Me voy a Etiopía: ¿sabéis cómo está el cuerno de África? (Parte II)

La comunidad internacional, para variar, ha “reaccionado” (es un decir) un poco tarde. Se necesitan más recursos para trabajar con estos millones de niños que están en riesgo de muerte. Y esto es lo de siempre, recursos hay, otra cuestión es que se estén destinando a otros menesteres

5 minutes

El cuerno de África (Fuente: http://www.zonu.com/images/0X0/2009-09-17-43/Horn-of-Africa-Physical-Map-1992.jpg)

El cuerno de África (Fuente: http://www.zonu.com/images/0X0/2009-09-17-43/Horn-of-Africa-Physical-Map-1992.jpg)

Dejé el artículo anterior con la promesa de contaros un poco cómo andaba la situación por el Cuerno de África. Entre que he tenido una semana de locos (para variar, aunque esta ha llegado a límites insospechados), y que a he visto que por los medios sí que se ha estado concienciando de ello, tampoco me apresuré a contar la situación.

Pero por no dejar el comentario a medias, simplemente terminar de explicar la motivación que me llevó a aventurarme a ayudar en una comunidad en Etiopía.

Situación en el cuerno de África

El cuerno de África cubre lo que presenta la figura anterior. Se le llama así, como podéis intuir, por su figura geométrica. La situación en esta zona del planeta es realmente dramática. Miles de somalíes están huyendo a los países vecinos del Cuerno de África -principalmente a campos de refugiados de Kenia y Etiopía– en busca de comida, refugio y asistencia.

Volviendo un poco a la situación que ya ocurrió en 1991 (recuerdo ser pequeñito pero ver por la TV imágenes de cuando aquello), la crisis humanitaria está causada por la escasez de lluvias. Dicen que es la peor sequía en 60 años. Sin agua, las cosechas se destruyen o retrasan su salida, y así se encarece el precio del grano (entre un 30% y un 80% en el caso de Kenia), lo cual, obviamente, afecta a gente que a duras penas puede permitírselo ya con precios de cosecha normal. La situación afecta a más de 10 millones de personas en Somalia, Etiopía, Kenia y Djibuti.

De esas más de 10 millones de personas, más de 3 millones son niños (¡¡1 de cada 3 son niños!!), que necesitan atención alimentaria urgente para no morir de hambre y sed. Además, otros 2 millones de niños están malnutridos, y aproximadamente 500.000 corre el riesgo inminente de morir y necesita ayuda inmediata. Todo ello, datos de el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Vamos, que una situación de EXTREMA GRAVEDAD (y perdón por las mayúsculas).

En Somalia, está el origen de muchos de los problemas. Ahí, la situación se ve agravada por 25 años de guerra civil, dado que el conflicto se inició en 1986. ¿Os acordáis de la película Black Hawk Down? Narra una misión estadounidense de pacificación, con mandato de la ONU, en Somalia en 1993. Recuerdo estudiarla en 6º de EGB, y con complejo de abuelo cebolleta, anda que no ha llovido desde entonces. Desde entonces, sigo bastante el conflicto (como muchos otros del planeta), y entre medio incluso ha nacido un país de facto, Somaliland, del que poco o nada sabemos, salvo que se puede convertir en el primer país sin dinero en efectivo.

En Somalía, mientras, entre Al-Shabbaab (milicia de Al-Qaeda, la principal entre las muchas que “gobiernan” de facto el país) y los señores de la guerra, no sólo han llevado al país a la inanición, sino también a que los niños en lugar de libros tengan armas entre las manos. Los niños soldado son algo muy habitual en países como Somalía:

Niños soldado somalís (Fuente: http://www.dunidaonline.com/gfx/upload/caruur.jpg)
Niños soldado somalís (Fuente: http://www.dunidaonline.com/gfx/upload/caruur.jpg)

Pues bien, además de haber creado esta situación una red de piratas que se dedican a asaltar barcos pesqueros en la zona, uno de cada tres habitantes necesita ayuda alimentaria de emergencia, de acuerdo con la Unión Africana (UA). Según Acción contra el Hambre, el país se encuentra en estado de catástrofe humanitaria y 250.000 niños sufren desnutrición grave. Los niños, si tienen suerte, sobreviven a duras penas con una comida al día.

Es la primera vez en dos años que se lleva a cabo una operación similar después de que el autodesignado gobierno somalí de las milicias de Al-Shabbaab hayan autorizado el acceso “sólo para ayudar a los que sufren” (me gustaría saber los criterios para clasificar a unos y otros). El Programa Mundial de Alimentos, la agencia de la ONU para la lucha contra el hambre está estudiando el regreso a los territorios de Somalia controlados por la milicia, ya que hace 2 años obligaron a suspender la ayuda humanitaria (no sé si pensarían ellos mismos reconstruir el país o qué).

Ante todo esto, miles de familias somalíes están huyendo del hambre y la miseria hacia el campo de refugiados de Dadaab, Kenia. Salen ya desnutridos de Somalia y, cuando llegan a los campos tras días de viaje, su estado se ha deteriorado. Muchos niños mueren al llegar. Impresionante.

Mayor campo de refugiados del mundo: Dadaab

¿Y este campamento de refugiados de Dadaab en Kenya? Pues es el mayordel mundo. Refugiados, pero bien podría decirse, de afectados por una tragedia humanitaria de escala megalómana. La desnutrición aguda global es del 37,7%, mientras que la severa se eleva al 17,5%. ¿Os suena Dadaab? Lo entiendo, de esto no se habla en los telediarios. Hace algo más de un año, el 20 de Junio, el Día Mundial del Refugiadoescribía sobre el drama que viven los 44 millones de personas que no pueden vivir en su hogar.

La infraestructura en Dadaab es un recinto del tamaño de una ciudad. Está compuesto por tres asentamientos: Dagahaley, Ifo y Hagadera. Cada uno de ellos tiene una extensión equivalente a 900 campos de fútbol.

Campo de refugiados de Dadaab (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/-X9QM_IiL748/ThotuNqn4_I/AAAAAAAABds/JdMbE8MDodI/s320/da.jpg)
Campo de refugiados de Dadaab (Fuente: http://4.bp.blogspot.com/-X9QM_IiL748/ThotuNqn4_I/AAAAAAAABds/JdMbE8MDodI/s320/da.jpg)

Abrió “sus puertas” en 1991, en el este de Kenia, y así poder acoger a los miles, decenas de miles, de somalís que huían de la Guerra Civil que había estallado a raíz de las insurrecciones contra el régimen represivo de Siad Barre (el Mubarak o Gaddaffi de Somalia).

Ubicación campo de refugiados de Dadaab (Fuente: http://www.hapinternational.org/pool/images/dadaab-map.png)
Ubicación campo de refugiados de Dadaab (Fuente: http://www.hapinternational.org/pool/images/dadaab-map.png)

El campamento está preparado, dotado de recursos, para albergar a 90.000 personas. A mediados de Julio, se llegó a un total de más de 380.000. Por ponerlo en perspectiva, en el campo de refugiados de Liben, al Norte de Etiopía, se están atendiendo a 6.800 niños. Tal es la situación, que en las últimas semanas, más de 30.000 personas se han instalado en las afueras de cada asentamiento, ocupando una extensión equivalente a 460 campos de fútbol (unidad de superficie entendible por todos). Ha recibido en los últimos días unas 2.000 personas cada día, más del triple que hace un mes. Trabajadores a pie de campo calculan que a finales de año se puede superar 500.000.

Las condiciones del lugar, ya os las podéis imaginar. Es habitual alcanzar los 50 grados de temperatura durante el día. La solución pasaría por abrir nuevos campos. En Etiopía ya se está haciendo. Abrió en 2009 tres nuevos campos en el sudeste del país para acoger a los refugiados que huyen de Somalia:

  • Bokolmanyo: abierto en abril de 2009, con capacidad para 70.000 personas. Está ya al completo.
  • Malkadida: en febrero de 2010, con capacidad para 70.000 personas. Está ya al completo.
  • Kobe: abrió el 24 de junio de este año ante el flujo imparable de refugiados en los campos citados.

Estos campos se suman a otros tres que Etiopía había abierto anteriormente para absorber el éxodo somalí. En estos momentos Etiopía alberga a unos 130.000 refugiados de Somalia. De ellos, unos 55.000 han llegado en 2011. El 60% de los niños (y el 26% de todos los refugiados) llegan desnutridos. Aquí tenéis todos los escalofriantes datos que da Médicos Sin Fronteras.

Conclusión

No se trata sólo de salvar vidas amenazadas, sino de salvar un modo de vida amenazado. La comunidad internacional, para variar, ha “reaccionado” (es un decir) un poco tarde. Se necesitan más recursos para trabajar con estos millones de niños que están en riesgo de muerte. Y esto es lo de siempre, recursos hay, otra cuestión es que se estén destinando a otros menesteres. Por ser gráficos, un ejemplo: salvar esta crisis humanitaria, según UNICEF, costaría la mitad de la ayuda para rescatar/nacionalizar/ayudar como queráis lllamarlo la CAM.

Autor: alrayon

Lecturer and Researcher at Deusto University. Somehow, a stranger that loves both technology and economics, a sinergy that will conquer the world.

4 opiniones en “Me voy a Etiopía: ¿sabéis cómo está el cuerno de África? (Parte II)”

  1. La situación del cuerno de África me parece similar a la de Haití en cuanto a soluciones a adoptar. Siempre he creido que este tipo de problemas solo se pueden resolver desde la adopción de un fuerte compromiso internacional de intervención en la zona. Y siempre pongo el mismo ejemplo: el compromiso que hubo en 1956 por múltiples países para salvar el patrimonio egipcio con la construcción de la presa de Asuán.

    Mientras tanto lo único que nos queda a las personas es adoptar actitudes voluntarias y comprometidas como la tuya Alex, que, por lo menos, nos hacen ser dignos y dormir con nuestra conciencia tranquila. La conciencia de quienes tienen el poder que la limpie…

    Un abrazo y gracias por tu solidaridad!

    1. Hola Javi,

      gran ejemplo el que pones, no lo había pensado, gracias por el apunte 🙂

      Y sí, lo único que nos queda es la actitud, porque aptitud tenemos, así que ya iba siendo hora de que me comprometiera algo más.

      Un abrazo Javi!

  2. Que bonito País y gente encantadora.
    Tuve la oportunidad de visitar Addis Abeba en el año 2.006 con una misión comercial del Icex y quedé impresionado del modo de vida, la amabilidad y espiritualidad de este pueblo, conformado con lo mas básico y tratando de mejorar su medio de vida de una forma admirable.
    Prometí volver, pero esta vez para hacer algo con los mas desfavorecidos. Espero contar algún día con los medios necesarios para llevar esta inquietud a cabo.
    Antonio Javierre.

    1. Hola Antonio,

      justo te escribo ahora desde Addis Abeba. La genta fantastica, sobre todo en Meki, en la Etiopia rural donde hemos estado en el programa de voluntariado. Con medios y ganas, aqui hay mucho por hacer y aportar, asi que no me queda mas que animarte a llevar a cabo esa inquietud.

      Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *