el triple de lo que paga al Bayern) por vestirles. Además, recibe otros 70 millones de Chevrolet (el Real Madrid y Barcelona reciben aproximadamente la mitad de Fly Emirates y Qatar Foundation respectivamente). El Manchester explota su audiencia de manera regional. Es decir, como en su propia web explica, “patrocinadores regionales” que pagan por ligar sus marcas a un club con seguidores por todo el mundo. De ahí el guiño de tener jugadores de todas las puntas del mundo, y que son verdaderos influenciadores/seguidos en sus países de origen.

Es el club que más ingresos de su principal patrocinador tiene, como se puede apreciar en la siguiente gráfica (y suponen solo un trozo de la tarta, un 9% de los ingresos totales del club):

manchester united
Fuente: http://www.sportingintelligence.com/wp-content/uploads/2016/07/PL-shirts-16-17.jpg

Por lo tanto, el Manchester, caja y dinero tienen. Con todo este contexto, voy a lo que realmente quería explicar en este artículo. Todo parece indicar, que Paul Pogba fichará por el Manchester United por una cantidad cercana a los 120 millones de €. El hecho en sí me da igual. Lo que quiero comentar es la supuesta locura en la que se haya metido el fútbol, para que un equipo pague esa cifra. Antes de poner algo de números, pensemos algunas cosas adicionales.

El Manchester, si quiere volver al reinado que tuvo, necesita fortalecerse. No lo tiene fácil para atraer jugadores, no solo ya por los grandes contratos que tienen en otros clubes, sino porque el próximo año no jugará la Champions League. Sin la posibilidad de fichar a Neymar, Gareth Bale, Higuaín o Cesc (todo jugadores con los que se le habían relacionado), necesitaba tirar de talonario con algún jugador que pudiera aportar algo grande, incluyéndolo dentro del esquema de Mourinho. Y ese hombre podía ser Pogba: jugador total, que completa pases, intercepta, genera ocasiones de gol, marca, regatea, es difícil de regatear, contribuye a las transiciones rápidas, etc.

Y con esto, llegamos a lo que muchos llaman el fichaje más caro de la historia del fútbol. Superando el fichaje de Bale, Cristiano Ronaldo o Neymar (si algún día sabemos la cifra final, claro, mejor podremos comparar). Considerando la inflación y el valor del dinero en el tiempo, Zidane y su fichaje en 2001 por 75 millones de euros sigue siendo el más caro de la historia. Pero, aún así, Pogba le ganaría a su compatriota francés.

¿Hay una inflación en los fichajes? Es decir, ¿se nos está yendo de las manos los fichajes y su valor? Hay un estudio bastante largo para la Premier League que calcula el precio promedio que se paga por los fichajes, concluyendo que el índice de precios de fichajes sube mucho más rápido que la inflación.

transfer price index
Transfer Price Index o Índice de Precios en Fichajes: inflación (Fuente: https://sports-images.vice.com/images/2015/08/04/evaluating-the-evolution-of-the-transfer-window-in-the-premier-league-era-body-image-1438698072.jpg?output-quality=75)

Pero, y con esto termino, obviamos en estos comentarios que también han crecido enormemente los presupuestos. Esto es lo que hay que entender cuando valoremos fichajes. La siguiente tabla muestra el ratio entre el coste del traspaso y el presupuesto anunal de ingresos del Manchester United en libras. No importa la divisa, porque lo importante es la última columna: el coste del fichaje sobre el total del presupuesto. Y, así, vemos como Pogba no es el fichaje más costoso de la historia para el Manchester, sino el tercero:

Fichajes del Manchester United
Fichajes del Manchester United

En el mundo de las empresas, cuando se hace un presupuesto, básicamente se calculan dos elementos: gastos corrientes e inversiones. El fichaje de Pogba, respondería a este último capítulo, las inversiones que una empresa (un equipo de fútbol en este caso), realiza, para la mejora de su productividad. Que se destine el 20% del presupuesto a nuevas inversiones de gran impacto, no me parece una barbaridad. 

De todo esto ya hablé en este artículo. Cuando vemos que incluso a Facebook le interesa mucho que sean los propios clubes y los jugadores los que generen contenidos para ella, es que este negocio que es el fútbol mueve muchas pasiones. Pero lo que no debe es movernos de nuestros análisis numéricos y cálculos racionales. El fichaje de Pogba, así lo muestra.

Facebook ficha a los principales equipos de fútbol: ¿para qué?

Hace unas semanas, cuando hablé de Facebook y de los cambios en su muro de notificaciones, ya comenté que Facebook estaba incentivando y promoviendo mucho el uso por parte de los que formamos parte de la ex-red social de Facebook Live videos e Instant Articles. Lo que busca no es otra cosa que generemos más y más contenido. Y encima, el vídeo le interesa mucho, seguramente por ser el formato de su principal base de usuarios, esos que se informan a diario en el actual medio de comunicación que es Facebook.

Esta es la principal diferencia que tiene Facebook o Google, como empresas de Internet, frento a otras como Yahoo: nosotros les regalamos los contenidos. Nosotros somos los generadores de su materia prima, por lo que sus márgenes operativos son realmente espectaculares. Y su crecimiento y escalabilidad, mucha más sencilla que la del resto. Cuando luego quieran competir, partirán siempre con desventaja.

Me acordaba de esto esta mañana mientras leía Wall Street Journal y he topado con este artículo. Básicamente, que Facebook ha fichado a varios equipos de fútbol y sus correspondientes estrellas para que usen Facebook Live, la herramienta para creación de vídeos que dispone. Esto no es nada nuevo; ya el mes pasado anunció que había fichado hasta 140 celebrities para hacer exactamente lo mismo.

Las cantidades que va a pagar son “pequeñas”, en escala Facebook, pero pueden expresar una intencionalidad clara:

facebook liveo
Fuente: http://www.wsj.com/articles/facebook-enlists-soccer-elite-to-help-live-video-1469727818

El Barcelona, se convierte así, el 18º mejor pagado de la plataforma. La entidad que más cobra por el uso incentivado de Facebook Live es BuzzFeed, con un contrato de 3,05 millones, seguido de New York Times con 3,03 y CNN con 2,51 millones de vídeos. No se extrañen si empiezan a ver su Facebook rodeado de estos vídeos. Fijense en estos dos ejemplos de su mejor pagado, el FC Barcelona:

En esta era digital, las audiencias traspasan las fronteras. Fijense que para un club, su principal métrica de éxito ya no solo radica en las personas que acuden a ver el entrenamiento, por mucho que los telediarios se empeñen en ello. Estamos hablando de una audiencia global y mundial de 500.000 personas viendo la presentación de su última estrella. El negocio del fútbol, como también dijimos, traspasa fronteras y hará que aumenten más y más los ingresos de los clubes de fútbol.

Cuando hablaba de la compra de Yahoo por parte de Verizon, ya señalé que sus contenidos deportivos eran uno de los mayores intereses. Es un contenido muy consumido por la audiencia móvil, por lo que también, muy jugoso para toda la industria millonaria de publicidad móvil digital. Por ello, ahí están entrando todos. Twitter, ya ha firmado contratos con la NBA, la NFL y la NHL. El objetivo no es otro que los contenidos generados durante la retransmisión de los partidos de dichas ligas. Snapchat ha hecho lo propio con otro operador.

En todo ello se observa una tendencia clara de transformación de red social a empresa de contenidos. Un medio de comunicación de este siglo XXI. Y vemos, algo que he señalado en multitud de ocasiones: estas plataformas sociales aparentemente gratuitas, se nutren de ello, de que las entendamos como un lugar donde informarnos y entretenernos.

 Y, como telón de fondo, está el debate sobre los medios de comunicación en este Siglo XXI. Cuál será su futuro, y a qué se pueden agarrar para seguir en esta disputa. Hasta un humilde blogero como yo, les quita (algo) de tráfico (poco). Tienen competidores por todos los lados, y además, con un músculo financiero importante (léase Facebook o Google). ¿A qué se podrán agarrar para seguir siendo competitivos? Ojalá tuviera respuesta. A los que hemos comprado el periódico en papel toda la vida, nos produce cierta pena. Esperamos poder encontrar el camino por ahí entre todos, quizás hibridando los conceptos de red social y medio de comunicación. Siguiendo, en definitiva, a estos grandes imperios de la comunicación como Facebook o Twitter.