El coste de organizar unos Juegos Olímpicos y su retorno social y económico

Como saben, llevamos unos días con los Juegos Olímpicos de Río en marcha. Una edición, esta de 2016, que viene envuelta en la misma polémica que cando se celebró el mundial en dicho país: que un país en el nivel de desarrollo como el que tiene Brasil, acometa grandes inversiones para grandes eventos deportivos. El Mundial de fútbol, con baile de cifras (como suelen ser estos casos, por lo que relativicemos), osciló por los 11.300 millones de dólares en trabajos públicos, dentro de los cuales estaban los 3.600 millones en estadios (nuevos y remodelaciones).

En términos de retorno de estas inversiones, los estudios han dejado claro que contribuyen poco a la rentabilidad futura y a la mejora de la sociedad en general. Por lo tanto, destinar dinero público a todo ello, no se suele sostener por sí solo. Por eso mismo, cuando Brasil organizó el pasado Mundial en 2014, enfatizaba en todo momento que las inversiones se destinarían a infraestructuras de transporte, seguridad y comunicaciones. “Solo” el 25% iría para estadios y otro tipo de instalaciones deportivas. Más allá de si esto luego se consiguió o no (de lo cual hay bastantes dudas), los Juegos vuelven a poner encima de la mesa esta conversación. Esto provoca una reflexión sobre la participación del sector público en todo ello, el retorno que se espera… y, sobre todo, si organizar unos Juegos Olímpicos sale rentable social y económicamente (culturalmente se entiende que sí).

Antes de responder a esta pregunta, vamos a preguntarnos sobre los costes de albergar unos Juegos Olímpicos. Para ello, he encontrado este estudio de Bent Flyvbjerg y Allison Stewart, de la Saïd Business School de Oxford, que han estudiado los costes deportivos de los Juegos Olímpicos de Verano e Invierno desde 1968. Básicamente, los costes de organizar unos Juegos Olímpicos caen en tres categorías:

  1. Costes de infraestructura de los JJOO: costes de construcción o remodelación de la infraestructura en términos de estadios, instalaciones deportivas, centro de prensa y medios, centro de emisiones, etc. Pueden ser ejecutados por las Administraciones Públicas o por empresas privadas.
  2. Costes operacionales de los JJOO: costes de “ejecución” y “operación” de los JJOO una vez se ponen en marcha. Incluyen aspectos como la tecnología, el transporte, trabajadores, costes administrativos, seguridad, catering, ceromonias, servicios sanitarios, etc.
  3. Otros costes indirectos: infraestructura aérea/ferroviaria, mejoras de la infraestructura hotelera o turística, etc. Son costes indirectos porque luego podrán tener otro uso más allá del campo deportivo, pero también deben ser considerados de algún modo.

Flyvbjerg y Stewart, los autores de dicho estudio, se centran en los costes (1) y (2), que consideran son los más directamente relacionados e imputables a los JJOO. Pues bien, considerando los mismos, en la siguiente imagen se representan los costes por cada edición de los JJOO de Verano e Invierno. Las cantidades han sido ajustados a dólares de 2015 para hacerlo comparable. El coste medio de albergarlos ha sido de 3.600 millones de dólares. Con algunas grandes excepciones, llamando la atención especialmente las que se han ido “para arriba”.

Costes de los Juegos Olímpicos en términos deportivos (Fuente: Business Insider)
Costes de los Juegos Olímpicos en términos deportivos (Fuente: Business Insider)

Las cifras todavía empeoran a tenor que ningún presupuesto se cumplió. Estos costes que salen arriba representados, tuvieron, sobre presupuesto, una desviación media del 167%. Solo Pekín 2008  (4%) y Vancouver 2010 (17%), tuvieron una desviación baja. Entiendo que cuando un cargo público o político se pone a pensar en organizar unos Juegos Olímpicos, tendrá estas cifras en la cabeza. Y muchos de ellos se echarán para atrás de pensar que cualquier presupuesto que hagan, tendrá un ¡¡¡sobrecoste de un 167%!!! (me parece escandalosa la cifra cada vez que la leo).

Visto todo esto, una conversación interesante podría producirse alrededor de la participación del sector público en todo ello. En Londres 2012, fue del 90%. En Río 2016, parece que ha sido menor. Es decir, que el sector privado parece que no suele tener un papel preponderante. ¿Quizás sabedor de todo esto que comentábamos en el párrafo anterior?

Una vez hablado de los costes, es bueno entonces hablar del retorno. Voy a centrarme en la parte económica, dado que si esta se produce en términos favorables, y a sabiendas del papel importante que tiene el sector público, es imaginable que podrían revertir así los ingresos en el conjunto de la sociedad (si no hay por medio cosas que no se debieran producir). Cogiendo los ingresos directos (los indirectos siempre generan más dudas en cuanto a su cálculo), nos salen para ediciones anteriores, y considerando este paper como referencia, lo siguiente:

Ingresos directos de unos JJOO (Fuente: http://nccur.lib.nccu.edu.tw/bitstream/140.119/37406/7/803007.pdf)
Ingresos directos de unos JJOO (Fuente: http://nccur.lib.nccu.edu.tw/bitstream/140.119/37406/7/803007.pdf)

Pero, siempre hay un “pero”. El Comité Olímpico Internacional, ha pasado de quedarse con un 4% de los ingresos televisivos en 1990, al 70% que se queda hoy en día. Las ciudades, con el resto. Por lo tanto, una de las principales partidas, ya ven que la comisión que se cobra el COI es importante. Quizás momento de reflexionar sobre todo ello. El libro “Circus Maximus”, de Andrew Zimbalist, habla en esa clave. Un negocio, éste de los JJOO,  Los spónsors, que son la otra fuente de ingresos… pues ya decíamos antes el papel que quiere asumir el sector privado. Por lo tanto, aumentar ingresos por esa vía, complicado.

Los ingresos TV a repartir en el comité organizador local y el COI (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/print-edition/20150228_BKC290.png)
Los ingresos TV a repartir en el comité organizador local y el COI (Fuente: http://cdn.static-economist.com/sites/default/files/imagecache/original-size/images/print-edition/20150228_BKC290.png)

Dicho todo esto, ¿de verdad que es buena idea que nuestras ciudades, organicen JJOO? A sabiendas que es un negocio malísimo (como hemos venido comentando a lo largo de este artículo), sus beneficios hay que mirarlos desde otra óptica (revitalizar una ciudad como Barcelona, por ejemplo, que sí lo consiguió). Solo Los Ángeles consiguió retornar Qué hacer posteriormente con la infraestructura, además, en muchas ocasiones genera muchos problemas para las autoridades locales. ¿Quizás es la hora de dejar de pujar por organizar? ¿Llevarlos a una sede fija? ¿O rotatoria?

No lo sé, pero desde luego, que por los beneficios para todos, no va a ser. Solo Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992, se puedan considerar casos de éxito. El primero, por la implicación que consiguió del sector privado y por la falta de inversión, y el segundo, por los ingresos indirectos obtenidos. Como veis, no por los JJOO directamente.

Cuatro empresas tecnológicas son las más valiosas del mundo

El bajo precio del petróleo está provocando muchos efectos. Uno de ellos, quizás menos comentados que el resto, es que ha aupado a las cuatro primeras posiciones en cuanto a cotización bursátil a cuatro empresas tecnológicas. Aquí os dejo un gráfico de la evolución de la acción de estas cuatro empresas, en orden: Alphabet (Google), Apple, Microsoft y Facebook.

Evolución de la cotización bursátil de las cuatro grandes empresas tecnológicas: Alphabet, Apple, Microsoft y Facebook (Fuente: Yahoo Finances)
Evolución de la cotización bursátil de las cuatro grandes empresas tecnológicas: Alphabet, Apple, Microsoft y Facebook (Fuente: Yahoo Finances)

Alphabet (el grupo de “empresas Google”), Apple, Microsoft y Facebook, copan ahora el ranking, y acumulan un valor en bolsa por 2.000.000.000.000 dólares, es decir, 2 trillones de dólares en nuestra manera de expresar estas unidades, distribuido de la siguiente manera:

  • Alphabet: 547.100 millones de dólares
  • Apple: 529.300 millones de dólares
  • Microsoft: 425.700 millones de dólares
  • Facebook: 326.200 millones de dólares

Estos movimientos, producidos las últimas semanas, tienen su explicación. Y es de lo que quería tratar en este artículo. Esta era digital, que hemos comentado en varias ocasiones, está produciendo valor de manera constante. Estas empresas lo saben, por lo que de diferente manera, pero que hayan pasado a ser las empresas más valiosas del mundo no nos sorprende a muchos. Es la industria que más está transformando modelos de negocio, cadenas de valor, formas de relacinarse y comunicarse, medios de comunicación e información, etc. Veamos caso por caso.

Alphabet, la antigua Google, no superaba a Apple desde 2010. Es además la empresa que mejores perspectivas a largo plazo presenta para los analistas. Básicamente derivado de su apuesta por la innovación y el valor que esta representa. A diferencia de Apple, más centrada en el hardware, Alphabet está inmersa en más proyectos de software e innovación, metiendo sus tenatáculos en sectores tan diversos como la robótica, automazatización, extensión de la vida de las personas y el bienestar, vehículos autónomos, etc. Sectores con mucho potencial. Si bien a corto plazo pudieran erosionar sus márgenes, todavía hoy en día presenta unos márgenes netos superiores a Apple (un 34,05 de cada 100 euros son beneficio limpio, frente al 21,99 de Apple). Además, está tratando de convencer a los inversores que en la transición de la web al móvil, lo está haciendo bien y mantiene su dominio. Según eMarketer, Google tiene el 32% del mercado de publicidad móvil, frente al 20% de Facebook, en segundo lugar. A mí el interrogante que siempre tendré con Google es cómo poder diversificar su actividad de la publicidad, que tantas dudas me genera en esta era de la publicidad omnipresente digital. 

Apple, está con cierto retroceso en las últimas semanas. Las cifras de ventas de su referente, el iPhone, no han sido las esperadas. “Solo” han crecido las ventas un 1%, el peor resultado de la historia. Y este es su principal problema, que depende excesivamente de su dispositivo inteligente. Representa un 66% de sus ingresos. Los ingresos por el MAC y el iPad, encima, han caído. Los analistas incluso empiezan a especular que el mercado de Apple pudiera estar saturándose; ya tienen a la población mundial de mayor poder adquisitivo. Por lo que o bien empiezan a fabricar y comercializar dispositivos de menor coste (una estrategia para competir con Android), o pudieran tenerlo complicado a corto plazo. Sin embargo, el grado de fidelización de sus clientes es alto e importante. Han construido una comunidad de clientes y usuarios a los que les encanta ir a sus tiendas a adquirir sus productos y servicios. Pero necesita siempre nuevas categorías de productos para que este modelo siga funcionan. ¿Será el reloj? ¿Serán las televisiones? ¿Serán los coches? No sé cuál, pero Apple necesita esa nueva categoría.

Microsoft, creo que Satya Nadella está dejando bien atrás los horrendos años vividos por la marca con su antecesor Steve Ballmer (un directivo que destruyó mucho valor que había ganado esta compañía como sistema operativo y software de edición ofimática). En pleno proceso de transformación de su negocio, se está orientando a los servicios en la nube y el software que puede funcionar sobre dicho entorno. Su línea de negocio Azure, su gran apuesta en esta línea, creció un 140% (hasta el 16,2% del mercado), solo por detrás de Amazon Web Services (que tiene un 27,2% del mercado), pero por delante de Google (3,6%) e IBM. Con esta plataforma, están entrando y apostando fuerte por paradigmas como el Internet de las Cosas o el Big Data (que tanto hablar nos está dando). Dada su diversificación y orientación de negocio, si lo sigue haciendo bien, creo que Microsoft ha vuelto para quedarse en el top de nuevo.

Facebook, la red social más grande del mundo, ha mostrado buenos resultados, y sigue anunciando buenas noticias del resto de sus patas de negocio: Whatsapp ha superado ya los 1.000 millones de usuarios e Instragram ya ha superado también los 400 millones. Sabe, además, que está en un sector inestable, donde el ciclo de vida de otros proyectos sociales ha sido realmente corto por no saber estar reinventándose en todo momento. De ahí la importancia para Facebook de estar constatemente adquiriendo cualquier empresa que le pudiera llegar a hacer sombra (Whatsapp o Instagram). Dada su capacidad organizativa por integrar equipos y compañías, es capaz de hacerlo sin alterar lo más mínimo el valor que ya generaban por separado. Su modelo de generación de dinero a través de los datos de audiencia gracias a los contenidos que les regalamos, está cada vez más en el centro de análisis. Los usuarios y su privacidad cada vez preguntan más sobre ello. ¿Llegará Facebook algún día a tener problemas? No lo sé. Pero como ya dije hace algunas semanas, Facebook tiene una infraestructura social, con muchísimos datos y usuarios, que, entiendo, permitirá crear muchas empresas y nuevos modelos de generación de valor y negocio. Por lo tanto, le auguro un buen futuro.

Como ven, esta era digital sigue produciendo grandes titulares, promesas y reflexiones. ¿Estaremos en el pico de una burbuja? ¿Será esta una nueva realidad a la que nos debamos acostumbrar? ¿Deberemos empezar a pensar cómo en nuestros negocios podemos aprovechar este movimiento? ¿Podrían llegar a ser tan grandes monopolios que ni los estados pudieran con ella? (noticia de Apple y el FBI) Pensemos en ello, y sigamos escribiendo sobre estas tendencias de empresas tecnológicas.

 

El enésimo episodio de “Hazte millonario sin estudiar” y por qué la universidad es otra cosa

Es difícil que pase un mes sin que por las redes sociales circule de nuevo una noticia o gráfica como esta que vemos aquí:

Los millonarios sin títulos universitarios (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/-ctlGbzE1tM0/UXppKFYAh8I/AAAAAAAAL0g/aGTJoIWiZwU/s640/millonarios-sin-estudio.jpg)
Los millonarios sin títulos universitarios (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/-ctlGbzE1tM0/UXppKFYAh8I/AAAAAAAAL0g/aGTJoIWiZwU/s640/millonarios-sin-estudio.jpg)

Hace unos días, también salía esta noticia del responsable de RRHH de Google: “El expediente académico no sirve para nada“. La consultora Ernst & Young, el pasado Agosto, era noticia por lo mismo: “‘No evidence’ that success at university is linked to achievement in professional assessments, accountancy firm says“. Creo que toda esta oleada de ataques contra nuestros quéhaceres universitarios se deben a que las grandes empresas quieren en cierto modo tener un papel más activo en el conocimiento y el desarrollo de competencias. Es más, que Google anda detrás del sector universitario es cada vez un rumor mayor.

No puedo estar más en desacuerdo con esta forma de entender la universidad. En este artículo, el autor dice una frase bastante lapidaria: “Ni el estudio es garantía del éxito, ni el no contar con un título es garantía del fracaso“. Si os fijáis, es muy diferente decir que “los estudios no son garantía, y tampoco el no tenerlos” que “el expediente académico no sirve para nada“. Si yo fuera el que selecciona (que lo hago en ocasiones), y supongamos que tengo que hacerlo al azar entre 100 candidatos, prefiero que sea entre candidatos que tengan estudios universitarios, que entre 100 que no los tengan. Es cierto que hay muchos más factores de éxito, pero sí creo que por lo menos reduce las probabilidades de fracaso el hecho de contar con estudios universitarios.

Ojo con qué entendemos por universidad. Ya hace 5 años que escribí mucho sobre todo ello, e incluso hice un par de charlas sobre todo ello.

Universidad viene de universitas, por “asociación de iguales” (corporación o gremio) en latín medieval. Hace referencia a un gremio de maestros o estudiantes.

Quizás es que con cierta frecuencia confundamos las universidades con las escuelas de negocio, sinónimo de competitividad en el mercado. Éstas, nacieron en la segunda mitad del Siglo XIX para preparar a la élite que debía dirigir y gobernar las empresas en el capitalismo de la era industrial. Las universidades no son escuelas de negocio. Las universidades, el equivalente a un ágora, a la academia de Platón, donde se reflexiona y se sintetiza el conocimiento. Requiere alumnos inquietos intelectualmente, requiere rigor científico, requiere reflexión e investigación en todas las materias del conocimiento humano.

Suelo decir que el papel de la universidad hoy en día es facilitar entender sociedades complejas que conforman un mundo aún más complejo. Nuestra misión es dotar al estudiante de capacidades, herramientas y habilidades para mejorar nuestro mundo a través de una transformación responsable, humana y ética. ¿Es esta visión de la universidad compatible con esos mantras dominantes de las grandes empresas? No lo veo.

La responsabilidad de las universidades en nuestras sociedades del desarrollo, de la movilidad social y de la reducción de las desigualdades, es fundamental. Alrededor de los años setenta, pasó de ser un centro de aprendizaje de las clases altas y medias a incluir entre su alumnado a las clases trabajadoras que nunca hasta entonces habían podido entrar. Así, las universidades han contribuido a la extensión de la cultura, entendiendo esto como al mundo del pensamiento, a los conocimientos filosóficos, literarios y artísticos, así como los instrumentos básicos para el desarrollo profesional, personal y social.

No obstante, hay muchos elementos que hacen popularizar titulares “Hazte millonario sin estudiar”. La progresiva disminución de las asignaturas de humanidades -Literatura, Filosofía, Historia, Geografía- en la educación primaria y secundaria, nos acaba contagiando a las universidades. En la última reforma de la Ley de Educación, la Historia de la Filosofía pasa a ser optativa y las horas de Literatura disminuyen. Creo que con esta idea, a los estudiantes les puede ir quedando medianamente claro que estas materias no son importantes porque no sirven para abrirse paso en el mercado de trabajo. Y así, seguimos construyendo un discurso eminentemente utilitarista sobre la función de la educación en general, y en última instancia, de la universidad.

No obstante, menos mal que la realidad suele acabar confirmando nuestra visión. Las últimas revoluciones industriales (dispositivos electrónicos e Internet) se han producido codo con codo con las universidades. Y que la desigualdad creciente intrapaís (a pesar de la reducción de las desigualdades interpaíses) puede suponer una regresión importante para el acceso a estos templos de conocimiento, también es importante. Por lo tanto, en este contexto, que estemos venga a atacar el rol de las universidades, me parece una irresponsabilidad importante por parte de las empresas.

El motivo “no se prepara profesionalmente a los alumnos para el mercado laboral” parte de una premisa falsa; y es que nunca fue el objetivo principal de las universidades. El foco de su objetivo es la de potenciar intelectualmente a las personas, dotarles de conocimientos y de capacidad de reflexión. Es cierto que la universidad tiene que transformarse de la misma manera que se transforma la sociedad, pero no hay que olvidar el objetivo último de la universidad.

No obstante, y pese a que no fuera su función me parecía bastante evidente, me he puesto a buscar algo más de evidencia empírica (más allá de la “anécdota” de los seis multimillonarios… ¿cuántos son en total, por cierto?). Me he encontrado con este reciente estudio elaborado por la Reserva Federal de Sant Louis y Bloomberg, que estiman cómo tres factores afectan a las opciones que uno o una tiene para ser millonario: edad, educación y raza.

Los investigadores William Emmons, Bryan Noeth, y Lowell Ricketts evidencian cómo, de esos tres factores, la educación es el más influyente en las opciones de convertirse en millonario. Es cierto que algunas razas tienen más opciones que otras (desgraciadamente), pero la educación tiene un papel fundamental. Esto, además, enfatiza la necesidad que esas desigualdades que antes decía, no sean un limitante para el acceso a la universidad.

¿Puede la educación ayudar a convertirse en millonario? (Fuente: http://static1.businessinsider.com/image/56a0fbf59037f7d37b66cbf4-800-688/infographic-millionaire-school.png)
¿Puede la educación ayudar a convertirse en millonario? (Fuente: http://static1.businessinsider.com/image/56a0fbf59037f7d37b66cbf4-800-688/infographic-millionaire-school.png)

Como se puede leer en el informe:

According to the sample, a black person’s odds of being a millionaire increase from less than 1 percent if he or she doesn’t complete high school to 6.7 percent with a graduate degree. White Americans without a high school diploma start out with slightly better chances—1.7 percent—that rapidly improve with more school: A graduate-level education increases their probability of amassing a net worth greater than $1 million to 37 percent.

Por último, respecto a la edad, es cierto que hay diferencias entre razas, pero también según se avanza, hay opciones de llegar a ser millonario. Esto, enfatiza la importancia de la formación continua a todas las edades.

Opciones de ser millonario mientras envejeces (Fuente: http://www.bloomberg.com/features/2016-millionaire-odds/img/millionaire-age.png)
Opciones de ser millonario mientras envejeces (Fuente: http://www.bloomberg.com/features/2016-millionaire-odds/img/millionaire-age.png)

Con esto, hago un llamamiento a dejar de difundir por Facebook y Twitter informes sobre cómo llegar a hacerse millonario sin estudiar. Y es que el papel de las universidades, creo, queda fuera de toda duda para el desarrollo de nuestras sociedades inclusivas, igualitarias y menos desiguales que las actuales. Sumemos entre todos.

Las dudas sobre Twitter: ¿qué está pasando?

Esta semana ha sido noticia la mala racha que atraviesa Twitter en muchas dimensiones (cotización de la acción, salida de talento de la compañía, problemas técnicos, etc.). Comencemos con la gráfica que muestra la evolución de la cotización bursátil de Twitter en el último año:

Evolución de la cotización bursátil de Twitter (Fuente: Yahoo Finances!)
Evolución de la cotización bursátil de Twitter (Fuente: Yahoo Finances!)

Estamos hablando de una compañía que vale poco más de 10.000 millones de euros, 14 €/acción, cuando llegó a estar a 70 €/acción. Algo está pasando. Las noticias se amontonan. Ejecutivos de primera línea que se van, en la junta ejecutiva solo quedan cuatro de los 13 miembros de los que sacaron Twitter a bolsaTwitter pierde 90 millones en el cuarto trimestre y su crecimiento se estanca, despidos en la compañía, cambio de CEO en los últimos meses por dimisión (de Dick Costolo a Jack Dorsey), valor inferior a cuando salió en bolsa (por lo tanto el valor generado ha desaparecido), etc.

En primer lugar, creo que es importante destacar qué es Twitter. Y aunque parezca mentira, creo que esto no está muy claro. Aunque muchos todavía la describen como una red social, lo cierto es que se trata de una plataforma de contenidos. A los que usáis con cierta asiduidad Twitter, no hace falta explicar que es uno de nuestros principales elementos informativos. No tenéis más que ver la TV para entender la importancia informativa y comunicativa que tiene para su red de usuarios. En este sentido, como canal de servicio y atención también funciona muy bien, dado que tiene una bidireccionalidad muy buena. Un uso que las empresas cada vez lo aprovechan mejor.

Por lo tanto, cuando tu valor recae en los contenidos, el número de usuarios, si bien resulta importante, no crea que sea tan crítico. Para Facebook sí lo es, porque a mayor número de usuarios, más capacidad de impacto para las marcas tiene. Si bien es cierto que esta lógica y enfoque es igualmente aplicable para Twitter (por eso tiene publicidad, y gana dinero con ello), su principal valor no está ahí. El usuario no es lo que compra. Lo que compra es la agilidad del contenido.

Pero, sin embargo, su valor cae. Los directivos se van. Y es que lo creo que está pasando con Twitter es parte de la paradoja que contaba en este artículo con las redes sociales. Citando lo que ahí comentaba:

El verdadero valor de las redes sociales, bajo mi punto de vista, no son ellas como tal, sino como soporte a otras industrias. Me viene un poco a la cabeza lo que ocurrió cuando tras la segunda revolución industrial apareció la electricidad. El debate se centraba en cómo sacarle dinero a tan magnífica invención. ¿Qué ocurrió? Que no se comenzó a generar valor en dicha red eléctrica hasta que aparecieron aplicaciones que explotaban la infraestructura eléctrica. Es decir, hasta que no vinieron los electrodomésticos y su incorporación a las labores del día a día, no se comenzó a sacar valor a la magnífica invención que fue la red eléctrica.

A Twitter le puede estar pasando un poco todo esto. Y en ese artículo hablaba del valor de esta arquitectura de redes, que en el caso de Twitter recae en:

  • Materia prima para otras industrias.
  • Como infraestructura de interconexión
  • Datos para acelerar transacciones

Respecto a ser “materia primera para otras industrias“, se trata de una de las eternas promesas que siempre ha tenido Twitter. Poder monitorizar la reputación de una marca, saber la percepción del cliente con un determinado producto, detectar posibles compradores/interesados en servicios y productos, identificar influenciadores para mi empresa, etc. etc. Esto, para los sociólogos, los investigadores de mercados, directores de marketing y comerciales, etc. suponía una promesa que, no termina de hacerse realidad. Quizás sea por su muestra sesgada (no todos mis posibles clientes usan Twitter) o por el eterno problema de los prosumidores en Internet (hablan pocos, leen muchos). Además, los clientes oficiales de Twitter, los que consumen esta materia prima, sufren mucho con la calidad de su API, el elemento que permite este consumo de contenidos. Por lo tanto, mucho por mejorar aquí.

Como “infraestructura de interconexión“, Twitter tiene problemas técnicos con bastante frecuencia. Si tu infraestructura no funciona adecuadamente, desde luego que tu valor como posible plataforma para terceras, no será una buena vía. Aquí Twitter tiene mucho que mejorar, pero la fuga de talentos e ingenieros no creo que le ayude mucho a ello.

Por último, los “datos para acelerar transacciones“, que podría beneficiar a anunciantes. En esta línea, en el pasado CES ya se reunión con varias agencias de medios para enseñarle el nuevo sistema sobre el que están trabajando para la difusión de productos. Sin embargo, esta, que es su principal vía de ingresos, no termina de despegar. Los resultados siempre están por debajo de lo que los analistas esperan, por lo que su acción también se ve mermada por ello (por contra Facebook siempre bate récords en esta línea).

A esto, sumemos sus continuos y reiterados cambios estratégicos. Es decir, lo que nunca debe hacerse, salvo que no sepas cómo sacar valor de tus activos y productos. Y esto, suelen ser malos mensajes al “mercado”. Desde poder introducir la posibilidad de redactar 10.000 caracteres por tweet (perdiendo así su valor de brevedad en las comunicaciones) que luego finalmente no fue, recientemente dijo que iba a reorientar su timeline primando los contenidos más “relevantes” (lo que provocó hasta el trenging topic #RIPtwitter). Son normales estos cambios. Sigue en pérdidas (aunque menores, ha pasado de perder 125 a 90 millones), pero lo que se entiende por “normal” para analistas e inversores son cambios de rumbo sin estrategia.

Twitter no crece. Su número de usuarios no aumenta. Tampoco quizás fuera muy preocupante para una “plataforma de contenidos” que tuviera ya su valor conozco (materia primera, infraestructura o datos), pero ante la ausencia de éstos, no le quedaría otra que crecer por esta vía. Pero no es el caso. Lo usuarios activos mensuales siguen alrededor de los 320 millones (desde que salió a bolsa, la primera vez que se ha estancado). ¿Se acabará vendiendo Twitter? Quién sabe.

Impresiones y explicaciones sobre esos 100.000.000.000 € para España

Bueno, soy optimista. Es un balón de oxígeno. Nos han dado tiempo. Hay que aprovecharlo. El sector financiero, teóricamente, se verá reforzado. No sé si se recuperará la credibilidad o no (eso contando que algún día España tuvo de eso), pero el país necesita menos incertidumbre. La certeza es imposible, pero lo de ahora es una locura. Se necesita crear un marco estable durante un tiempo. Que las noticias del día a día no estén relacionadas con bancos o cajas de ahorro.

El sábado a la tarde se hizo oficial: España tendrá un rescate. El cuatro país de la Zona Euro que entra en una situación de estas circunstancias. Estoy de acuerdo con Rajoy en que yo tampoco voy a entrar en debates nominalistas. Sin embargo, ¿cómo lo llamamos de no llamarlo rescate? Necesitas ayuda, no puedes hacer frente tu solo, así que la pides.

Ayer, leyendo las noticias, me asombraba ante el hecho de estar viendo como los medios discutían de si se trataba de un rescate en forma de línea de crédito, era un préstamo o qué. La España de los accesorios que suelo llamar; dejar lo sustancial de lado. Pero bueno, dejemos esto de lado.

Antes de seguir leyendo, ciudadano de España, quisiera tranquilizarle: puede respirar, el rescate es tanto al banco como a usted, dado que al fin y al cabo, cuando se salva un banco, se salvan los depósitos y ahorros que tienen los ciudadanos ahí metidos. Esto es importante; no se nos olvide. Cuando se rescata a Bankia, no se rescata a Rodrigo Rato y su bonus por irse; se rescata el dinero que tienen ahí ahorrados muchos, muchísimos, Españoles.

Llámenle como quieran, pero España ha necesitado ayuda de sus vecinos Europeos. Ventajas que tiene estar en un Club así de grande. Esto de “ayuda” suena bien semánticamente, pero es un término tan genérico, que conviene detallarlo, y así dejar claro y simple todo:

  • La Unión Europea -ya veremos qué institución y cómo- prestará 100.000.000.000 de €. La UE vuelve a ser algo genérico. El vehículo, lo conoceremos en los próximos días.
  • El receptor del préstamos será el FROB, es decir, el Estado. Todos, vamos. Avalamos todos ese préstamo. ¿Qué implica esto? El FROB lo inyectará a los bancos, y si alguno de éstos tiene problemas, España lo pagará. Esto lo deja bien claro el texto emitido por el Eurogrupo

El Eurogrupo afirma asimismo que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que actuará como agente para el Gobierno español, puede recibir los fondos y canalizarlos al sector financiero afectado, pero el Ejecutivo tendrá la plena responsabilidad de la asistencia económica y tendrá que firmar un Memorando de Entendimiento con sus socios de la eurozona.

  • El FMI no pone dinero (sobre lo que conocemos), por lo que tampoco tiene un papel directo en todo esto. Europa creó sus propios mecanismos (los fondos de estabilización y demás siglas, que por su variedad y dispersión, es difícil recordar), así que esos acrónimos serán los que tengamos que memorizar.
  • El tipo de interés rondará el 3%. Parece ventajoso, en comparación con los altos tipos (sobre el 6%) que venía rondando últimamente. Reuters informaba que España pagará los mismos intereses que otros países rescatados. Esto puede ser buena noticia… pero… nada es gratis; quizás haya también mayores exigencias de medidas macroeconómicas.

Primero se negó la crisis, y ahora se niega el rescate. De eso precisamente se habla en medios extranjeros. El Time es claro: Tú dices Tomate, yo digo Rescate

Portada de Time (Fuente: www.time.com)
Portada de Time (Fuente: www.time.com)

Vamos, un poco de mofa alrededor de los eufemismos que viene utilizando los Gobiernos de España en los últimos tiempos.

El New York Times, con acierto entiendo yo, sacaba ayer una noticia centralizando la fotografía en Mariano Rajoy, pero no porque ayer apareciera en los medios, sino porque el NYTimes, en la noticia, caricaturiza las últimas declaraciones de Rajoy sobre la no necesidad de España de un rescate. Vamos, que por el mundo estamos dando de qué hablar, para variar.

El New York Times centraliza la noticia en Rajoy (www.nytimes.com)
El New York Times centraliza la noticia en Rajoy (www.nytimes.com)

¿Y cómo lo veo yo? El rescate era necesario. Debiera bajar la prima de riesgo. Debiera subir la bolsa. Entonces, ¿por qué no se ha hecho antes? Se entiende se haya demorado: mayor castigo para el sector financiero (o así lo interpreto yo vamos). Rajoy se ha presentado ante los medios como un salvador, como el héroe que incluso ha presionado a sus socios de la Zona Euro. Pero lo cierto es que a falta de la letra pequeña, las condiciones no parecen tan malas para España. Otra cosa es que esto sea mérito del Gobierno del Partido Popular.

O quizás es cuestión de que España no es ciertamente Grecia, Portugal (aquí lo amplié) o Irlanda (aquí lo expliqué). No España no es esos países. Y el rescate tampoco lo ha sido: solo se ha rescatado al sector financiero. Sin embargo, los presupuestos generales del estado para 2012 son de unos 300.000 millones de € (creo recordar son 312.000), por lo que este rescate alcanza el 33% de la cantidad de dinero anual que dispone el Gobierno. De vértigo. Así, Menos mal que solo es un sector. Esto deja entrever lo que hubiera sido un rescate de mayor magnitud en otros sectores de la economía Española.

El propio Eurogrupo desveló que confiaba que España cumplirá sus compromisos en lo que respecta al déficit y con las reformas estructurales (sí, todavía faltan muchas). Se espera se corrijan los desequilibrios macroeconómicos. Eso sí, la declaración del Eurogrupo contiene condicionalidad implícita en su 5º párrafo. Cuando se entreleen o leen directamente términos como “implícita” o “táctica”, agárrense los cinturones. Así que de nuevo, esperemos a los detalles.

La solución es buena para el Euro y es buena para la construcción Europea. Y digo “construcción”, porque es un “Producto en curso”. Queda mucho por hacer a nivel institucional. España ahora cede cierta soberanía; se entiende. ¿Alternativas? Es más, que la política económica y fiscal de los países miembros de la Zona Euro convergan y se unifique para el ciclo natural.

El rescate lo asume el Estado, decíamos, así que tanto el déficit como la deuda aumentarán, naturalmente:

  • Deuda: De Guindos confirmó que el dinero del rescate irá a parar a la deuda pública. Esta aumentará, claro. Por ello, el Gobierno, el Estado, es responsable de su devolución, que desde el reformado artículo 135 de la Constitución Española el verano pasado, ahora pasa a ser prioritario su pago.
  • Déficit: los intereses a pagar, que sí, serán más beneficiosos, pero tendrán un coste, computarán como gasto para el Estado. Sigo sin entender que Rajoy haya dicho que no afecta al déficit. Será cosa mía, no os preocupéis.

¿Y cuál es la “letra pequeña”? Bueno, es lo que nos falta por saber, y que conoceremos a lo largo de esta semana. Se lleva pidiendo desde Bruselas desde hace semanas reformas en materia de pensiones, empleados públicos, Impuestos como el IVA, el mercado de trabajo. Sin embargo, esto último no lo tengo claro. De Guindos dijo el sábado que no había condición macroeconómica o fiscal; que el rescate sólo imponía condiciones al sector financiero. ¿Dónde está la verdad?

¿Y qué harán los bancos con ese dinero? En primer lugar, pagar lo que deben. Algo más de 100.000 millones de euros se lo deben a bancos Alemanes. Meras casualidades, no seáis mal pensados. Además, esperemos que deje la sangría de fuga de capitales. Es más, se espera llegue inversión extranjera, por eso de haber recuperado la confianza.

Los Balances de los bancos debieran mejorar. Se entiende podrán ajustar el precio de sus activos, en especial, los pisos que tienen ahora mismo y que por mera contabilidad no podían bajar de precio/valor. Es más, una de las recomendaciones de Bruselas al Gobierno consiste eliminar la deducción por adquisición de vivienda, una medida muy regresiva que el Gobierno popular había vuelto a introducir.

Pero lo más importante: necesitamos que ese dinero llegue a la economía real. Las entidades financieras, esperemos, cumplan la función con la cual se diseñaron: intermediar con el dinero, en especial, facilitando la financiación a empresas para acometer nuevas inversiones. Ahorro por inversión, esa fue la idea inicial.

Bueno, soy optimista. Es un balón de oxígeno. Nos han dado tiempo. Hay que aprovecharlo. El sector financiero, teóricamente, se verá reforzado. No sé si se recuperará la credibilidad o no (eso contando que algún día España tuvo de eso), pero el país necesita menos incertidumbre. La certeza es imposible, pero lo de ahora es una locura. Se necesita crear un marco estable durante un tiempo. Que las noticias del día a día no estén relacionadas con bancos o cajas de ahorro.

En Politikon: Por un contrato único indefinido

En definitiva, agradecer a Politikon por darnos la oportunidad de reflexionar sobre los problemas del mercado de trabajo en España, y encima poder entender en qué consiste el contrato único para todos (aquí un artículo de Roger también).

No es la primera vez que me quito el sombrero por una iniciativa que haya puesto en marcha la tropa de Politikon. Acaban de lanzar el proyecto/propuesta “Por un contrato único indefinido“, que como me decía ayer Jorge Galindo, quieren que sea el primer experimento para dar un paso más allá de ser una web o un blog colaborativo.

¿En qué consiste esta nueva iniciativa? Un objetivo claro, y que comparto plenamente, razón por la cual ya he manifestado mi apoyo firmando la petición en Actuable. ¿Qué os puede motivar a que vosotros firméis y apoyéis también la propuesta? Brevemente:

  • Para mí, lo más importante: equiparar a los trabajadores dentro del mercado laboral.
  • Hacerle llegar al Gobierno la necesidad de implantar un contrato único en España.
  • Extender la protección legal a los contratos temporales.
  • Este país tiene que luchar contra la lacra del desempleo. En este artículo, podéis ver de manera bastante gráfica la espeluznante comparación entre España y el resto de vecinos en Europa.
  • Comparto plenamente esta necesidad. Ya lo manifesté aquí.

Si tenéis dudas al respecto, han abierto un documento GDocs compartido para que remitáis vuestras preguntas o consultéis las que hayan realizado otros.

En definitiva, agradecer a Politikon por darnos la oportunidad de reflexionar sobre los problemas del mercado de trabajo en España, y encima poder entender en qué consiste el contrato único para todos (aquí un artículo de Roger también).

Por un contrato único indefinido (Fuente: www.politikon.es)
Por un contrato único indefinido (Fuente: www.politikon.es)

Jueguen a la Lotería; yo seguiré siendo racional y no lo haré ;-) (o, el anumerismo de jugar a la Lotería) (Parte II)

Y no sólo el juego más tradicional, sino también, la conversación más habitual por estas fechas. A mí esto de que monopolice el espacio público y privado me trae por la calle de la amargura. Un mundo sin Lotería Nacional es posible.

[Continuación del artículo anterior]

Consumo no racional el nuestro los Sapiens

Uno de los puntos que más me han recordado a raíz del artículo anterior -que como podéis comprobar tenía secuela- es que esto del consumo no es racional. Hace pocas semanas, en uno de mis programas favoritos (Documentos TV), proyectaron “El poder del dinero“, que básicamente exponía como varios experimentos apuntan a que cuando se trata de realizar transacciones de dinero actuamos de forma irracional. Actualmente el perfil más demandado por los bancos de inversión es el de un doctorado en matemáticas o en física (el PhD en EEUU sí tiene un reconocimiento potente). Cada vez hay más análisis cuantitativos para tomar decisiones de consumo e inversión. Sin embargo, somos irracionales… ¿por qué?

La historia de la lotería que os contaba en el fascículo anterior nos explica cómo de viejo es esto de que los Homo Sapiens busquen soluciones al azar a sus problemas. Yo no me sorprendo que existan homeópatas, el Feng Shui o la ufología.

Los humanos somos emocionales e irracionales. Compramos productos que no necesitamos, de vez en cuando a precios arbitrarios y por razones estúpidas. Tendemos a pensar que los precios reflejan el valor de las cosas -y no al revés-. De estas cosas ya habló Sigmund Freud hace más de un Siglo, comentando que las personas están gobernadas por urgencias inconscientes e irracionales.

Una de las personas que más aprovechó estos sesgos cognitivos y fallos de nuestra imperfecta máquina cerebral fue el psicólogo Vienés Ernest Dichter. Ya en EEUU en los años 1930 en plena Depresión, fue un verdadero genio en ver que las compras irracionales era una oportunidad de venta para los comercios (ya, hoy en día resulta obvio, pero de esto hace más de 80 años). Marketing de consumo que diríamos ahora.

Ernest Dichter and Motivation Research (Fuente: us.macmillan.com)
Ernest Dichter and Motivation Research (Fuente: us.macmillan.com)

Se le conoce como el padre de la investigación de la motivación humana. Dichter (que tenía formación como psicoanalista) sostenía que las decisiones de compra estaban guiadas por los caprichos emocionales de nosotros, los Sapiens. Hasta el 85% del comportamiento humano está guiado por la parte no consciente de nuestro cerebro.

Estos actos compulsivos de compra (que pueden ir desde comprar una camiseta en Zara semanalmente, a comprar Lotería de Navidad con la fecha de nacimiento de Mourinho) corresponde a personas con la corteza prefrontal más pequeña. Es la parte que planifica nuestros actos, pero que también inhibe nuestros instintos. También la adicción tiene mucho que ver con estos puntos que estamos comentando. Es responsable de muchos delitos, ya que secuestra el sistema de recompensas, y nos mete en un mundo de buscar únicamente lo que tanto ansiamos (droga, billetes de lotería, tragaperras, etc.). Todo ello, a pesar de las malas consecuencias que pueda tener.

Con todo lo anterior os quiero decir que tiene su explicación esto de la adicción a jugar a la Lotería. Así que sí, estoy de acuerdo con algunos comentarios que me habéis dejado por Facebook. Un gran colega, me comentaba que el ser humano es mas impulsivo que racional por definición. Vale, de acuerdo Peru 😉

También me decía que el amor no es racional, así como el afecto que tenemos a los que nos rodean. Decía, Peru, que estas dos cosas son posiblemente lo que mas nos hacen disfrutar de la vida. Debemos de ser más impulsivos de lo que somos. Somos demasiado racionales y dejamos poco espacio a la improvisación. Bueno, de esto, ya le comenté que lo hablaríamos hoy a la noche, así que os mantendré informados.

La lotería llega a España

Para terminar, y no aburriros más, quisiera recordar el origen de la Lotería en este país para entender otro punto importante de todo esto. Que al final el que gana es el Estado, no un Español o Española “afortunado” (sic). Y es que la Lotería no es más que un medio de recaudación del Estado.

Supongamos que el Estado recauda 100 millones de euros por la venta de boletos de Lotería (son bastantes más millones de €, pero bueno). Esos 100, no los reparte íntegramente en premiso.

  • Aproximadamente un 5% van para las administraciones de Lotería
  • El 70% a Premios (esta cifra puede ser menor, y mayor lo que recauda el Estado, si tocan premios a boletos no vendidos o devueltos)
  • El 25% restante se lo queda el Estado

En lo que respecta a la Historia de la Lotería, y a pesar de que hay escritos que dicen que ya se practicaba en el Arca de Noé, diríamos que el primer rastro con más validez empírica está en la época de los emperadores romanos, que lo empleaban como medio de entretenimiento. Se premiaba con posesiones u otorgando libertad de los esclavos. Durante la época feudal los nobles también eran muy aficionados a su práctica.

Los primeros en regular -el Estado dice algo- el juego fueron los italianos en 1448 con el nacimiento de la Lotto. La primera lotería estatal como tal nace en 1520 en Francia, convirtiéndose automáticamente en una fuente de ingresos importante para las arcas del Estado. El juego se empieza a propagar por Europa, siendo prohibida, autorizada o protegida según el talante o las necesidades de los que regían los destinos de los países. Hasta el siglo XVIII, en España, había toda clase de “rifas” que servían para financiar gastos extraordinarios, donde se llegaba incluso a ofrecer títulos e hidalguías.

La Lotería que tenemos en la actualidad en España es un juego creado en el reino de Nápoles hace más de 250 años, que por aquel entonces era Español. Es cuando Carlos III llega a España desde Napolés para reinar tras la muerte de su hermanastro Fernando VI, que se trae consigo algunos colaboradores italianos. El 30 de Septiembre de 1763, el Rey Carlos III firma el Real Decreto que establecía la creación del juego de la Lotería incluyendo la garantía de la Real Hacienda para garantizar el cobro de las mismas.

Entre ellos destaca el Marqués de Esquilache -famoso por ser el que reguló la vestimenta de los Españoles– que se convierte en Secretario de Hacienda. Con ellos, vino el encargado de la Lotería en Nápoles, que no sólo la puso en marcha, sino también introdujo “la innovación” de publicitarla (ya mostré mi rechazo a ello en el artículo anterior) para el ciudadano español.

Marqués de Esquilache (Fuente: www.wikipedia.org)
Marqués de Esquilache (Fuente: www.wikipedia.org)

Con la Guerra de la Independencia contra la ocupación Francesa, se introduce la Lotería Moderna, que fue aprobada por las Cortes de Cádiz el 23 de noviembre de 1811. El objetivo de este nuevo nombre y nuevas bases era diferenciarla de la anterior (el ambiente “rupturista”/”reformista” de la nueva España Liberal). Fue creada por Ciriaco González y Carvajal, al que los aficionados a la Lotería le debéis bastante. Crea la actual Lotería Nacional de España, como “medio para aumentar los ingresos del erario público sin quebranto para los contribuyentes”. Más claro, agua.

Lotería Nacional de España (Fuente: upload.wikimedia.org)
Lotería Nacional de España (Fuente: upload.wikimedia.org)

El sistema fue un copia-pega del modelo de la otrora provincia Española de México. Un juego con un número determinado de billetes divididos en décimos. El primer sorteo se celebró en Cádiz el 4 de marzo de 1812. Es decir, que dentro de pocas semanas hará 200 años. Bendito aniversario.

Durante el último tercio del siglo XIX, los liberales intentaron suprimirla, derivado de los debates sobre la moralidad que las apuestas representaban: hijos que pasaban hambre por la afición de sus progenitores al juego; Españoles que no creían en Dios pero sí en la Lotería, etc.

Las quinielas del fútbol aparecen en 1946 (¡pronto habrá post de autor invitado sobre cómo modelar matemáticamente la reducción de los sucesos estocásticos!). La Primitiva renace de sus cenizas en 1985 (el Gobierno la había suprimido en 1862). Sin embargo, la Lotería Nacional sigue siendo el más tradicional de España.

Y no sólo el juego más tradicional, sino también, la conversación más habitual por estas fechas. A mí esto de que monopolice el espacio público y privado me trae por la calle de la amargura. Un mundo sin Lotería Nacional es posible.

La adicción nuestra, los Sapiens Sapiens, al oro

Desde que comenzó la crisis, allá por 2008, la crisis financiera, el (incierto) futuro del Euro y las dudas sobre las políticas monetarias de los Bancos Centrales han vuelto a abrir (por enésima vez) el debate por sistemas monetarios alternativos. Y siempre que se abre este debate, el fetichismo habitual hacia el patrón oro aparece. Así que hablemos un poco sobre el tema, el cual, además, siempre genera bastantes preguntas de los alumnos en clase. Además, dada la adicción humana al oro que nuestros antepasados tuvieron. Echando un vistazo a la evolución -nominal- histórica de la cotización del oro, se pueden extraer unas conclusiones iniciales:

Desde que comenzó la crisis, allá por 2008, la crisis financiera, el (incierto) futuro del Euro y las dudas sobre las políticas monetarias de los Bancos Centrales han vuelto a abrir (por enésima vez) el debate por sistemas monetarios alternativos. Y siempre que se abre este debate, el fetichismo habitual hacia el patrón oro aparece. Así que hablemos un poco sobre el tema, el cual, además, siempre genera bastantes preguntas de los alumnos en clase. Además, dada la adicción humana al oro que nuestros antepasados tuvieron. Echando un vistazo a la evolución -nominal- histórica de la cotización del oro, se pueden extraer unas conclusiones iniciales:

Evolución histórica cotización oro (Fuente: www.kitco.com)
Evolución histórica cotización oro (Fuente: www.kitco.com)

La primera es que la gráfica anterior -que por mucho exponerla no la convierte en una verdad- no explica que estemos ante un poco de cotización del oro. Para esto, los economistas -serios- siempre nos dicen que utilicemos la cotización (o el precio) ajustada a la inflación, la que explica que fue en 1980 cuando se alcanzó el pico de cotización. En Enero de dicho año, la invasión soviética a Afganistán, la revolución iraní y los elevados precios del petróleo dispararon al oro a un récord de 850 dólares la onza, que ajustados a la inflación serían $2.337 de hoy (frente a los $1.800 que cotiza en la actualidad).

Cotización del oro ajustada a la inflación (Fuente: http://inflationdata.com/inflation/images/charts/Gold/Gold_inflation.jpg)
Cotización del oro ajustada a la inflación (Fuente: http://inflationdata.com/inflation/images/charts/Gold/Gold_inflation.jpg)

La demanda de oro descontrolada suele aparecer en épocas turbulentas. A partir del citado pico de 1980, el precio retrocedió durante un par de décadas hasta que en Junio de 2006 la onza cotizó a $543. Fue la época de pleno auge económico. Sin embargo, como decíamos al comienzo, desde la crisis financiera y económica de 2008, con un euro bastante debilitado, un dólar que de tanto imprimir pierde fuerza, y, sobre todo, dadas las dudas sobre deudas públicas a ambos lados del Atlántico, el precio del oro ha vuelto a dispararse.

Cuando leáis frases como “El precio del oro tocó un nuevo récord en la jornada de ayer“, automáticamente lo traducís a la incertidumbre que tienen que hacer frente los inversores (privados y públicos). Éstos, se ponen nerviosos por el futuro de sus miles de millones, y escapan de acciones y divisas que fluctúan y buscan tranquilidad -si esta existe- en este valor refugio, el oro.

El oro, como commodity que es, hace que no es que existan diferentes calidades, sino diferentes purezas. El oro de inversión es de pureza 999,9/1000. Decir que el oro ha sido tradicionalmente el activo refugio de los inversores no es decir nada nuevo. Habréis oído esa frase cientos de veces. Para muchos, es una inversión irracional: un producto no básico (entendiendo que se puede prescindir de él y vivir y esas cosas), *limitadas* aplicaciones industriales, etc.

No deja de ser cierto, que las alternativas de inversión también se las traen. Invertir en gas natural (calefacción y agua caliente de la gente) o azúcar y maíz (alimentos básicos, super ético esto de hacerles subir el precio), pues éso…

El problema es que nosotros, los Homo Sapiens Sapiens, no somos tan racionales como creo que muchos piensan somos. De hecho, si actuásemos de manera racional siempre, ni siquiera se hablaría de “buenas” o “malas” inversiones. Todos sabríamos cuál es el precio que se ha de pagar por el correspondiente valor de un determinado activo. El problema, como estamos viendo en clase estos días, es que el valor es algo totalmente subjetivo. ¿Cuánto vale para ti -lector- un plato de arroz y cuánto para un Somalí?

“Es de necios confundir valor y precio” (Antonio Machado)

No sólo a los inversores les gusta el oro. Las joyas suelen ser caras, pero a la gente que les gusta, pueden ahorrar y comprarlas. Esto hace que el aprecio que se tenga hacia él también dependa de factores sociales. Cuando veis películas con raperos de EEUU, colectivos aficionados a determinados sectores musicales (por decirlo sutilmente) con sus manos y cuellos repletos de oro, algunos colectivos de gitanos europeos, pueblos Africanos y Asiáticos que apenas tienen para comer o en la India donde el 70% del oro importado se emplea para joyas y demás artículos de lujo. Es cuestión de Maslow y prestigio social haciendo que se note lo bien que le va. Y nada mejor para ello que comprar algo caro e inútil que a la vez sea llamativo y pueda llevar siempre puesto.

Sobre todo esto, cabe hacerse la pregunta, ¿hay burbuja sobre el oro entonces? Sinceramente, ni idea. Es un tópico tan frecuente (sí está a 100$ burbuja, si está a 1.000$, 2.000$ burbuja), que nunca se sabe cuándo llegará el pico. Además, en un escenario en el que los Bancos Centrales no paran de inyectar billetes -inflación-, entiendo que puede ser una estrategia de diversificación de riesgos *justificada* (que en esto de los mercados es mucho decir). Otro argumento en contra de la compra de oro es que una gran cantidad de dinero ya está invertido en oro. Sin embargo, parece que los datos no acompañan la idea. En comparación con otras épocas, la cantidad de la riqueza total invertida en oro es mucho menor. En 1981, el 26% de toda la riqueza estaba en oro. Hoy en día, es “apenas” del 0.8%.

¿Qué resultados trajo este sistema monetario como para que se hable tanto de él?

Dinero viene del latín denarius, que era una pequeña moneda romana de plata, una de las más corrientes. La palabra ha sufrido a lo largo de los siglos un proceso de generalización semántica -su significado se ha vuelto más general-. Así, de emplearse para hacer referencia a una moneda concreta, pasó a emplearse de manera genérica, y de ahí al significado abstracto de dinero actual. Hoy, dinero, lo entendemos como un medio de cobro o de pago generalmente aceptado por los miembros de una comunidad.

Denario Romano de la República representando a la diosa Roma (Fuente: http://lengua-e.com/blog/wp-content/uploads/2008/01/denario_roma.jpg)
Denario Romano de la República representando a la diosa Roma (Fuente: http://lengua-e.com/blog/wp-content/uploads/2008/01/denario_roma.jpg)

Para ser un dinero que la gente lo valore, lo acepte, vamos, que haya confianza, debe poder:

  • Transportarse con sencillez: en caso contrario no será un buen medio de cambio
  • Almacenarse/atesorarse fácilmente: no sería en caso contrario un buen depósito de valor y sin perder valor con el paso del tiempo (pues en caso contrario sería un mal depósito de valor y una mala unidad de cuenta)
  • Transformarse fácilmente: para poder piezas monetarias homogéneas y emplearse como unidad de cuenta.
  • Valor estable: para que se pueda intercambiar sin depreciarse, así como poder almacenarse
  • Un medio de cobro/pago (misma moneda, valga la redundancia, cara diferente) que tenga una demanda grande (un bien del que todo el mundo quiera disfrutar en abundancia) y con una oferta rígida/estable (por alto que sea su precio y que no pueda falsificarse).

Históricamente, el bien (de bonum, que significa propiedad) económico (del vocablo griego oikos (casa, usado aquí en el sentido de patrimonio) y némein (administrar)), que ha reunido todas estas cualidades ha sido el oro:

  • Mucha demanda en todas las culturas, épocas y lugares
  • Oferta más o menos estable en relación con su stock (cada año sus disponibilidades sólo crecen un 1,5% y es difícil de falsificar)
  • Metal más dúctil y maleable que existe
  • Resistente a agentes externos –> estabilidad

¿Y qué tenemos hoy en día para querer volver -no todos, claro- al oro? Dinero fiduciario (fiat money). ¿Y qué es el dinero fiduciario? También conocido como papel moneda o dinero inconvertible, porque ni es un papel que tiene valor, ni es un papel que pueda cambiar en oro.

Sin embargo, los papeles moneda que hemos ido conociendo a lo largo de la Historia, tienen un origen común; no nacieron siendo lo que hoy conocemos como dinero papel moneda, sino como promesas de entrega de una cantidad de metal precioso dada. Simplemente revisar los nombres de las principales divisas:

  • Dólar: antes de ser usado en EEUU, en España el dólar era la moneda de 8 reales, que equivalían a 25,5 gramos de plata
  • Libra: procede de la libra de Carlomagno, que equivalía a una libra de plata
  • Franco: libra tornesa, la moneda de plata degradada a partir de la libra carolingia
  • Marco: ocho onzas de peso expresadas en unidad de cuenta en oro o en plata equivalente

Con el paso de los años, las equivalencias metálicas de estas divisas fueron cambiando. Por ejemplo, durante el Imperio Romano, la costosa campaña imperial hizo que para mantener leales a los soldados, se tuviera que recurrir continuamente al aumento de sueldo, que para hacerlo compatible con la física de materiales, se hubo de reducir la cantidad de plata de cada moneda (inflación, vamos):

Los emperadores Romanos compraban lealtad incrementando los salarios (Fuente: http://ancienthistory.about.com/od/fallromeeconomic/a/econoffall.htm)
Los emperadores Romanos compraban lealtad incrementando los salarios (Fuente: http://ancienthistory.about.com/od/fallromeeconomic/a/econoffall.htm)

Las equivalencias metálicas cambiaban, pero conservaban su representatividad como divisa nacional. Esto hizo que las promesas a pagar oro o plata que creaban los bancos de emisión nacionales (lo que hoy en día llamamos Bancos Centrales, y que en este vídeo-documentalexplico su origen con John Law a la cabeza) fueran bautizadas con el nombre de su correspondiente moneda nacional. Cuando Isaac Newton en 1717 introduce el patrón oro clásico, una libra esterlina equivalía a unos 7,3 gramos de oro puro y un dólar aproximadamente 1,5 gramos.

Para concluir, si alguien quiere profundizar sobre muchas leyendas que rondan el oro, que lo lea aquí.

[Continuará]

Cómo seguir y analizar la crisis de deuda soberana en España

En el momento que escribo estas líneas, ya veis que en “Value” marca 3,68 (es decir, 368 puntos básicos, la cosa parece se va calmando tras el apocalipsis que esperaba ayer), y en “Open”, veis cómo ha bajado desde los 383 puntos básicos en el momento de la apertura en los mercados. En la gráfica de abajo, ya veis que durante los meses de playa, el diferencial con el bund alemán se ha disparado. Da miedo mirar cómo se avecinan las próximas semanas…

La pregunta que llevo varios días haciéndome es, ¿cuál es el punto en que se podría hablar seriamente de un rescate a España e Italia? Los mercados de bonos españoles e italianos (especialmente éste), son más líquidos que los de Grecia, Irlanda y Portugal, por lo que es más fácil para los mercados vender sus bonos y comprar masivamente otros más seguros (si esto existe todavía, aunque diremos que los alemanes,  por ejemplo).

Veamos los casos anteriores (no directamente comparables, eso de “España no es Grecia“), para tenerlos como referencia. Para ello, analizaremos la prima de riesgo (diferencia entre los bonos a 10 años de un país frente a los de Alemania) y el tipo de interés que ofrecen las subastas de esos bonos en total:

  • Grecia, Mayo de 2010: el rescate  que más tardó en llegar, que se produjo cuando la prima de riesgo llegó a los 965 puntos básicos y el tipo de interés del bono griego a 10 años superó el 12,4%. Tardó 3 semanas en pedir ayuda a la UE tras llegar a los 400 puntos.
  • Irlanda, 21 de noviembre de 2010: la prima de riesgo alcanzaba los 544 puntos básicos y el tipo de interés del bono a 10 años estaba en 8,09%.
  • Portugal, Mayo de 2011: prima de riesgo a 517,6 puntos y tipos de interés a 8,59%. Tardó 6 meses en pedir ayuda tras superar los 400 puntos.

¿Y dónde se puede consultar éso? Es complicado encontrar un solo sitio en Internet donde consultar todas las emisiones y cotizaciones de bonos soberanos y corporativos (no olvidemos que en España también hay un problema importante de deuda privada). Yo lo consulto siempre en Bloomberg, aquí concretamente. Adjunto un pantallazo.

En el momento que escribo estas líneas, ya veis que en “Value” marca 3,68 (es decir, 368 puntos básicos, la cosa parece se va calmando tras el apocalipsis que esperaba ayer), y en “Open”, veis cómo ha bajado desde los 383 puntos básicos en el momento de la apertura en los mercados. En la gráfica de abajo, ya veis que durante los meses de playa, el diferencial con el bund alemán se ha disparado. Da miedo mirar cómo se avecinan las próximas semanas…

Además, en www.aiaf.es hay mucha información sobre renta fija negociada en mercado secundario español (para ver la volatilidad y liquidez de los mercados). Y aquí, podéis seguir la cotización del CDS a 5 años (el de referencia).

Se habla de: la crisis más grave desde la entrada en el € en España

Algo sí que está claro: se debería acabar esto de la barra libre (financiación barata) y los desequilibrios presupuestarios. Los gobiernos que firmen compromisos (consensuados, no decretados) y los cumplan (pacto UE de Estabilidad por ejemplo, que cabe recordar en su día ya se lo saltaron Alemania y Francia), y sobre todo, centralización de política fiscal y presupuestaria (aunque actualmente se oponen todos, hasta los alemanes). El status quo pocas opciones más habilita.

Llevo varias horas siguiendo muy de cerca a “los mercados” y sus “ataques” a España. No me gusta mucho el sinecdoque “mercado” y tampoco sé realmente si son “ataques” (o defensas), dado que estos mercados financieros son realmente opacos en cuanto a su operativa, así que es difícil afirmar. He llegado a leer que en los “ataques” hay hasta inversores griegos y españoles, aspecto que incluso se sabe en Bruselas. Hay dos tipos de “actores” en estos mercados, los que se mueven por pánico y los que se mueven por avaricia. Y parece que actualmente los intereses de ambos coinciden, así que difícil hacer algo.

Pero sí que hay varios indicadores que ayudan a uno a opinar. En Twitter he ido escribiendo varios puntos que pongo aquí en orden simplemente para dejar rastro y añadir algún comentario adicional, porque el día de hoy (o mañana, o pasado) puede marcar un antes y un después.

  • ¡Qué honor! En @bloomberg hablan de España como ejemplo de... las repercusiones de una suspensión de pagos hace 400 años http://j.mp/nZiain
    • Excelente artículo en el que cuenta cómo Felipe II se vio obligado a suspender pagos cuando las Cortes de Castilla decidieron dejar de financiarlo con los impuestos que pedía para seguir financiando su imperio, ése que nunca dormía. Son interesantes las repercusiones. Ya hablé sobre el historial de España en relación a su estabilidad financiera en este artículo, siendo España el país del mundo con más suspensiones de pago de deuda a lo largo de la historia.
  • El CDS de España a 5 años a 411 puntos básicos. Os dejo un enlace para entreteneros… http://j.mp/qHuAnm
    • Este interesante artículo habla sobre los problemas de liquidez que hay en Europa (en general) y cómo la principal línea de financiación del sector financiero español podria empezar a cerrarse. Sin financiación, poco o nada se puede hacer.
  • Resumiendo: “..when the spread over German Bunds reaches 450 basis points, prompting LCH Clearnet to impose higher margin requirements.”
    • Si nos atenemos al caso de Portugal, por poner alguno cercano, cuando se supera de manera constante en el tiempo los 450 puntos básicos (puede que en España empiece ya a ser constante superar la barrera psicológica de 400), las principales cámaras de compensación europeas (LCH Clearnet y Eurex) empiezan a exigir más garantías. Si tienes más riesgo, dame más avales, parece obvio. ¿Y esto en qué se traduce? Visto los antecedentes, en una crisis de liquidez a la que el país en cuestión y sus entidades financieras sólo podrían hacer frente con la ayuda de fondos procedentes de la UE o del FMI (glup).
    • ¿Por qué son tan importantes Clearnet y Eurex? Porque concentran el 100% de la negociación europea de títulos de renta fija (deuda pública), siendo la contrapartida de todas las operaciones. LCH Clearnet (85% del total) y Eurex (15% restante). Lo que aportan es eliminar el riesgo para quienes operan a través de ellas. Es como el mercado donde se compra y vende pescadito fresco, pero en este caso, en lugar de pescado, son instrumentos financieros.
    • Con objeto de protegerse de posibles quiebras, aparte de liquidar diariamente pérdidas o ganancias, exigen a los que operan en ella unos depósitos en efectivo de mayor o menor cuantía en función del riesgo percibido en el activo financiero que van a poner a la venta/comprar. Cuando este depósito (la garantía, vamos) se incrementa, el coste de la financiación para los que venden ahí crece (el sector financiero en España), o hay que aportar más liquidez, o vender parte de los mismos con objeto de poder cumplir con los coeficientes (las ventas masivas que tumbaron a Irlanda y Portugal, sin ir más lejos).
  • Esto es, mayores exigencias de garantías por parte LCH Clearnet (cámara de compensación a la que acude mayoritariamente la banca española).
    • Si se cierra la financiación del sector financiero española, quizás empiecen las ejecuciones de los avales del gobierno… vamos, aquí es donde aparecería el default
  • Con o sin políticos (lo de las vacaciones es cuestión del timing), no sé si alguien en España podría /sabría cómo arreglar todo esto.
    • Sinceramente, me parece muy demagógico andar atacando a los políticos por estar de vacaciones. No me gustaría estar en el pellejo de los políticos ahora mismo. Hagan lo que hagan, (creo que) errarán (ojalá me equivoque). Hagan lo que hagan, los insultarán. Hagan lo que hagan, siempre habrá críticas.
  • Credit experts in the City said it was unlikely that China is purchasing bonds from the eurozone periphery.
    • Ayer hubo bastantes rumores sobre si China estaba comprando deuda europea para “relajar tensiones”. China ya ha negado el rumor. De hecho, la respuesta es clara: “The Chinese central bank’s reserve manager SAFE is clearly buying euros on a large scale to hold down the yuan and safeguard export advantage in Europe, but it appears to be purchasing short-term debt of a one-year maturity or less and other liquid assets.” Vamos, que está muy bien eso de ir de angelitos, pero que lo quieren es tener controlado el yuan para sus exportaciones.
  • El BCE tenía un apalancamiento de 23,4 veces en Junio. No puede estar comprando bonos (tal y como están las cosas) ad finitum.
    • Muchos dicen que el Banco central Europeo debería actuar como en Mayo 2010 y parar esto, o la cosa se puede ir de las manos. Hasta el momento, el BCE ha estado jugando haciendo gestos para asustar, pero poco más. Sin embargo, su Balance de Situación mete miedo, así que no puede seguir comprando deuda sin más. Si pusiera a mis alumnos aquí en Deusto en un examen una situación así:
      • 81.187.000.000 de euros de capital y reservas
      • 1.890.000.000.000 de euros  de activos
      • Se traduce en un apalancamiento de 23,4 veces, lo cual mis alumnos me dirían que es una barbaridad. Y como siempre hay alguno que lo borda, me lo compararía con Suiza (6,25 veces), Suecia (4,73) o Noruega (5,85)
  • Aquí podéis seguir el CDS del Kingdom of Spain http://j.mp/qZkj0b y aquí el diferencial con el bono alemán http://j.mp/mTy2FL
    • La página de Bloomberg está muy bien para seguir todo esto de cerca.
  • El CDS, hasta cierto punto, puede pasar, pero el spread con el bund alemán y, sobre todo, los márgenes de la ventanilla del LCH son críticos.
    • Lo que hemos venido hablando, que más que tanto hablar del CDS, habría que seguir más el diferencial y los márgenes de las cámaras de compensación.

¿Soluciones? Imprimir billetes (tipo QE de la FED), autocompras de deuda (lo que ha ido haciendo tímidamente el BCE), deuda perpetua, impago parcial (o quitas que dicen), canje por bonos tipo Brady (en Europa no hay tesorero, pero dado que vemos necesario crearlo, pues le ponemos el apellido del Brady de turno), devaluar el Euro, etc.

¿Resultados? Los países del Sur de Europa (los que están mal vamos) ganarán en competitividad. O eso, o varios países tendrán que salir del Euro, aunque no lo veo claro eso de recuperar las monedas. Esto es algo que, a los países del Sur de Europa no interesa, y creo que a Alemania tampoco (el Euro y sus exportaciones hicieron despegar a un país que venía de reunificación parecida a si EEUU y Mexico se uniesen fiscalmente ahora).

¿Que imprimiendo billetes se crea inflación? Bueno, no lo sabemos. La inflación es mala para el acreedor (el que presta), pero favorable al deudor (el que debe). Sin embargo, sin salarios indexados a la inflación (España es una salvedad en Europa en esto), es la ruina de muchos trabajadores de los países del Sur de Europa. Sin embargo, meter 2 billones de € al sistema si Italia y España se suman a países “rescatados”, habría que ver cómo acaba la inflación. Lo de hasta ahora podría ser irrisorio.

Algo sí que está claro: se debería acabar esto de la barra libre (financiación barata) y los desequilibrios presupuestarios. Los gobiernos que firmen compromisos (consensuados, no decretados) y los cumplan (pacto UE de Estabilidad por ejemplo, que cabe recordar en su día ya se lo saltaron Alemania y Francia), y sobre todo, centralización de política fiscal y presupuestaria (aunque actualmente se oponen todos, hasta los alemanes). El status quo pocas opciones más habilita.