Equipos heterogéneos y su rendimiento: la excepcionalidad del Athletic de Bilbao

La heterogeneidad y multidisciplinaridad de los equipos de trabajo es algo que desde el mundo del management y las escuelas de negocio, se lleva trabajando y estudiando desde hace años. En general, se ha considerado siempre, que un equipo heterogéneo (considerando como tal muchas características -edad, género, intereses, disciplinas, etc.-) es bastante más eficiente que uno más homogéneo. Y como tal, desde el área de recursos humanos y sus investigaciones, se ha procurado siempre predicar la idea de mezclar personas diferentes para que salgan buenas ideas.

No es que esto haya cambiado, sino que en los últimos años, con la globalización, esto se ha acentuado. Ahí tenemos el caso de Silicon Valley con equipos de talento de prácticamente cualquier esquina del planeta. O cómo las empresas multinacionales mueven a sus equipos y los mezclan durante los primeros años de carrera, precisamente buscando ganar en ese rendimiento extra que se obtiene gracias a la integración de diferentes culturas, formas de trabajar, etc.

Hay muchos trabajos que se pueden encontrar sobre los costes y beneficios (el análisis que siempre hay que hacer) de cómo los equipos rinden contando con una diversidad importante. Es un tema recurrente en muchos foros: políticas públicas, reclutamiento, admisiones en las universidades, etc. Los beneficios, como decíamos al comienzo, son bastante conocidos. Sin embargo, en los últimos años, también los costes han salido a la luz. Y es que integrar personas tan heterogéneas no es sencillo; negociar empleando múltiples idiomas, tradiciones culturales, etc.

A este respecto, uno de los casos que me ha llamado la atención es este paper: “Heterogeneity and Group Performance: Evaluating the Effect of Cultural Diversity in the World’s Top Soccer League“. Un paper que analiza estos costes y beneficios de la integración heterogénea de personas para los equipos de fútbol. Lo hace para los equipos de las cinco principales ligas Europeas (España, Inglaterra, Francia, Alemania e Italia) que han participado en la Champions League de 2003 a 2012. El objetivo del estudio no era otro que entender cómo la diversificar en el grupo de jugadores afectaba al rendimiento. Los resultados, expresados de una manera gráfica, son éstos:

Fuente: Washington Post
Fuente: Washington Post

Los resultados parecen claros. Hay una relación positiva entre la diversidad y el rendimiento. Pueden ver cómo a los equipos que mejor les ha ido en los últimos años (entre ellos el Sevilla, que destaca especialmente), son aquellos que tienen una alta diversidad lingüística han obtenido mejores resultados que aquellos que no la han tenido. Para evitar posibles sesgos en el análisis, y tal y como se puede encontrar aquí, los investigadores han utilizado los valores de mercado de los jugadores y los clubes para corregir aquellos equipos que emplean a pocos jugadores extranjeros de éxito, y obtienen muy buen0s resultados.

Este trabajo me ha resultado interesante ahora que estamos en época de Eurocopa. Al parecer, otro de los resultados que aparentemente han descubierto es que aquellas selecciones nacionales cuyos jugadores de desempeñan en equipos con alta diversidad, obtienen mejores resultados. La Bundesliga, de hecho, que es la más diversa cultural y lingüística de las cinco principales, al parecer, beneficia mucho al juego posterior de la Alemana.

Otro beneficio de esto es el caso de jugadores nacionales que juegan en ligas extranjeras. Este efecto, al parecer, beneficia especialmente mucho a Brasil y Argentina, naciones conocidas por enviar a sus jugadores a Europa durante muchos años de su carrera profesional. Según esta lógica, Francia y Bélgica, pudieran ser las más beneficiadas por ello. Las casas de apuestas, al parecer, por eso juegan tanto a favor de ellas.

No quiero con esto hacer un llamamiento a construir equipos que tengan un jugador de cada país. Pero sí quiero con este caso enfatizar la singularidad del caso del Athletic de Bilbao. Por favor, no me malinterpreten. No soy un fanático del fútbol (pero sí me gusta mucho), y tampoco lo soy del Athletic de Bilbao. Pero sí soy de Bilbao, y veo lo que ocurre a mí alrededor. Y me gustan mucho los datos, por lo que detectar aspectos singulares es una de las cosas que más me gustan.

Y, en este caso, estamos hablando de una singularidad. Un club, que en sus 118 años de historia, solo ha jugado con jugadores del País Vasco (nacidos o criados). Y, además, con bastante éxito, a tenor de la competitividad de la liga en la que siempre ha jugado (especialmente desde la llegada de la democracia y la Ley Bosman), y sus partidos en Europa. Mi más sincera felicitación al Athletic de Bilbao. Siempre tiene que haber algún outlier de éxito en la norma 🙂

Nuevo Programa de Big Data y Business Intelligence en Deusto Ingeniería

Ya podemos anunciar en lo que he estado trabajando los últimos meses: el Programa de Big Data y Business Intelligence que sacaremos en la Universidad de Deusto, en nuestra facultad Deusto Ingeniería, a partir del próximo Enero (en Bilbao; en Madrid, próximamente).

Ya podemos anunciar en lo que he estado trabajando los últimos meses: el Programa de Big Data y Business Intelligence que sacaremos en la Universidad de Deusto, en nuestra facultad Deusto Ingeniería, a partir del próximo Enero (en Bilbao; en Madrid, próximamente).

Según Gartner, en 2015 van a ser necesarios 4,4 millones de personas formadas en el campo del análisis de datos y su explotación. En este sentido, McKinsey sitúa en torno al 50% la brecha entre la demanda y la oferta de puestos de trabajo relacionados con el análisis de datos en 2018. Es decir, existe un enorme déficit de científicos y analistas de datos: un exceso de demanda, no hay gente formada en la materia. Por lo tanto, y ante la gran divulgación que está teniendo el término, seguramente no os tenga que introducir mucho el concepto Big Data.

La sociedad se ha tecnificado, y cada estamos más interconectados. A eso unámosle que el coste computacional es cada vez menor, y cada vez se están digitalizando más procesos y actividades de nuestro día a díaY esto, claro está, representa una oportunidad para las organizaciones, empresas y personas que quieran tratar y analizar los datos en tiempo real para obtener valor para la toma de decisiones o para sus clientes: ayudar a las empresas a vender más (detectando patrones de compra), a optimizar costes (detectando cuellos de botella o desperdicios), a encontrar más clientes (por patrones de comportamiento), a detectar puntos de mejora en procesos (por regularidades empíricas de mal funcionamiento) y un largo etcétera.

Cuando Norton y Kaplan introdujeron el concepto de Cuadro de Mando Integral ya señalaron lo que hoy con el análisis de datos masivos podemos obtener. Indicadores clave para la toma de decisiones, aspecto que con el Big Data es más accesible que nunca ante la gran abundancia de datos que una empresa dispone (tanto en sus base de datos, como en Internet) para obtener evidencias. Así que se hablará de tableros de toma de decisiones, con mapas estratégicos para ayudar a las empresas y organizaciones en la toma de decisiones basadas en evidencias.

Por todo ello, en esta Programa hablaremos de cómo todas las empresas (desde las microPYMEs, hasta las grandes empresas) pueden aprovechar del dato. Los beneficios que una empresa puede obtener son claros: obtener conocimiento de sus clientes, mercados, productos, etc, redundando esto en nuevos mercados, nuevos segmentos, alineamiento de la empresa a los clientes, en definitiva nuevos ingresos y ahorros. Hablaremos de los modelos analíticos que se pueden emplear en diferentes procesos de negocios de diferentes sectores económicos para entender la transversalidad y la utilidad que tienen estas técnicas.

Para las empresas la situación actual supone una oportunidad sin precedentes porque a los tradicionales datos internos (sus Bases de Datos en ERP, CRM, etc.) hay que añadirle ahora los datos de Internet y los datos transaccionales/de influencia/de relación. Lo que ahora se llama la economía de la influencia, poder llegar decirle a una empresa quién o qué influye más en la decisión de compra de un cliente. Ante el juego de suma cero que resulta conseguir clientes, poder apalancar una relación con unas personas para llegar a otras, resulta de enorme atractivo.

Así, podríamos asignar un score a nuestros clientes (qué datos debiéramos cuidar más y cuáles menos, a quién dar regalos promocionales para intentar fidelizarles y a quién no resulta ya tan necesario, etc.), una semántica a sus expresiones. Y con todo, hacer un marketing orientado a la actitud y a las emociones. Muchos productos se han comoditizado, por lo que por precio es difícil ya diferenciarse. De ahí que la influencia, la semántica de las expresiones, jueguen un papel fundamental de diferenciación. Y todo esto, se hace con teoría de grafos y el análisis de datos. Y esto que se puede aplicar para saber que Xavi y Xabi Alonso fueron decisivos para ganar el mundial, también se puede aplicar en muchas otras situaciones cotidianas. En definitiva, un nuevo mundo que se abre y que se debe explotar para poder obtener ventajas competitivas.

width="580"
La influencia de los jugadores de Holanda y España (y su tiki-taka) en la final del Mundial (Fuente: http://www.cienciaxplora.com/divulgacion/futbol-matematicas-desmontando-pulpo-paul_2014042000104.html)

Además de los grafos otro elemento que está ahora de moda y que también se verá en el programa es el geomarketing: desde patrones de movimiento de personas a través del uso de su tarjeta de crédito, a perfiles sociodemográficos de áreas y personas para saber cómo mejorar el buzoneo con movimiento o inferencias de rutas de transporte público o privado para luego poder predecir por dónde pudiera estar nuestro eventual cliente. Todo esto, claro, si lo almacenamos en un formato estructurado relacional de toda la vida (filas y columnas), sería un planteamiento muy caro. Por eso hablaremos del nuevo paradigma que nos introduce Hadoop, que además de una mejor economía en costes, nos ofrece mejores rendimientos. Y todo esto, también aprenderemos cómo ponerlo en valor para diferentes sectores de actividad económica (salud, finanzas, seguridad, marketing, logística, seguros, etc.). Y encima, hacerlo en tiempo real, nos permitirá anticiparnos (influir en personas para que nos compren, evitar problemas en máquinas o evitar que nos roben, entre otros).

geobuzon-infotools
Herramientas inteligentes de buzoneo de Geobuzon, de Mediapost Group (Fuente: http://www.geobuzon.es/herramientas/infotools/)

Así, nuestro Programa de Big Data y Business Intelligence, ofrece a los participantes dos perfiles: el tecnológico y el de negocio. De la conjunción de ambos, sale el perfil completo de Big Data y Business Intelligence que tanto demandan las empresas. El Big Data, el campo que explorar aprovechar el dato a corto plazo buscando patrones, inferencias, etc., entre los datos, sin ningún objetivo a priori concreto. Frente a ello, está el campo del Business Intelligence, una disciplina que tiene un objetivo a medio plazo; la herramienta de la estrategia y de la dirección, que busca dar respuestas a preguntas concretas y formuladas a priori analizando datos.

No obstante, y ante la heterogeneidad y especificidad que en muchas ocasiones exigen las empresas, ofreceremos la posibilidad que un estudiante se matricule de módulos individuales, sin necesidad de que se matricule de la totalidad del Programa. En la página de información y de registro de interés, ofrecemos todos los detalles de cada módulo, y la posibilidad de cursar un módulo u otro en función de las necesidades de cada persona.

¿Y qué módulos tenemos? Una vez vistos un conjunto de seminarios de introducción que nos permitirán adentrarnos en el mundo del Big Data y del Business Intelligence, por un lado, tenemos el perfil tecnológico, y por otro lado el de negocio. Ambos perfiles se secuencian en el tiempo, para permitir que un participante pueda cursar todos los módulos sin mayor problema. Todos los talleres emplearán metodologías didácticas innovadoras y de uso profesional: casos de uso, casos de transformación, estudio de caso, etc.. Nada de teoría, todo enfoque práctico. Por ello, contamos con un conjunto de empresas que también nos proveerán sus problemas para que el participante se sienta parte activa de su solución.

Mapa de módulos del Programa en Big Data y Business Intelligence de Deusto Ingeniería
Mapa de módulos del Programa en Big Data y Business Intelligence de Deusto Ingeniería

En el perfil tecnológico, en primer lugar, en el módulo M2.1., veremos la importancia que tiene la gestión de la calidad del dato. Es decir, limpiar, depurar, normalizar, etc. los datos para que luego podamos realmente analizarlos. Sin limpieza del dato, no hay explotación eficiente. Posteriormente, en el módulo M2.2., es cuando estudiaremos las tecnologías de Big Data que todo el mundo comenta en estos días (Hadoop, R, etc.). Es un módulo que desarrolla el diseño y desarrollo de modelos predictivos mediante técnicas de Data Mining. Aquí es cuando realmente ofreceremos la visión necesaria a los participantes para poner luego en las empresas en práctica los conocimientos adquiridos. Terminaremos este perfil hablando de la gestión y administración de estas tecnologías.

Por otro lado, en el perfil de negocio, veremos casos de uso y aplicaciones de las principales categorías de uso de las tecnologías de análisis de datos: búsqueda de clientes, riesgo y fraude, operaciones, etc., en múltiples sectores industriales. Serán módulos, para aprender a poner en valor el Big Data y el Business Intelligence, con casos prácticos de empresas. Los participantes, trabajarán sobre casos reales, traídos por empresas, administraciones públicas y organizaciones, que disponen de problemas sin resolver, y que el análisis de datos puede ayudar a poner solución. Todos los módulos tienen un Proyecto Fin de Módulo: el alumno demostrará que ha adquirido una serie de destrezas y habilidades trabajando sobre casos reales de empresas. Además, esto irá a su CV, que para procesos de selección les vendrá estupendamente.

Termino hablando de la gran red de colaboradores que disponemos. Empezando por nuestros patrocinadores gold (HP y SAS) y silver (Entelgy), y pasando por otras empresas que aportan o bien profesorado (todas), o bien posiciones en prácticas para los participantes (todas), software o infraestructura para el procesamiento masivo de datos, etc. (BBVA, Indra, Tenzing, Ayuntamiento de Santander -primera Smart City de España-, Ingeos, Zeus Consultores, Accenture Analytics, Deloitte, etc.)

¿Y a quiénes os esperamos? A todos vosotros. Es un campo donde hay muchísimas demanda ahora mismo de las empresas, y muchísimos puestos a cubrir. Así, personas que quieren ejecutar la transformación y orientación a datos de una empresa, personas que quieran emprender, puestos directivos que quieran mejorar la orientación de sus procesos, centros o departamentos hacia la optimización,  gente joven recién titulada  que quiera apostar por la posibilidad de diferenciarse en el mercado laboral, personas con cierta experiencia que quieran reconducir su carrera laboral, etc. En Bilbao el interés por el tema queda claro con grupos de LinkedIn que ya hablan del tema, empresas que nos llaman a la universidad para solicitar perfiles. ¿A qué estás esperando? Solicita más información, contacta conmigo directamente, solicita tu entrevista y te podremos ayudar en conocer tu perfil y tus objetivos para saber si este es el Programa para ti.

Esquema de representación del Programa en Business Intelligence y Big Data

Estimado/a lehendakari: menos política industrial y más industria sin política (Primera Parte)

Así, una buena política de I+D+i no debiera centrarse exclusivamente en la dotación presupuestaria. Tiene también que ofrecer instituciones públicas que ofrezcan servicios en las diferentes áreas tecnológicas de conocimiento y que faciliten a las empresas soluciones a sus problemas tecnológicos. Algo así como un servicio de soporte y asesoría en materia de I+D+i.

Estimado/a lehendakari,

con motivo de las próximas elecciones a la lehendakaritza, quería trasladarte unas reflexiones que llevan rondando mi cabeza unos meses/años. Elijo este formato de “carta abierta” a través de este humilde blog porque es la forma más fácil de compartir mis impresiones con otros también, no solo con usted. Quiero hablar contigo de política industrial, entendiendo por ello el concepto que desde el Estado (Euskadi en este caso) seleccionáis unas inversiones concretas y les otorgáis unos privilegios especiales que no se da al resto.

Habláis mucho los lehendakaris -los políticos en general- de política industrial. Y en cierto modo, os entiendo. El País Vasco ha protagonizado un proceso de profunda transformación de su tejido productivo, económico y social, siendo hoy en día una región realmente competitiva en un nuevo entorno de ámbito global e internacional. La reestructuración industrial de las últimas décadas ha sido espectacular.

La última gran crisis que vivimos (80-90), no fue financiera como la actual, sino de índole industrial, lo cual habla mucho sobre nuestra resiliencia, y nuestra adaptación al cambio. Hemos transformado nuestra sociedad, nuestro tejido industrial, de una ciudad-comunidad industrial taylorista, a una ciudad postmoderna de servicios, con gran atractivo cultural. Seguramente mucho se deba a lo que en UBM llamamos el efecto Guggenheim. No lo sé.

Pero ciertamente, tras ese proceso de transformación todas las conversaciones e ideas que estáis manejando, vosotros, los candidatos, acerca de política industrial me un poco de miedo. Cuando os oigo decir que “Euskadi necesita una Política Industrial de verdad”, ciertamente, no acabo a aterrizar las ideas; me parece un poco abstractas. Habláis de una política industrial adecuada a nuestro Siglo, donde palabras como “conocimiento”, “investigación”, “innovación”, son usadas recurrentemente.

Todo esto me parecen abstracciones propias del arte rupestre. No entiendo qué queréis decir. Habláis del qué, y no del cómo, y éste es precisamente el miedo que tengo. En política industrial, el problema suele ser el instrumento, no es la de si se debe aplicar, sino cómo. Vale, está claro que hay que ayudar al emprendedor, hay que ayudar a la nueva empresa. Pero, ¿cómo lo tenéis pensado hacer?

Si habláis de política industrial vertical (un determinado sector), quisiera advertirle que esta solo ha funcionado en condiciones muy concretas, no extrapolables ni generalizables. A nivel país, se conocen los casos de Corea del Sur, China y las manufacturas, Chile y sus uvas, salmones y silvicultura, EEUU y el comienzo de Silicon Valley, los viajes al espacio, el actual programa energético y el paralelo desarrollo sostenible, etc.

En España, a nivel de sectores, tenemos algunos casos que han generado mal resultado. Ahí tenemos el caso de Spanair (hasta 135,5 millones de euros metió la Generalitat para tener “su aerolínea”), las subvenciones a Ryanair (entre otras) que incluso la CNC ha dicho que no son eficientes para los fines que persigue dotar a empresas privadas de dinero público, el Palacio de los Congresos de Valencia o el futurible Eurovegas, donde no solo se van a recalificar terrenos, sino que también se concederán exenciones fiscales, podrían tener que cambiarse varias leyes y hará que futuros políticos no tengan mucho margen en su toma de decisiones en lo que a concesión de licencia para casinos se refiere.

Como el paradigma de casos de inversiones fallidas (España) nos ayuda a entender, hay muchos casos en los que las ayudas públicas han acabado convirtiéndose en subvenciones públicas a sectores social y económicamente improductivos. Si la supervivencia de una inversión depende de los favores de los poderes públicos, le damos al inversor incentivos en no esforzarse a ser más eficiente y productivo. Le incentivamos a buscar el trato político favorable que lo siga ayudando (¿os suena la corrupción?). Y encima esto en España, donde los políticos cobran un sueldo bastante bajo y pocas veces hablamos de ello. Todo ello junto, siempre me ha dado miedo.

Modelo productivo de Euskadi

No obstante, también hemos de decir que cuando hablamos de modelo industrial, ahí sí que tenemos bastante que reconocer y alabar. El modelo industrial Vasco tiene una identidad, se nos conoce por las cosas que hacemos. Hablamos de modelo productivo por la importancia relativa de diferentes sectores de actividad en la economía en su totalidad.

Y digo esto a sabiendas que no me gusta nada la palabra modelo, ya que esto implica que una política haya resultado modélica. Me resulta ciertamente complejo pensar que un sistema productivo haya podido nacer desde arriba, desde una planificación central (salvando casos de fracaso como la URSS, Cuba o Corea del Norte). Un sistema productivo surge desde las decisiones a título individual de cada emprendedor y otros agentes económicos. Así, los gobiernos sólo debieran ofrecer incentivos o des-incentivos para una u otra política. Nada más. Es más, estos incentivos son necesarios ya que muchos de estos agentes individuales no suelen tener una visión macroeconómica de las tendencias que pueden afectar a su sector; los gobiernos sí la tienen (o debieran).

¿Qué tiene que ver esto del modelo productivo y las políticas industriales que se pudieran tomar? En lo que los economistas llaman “externalidad”, esto es, cuando las actividades económicas afectan a terceros también, no solo a los que participan en la transacción. Así, es deseable que el modelo productivo, tenga externalidades positivas en la Sociedad (otro motivo más que poner encima de la mesa cuando se hable de Eurovegas).

Cuando una empresa invierte en I+D, mejora su productividad (por eso invierte principalmente), pero también genera un conocimiento que puede llegar a repercutir a otros agentes de la Sociedad. Así, cuando hablemos de política industrial tenemos que considerar servir a la sociedad en general, que por eso lo hacemos con el dinero de todos.

Por ello, los economistas suelen hablar de que la única política industrial que debiera existir es la de subvencionar esta actividad de I+D+i. Y aquí es cuando entramos de nuevo en términos abstractos. Solemos oír eso lo importante que es la I+D+i. Y lo mismo que decíamos de la política industrial; el problema suele ser el instrumento, no es la de si se debe aplicar, sino cómo.

Así, una buena política de I+D+i no debiera centrarse exclusivamente en la dotación presupuestaria. Tiene también que ofrecer instituciones públicas que ofrezcan servicios en las diferentes áreas tecnológicas de conocimiento y que faciliten a las empresas soluciones a sus problemas tecnológicos. Algo así como un servicio de soporte y asesoría en materia de I+D+i.

(continuará)

Unidades mínimas de negocio: mi madre, mi abuelo y mi educación intelectual y sentimental

Quizás por todo lo anterior mi compromiso siempre a buscar la diplomacia, la buena relación y el optimismo en la serie de relaciones sociales que tengo a lo largo de un día. No recuerdo ahora mismo la última vez que discutí con alguien, ciertamente. Mientras tanto, sigamos discutiendo entre nosotros, que lo único que tengo claro, es que así, no saldremos de esto. Yo seguiré aplicando esas pequeñas máximas que un día aprendí de mi abuelo y de mi madre.

Permitidme un post un tanto sentimental. Hoy es el cumpleaños de mi ama, y creo que no he hecho todavía justicia en este humilde blog a lo mucho que me ha aportado. Y no, no voy al plano sentimental ni al patrimonial (exclusivamente), sino a las “máximas económicas” que me transmitió desde pequeño, y de las cuales tanto me estoy acordando en esta crisis. Nunca me lo ha dicho, pero seguramente ella heredó estas máximas de su padre (mi abuelo), otro gran acreedor de mi yo actual, así que otro con el que estaba siendo injusto en no rendirle un pequeño tributo con estas líneas.

Cuando era pequeño, mi madre me compraba puzzles y rompecabezas en lugar de los juguetes que tenían el resto de mis amigos. Mi abuelo en lugar de comprarme golosinas y darme dinero para comprarme videojuegos (por aquel entonces la Game Boy, Nintendo y Mega Drive era lo cool), me hablaba sobre geografía, historia y sobre algo que me generaba muchas dudas que él llamaba la bolsa (la bolsa que todos conocemos vamos).

Pero en general, lo que ambos hacían, era hablarme de lo importante que era la economía, y sobre todo su buena administración. La crisis actual me recuerda a muchas frases que de pequeño no paraba de oír. Y aprovecharé varias situaciones actuales para relacionarlo en este post con conceptos que de ellos aprendí. Podría hablar de muchos otros planos, pero me ceñiré a éste.

La crisis en España es tan grave, por entre muchas otras razones, falta de previsión. Que el PIB haya caído 6 puntos sencillamente se explica porque durante mucho tiempo los ingresos estaban totalmente inflados. Un sistema impositivo durante la época de la burbuja inmobiliaria que recaudaba mucho por algo que era artificial, coyuntural, no estructural o parte del sistema económico en España de manera sistemática. Pero España, así en abstracto, no se dio cuenta, y mucha gente se creyó más rica de lo que en realidad era.

Todavía hoy, muchas cosas siguen infladas. Los ingresos/PIB de España está entre los más bajos de Europa (solo nos (no)superan Lituania, Eslovaquia y Bulgaria), pero el Estado del Bienestar sigue siendo de los más generosos. Sí, que está claro que todos queremos Sanidad, Pensiones, Protección Social, etc. Pero es hora de darse cuenta de si esta estructura (eso de las crisis estructurales) es sostenible o quizás haya que dar una vuelta a los andamios del modelo social de España.

¿En qué me recuerda todo esto a mi madre? A la previsión. Recuerdo estar haciendo cuentas con mi humilde paga para llegar a fin de mes. Recuerdo ser consciente que si en algún momento mi abuelo me daba una paga (solían ser generosas, pero ni mucho menos periódicas), no podía creerme un nuevo rico, sino periodificarlo, y ahorrarlo para cuando vinieran mal dadas. Tampoco me creí un nuevo rico cuando mi abuelo me regalaba acciones del Banco Santander (las únicas que aún a día de hoy mantengo, seguramente, por el valor sentimental que tienen).

Otro aspecto a tratar son las Comunidades Autónomas. Una entidad administrativa creada tras la transición para la vertebración de la sociedad Española post-franquista, a la cual se le da capacidad de gasto pero de poco ingreso (ITP y AJD y poco más). Pedir responsabilidad a las mismas, con este esquema de incentivos, se me antoja cuando menos complicado.

Y esto de nuevo, me recuerda a cuando mi madre me decía que me empezase a buscar la vida allá por los 18/19 años (que es la edad con la que empecé a trabajar en la Universidad de Deusto, y donde pasé 4 fantásticos años de becario en desarrollo de sistemas). Una sencilla razón: ella también se empezó a buscar la vida para dejar de tener únicamente incentivos de gastar, y también tener el concepto de responsabilidad de ingreso. A partir de ese punto, nunca lo he abandonado: no puedo gastar lo que no tengo, lo que no ingreso. La deuda para mí es un concepto a esquivar en la medida de lo posible.

Y esto me lleva a la síntesis de lo que debo a mi madre y que será una acreedora ad eternum de ello: ser responsable de mí mismo como la unidad mínima de negocio de negocio. Es decir, entender que soy la unidad mínima de funcionamiento en mi sociedad. En otras palabras, que todo este lío que tenemos en España, empiezo por todos y cada uno de nosotros. En cómo gestionamos nuestro cash flow personal.

Al final, la Sociedad, en la que todos tenemos nuestro nicho de Responsabilidad, se configura no por esa visión estructuralista de los mercados, sino por nuestras interacciones más pequeñas. Por la compra del pan que hagas hoy. Por la clase que des en la Universidad. Por los puestos de trabajo que cree un empresario. Por los euros que devuelvas al banco Alemán al que se lo pediste prestado hace unos años. Por el tiempo que dediques a educar a tu hijo.

En Inglés hay un término que creo me describe bastante bien: thrifty. Algo así como “económico”, es decir, intentar ser un buen administrador del hogar, como el origen etimológico de la palabra economía nos enuncia. Sé que me paso, pero yo vivo desde aquella corresponsabilidad fiscal que me dio mi ama, como si estuviera en suspensión de pagos todos los días.

Por cuestión de que todos los sucesos aleatorios me hayan sido favorables, y que los determinísticos me los haya trabajado, no me va mal. Me va bien, entendiendo “bien” como el tope del marco moral y de éxito que yo mismo me defino, que es disfrutar de mi dedicación todos los días, tener un domicilio donde dormir y viajar por el mundo con quien lo disfruto.

Esto me lleva al siguiente concepto que mi madre siempre cuido: la evasión de responsabilidades. Dado que tengo cargos de alta responsabilidad, intento nunca evadir ni una sola de ellas. Cuando cometo fallos (como todo Homo Sapiens), lo reconozco. Sé hasta donde llego, y de ahí intento no pasar (aunque mi mayor limitación siempre es cuestión de esas malditas 24 horas que tiene un día…. bueno, y los horarios de este país).

Una de las cosas que más me resigna es ver la amplia evasión de responsabilidades. Todos las tenemos; tú no eres menos responsable que yo. Un ejemplo. Parece ser, que la Sociedad Española ya ha aceptado en consenso que la solución a la crisis actual pasa por un proceso de sacrificios colectivos e individuales amén de corregir los desequilibrios acumulados en la época de la burbuja. Sin embargo, ¿por dónde empezamos? ¿quién empieza a responsabilizarse? ¿quién es acreedor y quién deudor?

¿Los que pagan de impuestos y los que los reciben en forma de servicios cómo se ponen de acuerdo para llegar a un equilibrio entre deberes y derechos? ¿Cómo ponemos a ciudadanos de rentas altas, medias y bajas de acuerdo para distribuir sacrificios? ¿Quién es más culpable el sector financiero o el productivo? ¿Qué hacemos con los puestos de dedicación pública? ¿Y con las Comunidades Autónomas y ese bloque Norte-Sur? ¿La patronal o los sindicatos? (capital o trabajo) ¿Y qué me dicen de la brecha intergeneracional entre mayores y jóvenes? ¿Nos enfrentaremos nosotros los jóvenes con nuestros padres? y así podría seguir un rato.

Quizás por todo lo anterior mi compromiso siempre a buscar la diplomacia, la buena relación y el optimismo en la serie de relaciones sociales que tengo a lo largo de un día. No recuerdo ahora mismo la última vez que discutí con alguien, ciertamente. Mientras tanto, sigamos discutiendo entre nosotros, que lo único que tengo claro, es que así, no saldremos de esto. Yo seguiré aplicando esas pequeñas máximas que un día aprendí de mi abuelo y de mi madre.

El ministro (sí, en serio) nos aconseja hacer turismo en España

Por último. Entiendo que el ministro se siente molesto por la poca valoración que se tiene del “modelo” turístico Español. Y pongo “modelo”, porque, ¿de verdad que España tiene un modelo? ¿o tiene una acumulación de hechos que han ido conformando una imagen de manera más exógena que endógena?

Me ha llegado por varias vías esta noticia recogiendo algunas impresiones del ministro de Industria, Energía y Turismo sobre el sector turístico Español. Como no salía de mi asombro, lo he contrastado en varios medios, y sí, es cierto, que ha dicho lo siguiente (entre otras cosas):

“[…] a lo mejor los equivocados somos nosotros, que en vez de muchas veces quedarnos a hacer turismo dentro de España nos vamos a lugares recónditos del mundo

“[…] muchos españoles salen del país en busca de ‘sol y playa’ y se encuentran con “mosquitos, temperaturas que sobrepasan los 35 y 40 grados y una temperatura del mar que no es la que se puede encontrar en España

“[…] heterogeneidad de lugares y paisajes […] subrayando las virtudes gastronómicas del país, la oferta de turismo rural e incluso la de turismo de salud gracias a la red de ‘spas’.”

“[…] Muchas veces nos fijamos solo en el turismo de ‘sol y playa’, pero las comunidades autónomas que no tienen mar disponen de una oferta turística maravillosa, con unos precios y una gastronomía extraordinaria”

Ciertamente, no sé ni por donde empezar. Bueno, sí, empiezo y termino: estas palabras describen bastante bien el nivel que exhiben en muchas ocasiones nuestros representantes. De verdad que intento siempre evitar meterme en el trabajo de otros, y más cuando son gente que ha asumido una responsabilidad de este calibre, pero es que hay veces que puede conmigo el tema.

Vamos a ver. Este es un tema que me encrispa aún más porque soy uno de esos turistas a los que se dirige el ministro Soria. He visitado unos cuantos países ya en mi vida, en especial algunos de los que entiendo se refiere: Cuba, Islandia, Nepal, India, Egipto, Etiopía, Puerto Rico, Colombia, Mexico, etc.

Además, y por otras cuestiones profesionales, en los últimos meses llevo metidas unas cuantas de pares de decenas de horas investigando sobre modelos turísticos, branding turístico y otros temas parecidos. Así que bueno, algo entiendo sobre modelos turísticos, en especial, del lado de la demanda.

Si no me llama la atención el turismo Español no es porque no conozca la oferta de España, sino porque ciertamente, esa oferta no me gusta. España, por cuestiones de geografía y algunos eventos estocásticos, se quedó con bastante costa. Prácticamente el 75% del perímetro de España es costa. Con el aperturismo Franquista de la década de los 60, la oferta se concentró en la Costa Brava, Costa del Sol, Islas Canarias e Islas Baleares.

No se hicieron políticas centrales, ni se intervino este desarrollo, y muchos touroperadores Europeos se hicieron de oro apostando por un turismo de bajo coste que demandaría la creciente clase media Europea. Así, se llega a nuestros días con un turismo de sol y playa actual que tanto gusta en el exterior.

Perdón, sol y playa + fiesta, que, ministro, si quiere puede comprobar con cualquier conversación, que con un intervalo de confianza del 95% (esto es un postulado mío), le dirá que le gusta la fiesta de la que puede gozar en la costa Española.

Esto es branding, y si quiere cambiarlo, haga políticas para ello. Y eso no se consigue haciendo declaraciones como las que ha realizado. Apueste de verdad por invertir en el sector. ¿Qué tal un ministerio propio para un sector que aporta entre el 10 y el 15% del PIB? (perdón por la poca precisión, pero cada fuente dice algo distinto)

A mí este turismo no me gusta. Tuve mis años que sí lo hice, con mis amigos en los clásicos viajes de 16 a 20 años. Pero luego empecé a salir fuera, y créame, que aunque haya dormido entre nubes de mosquitos en Etiopía, Nepal o Islandia, nada me asegura que no exista esa misma cantidad de mosquitos en otros puntos de España. ¿Lo ha comprobado?

Respecto a las temperaturas. ¿En qué puntos de la costa Española baja la temperatura de 35 grados en Agosto? Tuve muchos años apartamento en Benidorm, e iba prácticamente todas las temporadas del año en pequeñas escapadas, salvo en Julio y Agosto (los que ahora por cuestiones de tradiciones sociales son mis vacaciones), que no había quien estuviera quieto del caló.

Por último. Entiendo que el ministro se siente molesto por la poca valoración que se tiene del “modelo” turístico Español. Y pongo “modelo”, porque, ¿de verdad que España tiene un modelo? ¿o tiene una acumulación de hechos que han ido conformando una imagen de manera más exógena que endógena?

Luego cuando en otros países un ministro hace una llamada parecida por defender los productos locales (léase un alemán o un británico, por ejemplo, que es cuando más se enerva el sentimiento de la gente en Facebook, nuevo centro de irá social), nos llevamos las manos a la cabeza y se le llama de todo. Pero no, ahora ha sido un Español. Nivel.

Impresiones y explicaciones sobre esos 100.000.000.000 € para España

Bueno, soy optimista. Es un balón de oxígeno. Nos han dado tiempo. Hay que aprovecharlo. El sector financiero, teóricamente, se verá reforzado. No sé si se recuperará la credibilidad o no (eso contando que algún día España tuvo de eso), pero el país necesita menos incertidumbre. La certeza es imposible, pero lo de ahora es una locura. Se necesita crear un marco estable durante un tiempo. Que las noticias del día a día no estén relacionadas con bancos o cajas de ahorro.

El sábado a la tarde se hizo oficial: España tendrá un rescate. El cuatro país de la Zona Euro que entra en una situación de estas circunstancias. Estoy de acuerdo con Rajoy en que yo tampoco voy a entrar en debates nominalistas. Sin embargo, ¿cómo lo llamamos de no llamarlo rescate? Necesitas ayuda, no puedes hacer frente tu solo, así que la pides.

Ayer, leyendo las noticias, me asombraba ante el hecho de estar viendo como los medios discutían de si se trataba de un rescate en forma de línea de crédito, era un préstamo o qué. La España de los accesorios que suelo llamar; dejar lo sustancial de lado. Pero bueno, dejemos esto de lado.

Antes de seguir leyendo, ciudadano de España, quisiera tranquilizarle: puede respirar, el rescate es tanto al banco como a usted, dado que al fin y al cabo, cuando se salva un banco, se salvan los depósitos y ahorros que tienen los ciudadanos ahí metidos. Esto es importante; no se nos olvide. Cuando se rescata a Bankia, no se rescata a Rodrigo Rato y su bonus por irse; se rescata el dinero que tienen ahí ahorrados muchos, muchísimos, Españoles.

Llámenle como quieran, pero España ha necesitado ayuda de sus vecinos Europeos. Ventajas que tiene estar en un Club así de grande. Esto de “ayuda” suena bien semánticamente, pero es un término tan genérico, que conviene detallarlo, y así dejar claro y simple todo:

  • La Unión Europea -ya veremos qué institución y cómo- prestará 100.000.000.000 de €. La UE vuelve a ser algo genérico. El vehículo, lo conoceremos en los próximos días.
  • El receptor del préstamos será el FROB, es decir, el Estado. Todos, vamos. Avalamos todos ese préstamo. ¿Qué implica esto? El FROB lo inyectará a los bancos, y si alguno de éstos tiene problemas, España lo pagará. Esto lo deja bien claro el texto emitido por el Eurogrupo

El Eurogrupo afirma asimismo que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que actuará como agente para el Gobierno español, puede recibir los fondos y canalizarlos al sector financiero afectado, pero el Ejecutivo tendrá la plena responsabilidad de la asistencia económica y tendrá que firmar un Memorando de Entendimiento con sus socios de la eurozona.

  • El FMI no pone dinero (sobre lo que conocemos), por lo que tampoco tiene un papel directo en todo esto. Europa creó sus propios mecanismos (los fondos de estabilización y demás siglas, que por su variedad y dispersión, es difícil recordar), así que esos acrónimos serán los que tengamos que memorizar.
  • El tipo de interés rondará el 3%. Parece ventajoso, en comparación con los altos tipos (sobre el 6%) que venía rondando últimamente. Reuters informaba que España pagará los mismos intereses que otros países rescatados. Esto puede ser buena noticia… pero… nada es gratis; quizás haya también mayores exigencias de medidas macroeconómicas.

Primero se negó la crisis, y ahora se niega el rescate. De eso precisamente se habla en medios extranjeros. El Time es claro: Tú dices Tomate, yo digo Rescate

Portada de Time (Fuente: www.time.com)
Portada de Time (Fuente: www.time.com)

Vamos, un poco de mofa alrededor de los eufemismos que viene utilizando los Gobiernos de España en los últimos tiempos.

El New York Times, con acierto entiendo yo, sacaba ayer una noticia centralizando la fotografía en Mariano Rajoy, pero no porque ayer apareciera en los medios, sino porque el NYTimes, en la noticia, caricaturiza las últimas declaraciones de Rajoy sobre la no necesidad de España de un rescate. Vamos, que por el mundo estamos dando de qué hablar, para variar.

El New York Times centraliza la noticia en Rajoy (www.nytimes.com)
El New York Times centraliza la noticia en Rajoy (www.nytimes.com)

¿Y cómo lo veo yo? El rescate era necesario. Debiera bajar la prima de riesgo. Debiera subir la bolsa. Entonces, ¿por qué no se ha hecho antes? Se entiende se haya demorado: mayor castigo para el sector financiero (o así lo interpreto yo vamos). Rajoy se ha presentado ante los medios como un salvador, como el héroe que incluso ha presionado a sus socios de la Zona Euro. Pero lo cierto es que a falta de la letra pequeña, las condiciones no parecen tan malas para España. Otra cosa es que esto sea mérito del Gobierno del Partido Popular.

O quizás es cuestión de que España no es ciertamente Grecia, Portugal (aquí lo amplié) o Irlanda (aquí lo expliqué). No España no es esos países. Y el rescate tampoco lo ha sido: solo se ha rescatado al sector financiero. Sin embargo, los presupuestos generales del estado para 2012 son de unos 300.000 millones de € (creo recordar son 312.000), por lo que este rescate alcanza el 33% de la cantidad de dinero anual que dispone el Gobierno. De vértigo. Así, Menos mal que solo es un sector. Esto deja entrever lo que hubiera sido un rescate de mayor magnitud en otros sectores de la economía Española.

El propio Eurogrupo desveló que confiaba que España cumplirá sus compromisos en lo que respecta al déficit y con las reformas estructurales (sí, todavía faltan muchas). Se espera se corrijan los desequilibrios macroeconómicos. Eso sí, la declaración del Eurogrupo contiene condicionalidad implícita en su 5º párrafo. Cuando se entreleen o leen directamente términos como “implícita” o “táctica”, agárrense los cinturones. Así que de nuevo, esperemos a los detalles.

La solución es buena para el Euro y es buena para la construcción Europea. Y digo “construcción”, porque es un “Producto en curso”. Queda mucho por hacer a nivel institucional. España ahora cede cierta soberanía; se entiende. ¿Alternativas? Es más, que la política económica y fiscal de los países miembros de la Zona Euro convergan y se unifique para el ciclo natural.

El rescate lo asume el Estado, decíamos, así que tanto el déficit como la deuda aumentarán, naturalmente:

  • Deuda: De Guindos confirmó que el dinero del rescate irá a parar a la deuda pública. Esta aumentará, claro. Por ello, el Gobierno, el Estado, es responsable de su devolución, que desde el reformado artículo 135 de la Constitución Española el verano pasado, ahora pasa a ser prioritario su pago.
  • Déficit: los intereses a pagar, que sí, serán más beneficiosos, pero tendrán un coste, computarán como gasto para el Estado. Sigo sin entender que Rajoy haya dicho que no afecta al déficit. Será cosa mía, no os preocupéis.

¿Y cuál es la “letra pequeña”? Bueno, es lo que nos falta por saber, y que conoceremos a lo largo de esta semana. Se lleva pidiendo desde Bruselas desde hace semanas reformas en materia de pensiones, empleados públicos, Impuestos como el IVA, el mercado de trabajo. Sin embargo, esto último no lo tengo claro. De Guindos dijo el sábado que no había condición macroeconómica o fiscal; que el rescate sólo imponía condiciones al sector financiero. ¿Dónde está la verdad?

¿Y qué harán los bancos con ese dinero? En primer lugar, pagar lo que deben. Algo más de 100.000 millones de euros se lo deben a bancos Alemanes. Meras casualidades, no seáis mal pensados. Además, esperemos que deje la sangría de fuga de capitales. Es más, se espera llegue inversión extranjera, por eso de haber recuperado la confianza.

Los Balances de los bancos debieran mejorar. Se entiende podrán ajustar el precio de sus activos, en especial, los pisos que tienen ahora mismo y que por mera contabilidad no podían bajar de precio/valor. Es más, una de las recomendaciones de Bruselas al Gobierno consiste eliminar la deducción por adquisición de vivienda, una medida muy regresiva que el Gobierno popular había vuelto a introducir.

Pero lo más importante: necesitamos que ese dinero llegue a la economía real. Las entidades financieras, esperemos, cumplan la función con la cual se diseñaron: intermediar con el dinero, en especial, facilitando la financiación a empresas para acometer nuevas inversiones. Ahorro por inversión, esa fue la idea inicial.

Bueno, soy optimista. Es un balón de oxígeno. Nos han dado tiempo. Hay que aprovecharlo. El sector financiero, teóricamente, se verá reforzado. No sé si se recuperará la credibilidad o no (eso contando que algún día España tuvo de eso), pero el país necesita menos incertidumbre. La certeza es imposible, pero lo de ahora es una locura. Se necesita crear un marco estable durante un tiempo. Que las noticias del día a día no estén relacionadas con bancos o cajas de ahorro.

Un secreto: el mundo crece

¿Qué puedo hacer yo entonces? Como me gusta decir, la vida es cuestión de esos pequeños momentos, de esas decisiones, y, en general, de oportunidades que ocurren y que no hay que dejar escapar. Ahora mismo, la oportunidad esa ahí fuera, en el mundo. Esperando todos sentados no arreglaremos nada.

Un breve apunte, que si queréis, lo llamamos secreto: el mundo crece. Saco esto a colación de la presunta teleconferencia que el Eurogrupo mantendrá esta tarde para estudiar el rescate de España, y que de este modo se acabarán las opciones para los Españoles. Viviremos como otra lander más de Alemania o bajo el control de “Bruselas” (qué término más vago e impreciso, pero bueno, para que se me entienda).

Pues no, puede no ser así. Como decía, el mundo crece, a los datos me remito:

Crecimiento del 2,5% en términos internuales del PIB Mundial (Fuente: www.economist.com)
Crecimiento del 2,5% en términos internuales del PIB Mundial (Fuente: www.economist.com)

Las cifras globales en sí es un buen referente, pero debemos desagregarlas para ver entonces dónde sí crecen. Y desde luego que no es aquí, en España, o en la Zona Euro o Europa en general.

Crecimiento PIB para Europa: malas previsiones (Fuente: www.economist.com)
Crecimiento PIB para Europa: malas previsiones (Fuente: www.economist.com)

Entonces, ¿dónde sí están creciendo? Mirad de nuevo la primera gráfica: países BRIC  y otras economías emergentes. Mirad qué países está previsto generen los próximos billones de dólares de riqueza:

Previsión PIB Global (Fuente: www.economist.com)
Previsión PIB Global (Fuente: www.economist.com)

¿Qué puedo hacer yo entonces? Como me gusta decir, la vida es cuestión de esos pequeños momentos, de esas decisiones, y, en general, de oportunidades que ocurren y que no hay que dejar escapar.  Ahora mismo, la oportunidad esa ahí fuera, en el mundo. Esperando todos sentados no arreglaremos nada.

Y no, no estoy llamando a una emigración masiva; también se pueden traer capitales a España (que falta nos hace), exportando nuestro conocimiento, know how, etc. En definitiva, aprovechar la oportunidad.

***

PD: No me gusta el término rescate. La semántica no es sutil.

Breve Historia de la Argentina: cómo se pasa de ser el 7º al 84º país (Parte III)

Con todo Latinoamérica creciendo rápido y con un precio de la soja (y otras exportaciones) por las nubes es muy complejo no crecer con fuerza. Argentina lo está consiguiendo. Las políticas Argentinas actuales ya las hemos descrito en este post; o se cambian, o serán muy perjudiciales en el largo plazo. Y todo, derivado de muchos años de Historia.

[Continuación del artículo anterior, y fin de la serie sobre Argentina]

Políticas económicas actuales

Entre las múltiples cosas que uno puede leer sobre Argentina y su economía, una frase que se repite mucho es que el patrón de crecimiento de Argentina sigue el siguiente proceso secuencial y ordenado en el tiempo que se repite cíclicamente:

  1. Devaluación
  2. Superávit comercial
  3. Inflación
  4. Pérdida de competitividad
  5. Déficit comercial
  6. Vuelve al punto 1 (Devaluación)

Todo ello, por motivos como dictaduras, golpes de estado, presiones de organismos internacionales, ajustes, etc. Más de 45 años, desde el derrocamiento de Perón. Desde el regreso de Argentina a la democracia en 1983, el poder ha alternado entre los peronistas y los radicales populistas de clase media.

¿Dónde se está en la actualidad? Ciertamente, lleva un tiempo en una crisis de índole política considerable. No tanto económica. Bueno, más o menos. Es lo que pasaremos a analizar en este artículo. Actualmente, existen todavía las tristes villas miserias y un reparto de la riqueza muy desigual, a lo que se suma los ya decimonónicos problemas de la clase media.

Las villas miserias en Buenos Aires
Las villas miserias en Buenos Aires

Hace unas semanas, The Economist dedicaba un artículo a Argentina. Entre las cosas que citaba, me llamó la atención la siguiente gráfica:

Balanza por cuenta corriente Argentina.. ¿déficit en 2011? (Fuente: www.economist.com)
Balanza por cuenta corriente Argentina.. ¿déficit en 2011? (Fuente: www.economist.com)

El presupuesto es deficitario. Es decir, que la “cuenta corriente” de la Argentina es cercana a cero. Además, la sobrevaluación del peso con respecto al dólar es alta. Esto es, la vida en la Argentina está casi tan cara como lo fue en la década de 1990. Según el Banco Central de la República Argentina, la balanza de pagos es todavía ligeramente positiva, y la comercial netamente positiva, luego el sector exterior todavía tiene una contribución positiva al crecimiento, aunque últimamente la demanda interna contribuye más que el sector exterior.

Esto se deja entrever en la gráfica anterior. Como podéis ver, en 2011 el diagrama de barras (las rosas) incurre en déficit, diagrama que está representando la balanza por cuenta corriente. Otra cuestión es que se lean esperpentos como que BMW venderá cuero y arroz para poder importar sus vehículos de lujo. La cosa es que al Gobierno, en uno de sus arrebatos, le ha dado por equilibrar su balanza comercial en 2012. Así, Subaru, Hyundai y BMW han alcanzado acuerdos con el gobierno para vender alimentos (¡!) en el exterior y así ganar “cuota” para poder continuar con la importación de sus vehículos de alta gama que luego vender. Sí, en serio.

Argentina ha tenido siempre una economia diversificada, con exportaciones diversas (frente a la dependencia de Chile del cobre, por ejemplo), que tiende a ampliar su base con un consumo interno que da lugar a saldos exportables. Así, es clave el complemento con Brasil, dado que ambos países tratan de evitar el Sector Primario, aspecto que por su dependencia otros no pueden (Chile por los Tratados de Libre Comercio con estricta división del trabajo y su dependencia del Cobre).

¿Qué me llama además la atención la anterior gráfica? La tradición cuenta que las exportaciones son el motor del crecimiento de Argentina. Si esto fuera así, no debiera haber déficit por cuenta corriente. Esto demuestra que es la demanda interna y no las exportaciones la que está tirando del crecimiento tan agigantado que están experimentando allá (en términos económicos). El precio de la soja, principal producto de exportación de Argentina, ha establecido una serie de máximos históricos. La economía y la moneda de Brasil, principal socio comercial de Argentina, han despegado, con la consiguiente creación de un mercado en auge para los productos manufacturados. Pero es el mercado interno el nuevo motor de crecimiento.

Y eso a pesar de que el gobierno de CFK está ayudando poco (con déficit público), cuando la política fiscal debiera ser contractiva para frenar la demanda interna. Ya vimos como la política fiscal se puede usar para estimular la demanda interna y para contraerla. Esto es un poco parecido a lo que se debería haber hecho en los países del Sur de Europa, sobre todo España, a partir del 2002, pero ningún gobierno se atreve a aguar la fiesta cuando está tan animada y la gente se lo está pasando tan bien.

Aunque bueno, no será por ganas de intervenir, hasta el punto que presidentes de Bancos Centrales han tenido que abandonar el cargo por la presión de los Kirchner. El Banco Central tiene muchas reservas monetarias derivadas del superávit comercial del país; los exportadores venden más de lo que el país compra en el exterior. Otra medida más barata políticamente que subir impuestos.

Argentina a esto le suma otro problemas a corto/medio plazo. No puede endeudarse en el exterior (todavía un alto porcentaje de préstamos solicitados al exterior son rechazados, la gente no olvida la Suspensión de Pagos de 2001). Los Kirchner no se han preocupado tampoco de solucionar estos problemas. Si, por lo que fuere, Argentina entrase en recesión (ver gráfica de arriba), no poder endeudarse es un problema, al no poder estimular la economía mediante políticas fiscales expansivas de manera prolongada. Y más en Argentina, donde el Populismo Peronista/Justicialista ha usado el gasto público como forma de encandilar al electorado (de ahí la “tradición inflacionista”).

Inflación

Es conveniente no hacer mucho caso a las estadísticas macro y microeconómicas “oficiales” de la Argentina (recordemos lo del Banco Central y la presión de los Kirchner). La información que venga del INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos de la Argentina), no es muy fiable. Incluso se ha multado a los economistas que publican sus propias estimaciones de la inflación.

El Septiembre pasado daba un 9,9%, cuando la verdadera se estimaba en un 24%. Incluso existe el denominado Congress inflation, elaborado por consultoras contratadas por los partidos de la oposición, que cifraba en Agosto del 2011 la inflación de ese mes en 1,89% (casi nada para un mes, ya que en términos anuales rondaría del 23% al 25%).

Así, por temor y recuerdos, los Argentinos estaban invirtiendo en bienes duraderos (comprando coches sin necesitarlos, etc.), nadie guardaba sus pesos Argentinos sino que se convierten a dólares, bienes inmuebles o consumo, etc. Para luchar contra la inflación, un poco más de leña: se ha protegido a los hogares del poder de compra mediante la ampliación de las pensiones y las prestaciones sociales. Recordemos, populismo y tal.

Capitales y proteccionismo

Recordemos que uno de los problemas que llevó al Corralito en 2001 fue la fuga de capitales. Pues bien, en la actualidad, Argentina está perdiendo $2.000 millones de capital al mes. Aunque las estadísticas oficiales indican que la tasa de inversión es de un 23% del PIB, este total incluye la construcción de viviendas, automóviles, aparatos de aire acondicionado y teléfonos móviles, así como las obras públicas. Es lo que tiene la estadística, tu la elaboras.

Ahora que no puede endeudarse, el gobierno Argentino está optando por su segunda vía clásica de reavivar el flujo monetario: gravar al sector exportador con muchos impuestos (¡¡han llegado a ser del 40%!!). Aranceles a las exportaciones (agrícolas en su mayoría), que se conoce como “retenciones móviles” (vaya cosas…). La idea a priori parece buena: el sector exportador se está enriqueciendo por el mayor precio de exportación, así que puede ser una buena manera de redistribuir riqueza. Mala idea desde el punto de vista económico, pero bueno electoralmente (pocos grandes exportadores, muchos receptores de “esa redistribución”). Populismo, vamos.

Y este es otro de los viejos problemas de la Argentina. Si tienes un sistema fiscal muy intensivo (gravar mucho a una base impositiva estrecha), y no eres capaz de crear un sistema fiscal con una base extensa y que afecte a todos, el sistema político se rompe constantemente. Un efecto muy estudiado  y repetido en la Historia en muchos países.

Educación

En el artículo de Glaeser que ya enlacé en la primera entrada de esta serie, hay otra gráfica que rescato para lo que describo a continuación:

Relación entre PIB/capita y Educación (Fuente: www.nytimes.com)
Relación entre PIB/capita y Educación (Fuente: www.nytimes.com)

La correlación entre el PIB y la escolarización queda arriba representada. Aunque cuidado con la interpretación, porque se emplea una escala logarítmica para el PIB, por lo que no se dispone de valores estadísticos para caracterizar la correlación (aunque bueno, a priori, queda claro que es fuerte).

En el eje de la X, la escolarización se mide por la proporción de la población afectada por la misma, que se ha matriculado en la enseñanza primaria, secundaria o terciaria. Argentina será rica en recursos, pero no tanto en capital humano. A largo plazo, la evidencia empírica manifiesta que el éxito nacional se basa en el capital humano, tanto por el vínculo entre la educación y la tecnología y el vínculo entre educación y un sistema democrático con instituciones bien asentadas. ¿Se entiende la idea no?

Expropiaciones y últimos comentarios

La semana pasada leíamos sobre la posible expropiación del Gobierno Argentino de la parte de YPF que tiene Repsol. Además de que una empresa debe saber los riesgos que entraña invertir en países con instuticiones como Argentina, es otro ejemplo más de lo mal que se pueden llegar a hacer las cosas por parte de un Gobierno en Argentina: ya veremos quién metería dinero en Argentina.

Eso de la Inversión Extranjera y eso de que cuando el gobierno acepta inversiones, hay que darles seguridad o aumenta el riesgo país, etc. parece que CFK lo ignora. Más aún cuando el capital Argentino anda saliendo, como decíamos antes. ¿O quizás es que Argentina no necesita la inversión de las grandes empresas extranjeras para asegurar su futuro? Mientras en Brasil Petrobras está nutrida de mucho capital privado, lo que hace que los inversores extranjeros financien las nuevas búsquedas de yacimientos. ¿Cómo lo hará Argentina ahora?

¿De interés público YPF como pretexto para estatalizar? YPF volvería a ser, en manos estatales, la única petrolera que pierde dinero. Hablamos de petróleo, y de perder dinero, lo que habla de la “competencia Argentina”. Por cierto, ¿cómo lo van a pagar? ¿de verdad que con los fondos de pensiones?

Otra medida de CFK, que acumula un Historial “interesante” en medio de una crisis global de escándalo: revivir el tema Malvinas, limita la importación de libros, expropiación de YPF, etc.

Conclusiones

Con todo Latinoamérica creciendo rápido y con un precio de la soja (y otras exportaciones) por las nubes es muy complejo no crecer con fuerza. Argentina lo está consiguiendo. Las políticas Argentinas actuales ya las hemos descrito en este post; o se cambian, o serán muy perjudiciales en el largo plazo. Y todo, derivado de muchos años de Historia.

En Politikon: Por un contrato único indefinido

En definitiva, agradecer a Politikon por darnos la oportunidad de reflexionar sobre los problemas del mercado de trabajo en España, y encima poder entender en qué consiste el contrato único para todos (aquí un artículo de Roger también).

No es la primera vez que me quito el sombrero por una iniciativa que haya puesto en marcha la tropa de Politikon. Acaban de lanzar el proyecto/propuesta “Por un contrato único indefinido“, que como me decía ayer Jorge Galindo, quieren que sea el primer experimento para dar un paso más allá de ser una web o un blog colaborativo.

¿En qué consiste esta nueva iniciativa? Un objetivo claro, y que comparto plenamente, razón por la cual ya he manifestado mi apoyo firmando la petición en Actuable. ¿Qué os puede motivar a que vosotros firméis y apoyéis también la propuesta? Brevemente:

  • Para mí, lo más importante: equiparar a los trabajadores dentro del mercado laboral.
  • Hacerle llegar al Gobierno la necesidad de implantar un contrato único en España.
  • Extender la protección legal a los contratos temporales.
  • Este país tiene que luchar contra la lacra del desempleo. En este artículo, podéis ver de manera bastante gráfica la espeluznante comparación entre España y el resto de vecinos en Europa.
  • Comparto plenamente esta necesidad. Ya lo manifesté aquí.

Si tenéis dudas al respecto, han abierto un documento GDocs compartido para que remitáis vuestras preguntas o consultéis las que hayan realizado otros.

En definitiva, agradecer a Politikon por darnos la oportunidad de reflexionar sobre los problemas del mercado de trabajo en España, y encima poder entender en qué consiste el contrato único para todos (aquí un artículo de Roger también).

Por un contrato único indefinido (Fuente: www.politikon.es)
Por un contrato único indefinido (Fuente: www.politikon.es)

Cómo de cara/barata es la vida en Suiza (por mi amiga Laura)

Así como me dijo ayer Laura: “Entiendo que en España sea chocante, pero viviendo aqui no es un dato impactante :)” La verdad es que con la que está cayendo en España entiendo que cualquiera cosa nos pueda parecer mejor; pero consideremos bien las opciones.

Como en el último post, rescato otro de los mensajes que anda circulando de moda por las plataformas de Social Media. Desde que ha salido a la palestra que en Suiza quieren votar para fijar un salario mínimo alrededor de los 3.300 €, se ha convertido en el nuevo sueño y oportunidad para buscar alternativas a este nuestro país. Idolatrar un país paraíso fiscal por excelencia no entra dentro de mis posibilidades. ¿O no recordáis que la crisis que estamos viviendo tiene su origen en el sector financiero? ¿no tendrán algo que decir en todo ello los paraísos fiscales? Pero bueno, que es muy bonito y prometedor todo lo Suizo.

Ciertamente, es una diferencia grande en términos absolutos respecto a los 641 de España. Pero, ¿y en términos relativos a lo que cuesta la vida en Suiza? Para ello, lo mejor siempre es preguntar a alguien que viva, trabaje y haga vida allí. Lo que a continuación reproduzco son sus palabras. La he preguntado por su vida, su día a día, algo que todos más o menos haríamos parecido. A ver si ahora nos compensa tanto irnos a Suiza…

Laura, una buena amiga, ex-alumna, Ingeniera en Orgnaización Industrial por la Universidad de Deusto, trabaja actualmente en Hilti. De esas personas con las que disfruto mucho conversar; le echa narices a todo y sabe sacarse las castañas del fuego. Actualmente vive en St Gallen, Suiza, “ciudad” que en realidad no tiene mucho mas de 75.000 habitantes, situada al noreste de Suiza cerca del Lago Constanza. La diferencia económica de vivir en un pueblo a vivir en una “ciudad” como esta no es muy alta. De hecho está bastante compensada, a excepción de las capitales económicas como Ginebra, Berna o Zurich (lo más cara con diferencia, donde compartir piso, si es que lo encuentras, es obligatorio).

En Suiza la vida es mucho mucho más cara que en España, pero aun así está claro que no se puede comparar. Todo es mucho más caro, pero te da para ahorrar, independientemente del puesto de trabajo. En España es bastante más barato todo, pero ahorras poco con lo que te queda. Es el titulado quien igual ahorra algo y el cajero/la cajera es la que tiene que buscarse otras posibilidad.

De todas maneras aparte de pagar lo mismo que en España y en más cantidad (lógico), tengo más gastos y aquí por cada cosa que hagas mal, pagas. Un balance general sobre mi gastos (incluyendo comida) sería este:

  • Un desayuno fuera de casa de no más que un café (4,5chf) + zumo (5chf) + galletas/bollo (2,5chf)= 12chf = 10€; en cambio lo normal es que si lo haces en casa, comprado del super, el bote de Nescafé te sale a 15chf + leche 2chf + zumo unos 3.5chf + caja de galletas 7chf; es decir que cuando vas al super en el desayuno ya te gastas casi 30chf = 24€. Evidentemente esto no lo consumes en un día, pero no te dura más de 1 semana y media (Excepto el café).
  • La seguridad social + Seguro Medico Privado (150chf/mes), lo que no significa que con eso lo tenga pagado, eso significa que tengo DERECHO a ir al medico, y yo tengo que pagar todas las facturas hasta los 1000chf, y a partir de ahí el seguro se encarga.
  • El billete de bus a la estación (Ida y vuelta) son 4,40chf = 3.6€ + el billete de tren al trabajo: Ida y vuelta son 40chf, lo que significa que sino fuera por el abono anual (2400chf), me gastaría 222chf/semana en ir a trabajar, es decir, más o menos unos 185€/semanales = 740€/mes. El bono anual, como decía, me cuesta 2400chf; que me vale para todos los transportes, pero aun asi son 2000€ (no 57€ mensuales como se ha dicho). En españa el abono de metro anual me costaba 221€, y el billete 1,30€, aquí te cuesta 3.30chf como si vas a la parada de al lado.
  • El café que te tomas en el trabajo (el que a mi me costaba en Bilbao 30 o 35cent) son unos 70 céntimos de franco = 60cent de euro (Aunque esto tampoco es un dato llamativo).
  • Como la mayoría de la gente no vive en la ciudad de trabajo, todo el mundo come en bares o restaurantes. Un botellín de agua de 33cl (4,50chf) + un plato de pasta (15chf) = 19.50chf = 16€. Es decir 80€/semanales, o 320 mensuales. Yo tengo suerte y la empresa me da unos tickets de descuento, asi que me sale algo menos. Otros ejemplos: comer en el McDonalds (el típico menú) te sale 14chf, casi 12€; comer solamente un kebab son 10chf = 8.2€. El botellín de agua como he comentado antes en restaurante cuesta 4.50chf, pero en el super te cuesta 4chf, asi que la diferencia no es tan grande.
  • Si después del curro quieres hacer planes como tomar unas cervezas, cuidadito porque aquí también te arrean. Una cerveza normal te cuesta 4.5 o 5chf; y si te coges una de medio litro 8.5chf=7€. Pero esto no es NADA comparado con lo que te cuesta un “cubata”, aunque podriamos llamarle un Txikito porque te lo ponen en los mismos vasos. Un “cocktail”, es decir un vaso con 1cm (en serio) de vodka/whisky/ron y hielos son aproximadamente entre 12-15chf SIN incluir si quieres echarle coca-cola, limón… lo que sea.  El cine te cuesta 18chf = 14€ o el gimnasio, como ya he comentado antes varía entre 700chf y 1000chf el año, vamos que de media unos 750€/año.
  • ¿Y a la hora de cenar? bueno pues en España un pollo entero te cuesta unos 2€ o 2.5€; bien, pues aquí, un pollo esmirriado y aproximadamente menos de la mitad del que compráis allí me cuesta ni más ni menos que 15chf = 12.5€. Las salchichas, son unos 6€, tomates cherry te cuestan unos 4chf=3.30€, un litro de aceite te cuesta 15chf.
  • A parte el alquier de media, por lo que veo que paga la gente de mi alrededor, es de 1200-1400chf = unos 1000€ por una casa de una habitacion+salon+cocina+baño. Y esto te da derecho a la casa VACÍA, pero vacía significa sin bombillas siquiera. La lavadora la tienes dentro del edificio (una o si eres afortunado dos, para todo el edificio) y también tienes que pagarla, que normalmente va incluida en la comunidad (yo pago 150chf). Si quieres tener acceso a televisión, también tienes que pagar una cantidad anual.
  • Y cuidado con ….
    • Qué bolsas de basura usas, porque te puede caer multa, y también donde la dejas, porque son 100chf si te equivocas de dia o de lugar
    • Los radares, porque hay escondidos hasta en los muñecos de nieve. Sobrepasar el limite en 20km/h significan 600chf
    • Con las fechas de registro en ayuntamiento, porque te ponen multa (yo mismo estoy a la espera de ver cuando me cascan)
    • tu novi@/compañerodeviajeenlavida; porque si no trabaja, tú pagas un 4,5% de su desempleo, a parte del que paga el propio desempleado

Así como me dijo ayer Laura: “Entiendo que en España sea chocante, pero viviendo aqui no es un dato impactante :)” La verdad es que con la que está cayendo en España entiendo que cualquiera cosa nos pueda parecer mejor; pero consideremos bien las opciones.