Las “Fake News” o noticias falsas de la semana, en Radio Euskadi

El pasado 4 de Abril, debuté en el programa Boulevard de Radio Euskadi, de la mano del gran Dani Álvarez. Colaboraré semanalmente con una sección que hemos bautizado como “Fake News”. Como sabéis, últimamente estoy muy activo en ello. He escrito tanto en este humilde blog como en Deia (que salió luego en papel). También me han entrevistado en TV sobre ello.

La verdad es que es un tema que me alegra que preocupe a la sociedad en general. Luchar contra nuestros sesgos por leer lo que refuerza lo que pensamos no es fácil. Tampoco luchar contra nuestra ideología. Como tampoco es fácil saber que detrás de muchas de estas noticias falsas hay entramados económicos como el que se ha descubierto en Macedonia, y que presuntamente estarías detrás de medios que ayudaron a Donald Trump en las pasadas en elecciones.

Dado que son muchos los que me preguntan por ello (muy buena señal, que nos preocupemos por ello), he pensado que quizás sea interesante que una vez emitido cada programa, adjuntar aquí las 4-5 noticias falsas sobre las que hayamos hablado. El audio del programa de esta semana lo tenéis aquí:

En el menú de fake news de esta semana:

  1. Islandia prohíbe por ley que las mujeres cobren menos que los hombres
    • Esta “noticia”, lo peor de todo, es que ha salido en El Economista. Como decía Dani, todo lo que sale de Islandia, nos fascina. Pero, la realidad suele ser bastante más complicada que titulares aparentemente espectaculares. Como alguno se ha encargado de explicar, no, la ley ni siquiera se ha presentado en el Parlamento, ni se va a prohibir nada, ni será de aplicación universal (es voluntario y solo afecta a empresas de 25 o más empleados), e Islandi tiene regulaciones sobre igualdad de género desde los años 60 del siglo pasado, que siguen sin cumplirse. 170.000 interacciones en Facebook y 3.000 en Linkedin (donde ya somos más serios).
  2. Mi reputación”, texto apócrifo pero atribuido a Arturo Pérez-Reverte
    • El propio Pérez-Reverte se ha encargado de desmentirlo una y otra vez. Pero de vez en cuando, sale a la palestra. Y digo de vez en cuando, porque desde que saliera en ForoCoches ya en 2015, una y otra vez, sale a escena. Ahora ha sido por Whatsapp, donde quizás hayáis recibido lo supuestamente siniestro que es el bueno de Arturo Pérez-Reverte. Noticias falsas, que vuelven. Os invitamos a mirar siempre la fecha.
  3. Un reciente estudio de la Universidad de Hardvard revela que beber té no es beneficioso como se pensaba
    • Otro de los ya clásicos en la sección: la salud y el té, dos temas de enorme preocupación para “nuestro día a día” (especialmente la salud). Y si ya encima metemos una fuente acreditada como la Universidad de Harvard, ya ni te digo. Y si encima lo hace una web donde se pueden crear bulos con un sencillo menú (mirad aquí), y juego fonéticamente con otro medio serio y reputado como “20 minutos”, pues la cocktelera perfecta. Harvard no ha estudiado el té, ni es negativo, ni nos hace ser más bajitos. Leamos con atención y respeto intelectual, por favor. 20.000 “compartidos” en Facebook.
  4. Llega a España el radar ‘invisible’. Tráfico pone en servicio 50 equipos ilocalizables para los detectores
    • En estos días en los que en España usaremos el coche…. nada mejor que volver a viralizar una noticia falsa (y contradicha por la DGT en reiteradas ocasiones), y que encima es de 2015. Parece que los coches en España generan mucha atención. Hasta el punto que en dos programas, dos noticias falsas sobre rádares ya han salido como las más compartidas de la semana.
  5. El líder musulmán de Canarias: “Más ayudas para los musulmanes o tendréis atentados terroristas
    • Obviamente, una noticia totalmente falsa, de unas palabras que supuestamente hubiera dicho el imán Mohamed Saleh. El “medio” (por decir algo) que lo saca, es elmunicipio.es, un clásico ya también de noticias falsas. Otro de las cuestiones a las que te invitamos, estimado lector: contrastar con otras fuentes. Lo preocupante de esto es que la noticia falsa tenga casi ya 15.000 interacciones en Facebook, mientras que la verdadera donde se desmiente la noticia falsa, tiene solo 171 “compartidos” en Facebook. Como decíamos en el debut en el programa, la verdad lo tiene difícil.

Por fortuna, Google y Facebook ya están muy concienciadas y preocupadas por la falsedad de las noticias. Google ha lanzado, de hecho, ‘Fact check’ para verificar la información y poder mostrar al lector su análisis sobre su veracidad.

Seguiremos estos días buscando más fake news para seguir en la caza y captura, hasta que solo la verdad esté con nosotros 🙂  Menos ideología y economía con la verdad. Os esperamos en el programa del próximo martes.

PD: Por cierto, ¿no me negaréis que el tono musical del inicio de la sección no os gusta? 🙂

 

Otras perspectivas a los resultados PISA: educación, gasto y democracia

Es cierto que la educación es algo más que unos tests. Pero de alguna manera, tenemos que medir, para saber cómo nos está yendo nuestra evolución como sociedad, en un aspecto tan crítico como es la educación. Estos días, hemos podido leer muchas cosas sobre los resultados PISA. Se ha escrito tanto sobre todo ello, que la verdad poco o nada tengo que aportar. De hecho, no hay cambios significativos para España, salvo, la preocupante caída que hemos tenido en Euskadi. También hemos observado cómo la probabilidad de repetir curso aumenta en función del estatus socio-económico; un niño pobre tiene cinco veces más probabilidades de repetir que un niño rico. No todo son malas noticias; también hemos sabido que en la integración de estudiantes inmigrantes somos realmente buenos.

Resultados PISA por competnecia en Ciencia, Lectura y Matemáticas. Diferencias entre 2012 y 2015. (Fuente: El País)
Resultados PISA por competnecia en Ciencia, Lectura y Matemáticas. Diferencias entre 2012 y 2015. (Fuente: El País)

Dicho todo esto, y como siempre, acabé investigando otro tipo de cuestiones que son igualmente importantes para hacer una evaluación de la educación en este Siglo XXI. La primera tiene relación entre el “cuánto”. La segunda se refiere a la importancia de la educación.

Empecemos por considerar algunas cuestiones que salen reflejadas en este artículo de The Economist. PISA, como el informe más influyente sobre los resultados educativos comparables en el mundo, pese a sus muchos fallos, lo podemos considerar como la referencia para cualquier aspecto que queramos analizar. Y, uno de ellos, es el gasto por estudiante. ¿Cuánto me tengo que gastar para mejorar mi educación?

Éste es un tema muy recurrente en España. Que si hay que gastar más, que si nunca es suficiente, etc. Es cierto que en los países pobres, a mayor inversión, mejores resultados. Pero eso mismo no se aprecia en los países desarrollados. Esta gráfica que adjunto a continuación, creo que habla por sí sola:

Gasto por estudiante y resultados PISA (Fuente: The Economist)
Gasto por estudiante y resultados PISA (Fuente: The Economist)

En los países desarrollados de la OCDE, ya veis que se vislumbra una recta prácticamente plana: es decir, que no por invertir más, se obtienen mejores resultados. Y esto, es algo que provoca que un estudiante de Polonia o Dinamarca, por ejemplo, saque los mismos resultados, pese a que éste último se gasta un 50% más de recursos que el primero. Es decir, que no por más gastar, se obtienen mejores resultados a partir de un determinado punto.

Podemos entender pensar que no va tanto del “cuánto” sino del “en qué”. La calidad del profesorado, el tamaño de los grupos (menos es más), las políticas de repetición de cursos (ay, España) o las políticas de integración de grupos de diferentes estatus socio-económicos, etc., son factores que sí parecen afectar mucho cuando un país llega a un determinado nivel de gasto. La siguiente gráfica, parece demoledora y habla por sí sola: menos repetición y absentismo, y más ciencia.

Cómo destacar en PISA (Fuente: The Economist)
Cómo destacar en PISA (Fuente: The Economist)

Por otro lado, me preguntaba estos días también qué aportaba a una sociedad unos mejores resultados de educación. Quizás pueda parecer una pregunta extremadamente sencilla, pues entiendo que nadie se opondrá a que una sociedad esté bien educada. Al fin y al cabo, las externalidades son realmente positiva. Salvo, claro, cuando quieres mantener un ferreo poder sin que la gente se entere de mucho.

Llegué así a la gráfica que les presento a continuación: la correlación entre la educación y la democracia.

Correlación entre democracia y educación (Fuente: Our World in Data)
Correlación entre democracia y educación (Fuente: Our World in Data)

No es difícil de interpretar. La educación aporta a una sociedad sostenibilidad en las instituciones políticas democráticas, tanto porque aporta a cada un deseo de ser un agente activo político (participar en elecciones, interesarse por los temas clave, incluso llegar a ser candidato, etc.), así como por la promoción del sentimiento de servicio público que tiene.

Como se puede apreciar en la gráfica, en esos países en los que desde los años 1970 han visto un incremento importante a nivel educativo, también lo han visto a efectos de su grado de democracia. Es decir, sistemas políticos abiertos, donde no hay límites a la participación efectiva y plena del ciudadano en el terreno político. Obviamente, estos resultados siempre se han de interpretar desde la cautela; la correlación no implica causalidad. No porque ahora nos pongamos a educar a toda la población de los regímenes más cerrados vamos a conseguir llevar la democracia allí.

¿Cómo no preocuparse por algo socialmente tan sensible como es la educación? Los resultados PISA nos alumbran muchas pistas y campos donde podemos mejorar. Y los resultados democráticos, nos permiten ver su importancia en la “foto global” de una democracia. Lo importante, al fin y al cabo, es que nadie ponga en duda la importancia de educarnos. Y sobre todo, de buscar continuamente esos espacios de mejora y habilitarlos. Sigamos mejorando en ello, con o sin más resultados PISA.

Movilidad sostenible para empresas: Leioa Berri Auto

Supongo que todos, a estas alturas, estamos ya medianamente familiarizados con el concepto de “movilidad sostenible”. Es un término frecuentemente empleado para referirse a ese conjunto de acciones que persiguen provocar un uso racional y eficiente de los medios de transporte. En un mundo en constante movilidad, que seamos eficientes cuando lo hacemos, puede tener un impacto bastante sustantivo en el empleo de los cada vez más finitos recursos.

En un mundo en el que se estima que para 2050 el 70% de la población mundial residirá en ciudades, se torna crítico que seamos capaces de desplazarnos de manera sostenible. Y no podemos esperar a 2050 para arreglar ese problema. De hecho, para limitar el calentamiento del planeta (entiendo que no he de enlazar evidencia empírica alguna), la Unión Europea ha fijado tres principales objetivos:

  • Aumentar la cuota de las energías renovables (esto ya llevamos años haciendo)
  • Incrementar la eficiencia energética
  • Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI)
Calentamiento global (Fuente: Wikipedia)
Calentamiento global (Fuente: Wikipedia)

Este último objetivo de la Unión Europea -la reducción de gases de efecto invernadero- es en el que más se puede trabajar para el objeto de esta entrada, que no es otro que la movilidad sostenible. Y es que los objetivos de reducción en las emisiones de carbono en el transporte son de un 60% para el año 2050 e incluirán objetivos y acciones como:

  • Intentar limitar al máximo posible los vehículos de combustibles convencionales en las ciudades.
  • Un uso del 40% de combustibles bajos en carbono en aviación.
  • Un cambio del 50% en el transporte de pasajeros de media distancia; por carretera, que pasen a ser medios de transporte ferroviario, marítimo y fluvial.

Todo ello debería contribuir a reducir en un 60% las emisiones provenientes del transporte para el año 2050. La Antártica y el Ártico se derriten. Las ciudades, esas que poblaremos, muchas de ellas se encuentran en la costa. Las temperaturas bajan 8 grados por cada 1.000 metros que ascendemos. ¿Pero, cuántas ciudades conocéis a esa altitud? El problema del calentamiento global, ya digo, amenaza en muchos sentidos nuestro modelo de vida futuro.

¿Lo conseguiremos? Esa es la gran duda que muchos de los que nos preocupamos por estos aspectos nos hacemos. ¿Qué están haciendo las empresas? ¿Y los particulares? En una era en la que tanto las empresas como los ciudadanos somos agentes del cambio, no solo son las empresas las que deben asumir dicha responsabilidad. Es un problema de todos, del que tenemos que ser conscientes.

Y en esta clave es en la que quería escribir esta entrada. Mis amigos de Leioa Berri Auto, tradicionalmente un concesionario de vehículos Renault, se dieron cuenta de todo esto que estoy escribiendo en esta entrada, y dado que siempre han estado a la vanguardia de la innovación en lo que a movilidad se refiere, acaban de lanzar una nueva línea de trabajo para aportar soluciones de movilidad sostenible a las empresas. En un mundo en el que las empresas representan cada vez más peso tanto económico como social (no hay más que mirar el valor bursátil de las empresas), centrar parte de la solución en ellas, me parece una idea realmente brillante.

¿Y qué han hecho mis amigos de Leioa Berri Auto? Adentrarse en el mundo de los vehículos eléctricos con un esquema “llave en mano” para empresas y sus flotas de vehículos. Es decir, ofrecer a empresas privadas, no solo a entidades públicas, la posibilidad de disponer de puntos como el que sale en la siguiente imagen:

Fuente: http://static01.diariodenavarra.es/uploads/imagenes/bajacalidad/2013/08/26/_electrico_6ff36716.jpg?5d6b5f38a3600518a3e4dfcc5b4de9cf

La autonomía de la mayoría de los coches eléctricos ronda en el mejor de los casos los 200 kilómetros. Eso sí, siempre y cuando se trate de una conducción ecológica y en condiciones climáticas que no supongan el uso de servicios como la calefacción o el aire acondicionado (ya ven, en nuestras pequeñas decisiones está la emisión de gases de efecto invernadero). Esta *baja* autonomía (aunque yo rara vez hago más kilómetros que esos, ¿y tú?), la recarga de las baterías es fundamental.

En situaciones normales obtener una carga del 100% puede suponer una espera de más de seis horas. Cierto es también que la tecnología y los cargadores adecuados pueden reducir éste tiempo a menos de 30 minutos. Y es que las tecnologías de recarga están desarrollándose a una velocidad realmente alta. Por ello, la red pública de puntos de carga está en constante expansión, de tal manera que los puntos de carga irán llegando a todas las zonas de las ciudades. Pero, se quiere llegar más allá, y que las zonas industriales y las de servicios también dispongan con carácter ordinario de estos puntos. Actualmente esta implantación se está realizado a un ritmo lento. Y ahí es donde Leioa Berri Auto ve la oportunidad. En el mundo de la empresa, no solo a nivel de ciudadano (que es el que intuitavamente todos pensamos, y atribuimos la responsabilidad de su desarrollo a las intituciones públicas). ¿Qué puedes hacer tú y tu empresa para un futuro más sostenible?

Y es que el medio ambiente y nuestro futuro es cosa de todos. Ofrecer a las empresas un servicio de estudios de movilidad y de ahorro, acompañado de la instalación de puntos de carga, venta de vehículos eléctricos nuevos o de ocasión, así como esquemas de carsharing (incluyendo otros vehículos para elementos intensivos en km, como los de gas GLP –Gas Licuado del Petróleo-), así como su mantenimiento, es donde quiere Leioa Beri Auto centrar su valor.

Y para contarnos todo este servicio, que, bajo mi punto de vista, es un proyecto de alto impacto social y medioambiental, han organizado las Primeras Jornadas de Movilidad Sostenible de la Empresa, el próximo 10 de Noviembre de 16:00 a 19:00, en el Parque Tecnológico de Bizkaia. Os invito a todos a participar e interesaros por este proyecto.

Facebook ficha a los principales equipos de fútbol: ¿para qué?

Hace unas semanas, cuando hablé de Facebook y de los cambios en su muro de notificaciones, ya comenté que Facebook estaba incentivando y promoviendo mucho el uso por parte de los que formamos parte de la ex-red social de Facebook Live videos e Instant Articles. Lo que busca no es otra cosa que generemos más y más contenido. Y encima, el vídeo le interesa mucho, seguramente por ser el formato de su principal base de usuarios, esos que se informan a diario en el actual medio de comunicación que es Facebook.

Esta es la principal diferencia que tiene Facebook o Google, como empresas de Internet, frento a otras como Yahoo: nosotros les regalamos los contenidos. Nosotros somos los generadores de su materia prima, por lo que sus márgenes operativos son realmente espectaculares. Y su crecimiento y escalabilidad, mucha más sencilla que la del resto. Cuando luego quieran competir, partirán siempre con desventaja.

Me acordaba de esto esta mañana mientras leía Wall Street Journal y he topado con este artículo. Básicamente, que Facebook ha fichado a varios equipos de fútbol y sus correspondientes estrellas para que usen Facebook Live, la herramienta para creación de vídeos que dispone. Esto no es nada nuevo; ya el mes pasado anunció que había fichado hasta 140 celebrities para hacer exactamente lo mismo.

Las cantidades que va a pagar son “pequeñas”, en escala Facebook, pero pueden expresar una intencionalidad clara:

facebook liveo
Fuente: http://www.wsj.com/articles/facebook-enlists-soccer-elite-to-help-live-video-1469727818

El Barcelona, se convierte así, el 18º mejor pagado de la plataforma. La entidad que más cobra por el uso incentivado de Facebook Live es BuzzFeed, con un contrato de 3,05 millones, seguido de New York Times con 3,03 y CNN con 2,51 millones de vídeos. No se extrañen si empiezan a ver su Facebook rodeado de estos vídeos. Fijense en estos dos ejemplos de su mejor pagado, el FC Barcelona:

En esta era digital, las audiencias traspasan las fronteras. Fijense que para un club, su principal métrica de éxito ya no solo radica en las personas que acuden a ver el entrenamiento, por mucho que los telediarios se empeñen en ello. Estamos hablando de una audiencia global y mundial de 500.000 personas viendo la presentación de su última estrella. El negocio del fútbol, como también dijimos, traspasa fronteras y hará que aumenten más y más los ingresos de los clubes de fútbol.

Cuando hablaba de la compra de Yahoo por parte de Verizon, ya señalé que sus contenidos deportivos eran uno de los mayores intereses. Es un contenido muy consumido por la audiencia móvil, por lo que también, muy jugoso para toda la industria millonaria de publicidad móvil digital. Por ello, ahí están entrando todos. Twitter, ya ha firmado contratos con la NBA, la NFL y la NHL. El objetivo no es otro que los contenidos generados durante la retransmisión de los partidos de dichas ligas. Snapchat ha hecho lo propio con otro operador.

En todo ello se observa una tendencia clara de transformación de red social a empresa de contenidos. Un medio de comunicación de este siglo XXI. Y vemos, algo que he señalado en multitud de ocasiones: estas plataformas sociales aparentemente gratuitas, se nutren de ello, de que las entendamos como un lugar donde informarnos y entretenernos.

 Y, como telón de fondo, está el debate sobre los medios de comunicación en este Siglo XXI. Cuál será su futuro, y a qué se pueden agarrar para seguir en esta disputa. Hasta un humilde blogero como yo, les quita (algo) de tráfico (poco). Tienen competidores por todos los lados, y además, con un músculo financiero importante (léase Facebook o Google). ¿A qué se podrán agarrar para seguir siendo competitivos? Ojalá tuviera respuesta. A los que hemos comprado el periódico en papel toda la vida, nos produce cierta pena. Esperamos poder encontrar el camino por ahí entre todos, quizás hibridando los conceptos de red social y medio de comunicación. Siguiendo, en definitiva, a estos grandes imperios de la comunicación como Facebook o Twitter.

Amazon y los productos frescos: ¿riesgo o amenaza?

Quizás ya se han enterado que Amazon ha lanzado Amazon Prime Now para Madrid y alrededores. Las condiciones son realmente espectaculares: reparto en una hora por 5,9 euros y gratis si somos capaces de esperar 2 horas. Esto, para 18.000 referencias. Entre las que, además de sus tradicionales productos de hogar, electrónica y entretenimiento, encontramos productos de alimentación. Y esto es lo que me parece más novedoso e interesante de analizar. Básicamente, porque el músculo financiero de Amazon (de lo que ya hablé), les permitirá optimizar procesos cuanta más escala alcancen. Y poder hacer ferente así a las grandes cadenas de distribución de alimentación y frescos (especialmente) de nuestro país.

Un estudio elaborado por  Kantar Worldpanel en 2015, decía que las caídas que desde hace años se registraban en el sector del Gran Consumo en España empezarían a mejorar en 2015. Estas buenas perspectivas, son siempre un buen reflejo de las economías, más en un país como el nuestro en el que el consumo es tan determinante del PIB.

Los hogares españoles, en 2014, último año con datos, gastaron de media 4.160 € en compras de productos de alimentación, droguería y perfumería. Destaca entre ellos la sección de frescos, dado que la gran distribución (hipermercados, supermercados y discounters) son responsables ya del 53% del gasto en esos productos. Por lo tanto, estos centros, dependen cada vez más de cómo y dónde compremos esos frescos. Además, esa cifra no para de crecer. La última variación interanual es del 1,4%.

A ello, debemos sumarles que vamos cada vez menos a los grandes centros de distribución, pero cada vez llenamos más el carrito. Es decir, somos menos recurrentes, pero cada vez que vamos, gastamos más. Los carros se llenan más. Y además, lo hacemos con deseos de probar nuevas marcas. Todo esto hace que la fidelización y sus tarjetas asociadas tengan ahora más importancia que nunca antes. No se sorprendan entonces de los datos que les piden cuando van a hacer la compra.

Se vuelve a llenar el carro de la compra (Fuente: http://www.elobservatoriocetelem.es/wp-content/uploads/2015/02/disciplina-2015.jpg)
Se vuelve a llenar el carro de la compra (Fuente: http://www.elobservatoriocetelem.es/wp-content/uploads/2015/02/disciplina-2015.jpg)

Os estaréis preguntando qué hago hablando de datos de consumo en este blog tan habituado a aspectos tecnológicos. Bueno, pues realmente, ponía esto en contexto para hablar de Amazon. Básicamente, porque al parecer, ya se encuentra negociando con las grandes marcas para ofrecer un servicio de suscripción premium para vender frescos.

De Amazon he hablado en reiteradas ocasiones. Una de las grandes tecnológicas. He hablado de ellos para describir cómo se había convertido en la mayor tienda de ropa de EEUU y cómo estaba trabajando para mejorar enormemente su logística. Su fuerte ha estado en los productos no perecedores. Pero eso, parece que pudiera estar cambiando. Está trabajando también para vender productos frescos. Y esto, es importante para las grandes marcas de distribución en España, así como para fabricantes, que pueden tener ahora nuevas alternativas para distribuir sus productos hasta el consumidor final.

Y esto último parece que es lo que está haciendo Amazon. Al parecer, está en conversaciones con importantes marcas de productos cárnicos, lácteos, etc. Productos, que por su naturaleza, es fácilmente entendible requerirán de una máquina logística sin precedentes. Precisamente donde señalé en un artículo anterior, Amazon estaba trabajando a destajo. En Madrid y Barcelona, ha preparado dos bases logísticas para entregas de última hora.

De hecho, el servicio “Amazon Premium Now”, que entrega en un máximo de dos horas en ciudades de EEUU y Reino Unido ahora mismo, parece que será la apuesta en España. El mismo movimiento que ya ha hecho en Italia, concretamente en Milán.

Siempre que escucho estas cuestiones para países como EEUU y Reino Unido, acabo pensando en competencias digitales. Quizás sea porque lo considero el hábito digital como el mayor reto que tenemos en España para que estos modelos funcionen. Ojo, no digo que sea mayor o menor, sino que la cultura existente será la que permita que esto triunfe o no. Por otro lado, y al hilo de esto, también permitirá que nazca un sector o se dinamice el ya existente (con empresas como Ulabox), dado que con Amazon, se creará la noticia, y la gente se interesará por ello. Ojo emprendedores, que creo habrá oportunidades cuando un gran jugador llega para cambiar las reglas establecidas.

La última inquietud que parece abrirse en relación a todo ello es cómo afectará este movimiento de Amaozn a la gran distribución en España. Para que lo pongamos en contexto, me refiero a todas estas empresas:

Las cifras de la gran distribución en España (Fuente: http://www.elobservatoriocetelem.es/wp-content/uploads/2015/02/PerspectivasGranConsumo20151.jpg)
Las cifras de la gran distribución en España (Fuente: http://www.elobservatoriocetelem.es/wp-content/uploads/2015/02/PerspectivasGranConsumo20151.jpg)

No creo que esto haga bajar la persiana a nadie, pero si no hay movimientos, sí que creo que pudiera provocar daños. Supongo, así, que lás áreas responsables de comercio electrónico de estas empresas, estarán preocupadas y ocupadas con estos movimientos de Amazon.

No lo tendrán fácil. La logística de Amazon (el gran caballo de batalla del comercio electrónico) tiene importantes ventajas competitivas. He hablado de ello en reiteradas ocasiones, incluso invitando al renacimiento del ave phoenix de Correos. Sinceramente, no tengo claro cómo poder hacer frente a semejante tamaño. ¿Intentar colaborar con Amazon? Si no puedes con tu rival, júntate a él, suelen decir. Pero entiendo que quizás ahí el incentivo de Amazon para hacerlo no exista.

¿Tratar de replicar ese imperio logístico? la inversión que requiere ello, no creo que está en mano de nadie (ni siquiera de Mercadona). ¿Hacer un llamamiento al proteccionismo? Venga, que estamos en el siglo XXI de la globalización e Internet. No es posible. ¿Buscar nuevas fórmulas a través de la innovación y el emprendimiento? Creo que esta última puede ser la llave. Y ahí, lo que nos ha ocupado en este blog reiteradamente (Big Data, Marketing Digital, ecommerce, transformación digital, etc.), resultará fundamental.

Interesante ver la evolución de todo esto. Volveremos sobre ello, seguramente. Amazon y su distribución de productos frescos, hará que la gran distribución deba reflexionar sobre cómo hacer frente a ello. ¿Riesgo u oportunidad?

Las condiciones de un aula y sus efectos en el rendimiento del estudiante

Cuando hablamos de innovación en el aula, la conversación suele dirigirse siempre a métodos pedagógicos, utilización de nuevas herramientas y tecnologías digitales (cuando ésta no debiera ser la conversación) o incluso, la calidad del profesorado (que también sabemos es el factor más decisivo en el rendimiento del estudiante).

Eric Hanushek, un auténtico referente estos asuntos, en un artículo de 2011, enfatizaba mucho este último aspecto. Su principal conclusión partía de un hecho que muchas investigaciones y artículos han trabajado en el pasado:

“[…] Prácticamente ningún otro aspecto medible de las escuelas es tan importante como determinante del rendimiento académico de los estudiantes como los profesores

Me he topado, haciendo una investigación para otros asuntos, con un artículo que introduce un nuevo elemento en la conversación. El artículo se titula “A holistic, multi-level analysis identifying the impact of classroom design on pupils’ learning“, y básicamente viene a decir que el diseño de las aulas tiene una influencia clara en el rendimiento del estudiante. Es decir, cada vez hay más evidencia científica que la calidad del entorno educativo tiene un efecto positivo en el rendimiento de los estudiantes.

Y, fijénse en la siguiente figura que incorporan en el artículo, donde introducen una visión en tres dimensiones:

  • Nivel de estimulación: colores, equilibrio entre apertura y espacios cerrados, espacios para el juego, etc.
  • Individualización: densidad, flexibilidad, etc.
  • Naturalidad: calidad del airea (que sea fresco), temperatura ambiental, sonoridad (interior y exterior), olores, la textura (las vistas o paisajes), etc.
Diseño de la investigación HEAD (Fuente: http://h2020.fje.edu/es/docs/Article%20Salford%20ENG.pdf)
Diseño de la investigación HEAD (Fuente: http://h2020.fje.edu/es/docs/Article%20Salford%20ENG.pdf)

Como se puede apreciar, a los que nos dedicamos a la educación, son muchos los elementos que nos debieran hacer pensar cómo diseñar los espacios de aprendizaje del futuro. En Cataluña, por ejemplo, ya han empezado a eliminar filas de mesas, tarimas y pizarras de algunas aulas. Las escuelas de los Jesuitas en Cataluña, ya han apostado mucho por este tipo de innovaciones. Más allá de este caso (que desconozco cómo de generalizado es), lo que quería hoy hablar es de este asunto y qué opciones tenemos los centros educativos para poder sacar provecho de estas conclusiones.

Lo cierto es que muchas de las aulas que todavía hoy usamos son poco polivalentes. La investigación realizada por la Universidad de Salford en Manchester (los autores del artículo), concluyen que el rendimiento del estudiante puede mejorar hasta un 25% si las condiciones ambientales del aula son las más adecuadas. Considerando por “adecuado”, esas tres dimensiones que introducía antes.

Estas conclusiones las sacan tras haber obsrevado 34 aulas distintas de siete colegios del condado de Blackpool, donde, citando literalmente:

“[…] el color y la iluminación que predomina en la clase, la amplitud del espacio, un mobiliario cómodo y adaptado al aprendizaje, la existencia de zonas variadas donde desarrollar actividades pedagógicas y los espacios de conexión entre un aula y otra (pasillos, puntos de encuentro) conforman el entorno de desarrollo más positivo”.

A nivel de distribución de elementos necesarios para el desarrollo efectivo de una clase, y de la propia configuración del aula, parece que lo ideal sería hacerlo con distribuciones que permitan agrupar a los estudiantes de forma muy variada. Es decir, la polivalencia, que no haya anclajes de puprites al suelo, por ejemplo. Es en estas aulas, donde el estudiante puede tomar el protagonismo, y se va moviendo en el aula configurando el mobiliario a cada tipo de actividad (y no viceversa… que los que nos dedicamos a esto sabemos bien cuánto limita).

Representación gráfica de El Periódico de un aula en condiciones adecuadas (Fuente: http://estaticos.elperiodico.com/resources/jpg/9/9/aula-del-futuro-slide1-1465235672499.jpg)
Representación gráfica de El Periódico de un aula en condiciones adecuadas (Fuente: http://estaticos.elperiodico.com/resources/jpg/9/9/aula-del-futuro-slide1-1465235672499.jpg)

Este movimiento de poner al usuario en el centro (en este caso el estudiante), es algo que las bibliotecas o museos más avanzados ya vienen realizando desde hace años. Si queremos dar protagonismo al usuario y que él o ella vaya descubriendo (que es cuando se hace efectivo el aprendizaje o la experiencia de la visita), debemos ubicar el equipamiento cultural o educativo acorde a ello, dejando espacio para las configuraciones más adecuadas en función de condicionamientos educativos.

Más allá del aula, incluso la distribución de pasillos del edificio parece tener un efectivo significativo. En Cataluña -de nuevo- ya son varios los centros que vienen trabajando en el diseño y creación de espacios abiertos de encuentros entre estudiantes y profesorados. Lo han venido a bautizar cómo ágoras, en un claro reflejo de los antiguos puntos de encuentro romanos y griegos. Este toque romántico hace que a uno le den ganas de volver a estas aulas 🙂

Este tema del diseño de un aula es un tema que se viene estudiando desde hace años. En este meta-estudio de la Universidad de Princeton, podemos ver cómo la amplia revisión literaria de referencias sobre todo ello. Pero me voy a quedar con una frase que resume mucho del contenido que ahí podréis encontrar:

“[…] We know too much about how learning occurs to continue to ignore the ways in which learning spaces are planned, constructed, and maintained”

En definitiva, estamos hablando de centrarnos en cómo mejorar el rendimiento del estudiante. Pongámosle en el centro de la experiencia de aprendizaje. Y configuremos el entorno de la manera más adecuada.

Microsoft ha comprado LinkedIn: ¿por qué y para qué?

Supongo que a estas alturas ya sabrán ustedes que Microsoft ha comprado Linkedin. Un precio de compra total, es decir, un valor de Linkedin total de 26.200 millones de dólares. Es la más grande en la historia de Microsoft. Una empresa, esta, que desde que llegó Nadella a su jefatura, parece va recuperando rumbo y orientando bastante mejor su propuesta de valor.

Si cogemos en perspectiva Microsoft, nos daremos cuenta de muchas cosas. Allá por el año 2000, cuando Steve Ballmer coge las riendas de la compañía, Microsoft valía 600.000 millones de dólares. Es el pico que veis allá por el año 2000. Por medio, están unos años de destrucción de valor, no tanto por hacer cosas mal en su core de negocio (software de Sistema Operativo y oficina y productividad), sino por haberse perdido los grandes paradigmas tecnológicos que aparecieron (Cloud Computing, movilidad, smart phones, Social Media, etc.). En la actualidad, con Nadella al frente, Microsoft se está renovando a marchas forzadas, dejando su modelo de venta de licencias, por mundos más prometedores como el Cloud Computing o las grandes redes profesionales. Ahí, parece que cobra sentido la adquisición de Linkedin.

Evolución de Microsoft en bolsa (Fuente: Yahoo Finances)
Evolución de Microsoft en bolsa (Fuente: Yahoo Finances)

Ante este escenario, una pregunta que se están haciendo muchos es sobre el “por qué” y el “para qué”. A nivel de propuestas de valor, el alineamiento es muy claro y efectivo. Ambas compañías, por separado, se dedican a ofrecer servicios profesionales, por lo que se presume una integración de cultura corporativa y relación con clientes y usuarios bajo una misma forma de pensar. Esperemos no acabe entre esa horquilla de 70 y 90% de adquisiciones que fracasan.

He hablado de Linkedin en varias ocasiones (aquí, aquí y especialmente, aquí). Su crecimiento orgánico de estos años se ha fundamentado en ir añadiendo herramientas y funcionalidades a la red social profesional que entendía a nosotros, los usuarios, no iba a aportar valor. Herramientas como Pulse para noticias, Lynda para formación o Slideshare para presentaciones, son de enorme valor para un perfil como el mío, y entiendo, que para varios de vosotros. Así, Linkedin, se ha convertido en una red en la que tenemos incentivos de entrar varias veces a lo largo del día, relacionarnos, comunicar, etc., que es cuando una red social, como infraestructura, captura y genera valor.

En este escenario, es cuando la adquisición cobra sentido. Dado que Microsoft cuenta con una cada vez mayor cartera de soluciones de negocio, tiene sentido seguir apostando por ello como un “all-in-one” de soluciones de negocio para cualquier compañía. Un sector donde competirá cara a cara con Salesforce. Un ecosistema de herramientas de trabajo que a más de uno le va a permitir adquirir de una todo lo que buscaba. Es más, la empresa solucionaría así otro de los problemas habituales, como es el de las identidades digitales de sus empleados. Por cuestiones de reputación y de desarrollo de carrera, cada vez es más importante el cuidar tu perfil profesional y exponerlo con ciertas garantías, por lo que si una empresa se apalanca en esta red profesional para confiar en sus trabajadores como identidades digitales corporativas, podría así, por transitividad, también usar bajo dichas identidades el resto de soluciones de negocio que hemos descrito anteriormente.

Un movimiento en el que parece Microsoft lanzar un mensaje claro: la era del software del PC parece estar quedando atrás. La multiplataforma actual, y el ecosistema en red parecen la nueva realidad, y así parece estar apostando. Y, sobre todo, parece lanzar un mensaje que los datos van a permitir construir muchas propuestas de valor. A sabiendas que las empresas se dejan presupuestos importantes en la búsqueda y selección de talento en Linkedin. De hecho, Microsoft es uno de los principales clientes de Linkedin ahora mismo. ¿Cuánto valor podrán generar a futuro en otros sectores los datos de Linkedin que tanto cuidamos por nuestra reputación profesional? Pues a tenor del valor pagado, se entiende que bastante, en cosas como:

  • En primer lugar, y el más obvio, ofrecer servicios avanzados de detección de talento. Actualmente, a Linkedin, esto le aporta un 62% de su facturación total. Se lleva tiempo rumoreando que Linkedin andaba detrás de servicios incluso de validación de credenciales, de tal manera que se rompa esa asimetría de información que en muchas ocasiones se produce cuando se ficha nueva talento. Es también, en este sentido, la empresa más rentable de las tecnológicas, con un margen bruto del 86%, dado que ha sabido mantener sus costes estables, a pesar del importante crecimiento de los ingresos.
Fuentes de ingreso de Linkedin (Fuente: https://media.licdn.com/mpr/mpr/shrinknp_800_800/AAEAAQAAAAAAAARrAAAAJDhiMTkwZWVjLTdkOGUtNDhjNC04ZmU1LWE1OTllOGUyOTljYQ.png)
Fuentes de ingreso de Linkedin (Fuente: https://media.licdn.com/mpr/mpr/shrinknp_800_800/AAEAAQAAAAAAAARrAAAAJDhiMTkwZWVjLTdkOGUtNDhjNC04ZmU1LWE1OTllOGUyOTljYQ.png)
  • Dada la gran cantidad de datos personales que tiene Linkedin de todos nosotros, ofrecer servicios de personalización de mensajes de marketing, no le costaría mucho. Y, con ello, ofrecer a Microsoft la posibilidad de convertirse en un eventual importante player de la publicidad “customer centric” de la que ya hablé.
  • Ofrecer servicios avanzados de itinerarios profesionales y formativos a los ya 433 millones de miembros de Linkedin. Un servicio de predicción de “éxito profesional”, en el que a los profesionales nos pueda decir dónde y qué estudiar, dónde y por qué trabajar en una determinada empresa, y por qué hacerlo ahí para nuestro desempeño futuro. En este sentido incluso podría crear productos y servicios (con su modelo de negocio asociado, claro) alrededor de los datos, como:
    • Ranking de mejores candidatos
    • Mejores cursos para llevarte a tu deseo profesional
    • Las mejores conexiones personales a establecer para el networking profesional
    • Personas, grupos, trabajos, etc. que te pudieran interesar para mejorar tu futuro
    • Scores o calificaciones de conceptos como “empleabilidad”, “liderazgo” o “salario” para ayudar a una empresa a seleccionar el mejor candidato para la competencia que más demande (esto en un “mercado de trabajo” donde todavía no se ha implantado fuertemante el modelo de competencias)
    • etc.
  • Servicios de pago para los que tenemos la fortuna de trabajar… y no solo para los que quieren una mejora profesional o encontrar empleo. Es decir, hacer que también un incentivo a entrar a Linkedin e interactuar aquellos que están muy contentos en su puesto de trabajo, no quieren cambiar, pero siempre puede venirles bien algo de formación o de relación con agentes.
  • Orientar a organizaciones hacia los “data-driven organizations“. Linkedin siempre ha sido una gran cantera de científicos de datos (DJ Patil, Monica Rogati o Jonathan Goldman), por lo que su cultura hacia la explotación del dato, esperamos beneficie a Microsoft, y ayude a seguir impregnando esa cultura por el dato que desde #bigdatadeusto tantas veces contamos y fomentamos.

Como hemos visto, una compra, esta de Microsoft, con un claro componente de datos. Y es que su valor, ahora mismo, es tan abstracto como “la capacidad de generar flujos de ingreso a partir de los datos que tiene Linkedin“.

Sobre los comentarios en un blog, redes sociales y medios digitales en general

Los comentarios en blogs, redes sociales y medios digitales es algo que genera bastantes conversaciones alrededor de los “miedos a entrar en esta era digital“. De hecho, hay muchas empresas que directamente no “entran en la era digital” por “miedos” a que la gente opine de ellos y de sus productos, servicios, etc. En una era en la que las identidades digitales y la reputación viven de “estar y participar”, esto me parece un mal enfoque.

Empecemos por mi política personal, para tener un punto de partida: además de este humilde blog, que utilizo para publicar mis reflexiones que luego utilizo en mis cursos, clases, conferencias, etc., empleo con bastante intensidad diferentes redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram, Slideshare, Linkedin, Youtube, etc. No hay un orden; para mí son todas igual de importantes.

Todos estos elementos de mi identidad digital, tienen algo en común: son espacios sociales, donde puedo conversar con muchas personas alrededor de una noticia, un artículo mío o una fotografía/vídeo. En cambio, Whatsapp no me gusta. Los que me conocen saben que apenas lo uso. Tengo quitadas las notificaciones, y solo lo abro a primera hora del día y a última hora.

Y, para mí, los comentarios y comentaristas, se convierten en la audiencia con la que interactúo, colaboro, construyo argumentos, me replican, etc. Originalmente las hacía en este blog, pero en esta era de la muerte del hipervínculo por las redes sociales, las conversaciones, se han llevado a las redes sociales. Y aportan mucho para estos objetivos de audiencia y comunidad que citaba.

Por esto mismo no entiendo cómo The Telegraph ha cerrado su sección de comentarios. Bueno, sí lo entiendo, perdón. Es que todavía muchos enfocan la sección comentarios como una sección para “controlar riesgos y daños“, frente al enfoque yo hago de construir una comunidad.

Esto no solo me parece un error para el propio medio en sí (pérdida de posibilidad de generar audiencia y comunidad), sino que también me parece un error por la experiencia del usuario: no me digáis que no os ocurre en muchas ocasiones, que lo mejor está en los comentarios. Por ejemplo, en The Economist o The New York Times, lo mejor lo encuentro en los comentarios. Resulta fundamental para mí.

Pero, también entiendo la existencia de los trolls en Internet y la paradoja de su anonimato. Y es que la gestión de trolls se vuelve fundamental hoy en día: borrar posts difamatorios, ataques personales o falsos, avisar antes de borrar un comentario, dar varios avisos a un mismo usuario, moderar en tiempo real, etc., es el ABC de la gestión de los comentarios de los trolls. Y esto, una “alfabetización básica” para cualquier gestor de una comunidad o audiencia en Internet.

Por ello, he pensado que sería interesante escribir una reflexión sobre una posible estrategia para estos medios. Esto, obviamente, para mi caso no tiene sentido porque ni soy un medio de comunicación, no hay grandes audiencias. Pero sí creo que tiene sentido para los grandes medios:

  • Poner en valor los comentarios: si generásemos un “coste” para el que comenta, quizás muchos de los que lo hacen por el mero hecho de “hacer daño” (una manera de denominar a los troll), dejarían de hacerlo. Hay varios medios que solo permiten comentar a los suscriptores.
    Esto, además, tiene otra ventaja: el poder aprovechar los datos de los que lo comentan para luego poder personalizar la propuesta de valor o la estrategia de impactos publicitarios. Por lo tanto, convertimos, así, la sección de comentarios en una sección que genera valor para el medio y bastantes beneficios para el comentarista (mejor me conocerán, más disfrutaré con esta lectura).
  • Extender la audiencia: en muchos comentarios, el problema suele ser que solo comentan aquellos que se sienten interpelados. Y dejamos de lado varios segmentos que también creemos que sería interesante pudieran comentar. Con ello, quiero destacar aquí la figura de los community managers. Un papel fundamental. Vamos, lo que hago yo a pequeña escala, pero hacerlo de manera profesional, con tiempo de calidad, y bien hecho. De esta manera, podríamos empezar a incluir en esas conversaciones segmentos como los jóvenes, y así evitar lo que comentaba sobre el “cleavage demográfico” (solo comentan un determinado segmento).
    Esto, de nuevo, nos llevaría a convertirlo en una oportunidad de negocio; más comunidad, más posibles lectores, más incluidos se sentirán. Por lo tanto, interactuar con ellos, se convierte así en fundamental.
  • Conversación vs. información: que en esta era digital hemos pasado de informar a conversar me parece que ya no hace falta ni explicarlo. Por eso mismo, no entiendo cómo puede cerrarse una sección que es precisamente la que permite a la gente participar y trasladar su reflexión. Hacerlo para algún artículo específico y muy susceptible de generar conflicto, puedo entenderlo. Pero hacerlo con carácter general, realmente no lo entiendo.
  • Incentivos: si encima establecemos algún criterio para calificar a aquellos que aporten en la conversación y no destruyan, podemos incluso llegar a una situación en la que los trolls no tienen incentivos para participar. Se eliminarían así sesgos en la opinión de los participantes (ir a destruir siempre), dado que se ha establecido antes un ranking para primar la meritocracia.
  • Comentarios como fuente de inspiración: a mí me ocurre muchas veces que los puntos de vista de una temática que he trasladado en un artículo, cuando son vistos desde otro ángulo, me generan una nueva reflexión. Es decir, me generan las ideas y las ganas de volver a escribir de todo ello. Por eso mismo, me parece fundamental no ya solo leerlos, sino considerarlos, dialogar, etc.

En definitiva, los comentarios en un blog, redes sociales y medios digitales en general son clave para desarrollar la audiencia y la comunidad alrededor. Por ello, tenemos que convertirlo en oportunidad a través de las ideas que he dejado escritas, o cualquier otra que tengas a bien dejar en comentarios 🙂

¿No das abasto con tus clases? Ficha a un bot para ayudarte

Hablábamos de los bots en un artículo anterior. Introducíamos el concepto, y señalaba a lo largo del artículo, que creo que van a dar mucho que hablar en muchos campos. Si abrís periódicos y medios especializados, seguramente os encontraréis con aplicaciones como: asistentes en procesos de compra online, atención al cliente, gestión de pagos y devoluciones, etc.

Sin embargo, la noticia de las últimas semana se ha producido en otro campo:

Un profesor usando un bot como ayudante (Fuente: https://www.washingtonpost.com/news/innovations/wp/2016/05/11/this-professor-stunned-his-students-when-he-revealed-the-secret-identity-of-his-teaching-assistant/)
Un profesor usando un bot como ayudante (Fuente: https://www.washingtonpost.com/news/innovations/wp/2016/05/11/this-professor-stunned-his-students-when-he-revealed-the-secret-identity-of-his-teaching-assistant/)

Ashok Goel, un profesor de ciencias de la computación de Georgia Tech, les contó a sus alumnos que había fichado a un profesor asistente (la figura del “Teching assistant“) llamado Jill Watson. Lo que no les dijo es que se trataba de un bot. Y, durante un semestre entero, esta pieza de software que había aprendido a aprender a responder “sobre la marcha” (los algoritmos de aprendizaje de los que hablábamos en el artículo anterior), se pasó respondiendo a las preguntas online de los estudiantes en el foro de la plataforma de aprendizaje de la universidad.

El bueno de Ashok Goel no les contó esta historia hasta después de la finalización de la asignatura. Los estudiantes, se quedaron perplejos. Habían dado un feedback realmente bueno al bot como profesor. De hecho, fue uno de los profesores del semestre mejor valorados. Y lo que no podían imaginar es que un software podía ofrecer un valor añadido tan alto como para ser indistinguible del comportamiento de un profesor en un foro online. ¿Se acuerdan del Test de Turing?

No se conocen muchos detalles técnicos del funcionamiento de este bot. Se sabe que ha sido desarrollado con la ayuda de algún ex-estudiante e IBM Watson. Se entiende que para dar respuestas y seguir aprendiendo a mejorar las respuestas que da, se apoyará en:

  • Los materiales didácticos del profesor.
  • Las notas del profesor tras la realización de las clases.
  • El conocimiento que tenga indexado en Internet (inmenso).
  • Otras respuestas que hubieran dado por respondida preguntas parecidas en Internet.
  • Respuestas en otros semestres de años anteriores de la misma asignatura para preguntas similares o idénticas.
  • etc.

Jill Watson fue entrenado para solo responder si tenía una confianza igual o superior al 97%. Es decir, generaba un conjunto finito de soluciones posibles ante una pregunta dada, y se quedaba con aquella de mayor peso, solo si tenía esa confianza. Esto garantizaba un nivel de calidad adecuado, que hemos visto que en los estudiantes no ha generado mayor problema.

En definitiva, estamos hablando de la automatización de una tarea que para los que nos dedicamos a la formación online, sabemos que tiene un valor incalculable: la tutoría online. Una labor, que no es responder, sino también acompañar, proponer temas, saber comunicarse con un código de comunicación apropiada para entornos online y sociales, etc. Una labor, donde los humanos, suelen tener problemas, porque es un elemento muy diferente a cómo se desempeña esta función en entornos presenciales.

El “engagement” con el estudiante se consigue normalmente con los encuentros presenciales. La motivación, con los múltiples instrumentos que empleamos los profesores en clase para mantener los ratios de atención. Estos dos elementos (engagement y motivación), siempre han sido un caballo de batalla en cursos online. Pero, los estudiantes que interactuaban y relacionaban con Jill el bot, se sintieron más motivados que nunca para preguntar.

El profesor Goel ya ha montado una empresa para tratar de escalar e industrializar esta idea de poder disponer de bots para una tarea tan humana hasta la fecha. A sabiendas que en un curso online de esa naturaleza se producen unas 10.000 preguntas, estamos hablando de una propuesta de valor sustancial para un profesor. Un ahorro importante de tiempo en una tarea cuya exigencia cognitiva es más baja que otras que desempeña el profesor, y que permite a un profesor centrarse en aquello que sí puede aportar verdaderamente valor (encontrar nuevas actividades, retos intelectuales para el estudiante, problemas, etc.)

A mí todo esto, más allá de la tónica general de entender lo que se está haciendo, creo que debe llevarnos a una situación de preguntarnos hasta dónde podemos llegar. Entiendo que en el debate de robots vs. humanos está más vivo que nunca. ¿El problema? Como he dicho en reiteradas ocasiones, que esta revolución digital está yendo a unos ritmos y velocidades sustantivamente mayores a los que estamos aprendiendo los humanos. Por ir a un extremo: ¿preferirá una universidad un profesor humano o un bot? Pues como ya ocurre en otras profesiones, todo dependerá del valor aportado, y también del coste. Me da la sensación que este debate que ya se tiene en otros sectores, llegará al nuestro también….

También hay varias voces que enfatizan que un robot nunca podrá llegar a disponer de las capacidades de un humano. Aluden a varias limitaciones que como pensadores tienen los robots, especialmente en aspectos como:

  1. Computers can calculate anything but understand nothing.
  2. Computers cannot truly create — only recombine what humans create.
  3. Computers are strictly rational. A human mind owes its richness largely to non-rational aspects.
  4. Computers have no insight. They are immune to “aha” moments.
  5. Computers cannot relate to human existence at levels we most cherish — love, beauty, truth.

Los bots, llegando a la educación. Ofreciendo resultados espectaculares. Momento de reflexionar también nosotros, los profesores universitarios. y centrarnos en aportar nuestro valor allí donde el humano todavía mantiene un monopolio: en la pregunta, en determinar qué es lo que hay que hacer. Hasta que un bot nos deje sin ese trabajo también…

Sobre la (supuesta) sobrecualificación y el papel de las universidades

Uno de los temas más frecuentemente divulgados en los medios de comunicación (incluyendo las redes sociales, que no dejan de ser otra correa de transmisión más) versa sobre la sobrecualificación de nuestros estudiantes. Prueben simplemente a buscar el término en Google, y verán resultados. Un contexto, en el que se habla de ello porque España tiene muchos parados (por desgracia), tiene más universitarios que antes, y también, tiene más parados universitarios que antes. En cifras:

En este punto, es cuando enseguida salen voces a culpar de todo ello a la sobrecualificación. Es decir, que muchas personas, cursaron estudios universitarios y no les ha “servido para nada“. Este tipo de expresiones a mí siempre me suscitan varias reflexiones; en primer lugar, el concepto “servir” o “ser útil”, ¿desde qué punto de vista? ¿el de la empresa? ¿la sociedad en su conjunto? ¿el estudiante?. En segundo lugar, ¿acaso la sobrecualificación es mala? ¿no tiene algún otro tipo de utilidad más allá de encontrar el trabajo sobre lo que he estudiado?. Y, en tercer y último lugar, “el saber no ocupa lugar“, que decía mi abuelo. Tendemos, quizás de manera acusada en los últimos años, a plantear en relaciones de direccionalidad y causalidad absoluta todo lo que hacemos. Y esto es un poco peligroso.

Estas cuestiones, a los que tenemos la fortuna de trabajar en un contexto universitario, siempre nos preocupa (y ocupa). Por ello, quería tratar hoy algunas de estas cuestiones con algunos datos. Vamos a empezar por un pequeño diagnóstico del problema. Este magnífico artículo de Ahora, pone un poco en perspectiva algunas de las cuestiones que introducía:

Titulados superiores y sus empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados#&gid=1&pid=1)
Titulados superiores y sus empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados#&gid=1&pid=1)

Con la sobrecualificación estamos hablando del desajuste entre lo que estudia un trabajador y lo que necesita para su puesto de trabajo. En España, esto ocurre en un 20% de los puestos de trabajo, y como vemos en la gráfica sobre estas líneas, el problema no deja de aumentar. Esto no afecta a todas las áreas de conocimiento por igual: en las ciencias sociales ronda el 25% y en las ciencias e ingenierías un 15%. Ya ven, que la media ronda el 20% como decíamos.

Hecho el diagnóstico, y mis reflexiones anteriores, convendría analizar un poco más el problema. Voy a empezar por adjuntar otro punto de vista a la misma jugada: ¿es malo tener una formación alta en las sociedades del conocimiento actual? Esto es lo que se ha venido a detallar (entre otras cosas) en otro artículo que ha circulado estos días titulado “El nivel educativo de la población en España y sus regiones: 1960-2011“. Sus autores (los cracks de Ángel de la Fuente y Rafael Doménech), muestran la relación en 2011 de los añados medios de escolarización y el PIB por hora trabajada. La gráfica habla por sí sola:

Relación entre años de escolarización y el PIB por hora trabajada (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)
Relación entre años de escolarización y el PIB por hora trabajada (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)

La correlación entre los años de estudio y el PIB por hora trabajada es fuerte y positiva, por lo que podríamos concluir que estudiar aporta muy mucho a encontrar trabajo y a aportarle a la empresa productividad y competitividad. En definitiva, estudiar, aporta a la renta de una persona. Y, en agregado, a las sociedades también. El conocimiento no solo sirve para “ganar más”, sino también para ser una sociedad culta, del Siglo XXI en la era de la información, donde todo aporta un bienestar mayor. En esta representación, además, se puede ver las enormes diferencias existentes entre Comunidades Autónomas, lo cual daría para hablar otro rato sobre qué condicionantes llevan a ello.

En este mismo trabajo, aparece otra gráfica que desmonta otro de los mitos habituales. ¿Hay muchos universitarios en España? A tenor de la siguiente gráfica, estando por debajo de la media de los países más desarrollados, no parece claro poder concluir que sí. Esto también desmonta otro de los mitos habituales sobre si sobran o no universidades en España. El debate creo que tiene que ser otro.

Porcentaje de la población de más de 25 años con alguna titulación universitaria (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)
Porcentaje de la población de más de 25 años con alguna titulación universitaria (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)

A sabiendas que estudiar aporta al futuro profesional de una persona, y que encima no tenemos universitarios “en exceso”, ¿dónde puede estar el problema?  Hay dos posibilidades, que se han trabajado también mucho en diferentes estudios. Por un lado, que un “título universitario” sea algo más que un título en sí. Muchas veces pensamos que los titulados de una determinada rama, son todos “iguales”; pero es que hay más factores a considerar, como las competencias, la actitud, etc.

En una era en la que las competencias en el puesto de trabajo se señalan cada vez más como un elemento clave para el desempeño profesional, pudiéramos tener un problema ante la gran diversidad que exhiben los titulados a este respecto. Por ello, la OCDE está últimamente mostrando varios trabajos que miden las habilidades cognitivas, lingüísticas y numéricas de los estudiantes. Y esto, sí parece ser un problema en España; la relación entre títulos universitarios y el dominio de las competencias de las estudiantes, no siempre es estrecha. Hay una importante heterogeneidad de competencias entre los titulados de una misma carrera. La implantación de Bolonia y su desarrollo, debe seguir.

Y, en segundo lugar, parece que otra explicación a considerar es la parte de la “demanda laboral de universitarios“. Es decir, ¿cuántos puestos de trabajo para universitarios hay en España? La gráfica que adjuntamos a continuación, muestra como España, es uno de los países con menores porcentajes de demanda laboral de titulados universitarios. Esto se cumple para casi todos los “niveles de trabajo” que hay: directores y gerentes, profesionales y técnicos y profesionales de apoyo.

Trabajos para universitarios sobre el total de empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados)
Trabajos para universitarios sobre el total de empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados)

Si España quiere ser de verdad un país que apueste y saque valor del conocimiento, no podemos pensar que titulando todos los años a muchos universitarios vayamos a arreglar el problema. Como ven, tanto a nivel competencial como a nivel del valor añadido de las empresas, hay muchas cosas todavía por hacer. Y, muchos mitos y titulares interesados o parciales que quitar de nuestras conversaciones habituales.

Seguiremos trabajando en las universidades para aportar todo lo que podamos en nuestra sociedad del conocimiento. La que necesitamos para vivir en este mundo globalizado. Así que no, no creo que haya sobrecualificación.