El emprendedor es el que hace equipo (Parte II)

By | 13 octubre, 2011

4 minutes

[Continuación del artículo anterior]

Crear equipo, lo primero

No soy muy fanboy de los clásicos discursos de empresas de éxito, pero con Zappos hago una excepción a la regla. Puedo equivocarme, pero creo que es de esas empresas que sí se podría decir tienen cultura organizativa. Como suele decir su CEO, Tony Hsieh:

“Customer service shouldn’t be just a department. It should be the entire company. […] Every employee is automatically living the brand.”

Vamos, que la cultura organizativa de su empresa, está por encima incluso del servicio al cliente, a sabiendas que es una empresa que se dedica a vender por Internet zapatos y otros apparels. Y me gusta su filosofía porque en mi opinión, las grandes innovaciones tuvieron su origen en equipos de trabajo inicialmente.

Y no, no entro en los clásicos “el exceso de control asesina la creatividad, y sin la creatividad” (que no digo que no sean ciertos). Creo éste un tema importante en España, donde hay poco emprendimiento, y las personas están acostumbradas a trabajar por cuenta ajena. Cuando una persona ha trabajado siempre por cuenta ajena, el punto de vista siempre será el de un empleado, y no lo difícil que es liderar o “ejercer de jefe” (odio la expresión).

Así, crear un equipo que fomente el trabajo en equipo, crear un clima de trabajo donde el trabajador vea su desempeño como una diversión, tener la capacidad de escuchar, tolerar el error (esto sí que cuesta), confiar en las personas y darles iniciativa (aunque ni siquiera esté de acuerdo con ellas en muchas ocasiones) premiando sus aciertos, etc. En definitiva, pensar en colectivo, y no tanto a nivel individual. Claro, esto cuesta mucho poner en práctica.

¿Alguien conoce alguna organización donde alguien aporte algo creativo cuando ésta sde dedica a básicamente asentir con la cabeza porque no hay margen a criticar al “jefe”? A mí me encanta la crítica. De hecho, ¿cuál es la etimología de la palabra crítica?

Del lat. “criticus” y éste del gr. κριτικός “kritikós” – “capaz de discernir”

¡Que me critiquen si es por que el que lo hace está discerniendo!

Volviendo entonces a nuestra Sagarra que veíamos en el primer artículo. Entonces, ¿que buscaría yo en Sagarra para emprender y montar un negocio de éxito? Organizar muy bien la producción, los recursos de la empresa, en especial, generando un equipo de éxito. Por cierto, curioso también el uso que se hace de éxito y fracaso. Y de nuevo, en mi visión de pueblo expresado en palabras no tan de pueblo:

  • Éxito: aquel que es capaz de prever necesidades/preferencias/gustos de un amplio grupo de personas, siendo hábil en reconocer dichas preferencias
  • Fracaso: el que no se da cuenta de lo que es éxito (negad la definición de éxito y os sale la de fracaso)

A esto lo suelo llamar el darwinismo emprendedor. Todas las grandes innovaciones de la historia son en esencia un proyecto emprendedor, donde el emprendedor es un genio (en un área de la organización determinada, o en varias). La necesidad/afición del genio es una clave para la supervivencia. A mí me inspira esta gente.

La gente que hacen cosas triviales pero mejor que el resto. Negocios a priori simples, aburridos y triviales, que no te darán para llevarte la ovación en la cena de Nochevieja. Pero tu abuela entenderá lo que haces, no tendré que sacar el iPad o el iPhone para explicarle nada, que no sabe usar la pantalla táctil capacitiva. Parafraseando a Einstein:

«No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela»

De hecho los genios suelen tener problemas para encajar en la sociedad. Pero éso no quiere decir que los raros sean ellos. ¿Qué es ser raro pues? De la RAE, me quedo con la segunda acepción:

2. adj. Extraordinario, poco común o frecuente

Esa famosa frase de Kurt Cobain:

Ustedes se ríen de mí por ser diferente y yo me río de ellos porque son todos iguales.

Pues éso. Para cerrar todo esto, decir que existe una delgada línea separa las capacidades especiales de la genialidad.

¿Podemos llenar España de emprendedores?

Llegamos a una de las partes que más ganas tenía de escribir. ¿Puede España convertir a 5.000.000 de desempleados en emprendedores? Y encima, de alta tecnología, que ya puestos a pedir… Pongámonos en situación:

Además, creo que el paradigma que hay en España sobre emprendimiento en Internet (lo que aparentemente nos va a sacar de la crisis), son empresas como Apple y Microsoft. ¿Los que escriben sobre éso ya saben cómo se gestaron una y otra? Ambas, lo que hicieron en su día, fue copiar (Apple a Xerox) o comprar ideas de otras empresas (Microsoft a Seattle Computer Products), y masificarlas en la informática de consumo.

Nadie duda que Apple y Microsoft son éxitos empresariales, pero no sé hasta qué punto son innovadoras o emprendedoras (¿emprendedoras de qué?). Y esto me lleva a donde quería concluir la exposición. España realmente necesita buenos gestores (ya hablé de esto aquíaquí), empresarios formados y responsables, no solo emprendedores de garaje.

Además, ya vale de querer importar de todo a España. Un modelo de éxito de otro país funcionará en tanto en cuanto España tenga una estructura productiva, un sistema educativo o en general, una sociedad, parecida al país que nos exporta el modelo. Os acordáis de éso de:

“Yo soy yo y mis circunstancias”

Pues éso. Así, España no es ni EEUU, ni Suecia, ni Alemania, ni Japón, etc. Los problemas de gestión -corupción- en España tienen muchos años.

La pregunta entonces es, ¿sólo el emprendimiento y las PYMEs van a sacar a España de la crisis o qué? ¿proponemos que cada uno de esos 5.000.000 monte una empresa?

Conclusión

Todo lo que he comentado hace que cuando oígo a los que me piden el voto decir que necesitamos apostar por centros de innovación, sectores estratégicos o por políticas de ciencia y tecnología, pues…. no consigan llevarse mi voto. El Homo Sapiens responde a incentivos, y éso tiene que ver mucho con el €, así que mi voto siempre se decantará por arreglar el lío que tenemos, no por decir cosas bonitas de cara a la galería. Ahora que hay elecciones el 20 de Noviembre…

España necesita precisamente éso, poner las cosas fáciles para montar una empresa en estos negocios. Que sí, que los clusters de innovación están bien, pero nunca estará de menos reducir papeleos y que los domingos pueda abrir Zara. O mejor aún, y como dice esta entrada de TechCrunch: “Here’s How The Government Can Fix Silicon Valley: Leave It Alone”

¡Dejadnos vía libre para abrir negocios!

4 thoughts on “El emprendedor es el que hace equipo (Parte II)

  1. Adrián Loredo

    En efecto, uno de los grandes aciertos esta en el mencionar que la manera más fácil para aquellos con sangre combatiente (emprendedores) necesitan la vía libre para poder realizar aquellas ideas que tanto rondan por sus cabezas. Sin embargo (a mi muy particular punto de vista) mas que la motivación económica (que es una parte fundamental) esta el ambiente que nutra esas ganas de seguir haciendo lo que se hace. Si bien hay “organismos de emprendimiento” que derrochan recursos, pretendiendo no otra cosa, mas que cara a la sociedad, decir que ellos llevan la batuta creando nuevas empresas, la verdad sea dicha, nada dista mas de esa realidad. Si bien puede ser fascinante los primeros 3 días entrar en esas aulas y recorrer esos pasillos, imaginando el mobiliario de tus nuevas oficinas, el encanto pasa muy pronto cuando te sientas a hablar de tu proyecto con aquellos que tienen a su cargo el asesorarte. Mas de lo mismo. Da igual si tu idea esta en una fase avanzada ó meramente es un boceto en una servilleta. Te tratarán igual (ojo, aquí no hablo de tratos preferenciales). Tendrás que seguir un protocolo con una clara advertencia de que “el emprendedor es muy valiente en estos momentos” En algunos casos se te recomendará el asistir a cursos donde puede ser que te quede claro que quizás no eres un emprendedor (y como en alguno que asistí) a compartir experiencias de “como se dieron cuenta de que vivían en el error de querer emprender” (ya esto es algo muy fuerte) Después de esos tres días lo demás es un ambiente muy poco favorecedor de ideas. ¿Que sería si esas mismas instalaciones y recursos las administraran otro tipo de personas… Estoy pensando en esas que tienen idea de lo que hablan, que saben que la innovación no es “hacer algo en internet” que una idea no tiene necesariamente que ajustarse a unos estatutos cuadrados y absurdos, que lo mas importante de la empresa es la gente que la conforma y no si somos capaces de ser sumisos ante los “Angeles de los Negocios”. En fin, estos temas son tan apasionantes que podría escribir muchas cosas.

    Gracias por abrir el espacio.

    Saludos

    Adrián

    Reply
    1. alrayon Post author

      Hola Adrián,

      precisamente muchas de las cosas que señalas las comentaré este miércoles en un curso sobre Emprendimiento e Innovación que voy a dar a los estudiantes de la Universidad de Deusto 😉

      Subiré la presentación a SlideShare. Comprobarás lo cerca que están nuestras ideas :-)

      Un abrazo crack!

      Reply
  2. Juan Rochelt

    Alex,
    Todo lo que dices para mi esta muy bien, pero ahora mismo dada la situación y la política y leyes vigentes si yo pensase en abrir un negocio, pongamos uno de servicios, no podría plantearme contratar todo lo que necesito y ponerles en nomina. Lo que si me plantearía seria subcontratar porque en mi opinión no esta el patio como para aumentar los gastos fijos. ¿que opinas?

    Reply
    1. alrayon Post author

      Hola Juan,

      ¡qué alegría verte por aquí! Ojalá lo leyeséis todos vosotros, estáis en el punto de empezar a abrazar este mundo del emprendimiento.

      Respecto a lo que cuentas, sí, el mercado laboral español, no ayuda. El año pasado, cuando estudié el Máster en Recursos Humanos, en materias de Derecho Laboral y contrataciones alucinaba sobre ciertas regulaciones. Tenemos un mercado bipolar, donde los contratos fijos son una químera para los jóvenes, que sufren para mantener incluso su contrato temporal.

      Así, en efecto, es muy complejo generar compromiso en las empresas, dado que con contratos temporales (los fijos son muy arriesgados para un empresario) es difícil retener talento… ¿qué se puede hacer?

      Hay alternativas, os las iré contando en clase… :-)

      Saludos.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *