Sobre la (supuesta) sobrecualificación y el papel de las universidades

By | 24 mayo, 2016

4 minutes

Uno de los temas más frecuentemente divulgados en los medios de comunicación (incluyendo las redes sociales, que no dejan de ser otra correa de transmisión más) versa sobre la sobrecualificación de nuestros estudiantes. Prueben simplemente a buscar el término en Google, y verán resultados. Un contexto, en el que se habla de ello porque España tiene muchos parados (por desgracia), tiene más universitarios que antes, y también, tiene más parados universitarios que antes. En cifras:

En este punto, es cuando enseguida salen voces a culpar de todo ello a la sobrecualificación. Es decir, que muchas personas, cursaron estudios universitarios y no les ha “servido para nada“. Este tipo de expresiones a mí siempre me suscitan varias reflexiones; en primer lugar, el concepto “servir” o “ser útil”, ¿desde qué punto de vista? ¿el de la empresa? ¿la sociedad en su conjunto? ¿el estudiante?. En segundo lugar, ¿acaso la sobrecualificación es mala? ¿no tiene algún otro tipo de utilidad más allá de encontrar el trabajo sobre lo que he estudiado?. Y, en tercer y último lugar, “el saber no ocupa lugar“, que decía mi abuelo. Tendemos, quizás de manera acusada en los últimos años, a plantear en relaciones de direccionalidad y causalidad absoluta todo lo que hacemos. Y esto es un poco peligroso.

Estas cuestiones, a los que tenemos la fortuna de trabajar en un contexto universitario, siempre nos preocupa (y ocupa). Por ello, quería tratar hoy algunas de estas cuestiones con algunos datos. Vamos a empezar por un pequeño diagnóstico del problema. Este magnífico artículo de Ahora, pone un poco en perspectiva algunas de las cuestiones que introducía:

Titulados superiores y sus empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados#&gid=1&pid=1)

Titulados superiores y sus empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados#&gid=1&pid=1)

Con la sobrecualificación estamos hablando del desajuste entre lo que estudia un trabajador y lo que necesita para su puesto de trabajo. En España, esto ocurre en un 20% de los puestos de trabajo, y como vemos en la gráfica sobre estas líneas, el problema no deja de aumentar. Esto no afecta a todas las áreas de conocimiento por igual: en las ciencias sociales ronda el 25% y en las ciencias e ingenierías un 15%. Ya ven, que la media ronda el 20% como decíamos.

Hecho el diagnóstico, y mis reflexiones anteriores, convendría analizar un poco más el problema. Voy a empezar por adjuntar otro punto de vista a la misma jugada: ¿es malo tener una formación alta en las sociedades del conocimiento actual? Esto es lo que se ha venido a detallar (entre otras cosas) en otro artículo que ha circulado estos días titulado “El nivel educativo de la población en España y sus regiones: 1960-2011“. Sus autores (los cracks de Ángel de la Fuente y Rafael Doménech), muestran la relación en 2011 de los añados medios de escolarización y el PIB por hora trabajada. La gráfica habla por sí sola:

Relación entre años de escolarización y el PIB por hora trabajada (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)

Relación entre años de escolarización y el PIB por hora trabajada (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)

La correlación entre los años de estudio y el PIB por hora trabajada es fuerte y positiva, por lo que podríamos concluir que estudiar aporta muy mucho a encontrar trabajo y a aportarle a la empresa productividad y competitividad. En definitiva, estudiar, aporta a la renta de una persona. Y, en agregado, a las sociedades también. El conocimiento no solo sirve para “ganar más”, sino también para ser una sociedad culta, del Siglo XXI en la era de la información, donde todo aporta un bienestar mayor. En esta representación, además, se puede ver las enormes diferencias existentes entre Comunidades Autónomas, lo cual daría para hablar otro rato sobre qué condicionantes llevan a ello.

En este mismo trabajo, aparece otra gráfica que desmonta otro de los mitos habituales. ¿Hay muchos universitarios en España? A tenor de la siguiente gráfica, estando por debajo de la media de los países más desarrollados, no parece claro poder concluir que sí. Esto también desmonta otro de los mitos habituales sobre si sobran o no universidades en España. El debate creo que tiene que ser otro.

Porcentaje de la población de más de 25 años con alguna titulación universitaria (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)

Porcentaje de la población de más de 25 años con alguna titulación universitaria (Fuente: http://www.aecr.org/images/ImatgesArticles/2016/5/04_DELAFUENTE.pdf)

A sabiendas que estudiar aporta al futuro profesional de una persona, y que encima no tenemos universitarios “en exceso”, ¿dónde puede estar el problema?  Hay dos posibilidades, que se han trabajado también mucho en diferentes estudios. Por un lado, que un “título universitario” sea algo más que un título en sí. Muchas veces pensamos que los titulados de una determinada rama, son todos “iguales”; pero es que hay más factores a considerar, como las competencias, la actitud, etc.

En una era en la que las competencias en el puesto de trabajo se señalan cada vez más como un elemento clave para el desempeño profesional, pudiéramos tener un problema ante la gran diversidad que exhiben los titulados a este respecto. Por ello, la OCDE está últimamente mostrando varios trabajos que miden las habilidades cognitivas, lingüísticas y numéricas de los estudiantes. Y esto, sí parece ser un problema en España; la relación entre títulos universitarios y el dominio de las competencias de las estudiantes, no siempre es estrecha. Hay una importante heterogeneidad de competencias entre los titulados de una misma carrera. La implantación de Bolonia y su desarrollo, debe seguir.

Y, en segundo lugar, parece que otra explicación a considerar es la parte de la “demanda laboral de universitarios“. Es decir, ¿cuántos puestos de trabajo para universitarios hay en España? La gráfica que adjuntamos a continuación, muestra como España, es uno de los países con menores porcentajes de demanda laboral de titulados universitarios. Esto se cumple para casi todos los “niveles de trabajo” que hay: directores y gerentes, profesionales y técnicos y profesionales de apoyo.

Trabajos para universitarios sobre el total de empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados)

Trabajos para universitarios sobre el total de empleos (Fuente: https://www.ahorasemanal.es/la-universidad-fabrica-de-sobrecualificados)

Si España quiere ser de verdad un país que apueste y saque valor del conocimiento, no podemos pensar que titulando todos los años a muchos universitarios vayamos a arreglar el problema. Como ven, tanto a nivel competencial como a nivel del valor añadido de las empresas, hay muchas cosas todavía por hacer. Y, muchos mitos y titulares interesados o parciales que quitar de nuestras conversaciones habituales.

Seguiremos trabajando en las universidades para aportar todo lo que podamos en nuestra sociedad del conocimiento. La que necesitamos para vivir en este mundo globalizado. Así que no, no creo que haya sobrecualificación.

2 thoughts on “Sobre la (supuesta) sobrecualificación y el papel de las universidades

  1. Pingback: El ROI de ir a la universidad en el Siglo XXI: ciencia, tecnología ... e ingeniería - Blog personal de Alex Rayón Jerez

  2. Pingback: El empleo en sectores más competitivos y el corredor Blue Banana - Blog personal de Alex Rayón Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *