El mundo conectado y en la nube: los dominios .cloud y sus beneficios

By | 20 mayo, 2016

2 minutes

La migración de un cada vez mayor número de servicios y sectores económicos hacia Internet es un fenómeno creciente. Es tal la magnitud de actividades de empresa, servicios ciudadanos o espacios de ocio para los que necesitamos Internet, que la nube o servicios cloud se han convertido ya en un paradigma indispensable para muchas empresas. Y esto, con el Internet of Things no hará más que seguir creciendo. Ya he hablado de muchos de sus beneficios con anterioridad.

Por todo ello, un cada vez mayor número de comunicaciones, servicios de almacenamiento, soluciones de comercio, etc. están accesibles en una dirección en la nube. Ahí, el reinado de .org, .net y .com (que nacieron a mediados de 1985) ha sido indiscutible. Sin embargo, ahora aparece otra alternativa de la que se está empezando a hablar mucho: el dominio “.cloud”. El pasado Febrero se anunció su lanzamiento, y son muchas las empresas ya beneficiándose de lo que aporta disponer de un dominio como el .cloud de 1and1, capitalizando así las nuevas oportunidades que abre. No son pocas las voces que empiezan a hablar de una nueva era para los dominios.

Una nueva era de oportunidades para empresas que pueden vincular en la mente del usuario su propuesta de valor a la nube. Aquellas que ofrezcan soluciones en la nube, empresas del sector aeronáutico, empresas de soluciones climatológicas o que surquen muchos los aires. Al final, esto es una estrategia de marketing más a considerar. Los antiguos dominios no expresaban en muchas ocasiones la propuesta de valor de un negocio, aspecto que muchos expertos han destacado como muy relevante para la visibilidad en Internet.

El hecho diferencial no solo radica en que para el usuario será novedoso ver el dominio, sino que además, su novedad abre las puertas para asociar a nivel de marketing un servicio con este nuevo paradigma que decíamos al comienzo. De hecho, el término “cloud” es uno de los más buscados en la web, por lo que para el posicionamiento (de lo que hablé anteriormente para enfatizar la importancia de estar ahí en la “era de las búsquedas”), puede ser interesante para mejorar no solo en términos de presencia, sino también en términos de posicionamiento.

Fuente: https://www.google.com/trends/explore#q=cloud%2C%20cloud%20computing%2C%20cloud%20services&cmpt=q&tz=Etc%2FGMT-2

Fuente: https://www.google.com/trends/explore#q=cloud%2C%20cloud%20computing%2C%20cloud%20services&cmpt=q&tz=Etc%2FGMT-2

Son ya muchos los que se han lanzado a esta carrera de ofrecer servicios con dominios .cloud. Un interesante movimiento en esta tendencia que estamos viendo en el sector tecnológico de crear identidades que reflejan su valor en su nombre (lo que introducimos en el buscador). Otros sectores, ya han recorrido el mismo camino, como el del turismo u ocio, con dominios .viajes, .restaurant o .pub. Estamos hablando ya de casi 70 nuevos dominios para el sector tech, con propuestas tan variadas y genéricas como .online o .tech, hasta concretas como .software, o .design.

La flexibilidad que ofrecen las soluciones en la nube para hacerlas más escalables y eficientes para sus usuarios está provocando que muchos busquen nuevas innovaciones que sigan aportando valor a los negocios. Las extensiones de dominio, son un nuevo campo en el que los negocios pueden mejorar su mensaje de comunicación y marketing, así como su presencia y posicionamiento en Internet. En consecuencia, el dominio .cloud es una de esas innovaciones que, entiendo, veremos extendiéndose en el mundo de los negocios en la nube.

2 thoughts on “El mundo conectado y en la nube: los dominios .cloud y sus beneficios

  1. Pingback: El "cable de Bilbao" y la importancia de la conectividad y latencia de las redes de comunicaciones - Blog personal de Alex Rayón Jerez

  2. Denim

    The Scotland Act 1998 really only repatriated the existing Scottish Office devolution to Edinburgh. In terms of power devolved, it didn’t much increase the amount or scope of responsibilities in the hands of Scottish representatives. It’s real significance was that henceforth a Conservative government that didn’t have sufficient Scottish representation would not be able &#oe86;8verrid2Ӂ devolution by appointing English, Welsh or Northern Irish MP to the Scottish Office posts or as members of the Scottish Grand Committee (as John Major had to do in 1992). Of course, Labour assumed that they would always be the majority party in Scotland.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *