Breve Historia de la Argentina: cómo se pasa de ser el 7º al 84º país (Parte II)

By | 20 marzo, 2012

4 minutes

[Continuación del artículo anterior]

Primeros indicios de corrupción

No voy a descubrir nada nuevo hablando de la corrupción en Argentina. Sin embargo, lo que no tengo tan claro es si un país puede desarrollarse siendo también corrupto. Quiero decir con esto -obviamente, lejos de defenderlo– que no creo sea un factor a explicar el declive Argentino.

Sin embargo, no por ello huelga explicar cómo se gestaron los primeros indicios de corrupción. Todo arranca cuando se le pide un préstamo al banco Baring Brothers, con sede en Londres. Decía en el artículo anterior, que iba a dejar de lado los años que van desde la Declaración de Independencia de 1816 hasta, más o menos, el Pánico de 1890. Sin embargo, para hablar de corrupción, es necesario retomar la bancarrota del banco inglés Baring Brothers. Éste, fue desde la independencia un prestamista de Argentina.

Con los primeros influjos de dinero británico (dejaré de lado, por lo difícil que me resulta contrastarlo con otras fuentes, el dinero que presuntamente se quedaron los gestores de dicho dinero), se asumía por un total de 1 millón de libras esterlinas. El dinero, y como con otras muchas inversiones fallidas que ha tenido el país, no se empleó en construir obras públicas (esta era la idea inicial). “Otros usos”, como diría aquel.

Dentro de las condiciones del préstamo, también se incluía que las tierras fiscales fueran hipotecadas. Los grandes terratenientes acumularon más propiedades. Además, Inglaterra exigió un Tratado de Libre Comercio, en lo que fue el pistoletazo de salida para que Argentina comenzase a ser un país exportador de materia primas (en este caso, para la muy industrializada Inglaterra, sumida en la II Revolución Industrial y que crecía a ritmos agingatados dentro de la Primera Globalización).

De hecho, volvemos a utilizar un ejemplo de EEUU para entender esto. Los robber barons fueron unos oligarcas que tenían literalmente comprada a toda la élite política Americana a finales del Siglo XIX comienzas del XX. Mismamente, el tan idolatrado Roosevelt, salió de Tammany Hall (donde se desarrollaba una potente red de tráfico de influencias o red de clientelismo político).

Tammany Hall

Tammany Hall (Fuente: http://es.wikipedia.org/)

Luego las razones no pueden ser simplemente el cómo Perón introdujo la corrupción. Que se lo pregunten a los países que flotan en petróleo, también. La Argentina se dedicó a ser otra de esas instituciones públicas con organizaciones compuestas de capital humano que no sabían muy bien qué tenían que hacer. Es como cuando empiezas a trabajar en un sitio y no te han definido el plan de trabajo.

Peronismo

Es difícil, y me cuesta bastante, explicar qué es el Peronismo. Más que una ideología, yo lo veo como un sentimiento. A riesgo de ser un poco exagerado, diría que El Peronismo es, tal vez, el mayor movimiento revolucionario del continente Latinoamericano del Siglo XX. Sí, más que el movimiento Sandinista o la Revolución Cubana liderada por los Castro en Cuba.

Juan Domingo Perón (Fuente: http://es.wikipedia.org/)

Juan Domingo Perón (Fuente: http://es.wikipedia.org/)

Como veíamos en la entrega anterior, Argentina ya era muy rica cuando llegó Peron. Así que no fue éste el que convirtió a Argentina en una potencia mundial (aunque la creencia general sea la contraria). De hecho, más bien diría lo contrario, que fue precisamente bajo su mandato con lo que comenzó el declive. El Peronismo de 1945-1955 introdujo un proteccionismo mercantilista que fomentó una cultura en el país que aún hoy existe. Aunque no deja de ser cierto que también introduce el Estado del Bienestar en Argentina, aunque acompañado de un sindicalismo un tanto castizo.

Como decía Aquilino en la ponencia, presidencias militares y no civiles hasta 1983 causaron inestabilidades políticas que no permitieron a la Argentina explotar su inmensa riqueza natural. En septiembre de 1955, grupos militares derrocan a Perón, proscriben el Peronismo (lo que duró dos décadas). Más tarde, el plan Cóndor, tampoco ayuda a generar estabilidad, hasta que en 1976, se produce el Proceso de Reorganización Nacional(eufemismo de Golpe de Estado del amigo Videla).

Estos últimos acontecimientos hicieron perder la vida a unos 30.000 Argentinos. Algunos datos (la estadística en Argentina es lo que es, así que no me creáis mucho) exponen como aproximadamente el 80% eran Peronistas. Desde el fin del Peronismo, la guerrillaMontonera, la dictadura y demás agrupaciones, dejan un país en continua guerra civil.Defragmentación social que aún hoy en día persiste.

Path Dependence financiero

En Argentina, como hemos venido diciendo, se juntan unas malas instituciones con una lamentable estructura económica. Por ello es tan complejo explicar el caso Argentino; no hay un único momento singular en el tiempo para ver qué es hoy en día el país. Todos tendremos presente el Corralito que decretó De la Rúa en 2001. Enseguida volveremos a él. Sólo lo quería presentar como ejemplo de lo mal que se ha tratado a la salud financiera del país desde su independencia.

Desde las reformas tributarias Argentinas de 1951, cada vez que se han aumentado las tasas o introducidos nuevos impuestos, la recaudación ha sido muy inferior a lo presupuestado. Estas reformas no han venido acompañadas de reducciones del gasto, por lo que cada reforma, introducía la necesidad de la siguiente reforma, que tampoco resolvía el problema. En julio de 1982, Domingo Cavallo (por aquel entonces Presidente del Banco Central de la República Argentina durante el final de la dictadura militar de 1976 a 1983 y que tiene un blog que leo cuando publica) mete las primeras reformas para dar paso a los varios episodios hiper-inflacionarios.

Cavallo apuesta por una convertibilidad tramposa sin haber solucionado antes el problema fiscal. Así, cuando empieza Carlos Menem (presidente de 1989 a 1999), se procede a vender activos del Estado y endeudarse aún más (las llamadas reformas estructurales de los 90). No fue suficiente. Con Fernando de la Rúa (1999 – 2001), la situación distó de mejorar. De hecho, terminó pidiendo a Cavallo que arreglara el problema, lo que desembocó en imponer el Corralito para que los capitales se quedasen en la Argentina.

A partir del 2002, la devaluación competitiva hace aparecer un impuesto a las exportaciones (otra reforma tributaria en cierto modo). Esta, sin embargo, sí que generó ingresos al fisco. Pura fuerza bruta. Ya veis cómo el comercio exterior es la principal fuente de ingresos. Dejaremos de lado, por la distancia a entenderlos que me produce, los asaltos a fondos de pensión, bancos, medios de comunicación, etc.

[Continuará]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *