El (des)empleo juvenil: nuestro gran problema

7 minutes

Pues eso, que vamos a hablar de nuestro gran problema, que no es otro que el enorme (des)empleo juvenil que tenemos. Ahora que el Ministerio es de Empleo, y no de Trabajo, lo llamaremos empleo. La tasa de desempleo juvenil está sobre el 48% en España. De todo el mundo Árabe sólo nos supera Yemen, en el que existe un 49% de desempleo juvenil (si bien es cierto que la EPA es una de las metodologías más rigurosas del mundo). En Europa, sólo nos supera Macedonia.

Tasa de paro juvenil en Europa (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/wp-content/uploads/Florentino1.png)
Tasa de paro juvenil en Europa (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/wp-content/uploads/Florentino1.png)

Es decir, 1 de cada 2 (los que todavía están estudiando no están activos a efectos laborales) no pueden trabajar. No sé si ustedes son de los que se pelean por defender a su generación. Yo sí. Si el que lee esto que escribo es de esta misma generación -la generación Y, los nacidos entre 1982 y 1994-, es probable que ese igual de preocupado que yo. Soy consciente que esta manía mía por defender a los jóvenes puede parecer una discriminación positiva injustificada.

Yo no lo veo así. Un parado de 40 años con 20 de experiencia puede remontar su situación (siempre y cuando haya sido precavido al paso de la crisis, que quizás sea demasiado pedir). Sin embargo, alguien de 28 años (por ejemplo) que nunca ha trabajado, puede tener prácticamente destruida su carrera profesional. Los primeros años en el mercado laboral definen una carrera. Son años formativos, con lo que el problema viene a largo plazo. Los jóvenes siempre seremos el motor de cambio de la sociedad a futuro.

Además, esto es cuestión de todos. Para 2050, los mayores de 64 años serán el doble que ahora, pasando a ser prácticamente el 32% de la población total de España. En ese mismo momento, la población entre 16 y 64 años, será el 18,4%. Las cuentas no cuadran si queremos mantener el sistema de Seguridad Social solidario intergeneracional que tenemos ahora. Es un problema de todos.

Para explicar los motivos de la situación actual, algunas cuestiones de las que seguro habéis oído hablar. Acompañémosla de unos gráficos, que rápido lo entenderemos.

1) Ladrillo y sombrilla

Durante la expansión económica 1998-2008 (aproximadamente), la demanda de trabajo era para el sector de la construcción y el turismo. Sectores que no requieren cualificación. ¿Qué sentido tenía estudiar si la construcción daba 3.000 €/mes? El salario de los menos formados creció mucho más rápido que los supuestamente ingenuos que íbamos a la Universidad (mi generación es justo la de la burbuja).

¿Resultado? Abandono escolar. A sabiendas que el nivel intelectual de la población condiciona el crecimiento económico de un país, ¿entendéis la gravedad de la situación no? Como señala el artículo que acabo de enlazar, una mejora en los test de PISA en una desviación estándar (sigma) se asocia con un incremento de la tasa de crecimiento promedio anual del PIB/capita de un país de 2%. ¡¡Eso son 20.000 millones de €!! ¡¡Eso es lo que nos hemos desviado de más en la última revisión del déficit!!

El resultado es que actualmente España sólo es superado por Turquía y Malta en cuanto a abandono escolar temprano (datos de 2009).

Abandono escolar temprano
Abandono escolar temprano (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=6412)

Cabe recordar, que con ese aproximadamente 30% se está realmente alejado del objetivo del 10% que determinan desde Bruselas para el 2020. De hecho, es algo que no para de repetir la Unión Europea a los sucesivos gobiernos de España.

2) La regulación laboral

Por primera vez desde que se recogen datos, el número de ocupados con estudios superiores supera al de ocupados con estudios de nivel bajo. La economía española ha perdido 2.700.000 de empleos. El 80% personas con un bajo nivel educativo (ESO o menos).

Ocupados por nivel educativo (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=18179)
Ocupados por nivel educativo (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=18179)

Sin embargo, si veis la recta en color verde, se puede observar como el empleo de las personas con estudios superiores (Formación Profesional de Grado Superior y Universitarios) ha incluso aumentado.

Y esto de nuevo tiene que ver mucho con el mercado laboral. Fijaros la evolución que ha seguido el mercado de trabajo en función del tipo de contrato.

Evolución del empleo por tipo de contrato (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=16584)
Evolución del empleo por tipo de contrato (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=16584)

Mientras que los contratos indefinidos han caído un 2%, los temporales en general un 30%, frente a los temporales de los jóvenes entre 16 y 24 años, que han caído ¡un 50%!

Creo que todos estos guarismos son indicativos de lo que quiero transmitir. El otro día lo señalé cuando comentaba que era muy necesario el contrato único. Bajo el sistema actual, los que están dentro de la tipología de indefinidos, se agarran a esta modalidad con uñas y dientes. No quieren (en realidad les da igual, salvo que la reforma fuera retroactiva) el contrato único. ¿Sabéis lo que pasa? Que ahí no están los jóvenes, luego desde luego que iniciativas como la de Politikon por el Contrato Único Indefinido debiera ser suscrito por todos aquellos jóvenes a los que les preocupa su futuro laboral.

Si seguimos con la temporalidad actual, seguiremos dentro de una rotación laboral exacerbada, no podremos desarrollar carreras profesionales, seguiremos procrastinando el abandono del domicilio familiar y formar una familia seguirá siendo difícil. Según el último informe del Observatorio de la Juventud en España, desde el año 2008 a la actualidad, el 20,7% de los jóvenes entre 16 y 29 años emancipados -500.000 personas- han tenido que volver a casa de sus padres. Es cierto que la edad de emancipación se ha venido retrasando desde los años setenta; pero también es cierto que es un problema social importante.

En 2010, el 20% de los 37.000 Españoles que buscaron oportunidad fuera tenían entre 18 y 30 años. Este documental de Documentos TV que vi el otro día es bastante interesante para entender la magnitud de esta catástrofe.

La famosa fuga de talentos o la pérdida de capital humano competitivo del futuro. Esto llevará –intuición masculina– a que el déficit de empleos cualificados pueda ser el próximo problema al que tengan que hacer frente las economías desarrolladas. Y eso a pesar que a las economías Occidentales no les queda otro remedio que apostar por los empleos cualificados si quieren poder hacer sombra a las economías intensivas de producción en Oriente. ¿Es España (sinécdoque de empresas y Administraciones Públicas) consciente de esto?

3) Formación Profesional

Que el mercado no está asignando bien el capital humano creo que queda fuera de toda duda. Suelo dibujar la situación de formación en España como un reloj de arena:

Reloj de arena de la Formación en España (Fuente: rescatar.blogspot.com)
Reloj de arena de la Formación en España (Fuente: rescatar.blogspot.com)

Vamos, mucha buena base de educación obligatoria, escasa formación profesional, y mucha educación de nivel superior. En España, se han hecho unas cuantas reformas educativas: 6 reformas educativas en democracia en España, y todavía no se haya alcanzado un pacto de Estado (último intento fallido: Mayo 2010, seremos pacientes). Sin embargo, creo que no se ha prestado demasiada atención a la Formación Profesional.

El otro día leía en Nada es Gratis la propuesta que el embajador de Suiza en España proponía para España sobre la formación dual en la Formación Profesional. ¿Es importante esta formación dual al modo maestro-aprendiz? Una gráfica siempre responde mejor (comparar SW, Suiza, con SP, España):

Formación profesional dual vs tasas de paro juvenil (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=14960)
Formación profesional dual vs tasas de paro juvenil (Fuente: http://www.fedeablogs.net/economia/?p=14960)

Por otro lado, ¿por qué no hacer extensible este modelo para la Universidad también? Sé que ahí no hay tanto problema, ¿pero y si con ello hacemos una apuesta macroeconómica por aportar competitividad desarrollando el talento de las universidades y no esperar que lo aprendan a haber terminado ya la carrera?

Conclusiones

El presente, no depende de nosotros. Son muchos los factores que pudieran hacer que nos sintamos en ocasiones como un colectivo donde las políticas públicas no llegan (no, por lo menos, como debieran). En España, la mayoría de la población tiene más de 35 años. La vida política tiene un sesgo siempre hacia la edad media del votante. Cuestión de demografía; poco podemos hacer.

Creo que todos conocemos muchos compañeros con formación universitaria, mucha cualificación, que incluso se han tenido que ver en la tesitura de quitar méritos del Currículum para tener acceso a empleos de menor calidad. Buscar empleo ha sido tradicionalmente un trabajo en sí mismo, pero en la actualidad, es poco menos que una odisea.

Me ilusioné bastante el Mayo pasado cuando una parte de los jóvenes Españoles despertaron y se dieron cuenta que hacen falta reformas en este país. El problema estuvo en el cómo se cristalizó posteriormente el movimiento. Salir a la calle y -sólo- acampar en ella no es una solución a ninguno de los problemas que tenemos. Hacen falta propuestas meditadas, debatidas, analizadas. Muchas de las propuestas que vi en Sol o leí en “manifiestos” eran ciertamente utópicas.

Es más, hay más formas de participar en democracia que votando cada 4 años. Uno puede participar en una asociación juvenil, en un partido político, en una ONG, plataforma, etc., o incluso hacer uso de las Iniciativas Legislativas Populares o Ciudadanas Europeas. Finlandia -5 millones de habitantes-, tiene 15 millones de voluntarios, socios, activistas en asociaciones (políticas, juveniles, sociales, etc.). Es decir, cada Finlandés participa, de media, en 3 asociaciones. ¿En España? No llega al 18% las personas que participen o hayan participado en alguna asociación como voluntarios, según datos de la Plataforma Española del Voluntariado.

¿Qué hacer? Difícil respuesta. los que abandonaron su educación deben hacer lo posible por formarse. La formación no es condición suficiente, pero sí cuando menos más que necesaria. Los datos en este artículo expuestos muestran que supone una diferencia importante.

Autor: alrayon

Lecturer and Researcher at Deusto University. Somehow, a stranger that loves both technology and economics, a sinergy that will conquer the world.

1 opinión en “El (des)empleo juvenil: nuestro gran problema”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *