Me voy a Etiopía: ¿sabéis cómo está el cuerno de África? (Parte I)

En esta primera parte he introducido un poco la situación en Etiopía, una realidad a la que hay que hacer frente. Lo que sí que me gustaría es que no os quedaséis con las cifras, sino con la grave situación que existe actualmente en esta región del planeta, lo cual os cuento en la siguiente entrega.

5 minutes

Ya he ido comentando poco a poco por las redes sociales que este verano me voy a Etiopía. Concretamente, bajo el programa de Living Meki!,  un proyecto de voluntariado para ayudar al desarrollo de la comunidad de Meki, un pequeño pueblo al sur de Etiopía. Es un proyecto que lleva en marcha desde el 2008, cuando fue impulsado por varios trabajadores de la Boston Consulting Group.

El proyecto ha crecido estos tres años, hasta hoy, que colaboramos profesionales de ámbitos de educación, psicólogos, médicos, periodistas, etc. Este verano, 30 personas irán a Etiopía. Aquí tenéis la página web, donde podéis colaborar apadrinando un niño, comprando postales o fotografías, etc.

Living Meki!
Living Meki!

Situación de Etiopía

Un país de unos 75 millones de habitantes, entre los cuales generan al año un PIB de unos 85.000 millones de dólares, el puesto 72º del mundo. El problema es que son muchos etíopes para repartirse las ganancias, así que ocupa uno de los últimos puesto en renta per cápita:

Últimos puestos del PIB per capita (Fuente. es.wikipedia.org)
Últimos puestos del PIB per capita (Fuente. es.wikipedia.org)

Es el único país que nunca ha sido colonizado en África. Bueno, ello ignorando los 5 años que Italia, con Mussolini a la cabeza estuvo en el país (lo cuál debió dejar muchos nombres italianos en ciertos lugares) y exceptuando Sierra Leona y Liberia (que fueron creados de una manera un tanto especial para dar casa a los esclavos liberados). Los etíopes, al parecer, están orgullosos de nunca haber sido colonizados y lo sacan a relucir a menudo. De lo poco bueno que dejaron en África los colonialismos fueron desarrollo de infraestructuras. Y claro, Etiopía éso no tiene. Además, no tiene recursos naturales como muchos otros países de África, y tampoco animales como su vecina Kenya, ni reservas naturales, etc.

Las mujeres tienen de media 6,4 hijos. Eso lleva a que haya muchos niños en el país. Y según tengo entendido, eso hace que para un niño, ver a un blanco llegar es toda una bendición, por lo que deben mostrar un cariño grande. El idioma oficial es amhárico, una lengua de origen semita. Etiopía tiene 85 lenguajes reconocidas (en España hay 4, y ya veis de vez en cuando las que se lían). Pero tienen una formación en inglés bastante buena, por lo que mi trabajo va a ser en inglés en todo momento.

He dicho antes que Etiopía no tiene recursos naturales. No es del todo cierto, ya que el mejor café del mundo es el etíope (lo siento amigos colomobiaos). El café se descubrió en una de las provincias de Etiopía, Kaffa, una región de Etiopía (de ahí viene su nombre, aunque hay cierta controversia al respecto). El café se extendió en primer lugar hacia la vecina península arábiga, y se popularizó aprovechando la prohibición del alcohol por el Islam. Era la alternativa al alcohol para experimentar “algo más”. Tuvo temporadas de prohibición, ya que ayudaba a desarrollar el espíritu crítico, favoreciendo los intercambios intelectuales entre consumidores.

Etiopía tiene un calendario propio, el juliano, que difiere en varios años del que tenemos aquí generalizado en Occidente, el gregoriano. El fenómeno del año 2000, Etiopía lo vivió el 11 de Septiembre del 2007. Vamos, que será volver unos años atrás estar en Etiopía 😉 Pero no sólo el calendario, sino también algo tan básico como las horas es diferente. Empiezan a contar las 0 horas desde las 6 de la mañana de Occidente, más o menos cuando amanece. Así, las “horas am” son las horas del día y las “horas pm” las que coinciden con las horas de noche.

La religión mayoritaria es el cristianismo ortodoxo etíope, que se separó de la iglesia de Alejandría a mediados del siglo pasado. Hacen “fasting”, (ayuno) 186 días al año, incluyendo todos los miércoles y viernes del año, todos los días de la cuaresma y en otras festividades. Esos días, no pueden comer nada que venga del animal, ni siquiera leche o mantequilla, pero sí pueden tomar pescado o cerveza, etc.

Etiopía quizás os suene de leer (de pasada en muchas ocasiones) los problemas que suele tener con la sequía. Aproximadamente la latitud es 8 Norte, es decir, está muy cerca del Ecuador. La situación con ella en el cuerno de África en general os la contaré en la siguiente entrega. Pero por introducir un poco la situación de Etiopía, comentaros un poco por ejemplo lo que pasó en 2008, cuando por lo menos tres millones de personas necesitaban con extrema urgencia ayuda alimentaria debido a la continuada sequía (ese año fue precisamente cuando arrancó el programa Living Meki!)

Según datos de UNICEF, hasta 60.000 niños necesitaban tratamiento urgente para no morir de inanición y otros 6.000.0000 (siento la crueldad de escribir la cifra en números y no letras) corrían el riesgo de sufrir malnutrición aguda. UNICEF cifraba en diez millones de dólares la ayuda humanitaria necesaria. No voy a hacer las típicas comparaciones demagógicas, pero ya podéis ver el dinero necesario para salvar la vida de millones de persona. Muy triste.

La escasez de lluvias, ligada a las malas cosechas y al aumento en el precio mundial de los alimentos, sitúa en una situación extremadamente preocupante a los etíopes. Hay que pensar que la mayoría de los etíopes vive de la agricultura y ganadería, luego es una auténtica tragedia humanitaria la sequía, mucho más que en muchos otros países del planeta.

En 1985, se registraron en Etiopía más de un millón de muertos, luego la de 2008 no era la primera sequía extrema que llevaba a la inseguridad alimentaria. Según el programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, la esperanza de vida no supera los 48 años y el índice de mortalidad infantil en menores de cinco años es del 47,2%.

Mi papel en Etiopía

¿Y qué voy a hacer en concreto en Etiopía? Pues yo voy dentro del área de educación. Hay diferentes áreas ente los que vamos, pero donde más podía ayudar, creo que es en ésta. Básicamente lo que vamos es a ayudar a la infraestructura educativa que tienen en Meki. Como quién dice, se podría decir que voy a asesorar en cómo educar.

De hecho, llevamos unas semanas preparando los tres que estamos dentro del área de educación el contenido de las clases, y estamos trabajando sobre artículos tales como: cómo mantener en alerta a los alumnos, utilizar canciones tradicionales en clase, cómo hacer un listening o speaking, juegos para profesores, mesas redondas para obtener feedback del profesorado, etc. Esto es lo que estoy estudiando, para mí una gozada ir a trabajar con estas cosas que tanto me apasionan 🙂

En esta primera parte he introducido un poco la situación en Etiopía, una realidad a la que hay que hacer frente. Lo que sí que me gustaría es que no os quedaséis con las cifras, sino con la grave situación que existe actualmente en esta región del planeta, lo cual os cuento en la siguiente entrega.

Autor: alrayon

Lecturer and Researcher at Deusto University. Somehow, a stranger that loves both technology and economics, a sinergy that will conquer the world.

4 opiniones en “Me voy a Etiopía: ¿sabéis cómo está el cuerno de África? (Parte I)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *