Déficit y deuda pública… ¿qué es todo esto? (Parte I)

Como dentro de nada me tocará explicarlo en clase, qué mejor que volcarlo al blog para que luego los alumnos puedan repasarlo. Preguntas muy recurrentes en clase estos días han estado relacionadas con el cambio constitucional que el PP y el PSOE aprobaron para limitar el déficit en el que puede incurrir España.

Para 2020 el déficit, a nivel constitucional -ley suprema, carta magna, la que rige a todos los españoles, que va más allá de la ideología del partido que gobierne- del 0,35% del PIB, en la línea de la Ley Fundamental alemana. ¿Realmente es esto constitucionalizar una ideología? Algunos lo bautizan como la ideología de los mercados (sic). Vayamos por partes.

El déficit público: ¿qué es?

A todo esto, ¿qué es el déficit? O mejor preguntado, ¿cómo se puede incurrir en déficit? Fácil ecuación:

Ingresos – Gastos = Déficit (-) o superávit (+)

Si tu ingresas más de lo que gastas, tendrás superávit. España lo tuvo en 2005, 2006 y 2007. Esta época, para sorpresa inicial que pudiera parecer, es donde más errores se cometieron (como luego veremos al entender lo que es un estabilizador automático).

El optimismo (irracional) llevó a que los empresarios pidieron dinero prestado, emprendían proyectos (sobre todo construcción), contrataban trabajadores, etc. “La maldición de los rascacielos” Made in Spain.

Entre los años 2001 y 2007, el déficit público osciló entre el 0,6% de 2001 (0,5% en 2002) hasta un superávit del 1,7% en 2007, antes de estallar la burbuja subprime. En el mercado de trabajo más personas que nunca (más de 20 millones de personas). A su vez, cada vez había más personas pagando impuestos, lo cual significa que el estado recibía más dinero que nunca por la renta de los trabajadores (IRPF), y los impuestos al consumo (IVA, vamos todos a Zara), sobre todo.

Ingresos, pagos y déficit/superávit de España (Fuente: http://javiersevillano.es)

Ingresos, pagos y déficit/superávit de España (Fuente: http://javiersevillano.es)

Con ese dinero, el Estado y las Comunidades Autónomas emprendían grandes obras públicas como autopistas, trenes de alta velocidad, o auditorios. El programa Salvados del pasado 9 de Octubre, habla sobre esta enorme inversion que ha hecho España en infraestructuras. Según me cuentan (todavía no lo he visto, y casi prefiero no verlo), los datos son impresionantes.

El sector público (para sus obras de inversión) y el privado (esos empresarios sumidos en un optimismo generalizado) invirtieron más de lo que recaudaban, por lo que tuvieron que pedir prestado, especialmente a prestamistas internacionales que les sobraban los ahorros de sus ciudadanos (qué bien vino ésto a Francia y Alemania para colocar sus excesos de liquidez), desde bancos, a fondos de inversión o depósitos de jubilados que luego venían a Benidorm.

Si gastas más de lo que ingresas, déficit. En 2008, sucedieron muchas cosas simultáneamente:

  • Las empresas comenzaron a despedir trabajadores.
  • Así, los trabajadores dejaron de aportar impuestos, y a la vez dejaron de consumir.
  • La repercusión sobre el Tesoro Público español (la caja de tesorería de todos los españoles) fue inmediata: menos dinero que antes (cayó la recaudación por impuestos), y más gastos que antes (el seguro de desempleo, por ejemplo).
  • Además, tenía que devolver el capital y los intereses de las deudas que había tomado prestado cuando vivíamos entre champán y jamón serrano de bellota.

Entre 2007 y 2009 el presupuesto público en España registró un deterioro de un 13% sobre el PIB:

  • De ellos, aproximadamente 9 estaban fuera del control del Gobierno
  • Sin embargo, el gobierno pudo influir en otros 4

Esto significa, que una norma demasiado estricta (Constitucional) habría obligado a realizar fuertes recortes en servicios y fuertes  subidas de impuestos en lo peor de la crisis. Porque… ¿cuáles son los ingresos y gastos que tiene España?

  • Ingresos: qué mejor que consultarlo en la propio Agencia Tributaria. Cojamos el informe de recaudación tributaria del 2010, por ser el último que nos permitirá conocer en perspectiva anual qué y cuánto ingresa España (el presupuesto es a priori, no a posteriori). Los ingresos totales de España (153.991 millones de €) se dividen en dos bloques:
    • Impuestos devengados sobre la renta: el IRPF (impuesto directo sobre lo que gana cada trabajador) representa 66.528 millones de €. El IS (impuesto directo sobre lo que gana cada empresa) supone 14.927 millones de €. En total de impuestos sobre la renta, 81.455.
    • Impuestos devengados sobre el gasto: el IVA (impuesto indirecto que pagamos todos el mismo tipo independientemente de lo que ganemos) representa 52.610 y los impuestos especiales sobre hidrocarburos (también indirectos, que gravan tabaco, cerveza, alcohol, hidrocarburos y electricidad) un total de 19.926 millones de €. Sumados ambos, 72.536 millones de €.
    • España tiene más ingresos además de los impuestos (suponen aproximadamente el 70%), pero no entraremos ahí por cuestión de espacio.
  • Gastos:  esta gráfica es más que explicativa. Genial la infografía de La Información, como siempre. Por mostrarlo en este artículo (aunque es una infografía interactiva, así que mejor entrad a La Información), un pantallazo:
¿En qué gasta España los impuestos? (Fuente: La Información)

¿En qué gasta España los impuestos? (Fuente: La Información)

El déficit se expresa cuantitativamente en términos relativos al PIB (que básicamente mide la riqueza -material- de un país). El PIB español es de unos 1,1 billones de euros. El déficit de las Administraciones Públicas (Estado, CCAA y Ayuntamientos) fue de más del 9% del PIB en 2010 (eso significa que fue de 98.227 millones de euros). Es fácil ahora entender el problema de déficit que tiene España. El gasto es bastante mayor al ingreso.

Entonces, en caso de tener que recortar gastos, ¿cuáles? El 70% de los gastos son de los denominados sociales: pensiones o servicios públicos preferentes (sanidad o educación), entre otros. De aquí vienen muchas de las preocupaciones de los ciudadanos.

Estabilizadores automáticos

Ahora hay que hablar de los estabilizadores automáticos para entender qué pasa con la introducción de la reforma constitucional. Los estabilizadores automáticos se activan automáticamente sin intervención del gobierno:

  • Por el lado del ingreso: el IRPF, por ejemplo. En recesión, la actualidad, la gente tiene menos trabajo, paga menos impuestos, ergo, luego los ingresos caen. En definitiva, corresponde a los impuestos directos principalmente. Aquí el gobierno sí podría intervenir, subiendo el nivel impositivo, pero ése es otro debate.
  • Por el lado del gasto: principalmente, el desempleo. Cuando estamos en niveles de crecimiento bajos (actualmente, con un 1% aprox.), mucha gente estará desempleado, luego el gasto público aumentará.

Este déficit público derivado de los estabilizadores automáticos hay que financiarlo. Vamos, que sí, se puede vivir en déficit, tal y como una familia puede hacerlo, siempre y cuando éste pueda financiar. ¿Cómo? Yo, o mi familia, lo podemos financiar a golpe de tarjeta de crédito o cogiendo los ahorros de la comunión.

Vamos, que hay sacar el dinero de algún lado para pagar ese mayor gasto que tiene España en estos momentos. Para ello, un Estado tiene tres alternativas:

  1. Banco Central: lo que hace el gobierno es emitir deuda, y el banco central la compra. Lo que pasa es que España no tiene esta opción. La política monetaria se la dimos hace unos cuantos años al BCE, así que ahora tarde para echarle las manos a la cabeza.
  2. Impuestos: en lugar de subirlos, en España se han reducido el Impuesto de Sociedades, el de Patrimonio, el IRPF, etc. Vamos, que esta opción también desechada en España.
  3. Emisión deuda: es la única opción entonces que le queda a España. Así que, ¿alguien se extraña que crezca?

Componentes del déficit

Sigamos viendo cosas relacionadas con el déficit. El déficit tiene dos componentes:

  • Componente cíclico: el que viene de los estabilizadores automáticos anteriormente señalados. En un ciclo de caída o no crecimiento como el actual, recesión vamos, los estabulizadores automáticos se ponen en marcha, el déficit crece sin poder controlarlo. Los ingresos caen, los gastos suben.
  • Componente estructural: la parte que controla el gobierno. En época de crisis, el gobierno debiera hacer inyecciones públicas.

La reforma constitucional se centra en el componente cíclico. Los planes de ajuste, encima, lo que “proponen” es poner un sostén para actuar contra el componente estructural, dado que se le limita al gobierno el margen de actuación. Por lo tanto, cualquier gobierno que entre en España, lo tendrá realmente difícil (salvo que se terminen los planes de ajuste y se pueda atacar al componente estructural, claro).

La reforma constitucional quiere reducir el gasto público. Esto, se podría decir que ya lo hacen los estabilizadores automáticos, dado que también se puede conseguir que haya más ingreso y menos gasto consiguiendo un ciclo alcista. Esto, sin reformas estructurales, en España es una auténtica utopía ahora mismo.

No sabemos qué parte del gasto se recortará. La Ley Orgánica que detalle cómo se excluyen los efectos del ciclo económico será la verdadera clave de esta nueva normativa. De momento, especulaciones y mosqueos generalizados.

Lo más sorprendente de la indignación popular es la ignorancia de que algo sobre esto de poner un sostén al déficit ya existía desde 2001, cuando se aprobó la Ley General de Estabilidad Presupuestaria (cuyo texto se refundió posteriormente con el de otras disposiciones). Este texto refundido estaba en vigor en 2009, cuando el déficit público fue el 11% del PIB (con una componente estructural del 8%).

El presupuesto público español, para financiarse sin déficit, necesita una burbuja (por ejemplo la inmobiliaria en plena fase expansiva). El presupuesto de España, es un presupuesto que no se puede financiar en condiciones normales de la economía.

¿Sabéis éso de la sanidad y educación gratuita no?

La reforma no dice nada de recortar los gastos sociales (también he leído por ahí), sino que los límites del déficit no deben perjudicar “la sostenibilidad social del Estado“. El déficit se ajustará siempre a lo acordado por le Unión Europea (cosa de haber entrado y tal). Y todo esto se ha hecho en una votación en las Cortes (disfruta lo votado). Sin referéndum porque la Constitución lo permite. Una estabilidad presupuestaria admite que se puede tener déficit en tiempos de crisis.

[Continuará]

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Related posts:

  1. Silicon Valley está en California, EEUU (por comentar) (Parte II)
  2. El emprendedor es el que hace equipo (Parte II)
  3. Dándole vueltas a “España”: desindustrialización + ¿”Silicon Valleys”? (III)
  4. El emprendedor es el que hace equipo (Parte I)
  5. Me voy a Etiopía: ¿sabéis cómo está el cuerno de África? (Parte I)

Acerca de alrayon

Lecturer and Researcher at Deusto University. Somehow, a stranger that loves both technology and economics, a sinergy that will conquer the world.
Esta entrada fue publicada en Cosas que [sólo] pasan en España, Crisis, Cultura, Economía, Educación, Historia, Innovación, Política, RRHH, Tecnología, UD, Universidad, Unión Europea. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Déficit y deuda pública… ¿qué es todo esto? (Parte I)

  1. Pingback: ¿Están “los mercados” destituyendo presidentes? No lo creo… | Blog personal de Alex Rayón Jerez

  2. Bebyyih dice:

    hola me llamo mayra y quisiera saber en gym puedo rezilaan este ejercicio..hoy lo vi en AM y me encanto. y kiero empezar yaa, la diferencia es q yo vivo en chacarita cap.fed. y se me complica por los horarios en los gym q busque por internet. espero tener una respuesta rapida y positiva y poder empezarr maf1ana mismo. muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>