La “Outcome Economy”: compartiendo resultados y valor entre proveedor y cliente

He hablado ya en alguna ocasión de la fábrica inteligente. Como describía en ese artículo:

Muchos han utilizado este nuevo concepto de Industria 4.0 para referirse a esta cuarta revolución industrial que parece estamos viviendo. Como las anteriores revoluciones, se caracteriza por la introducción de nuevas tecnologías en los procesos industriales. Si en las anteriores fueron la máquina de vapor, el motor diesel y la electricidad, en este caso estamos hablando de la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en las fábricas. Un hecho que trae inexorablemente ligado que estemos hablando ya de la redefinición de los procesos, productos y servicios e incluso modelos de negocios.

Sé que está en boca de muchos. Y no voy por ello a volver a introducir descripción alguna más. Pero, lo que sí creo que es interesante es hablar de hechos concretos. De resultados tangibles. De qué se está obteniendo con todo ello. Como he dicho en varias ocasiones con el paradigma del Big Data, una vez que tenemos claro el discurso y los “qué”, es hora de hablar de resultados tangibles y experiencias obtenidas.

Máxime cuando hablamos a una era digital en la que las empresas están bajo una presión digital que les obliga a transformarse. Esto en el sector industrial se da  más que en otros por su dependencia de las máquinas. Éstas, no son más que un medio para un fin. Pero, sin embargo, todavía la gran mayoría de las empresas focalizan su conversación, su foco de valor (y por ende de transacción) en las máquinas y sus productos, en sus características, en sus requisitos funcionales, etc. Y todavía muchos ratios económico-financieros de gestión de una empresa se basan en eso, en la utilización de activos, sacarles el máximo rendimiento, ahorrar gastos, etc.

Esta lógica, en la era digital, puede estar cambiando. Es lo que algunos han venido a bautizar como la “Outcome Economy“; dicho en otras palabras, compartir resultados y valor entre proveedor y cliente. Es decir, en lugar de registrar transacciones por la compra-venta de objetos/cosas/chismes, que se haga una estrategia de repartir el valor generado“.

La evolución de la Industria gracias a la digitalización (Fuente: World Economic Forum)
La evolución de la Industria gracias a la digitalización (Fuente: World Economic Forum)

En el Foro Económico Mundial de Davos de 2015, fue uno de los temas tratados. Muchos CEOs, que viven esta transformación digital en sus propias empresas, comentaron que esto iba a representar una gran oportunidad para cambiar el paradigma de las transacciones,  y por ende, del mundo empresarial. ¿Por qué? Por la oportunidad de trascender de las mismas. Es decir, de pasar de una economía basada en el intercambio de activos (yo fabrico máquinas o productos y te los vendo), a entrar en un modelo en el cada empresa genera valor y comparte los resultados obtenidos de dicho valor. Y, en esta era, se “pagará” por el servicio de valor prestado. Es decir, lo que entre amigos podríamos llamar “vamos a éxito” o “vamos a medias“.

Una era en la que las empresas competirán por lo que realmente el cliente valora. Ya no te compraré un martillo, sino te compraré una puerta arreglada. Ya no te compraré un motor para mi coche, sino que te compraré horas de funcionamiento de mi vehículo. Ya no te compraré una máquina para fabricar tornillos, sino que te compraré horas de prestación de servicio de las mesas y sillas. Esta era de la “Outcome Economy”, creo, marcará un momento histórico para la generación de más confianza en los mercados, dado que alineamos incentivos de proveedor y cliente, que para mí, siempre ha sido el gran reto.

Esta asimetría de información que existía entre proveedor y cliente, había traído en innumerables ocasiones problemas de confianza. Y en definitiva, fallos de mercado. En la era digital, en la que todo se puede medir, esto no tenía mucho sentido. Venimos de una era opaca de actividad física a una “visibilización” que trae la era digital en la forma de datos generados de manera continua. Aquellas empresas que quieran aportar esta visibilidad del valor que aportan a sus clientes, creo, romperán muchos paradigmas. Y abrirán nuevas oportunidades para sus clientes.

Algunos ejemplos que están haciendo esta migración. En el sector de la agricultura. Compañías como Monsanto o Dow Chemical, ya no venden semillas, fertilizantes o equipamiento a los agricultores, sino que les venden resultados. Frutos y alimentos. Si hay alguna eventualidad, asumen la responsabilidad proveedor (Monsanto) y cliente (agricultor). En el sector de la salud. Philips Healthcare, ya no vende dispositivos de monitorización remota, sino que “vende” tasas de reducción de reingreso de pacientes (que obviamente reduce costes para los sistemas públicos de salud). Rolls-Royce, ya no vende motores, sino que vende horas de funcionamiento de los mismos. Parecido a lo que hace Thyssenkrupp con los ascensores; se acabaron las discusiones con los vecinos sobre lo malo que es un ascensor o una puerta de garaje, dado que ahora asumimos el riesgo de fallo con el proveedor. Y también en España tenemos casos; mi querido seguro en Next Seguros, que a cambio de la cesión de mis datos de conducción, me rebaja la póliza, y comparte el valor generado (se convierte así en una plataforma de movilidad) entre los proveedores de eventualidades en conducción (gasolina, reparaciones, prevención de fatiga o avería de piezas) y yo como cliente (mejor prevenir que lamentar).

Todo esto es posible porque en esta era digital de abundancia de datos, podemos conocer y entender mejor lo que el cliente quiere. Por qué nos compra. Es decir, el valor que realmente percibe. Si encima ese valor percibido lo monitorizamos en tiempo real (horas de funcionamiento de un ascensor o motor, número de plantas que crecen o la tasa de readmisión de pacientes), podemos construir nuevos esquemas de relación entre proveedor y cliente.

Y es que, como hemos dicho muchas veces, esta era digital se caracteriza por muchas cosas. Pero sobre todo, por su carácter disruptor y de generación de valor. Solo es cuestión de saber capturarlo y construir una oferta innovadora alrededor. La “Outcome Economy” es solo otro ejemplo más de cómo no hablamos tanto de tecnologías o herramientas, sino de paradigmas o filosofías de gestión o negocio. ¿Te atreves a dar el salto con tu negocio?

Movilidad sostenible para empresas: Leioa Berri Auto

Supongo que todos, a estas alturas, estamos ya medianamente familiarizados con el concepto de “movilidad sostenible”. Es un término frecuentemente empleado para referirse a ese conjunto de acciones que persiguen provocar un uso racional y eficiente de los medios de transporte. En un mundo en constante movilidad, que seamos eficientes cuando lo hacemos, puede tener un impacto bastante sustantivo en el empleo de los cada vez más finitos recursos.

En un mundo en el que se estima que para 2050 el 70% de la población mundial residirá en ciudades, se torna crítico que seamos capaces de desplazarnos de manera sostenible. Y no podemos esperar a 2050 para arreglar ese problema. De hecho, para limitar el calentamiento del planeta (entiendo que no he de enlazar evidencia empírica alguna), la Unión Europea ha fijado tres principales objetivos:

  • Aumentar la cuota de las energías renovables (esto ya llevamos años haciendo)
  • Incrementar la eficiencia energética
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)
Calentamiento global (Fuente: Wikipedia)
Calentamiento global (Fuente: Wikipedia)

Este último objetivo de la Unión Europea -la reducción de gases de efecto invernadero- es en el que más se puede trabajar para el objeto de esta entrada, que no es otro que la movilidad sostenible. Y es que los objetivos de reducción en las emisiones de carbono en el transporte son de un 60% para el año 2050 e incluirán objetivos y acciones como:

  • Intentar limitar al máximo posible los vehículos de combustibles convencionales en las ciudades.
  • Un uso del 40% de combustibles bajos en carbono en aviación.
  • Un cambio del 50% en el transporte de pasajeros de media distancia; por carretera, que pasen a ser medios de transporte ferroviario, marítimo y fluvial.

Todo ello debería contribuir a reducir en un 60% las emisiones provenientes del transporte para el año 2050. La Antártica y el Ártico se derriten. Las ciudades, esas que poblaremos, muchas de ellas se encuentran en la costa. Las temperaturas bajan 8 grados por cada 1.000 metros que ascendemos. ¿Pero, cuántas ciudades conocéis a esa altitud? El problema del calentamiento global, ya digo, amenaza en muchos sentidos nuestro modelo de vida futuro.

¿Lo conseguiremos? Esa es la gran duda que muchos de los que nos preocupamos por estos aspectos nos hacemos. ¿Qué están haciendo las empresas? ¿Y los particulares? En una era en la que tanto las empresas como los ciudadanos somos agentes del cambio, no solo son las empresas las que deben asumir dicha responsabilidad. Es un problema de todos, del que tenemos que ser conscientes.

Y en esta clave es en la que quería escribir esta entrada. Mis amigos de Leioa Berri Auto, tradicionalmente un concesionario de vehículos Renault, se dieron cuenta de todo esto que estoy escribiendo en esta entrada, y dado que siempre han estado a la vanguardia de la innovación en lo que a movilidad se refiere, acaban de lanzar una nueva línea de trabajo para aportar soluciones de movilidad sostenible a las empresas. En un mundo en el que las empresas representan cada vez más peso tanto económico como social (no hay más que mirar el valor bursátil de las empresas), centrar parte de la solución en ellas, me parece una idea realmente brillante.

¿Y qué han hecho mis amigos de Leioa Berri Auto? Adentrarse en el mundo de los vehículos eléctricos con un esquema “llave en mano” para empresas y sus flotas de vehículos. Es decir, ofrecer a empresas privadas, no solo a entidades públicas, la posibilidad de disponer de puntos como el que sale en la siguiente imagen:

Fuente: http://static01.diariodenavarra.es/uploads/imagenes/bajacalidad/2013/08/26/_electrico_6ff36716.jpg?5d6b5f38a3600518a3e4dfcc5b4de9cf

La autonomía de la mayoría de los coches eléctricos ronda en el mejor de los casos los 200 kilómetros. Eso sí, siempre y cuando se trate de una conducción ecológica y en condiciones climáticas que no supongan el uso de servicios como la calefacción o el aire acondicionado (ya ven, en nuestras pequeñas decisiones está la emisión de gases de efecto invernadero). Esta *baja* autonomía (aunque yo rara vez hago más kilómetros que esos, ¿y tú?), la recarga de las baterías es fundamental.

En situaciones normales obtener una carga del 100% puede suponer una espera de más de seis horas. Cierto es también que la tecnología y los cargadores adecuados pueden reducir éste tiempo a menos de 30 minutos. Y es que las tecnologías de recarga están desarrollándose a una velocidad realmente alta. Por ello, la red pública de puntos de carga está en constante expansión, de tal manera que los puntos de carga irán llegando a todas las zonas de las ciudades. Pero, se quiere llegar más allá, y que las zonas industriales y las de servicios también dispongan con carácter ordinario de estos puntos. Actualmente esta implantación se está realizado a un ritmo lento. Y ahí es donde Leioa Berri Auto ve la oportunidad. En el mundo de la empresa, no solo a nivel de ciudadano (que es el que intuitavamente todos pensamos, y atribuimos la responsabilidad de su desarrollo a las intituciones públicas). ¿Qué puedes hacer tú y tu empresa para un futuro más sostenible?

Y es que el medio ambiente y nuestro futuro es cosa de todos. Ofrecer a las empresas un servicio de estudios de movilidad y de ahorro, acompañado de la instalación de puntos de carga, venta de vehículos eléctricos nuevos o de ocasión, así como esquemas de carsharing (incluyendo otros vehículos para elementos intensivos en km, como los de gas GLP –Gas Licuado del Petróleo-), así como su mantenimiento, es donde quiere Leioa Beri Auto centrar su valor.

Y para contarnos todo este servicio, que, bajo mi punto de vista, es un proyecto de alto impacto social y medioambiental, han organizado las Primeras Jornadas de Movilidad Sostenible de la Empresa, el próximo 10 de Noviembre de 16:00 a 19:00, en el Parque Tecnológico de Bizkaia. Os invito a todos a participar e interesaros por este proyecto.

Tecnología al servicio de la sociedad: una nueva mirada

La complejidad y la interconexión del mundo que estamos viviendo en estos primeros años del Siglo XXI es del tal magnitud, que los retos sociales que tenemos son realmente grandes. El cambio climático (qué bien que la capa de ozono comience a mostrar una tendencia de mejora), el agotamiento de los recursos naturales, la pérdida de la biodiversidad, el aumento de las desigualdades intrapaís y su reducción interpaís (con los problemas sociales y de inmigración que eso genera), una corrupción moral y política imparable, la crisis de los refugiados en nuestra vieja Europa, el agotamiento del agua (con países que se han quedado incluso sin reservas, etc.), etc.

Titulaba este artículo “Tecnología al servicio de la sociedad“, queriendo hacer un guiño a una nueva mirada que deberíamos adoptar los que tenemos la fortuna de trabajar diseñando y construyendo soluciones basadas en tecnología. Estamos hablando de una era en la que el crecimiento exponencial y acelerado del progreso tecnológico, nos está dotando de unas herramientas que nunca antes habíamos tenido.

Y me acordaba de escribir esta breve reflexión, tras una conversación que mantuve el otro día en mi despacho con un estudiante que se va a trabajar este verano a un campamento a Etiopía. Una experiencia, por lo que ya pasé hace 5 años, y que me hizo crecer en muchas dimensiones de la vida.

Hablábamos sobre proyectos que él podría emprender allí, aprovechando su riqueza intelectual y tecnológica al máximo. Y, poniendo, la tecnología al servicio de la sociedad. Esta es la fortuna de trabajar en una universidad con los valores y misión que tiene la Universidad de Deusto. Y más si lo haces en la facultad de ingeniería, donde ponemos la sociedad como fin último de mejora.

Y es que en cierto modo vivimos en una paradoja: una capacidad tecnológica sin precedentes, frente a un volumen de problemas sociales (al menos de los que la civilización haya sido consciente) realmente grande. Los emprendedores, además, como grandes agentes del cambio. Elon Musk, emprendedor como la copa de un pino, llena su discurso de la crisis energética que vivimos, e incluso crea empresas con objeto de convertirse en públicas para que los algoritmos de Inteligencia Artificial sean de escrutinio público y los robots no lleguen a dominar a los humanos (su proyecto OpenAI).

El gran Schumpeter, ya adelantó esta posibilidad que fueran los emprendedores los que trajeran el mayor vector de cambio frente a empresas y gobiernos. Y eso es lo que estamos viviendo hoy en día, una posibilidad que algunos han llegado a bautizar como la descentralización de la economía. Una descentralización de activos y actividades de nuestra actividad del día, que está especialmente alineada con la tecnología. Miren:

  • Comunicaciones descentralizadas: Internet en sí mismo. Sin esa descentralización, la wikipedia, o conceptos como “Open Data” u “Open Science”, nunca hubieran sido posibles.
  • Fabricación descentralizada: nuestro Fab Lab, por ejemplo, como centros de producción distribuidos que encima se amparan en paradigmas de cero residuos y economías circulares.
  • Producción energética descentralizada: salvo por la locura regulatoria de España, esto ya es posible a nivel tecnológico. Microgeneradores de energía eólica o solar, como concepto de relevancia de cómo servirnos a nosotros mismos, sin intermediarios.
  • Cadenas de alimentación descentralizadas: la hidroponia en entornos urbanos (sin grandes cadenas de distribución que traiga salmón de Chile a Bilbao) o granjas orgánicas que aprovechan espacios sobrantes, me parecen conceptos de cómo repensar esa lógica del bajo coste de producción, pero con gran intermediación (que genera contaminación, y emprobece al débil de la cadena… el agricultor).
  • Finanzas descentralizadas: conceptos como el crowdlending o crowdfunding, que descentralizan la captación de capital, y que permite a un emprendedor conseguir aliados en múltiples lugares. Por otro lado, la revolución fintech, que rompe el concepto de banco central que intermedia en todo.
crowdlending
Fuente: https://andresmacario.com/el-crowdlending-como-alternativa-de-inversion-y-crecimiento/
  • Trabajo descentralizado: plataformas que permite localizar talento en cualquier lugar, y a autónomos, romper su barrera geográfica. La ruptura del trabajo asalariado, la gig economy o colectivos como Enspiral pudieran ser la norma.
  • Organizaciones descentralizadas: la economía digital descenralizada, y con una infraestructura por pares como Blockchain, permite el intercambio de valor sin intermediarios. Hablamos de Blockchain, que algunos ya han bautizado como la tecnología más disruptiva desde que apareció Internet.
  • etc.

Vistas estas pruebas, algunos ya empezamos a soñar y vislumbra una nueva era. Una nueva mirada, en la que la “tecnología al servicio de la sociedad” es el paradigma reinante. Arquitecturas descentralizadas y tecnologías abiertas (en su sentido de servidas a la sociedad para su uso abierto), que permitiera una innovación abierta que nos llevara a una sociedad más humana y sostenible que la que tenemos ahora mismo. Se desintermedia la cadena, desaparecen muchos intermediarios, que son en muchas de ellas el problema.

Creo que lo que nos falta para hacer de este sueño una realidad, es un cambio de enfoque. Una nueva mirada. Solo será posible si construimos soluciones tecnológicas de otra manera. Es por ello que me gusta tanto el concepto de open by-design. Pensar “a posteriori” cómo arreglar las cosas trae muchos problemas. Es mejor el pensamiento “a priori”, en el que pensamos cómo diseñar las soluciones teniendo en la cabeza la explotación final.

Y para que esto sea así, tenemos que tener en la cabeza, cuando construimos soluciones:

  • La cadena de valor completa de la tecnología. Por eso el concepto de “economía circular” me gusta tanto. Construir soluciones sin saber dónde acabarán los materiales, o pensar en Uber o AirBnB como plataformas de referencia sin entender las conscuencias que tiene en nuestro estado del bienestar, me parece preocupante.
  • Incentivar, quizás con dinero, y sin mucha política industrial, las startups que se centren en problemas sociales. Esa lógica de rondas de financiación pensando meramente en el retorno económico, me parece muy preocupante. Y que así, nos lleva a una creación de startups que simplemente priorizan el ROI.
  • Construcción de ecosistemas. Donde interaccionan inversores, locales, emprendedores, las universidades, etc. de manera constante. Esos ecosistemas, no, no solo son Silicon Valleys. Hay vida más allá. Ecosistemas alrededor de la innovación social, la tecnología al servicio de la sociedad (Fintech o Insurtech, por ejemplo), son otros ejemplos, más sectorizados, y con más propensión a servir a la sociedad.

Como ven, retos tenemos muchos. Pero, capacidades tecnológicas, más aún. Es la hora de poner la tecnología al servicio de la sociedad y pensar en nuestro futuro.

Bolivia: como dicen los de finanzas, rentabilidad y riesgo de la mano

Con elecciones por medio, con una costosa política de subvenciones al fuel que no le deja margen de maniobra, Evo tiene que sacar el dinero y los votos de algún otro lado. Hoy ha sido REE… ¿será la última? Como siempre, da miedo el tema.

Vale, pues Evo Morales ha expropiado la filial de REE en Bolivia. ¿Motivo? Parecido a lo que ya vimos con el caso de YPF en Argentina: presuntas faltas de inversiones. En este caso, la empresa Transportadora de Electricidad (TDE), filial de Red Eléctrica de España que le reporta el 1,5% de su beneficio global. Esta empresa, TDE, controla prácticamente el 75% de las líneas de transmisión de electricidad del país (el mismo negocio que desarrolla REE en España).

Sí, la Bolivia a la que España condonó en 2009 los 75 millones de dólares de deuda que mantenía Bolivia. Además, España era el principal donante de Bolivia. Qué cosas tiene la vida.

Las multinacionales Españolas en América Latina van a tener unas semanas “entretenidas” por delante. Un mínimo común múltiplo de estas empresas (las grandes empresas privadas en España), es que o bien son ex monopolios públicos, bancos, concesionarios de obra pública o contratistas de servicios públicos. Es decir, negocios muy susceptibles de intervenciones públicas como la ejercida hace pocas horas.

Esto lo digo porque no, no toda empresa Española ahora está en riesgo de repente. Hay que saber dónde y qué se invierte.

Multinacionales Españolas con presencia en América Latina (Fuente: http://www.eoi.es/blogs/aitanaleret/files/2012/01/empresas-espa%C3%B1olas-en-Am%C3%A9rica-Latina.jpg1.jpeg)
Multinacionales Españolas con presencia en América Latina (Fuente: http://www.eoi.es/blogs/aitanaleret/files/2012/01/empresas-espa%C3%B1olas-en-Am%C3%A9rica-Latina.jpg1.jpeg)

El tema, como siempre, nos lleva a la política. Evo Morales está preparando su reelección. Es el líder más popular y fuerte que ha tenido el país desde hace más de 50 años (tampoco el récord era difícil de alcanzar). Sin embargo, por medio, hay muchos conflictos sociales, cosa para nada nuevo. No es la primera vez que Evo Morales tira de populismo.

En las Navidades de 2010, Evo subió el precio de la gasolina, creo recordar, en prácticamente un 75%. Bolivia nacionalizó el petróleo y gas el 2006, así que puede manejar estas regulaciones como le plazca. Son sectores regulados, con mucha presencia del Estado. Cuando aquello, el pueblo se le echó encima. Incluso los cocaleros, siempre una base de apoyo fuerte (de ahí es de origen Evo, el primer indígenea presidente), protestaron fuertemente. 5 días más tarde, Evo derogó la medida.

Las subvenciones al fuel y otros bienes básicos son medidas muy populistas de países como Bolivia, Venezuela o Irán. Son costosas, muy ineficientes, pero es una buena manera de mantenerte en el poder. También suelen venir acompañadas de una importante red de ayudas públicas a los más necesitas, como es el caso de Bolivia.

En Venezuela, la gasolina se vende a menos de 10 céntimos de dólar el galón (unos 2,5 céntimos de dólar el litro). Hugo Chávez no ha subido el precio en los últimos 12 años. En 1989 hubo unas revueltas importantes en Caracas, así que seguramente sepa lo que hace.

En los últimos años Bolivia está creciendo bien. El alto precio de mercado de los recursos minerales están ayudando a ello. El control presupuestario ha mejorado. A pesar de todas las subvenciones (al fuel directamente se van como unos 1.000 millones de dólares, siendo los ingresos totales unos 8.000 millones), es positivo el presupuesto.

Estas políticas de control de precios, obviamente, están haciendo que no les salgan las cuentas a muchas energéticas para invertir en el país. La inversión extranjera directa, también se ha frenado.

Con todo lo anterior, a lo que quería ir es que personalmente no me extraña que ocurran estas cosas. Ya cité el caso de Bolivia cuando hablé de YPF. Cuando vas a invertir en un país, y se habla tanto del retorno económico como de la estabilidad política, mala señal.

Con elecciones por medio, con una costosa política de subvenciones al fuel que no le deja margen de maniobra, Evo tiene que sacar el dinero y los votos de algún otro lado. Hoy ha sido REE… ¿será la última? Como siempre, da miedo el tema.

Sobre la expropiación de YPF: así se hará “nación”, ¿pero Estado?

Vale, sí, así se hará “nación”, ¿pero Estado? Tengo mis dudas.

No he tenido hoy apenas tiempo para pararme tranquilamente en un teclado, así que escribo unas ideas para dar respuesta a los que me habéis estado preguntando sobre la expropiación de YPF a Repsol por parte del Gobierno de CFK en Argentina. En el último artículo de la serie de Argentina ya expuse algunas ideas, pero las vuelvo a poner brevemente en lista para exponer mi visión del asunto:

  • Ya veremos quién mete dinero en Argentina a partir de ahora: eso de la Inversión Extranjera y eso de que cuando el gobierno acepta inversiones, hay que darles seguridad o aumenta el riesgo país, etc. parece que CFK lo ignora. Más aún cuando el capital Argentino anda saliendo, como decíamos antes. ¿O quizás es que Argentina no necesita la inversión de las grandes empresas extranjeras para asegurar su futuro.
  • Reacciones en España: mucho se está hablando que no, que Repsol no es “España”. Que Repsol no paga todo los impuestos aquí y que apenas tiene un 25% de negocio en España. En fin… lejos seré el que defienda a una empresa que opera en paraísos fiscales (tipo impositivo efectivo del 26’8%, que ni tan mal), pero, oye, que si no os gustan estas multinacionales, siempre podemos tener el país repleto de bares y chiringuitos de playa. Claro, eso de la macroeconomía y tal…
  • Derechos de propiedad y el Estado de Derecho: no descubro nada nuevo diciendo que un marco jurídico que proteja la propiedad privada es clave para el desarrollo económico de un país. Así fue tras la Revolución Francesa y el establecimiento serio de los primeros Estados de Derecho, y así fue también como se han desarrollado países como EEUU, etc. Argentina se caracteriza precisamente por lo contrario. ¿Sorpresas de haber pasado de ser el 7º país al 84º?
  • Acuerdo de protección recíproca de inversiones: firmado entre España y Argentina en noviembre de 1991, ¿cómo queda el asunto? Una broma, vamos.
  • Relaciones comerciales España-Argentina: uno de los principales destinos de inversión desde España, el sexto destino latinoamericano, con 11.580 millones de euros en 2011. Destacan Telefónica, Endesa, BBVA, Santander o Gas Natural… entiendo no estarán muy tranquilas.
  • El fondo no sé, pero la forma…: pues eso, que yo desconozco (vamos que no estoy tan seguro como lo está el Gobierno de Kirchner) de que se puede obtener una mayor utilidad para los ciudadanos de los recursos energéticos en manos de unas instituciones Argentinas (ay… cosas de la Historia esto de tener memoria). Pero lo que sí sé es que el camino adecuado es otro. Negociaciones y esas cosas.
  • Cómo queda el Grupo Repsol: la siguiente imagen expone por sí sola cómo queda la tarta para ver el populismo puro y duro: Gobierno Argentino + Gobiernos provinciales. Contentemos a toda la nación.
Distribución del accionariado de YPF
Distribución del accionariado de YPF
  • Riesgo de invertir en estos países: no me cansaré de repetirlo. Si quieres seguridad, quizás Bolivia, Argelia o Venezuela no sean las mejores apuestas. Sí, tendrán recursos naturales, y sí, riesgo y rentabilidad en esto de las finanzas van de la mano. Pero sé consciente de ello. Argentina incluso tiene en la Constitución el tema de la expropiación. Sorpresas que da la vida. El populismo lo da la Historia. Populismo + expropiación en la Constitución… pues eso.
  • Soluciones: bueno, supongo que Repsol demandará ahora. Paciencia. Estos casos se resuelven a través del Centro Internacional sobre Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), arbitraje en el Banco Mundial. Aquí conocen bien a Argentina, es un “cliente” habitual. Es difícil que el Ciadi restituya la propiedad y el control de YPF. Así, entiendo que la estrategia de Repsol debiera ser llevar la demanda hasta el final e intentar lograr la mayor indemnización posible. ¿Problema? Estos procesos se demoran mucho. Los asuntos preliminares unos dos años, y luego la decisión otros tres años. Argentina (que tiene las papeletas de “perder”), no le gustaría la resolución, lo que podría demorar aún más la espera.

¿Qué estarán pensando otras multinacionales con presencia en Argentina? ¿Y cualquier empresa Española que esté pensando en abrir una oficina en Argentina? ¿Y Argentina, habiendo suspendido pagos hace 10 años, intervenido otras empresas como Aerolíneas Argentinas, etc.?

Vale, sí, así se hará “nación”, ¿pero Estado? Tengo mis dudas.

La adicción nuestra, los Sapiens Sapiens, al oro (III)

Y, a pesar de que mucha gente piense que es el único refugio seguro, la realidad muestra que probablemente sólo lo sea el dinero en efectivo (y esto por el momento). El oro, puede perder su cotización tan rápido como la gana. La historia así lo cuenta.

[Continuación del artículo anterior y cierre de la serie]

Y para concluir esta serie, vamos a ver un poco las consecuencias de esta nueva fiebre de oro. Que sí, que aquí en Occidente y en los países desarrollados en general disfrutamos, pero la cuestión no es tan sencilla por otros lados.

Ya sabéis cómo nos gusta a los Sapiens esto de forrarnos rápidamente (llamadle pelotazo si queréis), así que os podéis imaginar que no íbamos a ser esquivos a esta oportunidad que está brindando el oro. Hace justo 12 meses, y a pesar de regitrarse el peor enero de los metales preciosos en dos décadas, los inversores mantenían una apuesta de $102.000 millones a favor del aumento de precios del oro (tanto como todos los bancos centrales salvo los cuatro más importantes y tanto como la extracción de plata que puede hacer EEUU en casi 12 años).

Que recuerde haber leído en los últimos meses, quizás los casos que más me han llamado la atención (además de lo que puede estar pasando en China, que sinceramente, ni idea de cómo fiarse uno, etc.), son los de ColombiaMongolia.

En Colombia, un titular del NYT del pasado Marzo lo dice todo:

In Colombia, New Gold Rush Fuels Old Conflict

En el mix del problema, todo tipo de facciones militares: las FARC, facciones nacidas de los escuadrones paramilitares de “derechas”, etc. Ante la persecución por el tráfico de drogas que estaban sufriendo, se están lanzado a nuevos “emprendimientos”. Lavado de dinero y extorsiones son los objetivos.

Un ejemplo: la región de Medellín, Antioquía, con índices de violencia por las nubes y medioambientalmente bastante devastado:

  • La tasa de homicidios en Caucasia (municipio de Antioquía) es de 189 por cada 100.000 habitantes (datos de 2010). Esto permite hacerse una idea de la situación, cuando el promedio nacional en Colombia es de 38 (en el triste top ten del mundo). De las 50 ciudades más violentas del mundo 14 corresponde a Brasil, 12 a México, 5 a Colombia, 4 a Estados Unidos, 4 a Sudáfrica. Las 20 primeras son todas Latinoamericanas.
  • En términos medioambientales, dado que los mineros usan mercurio líquido para separar el oro de los sedimentos del río, hace que el departamento de Antioquia, tenga uno de los más altos niveles de contaminación por mercurio del mundo, de acuerdo con los investigadores de la ONU.

Creo que cuando oímos noticias sobre Colombia, no nos paramos en ocasiones a analizar cómo está ese país por dentro. Para que os hagáis a la idea, sólo Sudán (cuyo presidente Al-Bashir es el primer Jefe de Estado acusado de crimenes por la Corte Internacional Criminal y que lleva asolada años de incesante guerra civil) supera a Colombia en cuanto a la mayor población de desplazados internos en el mundo (aquí escribí sobre el Día Mundial del Refugiado). Sudán tiene un total de 6 millones, pero Colombia le sigue con una estimación de 4 millones de personas. A pesar de haber vivido en la tierra durante años, muchos colombianos tienen la condición jurídica de inmigrantes sin regulación (no, el término ilegal aplicado a un Homo Sapiens no procede).

¿Y cómo puede destacar Colombia por esto? El motivo principal es que durante los últimos 25 años, los traficantes de cocaína, los paramilitares y los rebeldes han tomado el control de unos 13 millones de acres de tierra, desplazando a sus dueños (o siendo obligados a venderlo a precio de saldo bajo amenazas contra sus mujeres). No hay un Registro de la Propiedad. Precisamente esto se quiere arreglar ahora. El nuevo Gobierno Colombiano tiene como objetivo devolver superficie a los pequeños agricultores y darles títulos de propiedad bien censado, incluso concediéndoles préstamos para iniciar la actividad.

Esto es especialmente importante, a sabiendas que más del 60% de las personas que viven en las zonas rurales de Colombia son pobres. El 40% de las propiedades rurales en Colombia carecen de títulos legales, según el Ministerio de Agricultura. Así, muchos deciden por unirse a las guerrillas o los paramilitares en una guerra ya exacerbada por el tráfico de drogas. El problema de terminar con las FARC y alcanzar una paz duradera no es fácil, así.

Los Derechos de Propiedad en particular, y el Estado de Derecho en general, son muy buenos mecanismos de solución de conflictos en cualquier sociedad. El sistema de derechos de propiedad ayudó a EEUU a despegar económicamente. Esperemos que en Colombia también se produzca algo así.

Echen un ojo a esta galería de fotos sobre la inmigración masiva por la fiebre del Oro en la región de Antioquia, para entender la trascendencia de lo comentado en las líneas anteriores.

Nueva Fiebre del Oro en Colombia (Fuente: http://graphics8.nytimes.com/images/2011/03/04/us/Colombia/Colombia-articleLarge.jpg)
Nueva Fiebre del Oro en Colombia (Fuente: http://graphics8.nytimes.com/images/2011/03/04/us/Colombia/Colombia-articleLarge.jpg)

Luego, también me llama la atención el caso de Mongolia. Famosa por ser la capital más fría del planeta, Ulán Bator, hasta hace poco nadie imaginaría que estaría en boca de inversores y patrimonios internacionales. Sin embargo, haber descubierto uno de los yacimientos de oro y cobre más abundantes del mundo, hace que ya se empiece hablar de la nueva Chile o Argentina.

A un país en el que ni siquiera hay vuelos directos desde Europa, las autoridades Mongoles ya se han puesto en contacto con funcionarios de la Administración Chilena, en concreto con el responsable del Fondo Soberano de casi 40.000 millones de dólares que Chile creó para administrar los beneficios por el cobre. Mongolia tiene miedo a que el influjo de divisas extranjeras para extraer sus nuevos yacimientos mineros provoquen su Enfermedad Holandesa (esto es, que un repentino aumento de la riqueza generado por un recurso natural afecta la competitividad) o un despilfarro de las Administraciones Públicas que lleven a atarse demasiado al populismo del Panem et circenses (de hecho, en la campaña electoral del 2010, el partido ganador prometió para 2011 un bono con esteroides, esto es, 1.100 dólares para cada ciudadano para “repartir la riqueza del pueblo”).

En 2009 Mongolia autorizó una inversión inicial de 4.000 millones de dólares por parte de Ivanhoe y Río Tinto. El gobierno se quedó con un 34% de la explotación del proyecto. La capacidad será de unas 544.000 toneladas de cobre y 650.000 onzas de oro en los próximos 10 años. El FMI estimó que sólo la inversión en Oyu Tolgoi representa un 20% del PIB de Mongolia en 2010. Se hacen ya proyecciones que el actual PIB/cápita de 3.000 dólares pase a ser de 15.000 en 2015.

Proyectos de extracción de oro en Mongolia (Fuente: http://www.entreegold.com/_resources/maps_2011/mongolia_country_map_november2011.jpg)
Proyectos de extracción de oro en Mongolia (Fuente: http://www.entreegold.com/_resources/maps_2011/mongolia_country_map_november2011.jpg)

Es cierto que en el mundo moderno es *bastante* fácil pasar de 1.000 dolares per capita a unos 10.000 o 15.000 con instituciones basicas decentes (poca corrupción, no hay hiperinflacion, etc) y muchos recursos naturales. Sin embargo, pasar de 15.000 es más difícil. Por ejemplo, China todavía no ha llegado a esas cifras. Veremos Mongolia.

Conclusión

El tema da para mucho. En especial para centrarse en cada uno de los commodities y en las regulaciones de sus respectivos mercados, la extracción de la materia prima, etc. Ya veis que los efectos del oro son múltiples.

Y, a pesar de que mucha gente piense que es el único refugio seguro, la realidad muestra que probablemente sólo lo sea el dinero en efectivo (y esto por el momento). El oro, puede perder su cotización tan rápido como la gana. La historia así lo cuenta.

Historia de las invenciones (III): aire acondicionado

En un principio los equipos de aire acondicionado estaban destinados solo a generar frío. Sin embargo, posteriormente se vio la necesidad de generar calor también, por lo que se usaron resistencias para generar calor (al igual que cualquier estufa eléctrica). Nunca han tenido buena prensa los equipos de aire acondicionado. Consumos eléctricos elevados, sumado también a que la tecnología de los compresores de pistones tenían un rendimiento menor. Hoy en día los equipos de aire acondicionado son capaces de utilizar el mismo sistema de refrigeración para calentar y enfriar, por lo que el rendimiento se ha triplicado.

Hasta el siglo XX, los Homo Sapiens hemos aguantado las temperaturas altas como nuestros antepasados lo habían hecho: sudando. Si nos ponemos técnicos, lo que viene a ser el medio de refrigeración corporal transpiración. Sin embargo, nunca nos ha llegado a gustar del todo esta situación, así que hemos intentado en más de una ocasión inventar sistemas de aire acondicionado. En la mayoría de los casos, estos inventos nos salieron caros, así que su uso quedó limitado a las familias más acaudaladas. No siempre ha sido fácil democratizar el consumo de un bien (como vimos en el primer capítulo para el coche de Ford T).

Los intentos por controlar la temperatura -sobre todo en interiores- comenzaron en la antigua Roma. Allí, se intentaron aprovechar del sistema de acueductos que se venía instalando para traer agua de otros lugar para hacer circular agua fría a través de las paredes de sus casas.

El emperador Heliogabalus dio un paso más allá en el siglo III, apilando una montaña de nieve que bajaba de las montañas en burros. Instalando estas montañas en los jardines aledaños a su mansión, conseguía mantenerse fresco durante el verano. No hay que ser muy espabilado para saber que esto era terriblemente ineficiente.

Dicen que Séneca (Siglo I AD) comía nieve para “soportar el calor como un verdadero romano debe” (luego nos dicen a los de Bilbao).

Séneca (Fuente: http://cumbresblogrrascosas.blogspot.com/)
Séneca (Fuente: http://cumbresblogrrascosas.blogspot.com/)

Esos “lujos” desaparecieron durante la Edad Media. Sin embargo, en todos estos siglos, sí que hubo algún intento por hacer frente al calor. Los ventiladores de la época eran la mano de cada uno. Los abánicos datan de hace 3.000 años en China, remontándose a tiempos del emperador Hsien Yuan, alredor del año 2697 a. C. Una leyenda cuenta como durante un baile de máscaras, y para mitigar el calor que sufría una joven China, agitó su antifaz muy cerca de la cara con mucha rapidez para darse aire y además esconder su cara de las miradas de los hombres. En China siempre se ha cuidado esto. Así, el gesto fue replicado por el resto de mujeres. Las mujeres Chinas comenzaron de este modo, a utilizar los abanicos para alejar las malas energías y la envidia, tapándose detrás de un abanico para ello.

Abanico Chino (Fuente: http://www.blogsperu.com/blog/15669/)
Abanico Chino (Fuente: http://www.blogsperu.com/blog/15669/)

Otro inventor chino del siglo II se dice que construyó un ventilador giratorio del tamaño de una habitación (era accionado a mano). La arquitectura, mientras, también jugó un papel importante en el control de temperatura pre-moderna. En las construcciones de Oriente Medio, las ventanas se ubicaban en la dirección opuesta al sol. La arquitectura persa introdujo el concepto de Windcatcher (“captadores de viento”). Los edificios más grandes hacían de “torres de viento”, diseñados para detectar y difundir las brisas predominantes.

Windcatchers de la arquitectura persa (Fuente: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/fe/AbAnbarNain2.jpg)
Windcatchers de la arquitectura persa (Fuente: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/fe/AbAnbarNain2.jpg)

A finales del siglo XIX, en EEUU, los ingenieros tuvieron el dinero y la ambición de continuar donde los romanos lo habían dejado. En 1881, el presidente James Garfield (el 2º de los 4 presidentes americanos asesinados en la historia), utilizaba un un dispositivo un tanto extraño de aire inyectado a través de sábanas de algodón que había sido empapado en agua helada.

Al igual que Heliogábalus, la comodidad del presidente Garfield, requería un consumo de energía enorme; unas 500.000 libras de hielo en 2 meses. A su favor decir que la humedad de Washington DC es criminal. Al estar esta ciudad localizada en un un pantano, os lo podéis imaginar (localizar en DC la capital de EEUU tuvo su origen en contentar al bando esclavista, además de cancelar partidas de deuda pública federal tras la Guerra de la Independencia).

En EEUU, las cosas comenzaron a cambiar en la década de 1900, cuando los ventiladores eléctricos aparecieron por primera vez en los hogares. Para ello, y como venimos comentando en esta serie, combinar otros inventos fue fundamental. En este caso, la electricidad. El desarrollo de Nikola Tesla de motores de corriente alterna hizo posible la invención de los ventiladores de oscilación en el siglo XX.

En 1902, un ingeniero de 25 años de edad de Nueva York llamado Willis Carrier, inventó el primer sistema moderno de aire acondicionado. La unidad mecánica del dispositivo, que enviaba a través de bobinas aire refrigerado, no estaba destinado a la comodidad humana en un principio. Fue diseñado para controlar la humedad en la planta de impresión donde él trabajaba.

En 1922, Willis siguió con la invención de la enfriadora centrífuga, que añade un compresor central para reducir el tamaño de la unidad. Fue presentado al público el fin de semana del Memorial Day de 1925 en el Rivoli Theater de Times Square, en New York. Años después, las personas se amontonaban en las salas de cine con aire acondicionado en los días calurosos de verano, dando lugar a las superproducciones de verano.

No es una exageración decir que esta innovación cambió el modo de vida del Siglo XX América. En la década de 1930, el aire acondicionado se extendió a los grandes almacenes, vagones de ferrocarril, las oficinas, etc. La productividad de los trabajadores en verano se dispara. Hasta entonces, los patios centrales y las ventanas abiertas habían sido el único refugio para los trabajadores y ciudadanos. La historia del aire acondicionado en el Siglo XX la resume muy bien en esta infografía de Carrier Corporation.

El aire acondicionado residencial tardó más en democratizarse. En 1965, sólo el 10% de los hogares de EE.UU disponían de ello. Las familias en el Sur se conformaban con dormir en el porche o poner su ropa interior en la nevera. En 2007, sin embargo, la cifra de hogares con aire acondicionado era ya de 86%. Las ciudades del Sur -el Sun Belt– donde había sido insoportable trabajar en verano, se convirtieron en un lugar más atractivo para vivir y trabajar, y facilitar así un cambio demográfico en la migración de los trabajadores en EEUU, que volvían de nuevo al Sur. El aire acondicionado podría considerarse como un motor de desarrollo económico claro en países con clima favorable. ¿Os imagináis lo que sería del turismo de la Costa Española si no fuera por el aire acondicionado?

Las unidades de refrigeración sólo han trascendido las fronteras de Estados Unidos en los últimos 20 años, con la confluencia de una creciente clase media mundial y los avances en tecnología de energía eficiente. Así, los Europeos han tardado más en introducir el aire acondicionado. Los datos sobre el aire acondicionado en los países en vías de desarrollo es escasa, pero uno que ha viajado ya un poco por países Africanos y Asiáticos del Sur, asegura que no ha encontrado ninguna unidad así. En la India, se pueden encontrar en prensa artículos sobre la manera de mantenerse fresco en verano: se recomienda llevar ropa de lino y beber muchos líquidos para evitar golpes de calor.

En un principio los equipos de aire acondicionado estaban destinados solo a generar frío. Sin embargo, posteriormente se vio la necesidad de generar calor también, por lo que se usaron resistencias para generar calor (al igual que cualquier estufa eléctrica). Nunca han tenido buena prensa los equipos de aire acondicionado. Consumos eléctricos elevados, sumado también a que la tecnología de los compresores de pistones tenían un rendimiento menor. Hoy en día los equipos de aire acondicionado son capaces de utilizar el mismo sistema de refrigeración para calentar y enfriar, por lo que el rendimiento se ha triplicado.

¿Y en el futuro? Los rendimientos energéticos crecientes podrían deparar nuevos diseños o modelos. Quién sabe…

Dándole vueltas a “España”: desindustrialización + ¿”Silicon Valleys”? (IV)

Y yo que nosotros, dejaría de discutir si ligar los salarios a la productividad, y empezaría a hablar de ligar salarios al emprendimiento y la I+D+i. Y sí, suena a demagogia, pero nos tienen bien entretenidos hablando de eso, y al final miramos al dedo y no la luna.

(…) [Continuación del reto que tiene España por delante, con su primera, segunda y tercera parte ya expuestas]

Terminaba el capítulo 3 de esta serie diciendo que había que tener cuidado con eso de querer hacer un valle del silicio en cualquier esquina de España. Así que para rematar la serie, exploremos un poco en qué consiste la formación de un ecosistema como Silicon Valley, así como lo que andan haciendo por otros lados.

¿Dónde está la fórmula de éxito de Silicon Valley?

En cosas que realmente existen en el valle del silicio y en otros lados no: capital riesgo (riesgo es riesgo, no “Invierto si me das seguridad”), comunidad de business angel (de esos que ven crear start-ups como su mejor inversión), miles de profesionales con experiencia de trabajo para prestar su conocimiento (no solo su dinero, lo que también se pudieran llamar socios industriales), espíritu empresarial (no de broker que estila por España), un sistema educativo colindante de primer nivel (de hecho Silicon Valley es un producto de Stanford y no al revés), miles de millones de dólares en fondos, las principales empresas tecnologías del mundo listas para prestar ayudar a las nuevas empresas y así asociarse (eso del espíritu de cooperación viene desde la Fiebre del Oro de 1850 en California, que también algunos dicen condicionó la cultura por la aventura empresarial), un mercado interno de personas relativamente ricas, empresas como Y Combinator que “aceleran” y asesoran en la constitución de start-ups (fijaros qué empresas han salido de la ayuda de Y Combinator), con una moneda común entre este entramado empresarial, un marco jurídico que ayuda a la constitución de nuevas empresas (os remito al artículo anterior), etc.

¿Cómo fallar? Un caso del que puede aprender España (intuición masculina, ¿existe?)

Un caso que me llama la atención (para mal): el Silicon Rondabout (rotonda de silicio, vamos) que Cameron está empeñado en construir en el Este de Londres, como no, imitando a Silicon Valley, claro. Cada vez que oigo/leo a Cameron hablar sobre tecnología, no sé, como que no me lo creo (más cuando luego se aferra a mantener anacrónicas leyes del copyright). Creo que en cualquier país hay suficiente talento de consultores y expertos en tecnología para constituir un panel de expertos en dicha materia, y así que hablen por ti y transmitan seriedad (será cuestión que la marca British la tengo posicionada de otra forma).

En el Reino Unido, es la UK Trade and Investment (UKTI en adelante) la que ha asumido guiar esta aventura, lo cual a juicio de lo que he leído por allí (conocen mejor que yo el mercado), puede no ser del todo acertado. La UKTI es una organización diplomática cuyas funciones han sido tradicionalmente la de establecer redes de contacto y colaboración, pero poco sobre  los conocimientos necesarios para construir una visión, construir una infraestructura de tecnología y ejecutar una estrategia con dicho fin.

Es cierto que existe una gran oportunidad (y necesidad) en el Reino Unido para innovar, pero teniendo en cuenta los recortes presupuestarios masivos (sobre todo en lo que se refiere a la financiación de universidades y las ayudas a las  PYMEs), entenderán porque encuentro los discursos de Cameron llenos de visión pero vacíos de sustancia.

Además, también me parece también un error de localización (y os remito de nuevo a lo que dije en el artículo anterior). El sector tecnológico en el Reino Unido tiene un fuerte arraigo fuera de Londres, más cerca de las universidades. Soñar que el este de Londres se va a convertir en Silicon Valley o en Silicon Wady (en Tel Aviv, el Silicon Valley de Israel) es cuando menos ambicioso (por decirlo suavemente). Haberla tratado de situar cerca de Reading (hub universitario en UK) o Manchester (sí, ex-hub industrial, pero ahora cuenta con el mayor número de estudiantes universitarios per capita de las principales ciudades europeas) hubiera sido otra cosa.

En Londres, donde el sector financiero campa a sus anchas (ojo, no estaría mal para conseguir la financiación que en España falta), y un crecimiento brutal en los últimos años ha llevado a que el coste del espacio de oficinas, impuestos municipales, servicios públicos y salarios en Londres sea desorbitado. Además, la falta de I+D+i, etc., terminan de convencerme para decir que convierten a la City en un lugar poco atractivo para abrir nuevas empresas.

Creo es que la presión para tener una comunidad tecnológica en el este de Londres (cof, cof.. de algo me suena), proviene de una visión política de: ¿qué hacer en Londres con todo el dinero gastado y la infraestructura desarrollada para los Juegos Olímpicos de 2012? Vamos, un reciclado en toda regla.

Y el ejemplo del Reino Unido no lo he puesto solo porque tenga miedo a que el Cameron de España llegue al poder en 2012, sino también porque el Reino Unido sufre problemas estructurales como los de España: el crecimiento económico de los últimos años ha dependido, quizás demasiado, del endeudamiento. ¿Qué sectores más? Inmobiliario, financiero, construcción y administración públicas (casualidades de la vida). De hecho, el Reino Unido, tiene la deuda total (pública + privada) más alta del mundo (sí, más que España aun).

¿Realmente llevar fibra óptica para reducir la brecha digital va a ayudar a “conectar” las zonas rurales a las ciudades?

En mi opinión, no. Ya dije en el anterior artículo que la productividad que aportan las ciudades no se va a conseguir a costa de tirar cables por las mesetas españolas. Hoy ya más del 50% de la población mundial vive en las ciudades, y para 2050 se estima será el 70%. ¿Por qué es mejor centrarse en el desarrollo económico tecnológico en las ciudades? Algunos factores (antes de acusaciones, mi familia es esencialmente agrícola, así que soy consciente de la situación ;-)):

  • Económicas: más oportunidades de trabajo y de desarrollo empresarial
  • Ocio: oferta cultural, deportiva, etc. mucho más amplia
  • Transporte: de mayor calidad, más interconectado, incluso con mayor posibilidad para andar en bicicleta, andar (más peatones, menos bicicletas), etc., así como una menor necesidad de coche (eso del CO2, NOx y pequeñas partículas  y tal)
  • Sociales: eso de las relaciones sociales y el networking que tan de moda están, de momento no es posible hacerlas vía Internet
  • Servicios médicos: mayor oferta y de mayor calidad, incluso en temas de emergencias
  • Servicios educativos: mayor oferta y de mayor calidad para los hijos
  • Coste de los servicios: electricidad, infraestructuras para el transporte, tratamiento aguas residuales, teléfono, etc. ¡todo es más barato en la ciudad! (eso de economías de escala que dicen los economistas)
  • Clima: las ciudades, salvo algunos casos, y por mero darwinismo, están enclavadas en lugares con climas y condiciones metereológicas de no extrema virulencia

Bueno, y podría poner muchas más, pero esto que listaba anteriormente son factores que creo todo emprendedor que quiera montar una empresa tendrá en su mente para ver dónde montar su aventura empresarial.

¿Qué hacen por otros lados?

Pues tanto de lo mismo, querer imitar el éxito de Silicon Valley, pero por todos los casos que he ido leyendo, centrándose en los núcleos importantes. En Marruecos están construyendo hubs científicos y tecnológicos alrededor de las universidades (buena política) en las principales ciudades (todavía mejor política). Chile, con el objetivo de atraer talento extranjero (y aunque allí hablen mucho del Silicon Valley latino), busca proyectos de emprendimiento subvencionando con cifras hasta de $40.000, visados de residencia, reduciendo burocracia para el establecimiento de empresas, etc. (excelente política). Todo ello: el proyecto Startup Chile, del que ya hablé hace unos meses (sí, tengo especial debilidad por Chile ;-)).

Conclusiones

En definitiva, me gustaría que en España hubiera un ecosistema ideal para la creación de empresas: infraestructura de comunicaciones fiable, incentivos adecuados en el ámbito fiscal, rapidez de las Administraciones Públicas en la concesión de licencias y regulaciones varias, rigor en el cumplimiento de la ley, seguridad en el entorno (ciudades), oferta de equipamientos, oferta de relaciones contractuales, actuación judicial ágil, etc.

Entonces, ¿qué se puede hacer para salir de esta recesión? (no, me niego a llamarla depresión) En primer lugar, aprender de los errores señalados en el artículo anterior y en éste. Y luego, incrementar el consumo interno (que manía con exportar y exportar, ¡que no todos somos Alemania!), inversión en nuevas empresasaumentar la financiación, que la riqueza deja de asociarse a la posesión de pisos, reducir el desempleo a través del incentivar el empleo de calidad, aumentar la productividad total de los factores (Villa es delantero y Casillas portero), aumentar la inversión en I+D+i (sueño con ese 2,5%), incrementar la eficiencia energética (hoy, en España, por cada Kwh necesitamos producir dos), reducir la dependencia en recursos fósiles (nuestro petróleo es el sol del Sur, el viento de las mesetas y el agua del que vivimos rodeados), etc. Vamos, podemos estar sentados tranquilamente, quizás mis nietos vean cumplidos mis sueños.

Y sí, dejar de aumentar la diferencia entre los ricos y el resto (creo que hablar de clases ya ha perdido contexto), que España es un país muy desigual, repartimos muy mal los caramelos de la fiesta, por si ustedes no lo sabían. Pero, ¿sabéis que es lo que más me preocupa? Que debemos MUCHO dinero (empresas y las familias, es decir, a nivel privado). Por si fuera poco, y dado que todo parece indicar que el PP llegará al poder en 2012, una pregunta: ¿sabéis quién es el referente de Mariano Rajoy? (el presumible futuro presidente del gobierno de España) Yo que vosotros miraría sus reformas y los resultados que ha traído y lo que pudiera originar en España.

Y yo que nosotros, dejaría de discutir si ligar los salarios a la productividad, y empezaría a hablar de ligar salarios al emprendimiento y la I+D+i. Y sí, suena a demagogia, pero nos tienen bien entretenidos hablando de eso, y al final miramos al dedo y no la luna.

Se habla de: el tercer rescate: Portugal

Y cayó Portugal. En los últimos días me han hecho varias preguntas sobre si la película cambia un poco respecto a Irlanda o Grecia, expliquemos un poco de qué va todo esto y las repercusiones que el abrazo del oso, perdón, “rescate” financiero de la UE, tendrá. Ya vamos tres. Ha caído el país:

Resultados educativos en Portugal (Fuente: http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704076804576180522989644198.html)
Resultados educativos en Portugal (Fuente: http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704076804576180522989644198.html)
Fracaso escolar de los países de la OCDE (Fuente: http://si.wsj.net/public/resources/images/P1-AZ952_PORTUG_NS_20110324190613.jpg)
Fracaso escolar de los países de la OCDE (Fuente: http://si.wsj.net/public/resources/images/P1-AZ952_PORTUG_NS_20110324190613.jpg)
  • Una economía basada en el turismo, la propiedad y el sector financiero. Debe ser cultura ibérica.
  • Un país que ha invertido mucho en los últimos años por convertirse en líder (es 3º, solo tras Islandia y Dinamarca) en generación eléctrica mediante renovables, como muestra el siguiente mapa:
Líderes en energía renovable. Presente y futuro (Fuente: http://graphics8.nytimes.com/images/2010/08/09/world/europe/20100810_PORTUGAL_graphic/20100810_PORTUGAL_graphic-popup-v2.jpg)
Líderes en energía renovable. Presente y futuro (Fuente: http://graphics8.nytimes.com/images/2010/08/09/world/europe/20100810_PORTUGAL_graphic/20100810_PORTUGAL_graphic-popup-v2.jpg)
  • Durante años ha vivido una burbuja financiera e inmobiliaria (tampoco muy disparatada a lo Spain) que hizo crecer sueldos y deudas por encima de sus posibilidades. Eso sí, la competitividad por los suelos, los países del sur de Europa, más endeudados, a la cola de la competitividad
Competitividad en la Unión Europea (Fuente: http://graphics8.nytimes.com/images/2010/12/03/world/europe/03divide_graphic/03divide_graphic-popup.jpg)
Competitividad en la Unión Europea (Fuente: http://graphics8.nytimes.com/images/2010/12/03/world/europe/03divide_graphic/03divide_graphic-popup.jpg)
  • Como Grecia y España, sufrió una dictadura muy conservadora (no quería el desarrollo cultural y educativo del país)  y represiva durante muchos años, desde 1926 y 1974 (tras la Revolución de los Claveles del 25 de Abril). Durante la dictadura, la educación no era obligatoria.
  • Un mercado inmobiliario de la propiedad muy burocrático y complejo, con muchas regulaciones. Eso sí, para los portugueses, porque el objetivo era atraer la riqueza europea a los “paraísos portugueses”.
  • Competitividad futura difícil: el sector textil de bajo coste que caracterizó a Portugal durante años ahora está en Asia. El bloque de Europa del Este ofrece sueldos más bajos que los portugueses. Tendrá que buscar una competitividad alejada de los bajos salarios y precios. Con un sector educativo endeble, difícil tarea. Otra situación común con el resto de vecinos del sur de Europa.
  • Como España, altas tasas de inmigración de los países que colonizó. En el caso de Portugal, Angola y Guinea-Bissau.
  • Como le pasa a Grecia y España, comparte moneda (el €) con un bloque de países mucho más fuertes como Finlandia, Alemania, Austria o los Países Bajos.
  • Un país con una organización territorial que es un trabalenguas.

Todo esto ha llevado a este país a la siguiente situación resumida:

  • El déficit público del 2010 está cercano al 10% y no por debajo del 7% como había dicho el gobierno portugués (lo que el ministro de finanzas reconoció en el debate parlamentario sobre el plan de austeridad).
  • Portugal gasta más de 4 euros por cada 3 que ingresa, un gasto público desenfrenado. El gobierno estaba invirtiendo en proyectos de infraestructuras (energía hidráulica, tren de alta velocidad hasta Lisboa que parece se detendrá, etc.)
  • Tampoco había perspectivas de mejora, a los tipos actuales, para 2015, mientras que España pagaría en intereses de la deuda más del 4% del PIB, en Portugal es del 8% o de más del 10% de los griegos e irlandeses
  • El superávit presupuestario de febrero (que en Portugal me cuentan se vendió como éxito del gobierno) fue obtenido por retrasar pagos, un mero espejismo vamos
  • La deuda pública estará por encima de los 90%, con un descontrol de las empresas del estado

A finales de Marzo, el parlamento portugués rechaza el 4º plan de austeridad del gobierno en minoria de José Sócrates (junto a Papandreu y Zapatero, los únicos dirigentes socialistas que quedan por Europa de los 24 neoliberales, como siempre dice Soares). Antes lo había presentado en Berlín y Bruselas sin siquiera consultar a la oposición ni al Presidente Cavaco. Ante este rechazo, Socrates presenta su dimisión y se convocan unas elecciones el 5 de Junio, no sin antes culpar a la oposición de la situación económica y del inevitable rescate. En Irlanda, el Gobierno anterior pidió el rescate para después de convocar las elecciones. En Portugal es el dimitido Gobierno en funciones el que está pidiendo la ayuda.

En los últimos meses-años, el déficit no paraba de crecer, con ello la deuda, así que, ¿quién prestaría dinero barato a Portugal? Nadie. De hecho, el bono portugués y el griego ya andan por récords históricos. Ante todo esto, ¿qué puede hacer Portugal ahora? Pues creo que pocas alternativas, salvo aceptar el “rescate” (sic) de la Unión Europea. ¿Problema? Que lo que exige ahora Bruselas a Lisboa es un recorte social y fiscal más duro al que derribó al gobierno de Sócrates, a cambio de ayuda financiera. Resumiendo:

  • Presumiblemente (aun no está cerrado), 80.000 millones de € (cifra entre lo que necesitó Irlanda, algo menos, y los 110.000 de Grecia). Más o menos, el 50% del PIB portugués. 2/3 los pone la UE, y el otro 1/3 el FMI. España avalará unos 5.000 millones de €. Lisboa y Bruselas deben ahora negociar, y en la reunión del Ecofin y de los ministros de Economía del Eurogrupo del 16 de Mayo aprobarlo. El Fondo Europeo de Estabilización Financiera, emitirá luego bonos (¿de dónde pensabáis que salía el dinero? Del casino, claro) para captar en “los mercados” (los de siempre, no los de lechugas) el primer plazo del préstamo. Eso sí, este fondo incluye un mecanismo para reestructurar la deuda (por lo que ya presupone que no serán capaces de devolver, ni rescate mediante, todo lo que deben), así que los bancos con exposición a estos países periféricos no van a ver todo el dinero que prestaron a buen seguro (intuición masculina). Los préstamos del fondo de rescate sólo son hasta 2014. Luego vendría la reestructuración.
  • Las principales líneas de ajuste de este “abrazo del oso” de la ya famosa pareja UE-FMI:
    • Pensiones: impuesto extraordinario a las pensiones superiores a 1.500 € mensuales y congelación del resto, salvo las mínimas
    • Privatizaciones: empresas públicas del sector de la construcción, energía, servicios postales, infraestructuras aeroportuarias y transporte ferroviario. El programa podría incluir la privatización de Caixa Geral de Depósitos, la primera entidad financiera y de seguros del país.
    • Menos deducciones: en gastos de salud y educación, beneficios fiscales para empresas, etc.
    • Educación y sanidad: recortes en medicamentos y control de recetas, cierre de colegios con menos de 21 alumnos, etc.
    • Austeridad regional: las regiones tendrán 168 millones menos de presupuesto. Las subvenciones a empresas y autónomos también se recortarán en 760 millones.

La historia de Portugal es la de siempre. Es tarde para actuar. No se han tomado medidas antes, y encima no se ha informado de la situación de las cuentas públicas (después de haber dicho lo contrario en las elecciones de 2009 y de cambiar continuamente los números durante el 2010). Los problemas mejor tratarlos de solucionarlos antes para no lamentar después. Ahora a Portugal le toca “eliminar las rigideces en los mercados laborales y de productos” (sic), “un crecimiento equilibrado y reducir los desequilibrios interior y exterior” (sic), “asegurar la posición económica y social de los ciudadanos” (sic), etc.

¿Y qué se puede hacer antes? Unos te dirían, que tener una política presupuestaria coherente y pasar reformas estructurales antes de la crisis. Otros, no haber entrado en la Unión Europea, que no era obligatorio, ¿eh? Eso sí, no quiero con esto eximir de culpa alguna a los ya famosos “mercados”. No sé hasta qué punto se puede afirmar (como he leído estos días) que la especulación ha tumbado a Portugal (como en su día también se dijo de Grecia e Irlanda) y quitado su soberanía,

Otro de los puntos que no quería dejar en el aire es el tema de si Alemania es la que realmente rescata o si se rescata a sus bancos. Es cierto que Alemania pone más dinero que nadie (cosas de las matemáticas y eso de la proporcionalidad). Analicemos esta gráfica que publicaba ayer The Economist:

Exposición de bancos extranjeros a Grecia, Irlanda y Portugal en miles de millones de € (escala europea) (Fuente: http://media.economist.com/images/images-magazine/2011/04/16/fn/20110416_fnc532.gif)
Exposición de bancos extranjeros a Grecia, Irlanda y Portugal en miles de millones de € (escala europea) (Fuente: http://media.economist.com/images/images-magazine/2011/04/16/fn/20110416_fnc532.gif)

Vale, los bancos alemanes son los más expuestos. Como decía la noticia de ayer de The Economist, la mayor exposición no era de los dos grandes alemanes (Deutsche Bank y Commerzbank), sino de algunos en manos públicos y de menor tamaño. Aun así, nada que pudiera hacer tambalear el sector financiero alemán de 2,5 billones de € (escala europea), salvo que la crisis llegase a España, donde sí tiene mucho más dinero metido. El mayor peligro lo corren bancos de los propios países. El Banco de Inglaterra calcula que el impacto de posibles suspensiones de pagos apenas sería del 10% en el sector financiero alemán o francés, frente al 70% griego o 50% portugués o español.

De la ya famosa gráfica de deudas de los PIIGS, queda claro qué país sería el principal afectado en una hipotética crisis de pagos en Portugal: España. Un total de 86.000 millones de € en exposición del total de los 286.000 millones de €. Algo así como el 30%. Algunos hablan que hoy podrían ser ya alrededor de 100.000 millones de €. Además, 25.000 millones de € de inversión directa extranjera de empresas españolas, especialmente en el sector de infraestructuras.

Las deudas de los PIIGS en Mayo del 2010 (Fuente: www.nytimes.com)
Las deudas de los PIIGS en Mayo del 2010 (Fuente: www.nytimes.com)

¿Es la palabra rescate en estos casos la más adecuada? No lo creo. Pero tampoco creo que sea un chantaje. No hay otra, vamos. Un rescate se da cuando te ponen a salvo de algo. En el caso de Irlanda y Grecia la dureza de los ajustes no ha alejado el temor a la restructuración de la deuda. En Grecia, ni el sector privado ni su banca han mejorado las condiciones de financiación con el rescate. Y hace más de un año que Grecia pidió asistencia financiera. En Irlanda, cada día se anuncian nuevas pérdidas (reales o potenciales) de la banca. Las empresas en Irlanda tampoco han mejorado su situación financiera con la ayuda europea.

Y mientras, las crisis de los periféricos vuelven a sacar a la palestra del debate la necesidade de coordinación de política económica y fiscal en Europa (ya va siendo hora, el debate que nunca termina), si el EFSF (Fondo Europeo de Estabilización Financiera) debiera comprar deuda pública en el mercado primario (y secundario) para bajar la prima de riesgo en el mercado y así crear las condiciones de financiación adecuadas las economías de los países (esto a los jugadores del casino no interesa), y a lo que yo añado que si algún día dejaremos de de rescatar a los países con dinero obtenido por los mismos medios que tumbaron a esos países. Los fondos de rescate son constituidos con garantías, obligaciones convertibles, vehículos estructurales de financiación especiales y otro tipo de nombres “financieros”.

¿Tiembla Europa con esta nueva crisis? De momento, no. ¿Lo haría con España? Probablemente. España es más del doble de la suma de Portugal, Irlanda y Grecia, por ser gráficos. A mí estas crisis en la zona € cada día me recuerdan más e cuando SME se articulaba en torno al mecanismo de tipos de cambio (o MTC) en los comienzos de los 90. Era un “sistema voluntario” de tipos de cambio semi-fijos. Al final se convirtió en un verdadero examen para aquellos países que sufrían para mantener su divisa dentro de las bandas de fluctuación. Lo que pasa que ahí cayeron hasta el franco francés y la libra esterlina. De momento la zona € no ha llegado a esos extremos.

La historia de Portugal repite alguno de los capítulos ya vistos por Dublin y Atenas. Sin moneda propia que devaluar (la zona € es un matrimonio que no permite el divorcio ni acuerdos prenupciales), que sería la alternativa a evaluar al “rescate” (sic) de la UE, no queda otra. ¿Futuro? Duro, un país con apenas ventaja competitiva alguna.

Durante el congreso en Dinamarca, me comentó un colega portugués (profesor universitario): “Alex, si ves que el Barsa le está metiendo un 11-0 al Madrid y fueras jugador del Madrid, ¿tú qué harías?” No supe responder. Él me dijo: “Yo me cambiaría de equipo”. Me estaba intentando explicar cómo él, como portugués, buscaba salida a la crisis. No lo tengo yo tan claro Nuno 😉

El Anillo de Fuego del Pacífico: ¿la cuadratura de un círculo?

Debe ser por eso de que los ingenieros tendemos a tener una visión espacial de las cosas, y a razonar mucho con ello, que cada vez que ocurre alguna tragedia geológica, mi cabeza se pone a ubicarla en el mapa, y sobre todo, a relacionarla con otros eventos que hubieran pasado en la misma región.

Os paso a explicar algo en lo que llevo pensando unos días desde el último terremoto en Japón. Antes de contároslo, una imagen. El Cinturón/Anillo (hay cosas que no me gusta traducir, pero quiero que mi ama también entienda esto) de Fuego del Pacífico:

Anillo de Fuego del Pacífico (Fuente: http://engwell.wikispaces.com/file/view/ring.of.fire.gif/58676288/ring.of.fire.gif)
Anillo de Fuego del Pacífico (Fuente: http://engwell.wikispaces.com/file/view/ring.of.fire.gif/58676288/ring.of.fire.gif)

Este anillo se caracteriza por limitar la placa tectónica del Pacífico en una zona en la que confluyen otras cuatros placas tectónicas: la Euroasiática, Norteamericana, Pacífica y Filipina. Ello hace que sea una zona con una de las mayores tasas de actividad volcánica y sísmica. En la imagen, las líneas marcadas en rojo, son regiones con zonas de subducción, que es la causa de la actividad tectónica que antes citábamos.

Por ejemplo, la placa Pacífica se desliza por debajo de la Norteamericana a una velocidad aproximada de 9 centímetros por año (una pasada). Esto es lo que los geólogos llaman subducción. Estos movimientos suelen ser los causantes de los terremotos más destructivos del planeta, a su vez originando frecuentemente tsunamis.

Cuando nos lo cuentan en la TV creo que no nos hacemos la imagen de lo impresionante que son estos movimientos. Por ejemplo, el terremoto del 2004 en el Índico (aunque lo recordaremos como tsunami). El tipo de mecanismo en el fondo marino fue en una falla de subducción igualmente. Movimiento inverso, un bloque, además de romperse, se monta sobre el otro. Gráficamente: la traza de la falla, lo que se rompe, tuvo una longitud de 1.500 kilómetros. Además, uno de los bloques, subió respecto del otro 8 metros. Es como si se partiera la Península Ibérica por la mitad, y la mitad de un lado se monta sobre otro 8 metros. Esto originó unas ondas de presión enormes.

Una vez explicado gráficamente qué es lo que pasa cuando hay una de estas subducciones, volvamos al anillo. Un anillo es circular. Lo que pasa, que este anillo en particular más que un círculo, en los últimos días ando dando vueltas a una representación gráfica en cuadratura. Me explico, con tres eventos ocurridos en dicho cinturón en un espacio de un año prácticamente:

  • 28 de Febrero del 2010: terremoto en Chile. Pata al Sudeste de la mesa.
  • 22 de Febrero del 2011: terremoto en Nueva Zelanda. Pata al Sudoeste de la mesa.
  • 11 de Marzo del 2011: terremoto en Japón. Pata al Noreste de la mesa.

¿Qué falta para cuadrar el círculo? La pata al Noreste sí, donde está la falla de San Andreas en la coste del oeste norteamericana. El terremoto de Chile, tuvo una magnitud de 8.8, el de Nueva Zelanda 6.3 y el de Japón 8.9. La última vez que se rompió la falla de San Andreas fue en 1906, que originó el famoso terremoto de San Francisco y dejó la ciudad desierta (de 400.000 habitantes, 300.000 perdieron su hogar). Muchos lo comparan con el impacto que ha tenido el Katrina en New Orleans.

Pues bien, he estado mirando por Internet por si era conspiranoia mía, pero no. Los geólogos (que son los que saben de esto realmente, no un pringao como yo), dicen que lo peor está por venir en California. Un evento relevante en alguno de los extremos de la placa, puede (no siempre, son eventos probabilísticos) influir en que semanas o meses después haya otro evento de impacto al otro lado de la placa. Es decir, que los terremotos pudieran ocurrir formando clusters, o agrupaciones dentro de una misma placa.

Los geólogos creen que es bastante complicado que haya un terremoto de magnitud (que es lo que mide la liberación de energía en forma de tensiones acumuladas) 9.0, pero estiman en casi el 50% las probabilidades que en los próximos 30 años haya uno de magnitud estimada 7.5 y hasta del 99% que haya uno de magnitud 6.7 (como el que ocurrió en San Francisco en 1989 o el de Los Angeles de 1994).

Eso sí, esto son todo previsiones, la sismología es una ciencia relativamente nueva, luego en constante mejora. Pero es ciencia, así que a mí, me gusta.