¿Cuándo empezó el “tunning” en los coches?

By | 11 julio, 2011

6 minutes

En los últimos días he(mos) estado por las redes sociales echando unas risas sobre la extrema afición que hay por poner una foto en el perfil con un coche to’ tunning. Creo que todos sabemos el objetivo del asunto, así que no lo cito. Intentando caricaturizar un poco esta situación, yo también me puse en mi perfil la foto de mi coche “tunning”, así como añadir una serie de comentarios:

Clio del año 2000 con 58 CV

Ahora que está de moda poner una foto de perfil con el coche de cada uno: éste es el mío, manchado, 50 CV y de vez en cuando no arranca

Imposible que me pille un rádar, ya que le cuesta pasar de 100 km/h.

¿Os gustan mis tapacubos de plástico comprados en Feuvert por 5 € cada uno de ellos?

Ahí lo tenéis, matrícula de Bilbao y todo. Ya veis cuáles son las modificaciones que tiene mi coche: ninguna (salvo si consideráis haber cambiado los tapacubos de serie que estaban hechos un cristo por unos del Feuvert).

¿Y qué vengo a contar al hilo de todo esto? Pues la historia de dónde y cómo nació esta afición por modificar coches. Nos tenemos que situar en plena Ley Seca en EEUU. Esta, entró en vigor en 1919, bajo la enmienda XVIII a la Constitución de los EEUU, que trajo la prohibición de producir, vender, transportar, importar o exportar alcohol en EEUU. Legalizar la moralidad siempre ha sido difícil, pero EEUU lo intentó.

Luego de una fuerte oleada de inmigración durante la segunda mitad del siglo XIX (básicamente irlandesa, italiana y alemana), en EEUU, se instauró la costumbre importada de beber alcohol (parece ser que a los europeos siempre nos ha gustado mucho esto). Existía un poderoso lobby que causalizó el atraso y pobreza de EEUU por el alcohol, así que en 1919, se prohibió.

La Ley Seca no arregló nada en los años 1920 en EEUU. Antes de la Ley Seca de 1919, había 4.000 reclusos en EEUU. En 1932 había más de 26.000 presidiarios. La mafia y el crimen organizado controló EEUU en esta época (esto lo dejamos para otro post). Un verdadero experimento esta legislación.

Bueno, pues además de un aumento del crimen, un regalo de esta época fue la afición a modificar los coches, lo cual, no deja de ser curioso (y lógico), tiene una fuerte relación con este aumento del crimen. Otros dicen que fue en el Reino Unido desde 1906 donde se empezó esta afición, cuando se modificaban coches con motores de aviones y se buscaban maneras de ir mas rápido. El primer circuito del mundo construido para carreras de coches, ahora museo, el circuito de Brooklands está en el Reino Unido.

Sin embargo, la mayoría de las fuentes coinciden en señalar la época de la Ley Seca como punto de origen del “movimiento tunning”. La policía tenía un serio problema con los gangsters y sus coches. Para escapar de las persecuciones policiales, comenzó la afición a modificar los coches para aumentar así su potencia. A ello también ayudó el enorme peso adicional que suponían los cargamentos de alcohol en los coches. Como era ilegal su compra-venta, en el mercado negro se triunfa consiguiendo mover grandes mercancías.

La policía, “obvio”, contaba con coches de serie, sin modificaciones tunning. Incluso cuando iban cargados hasta arriba de botellas y cajas de alcohol, los gangsters corrían más. Algunos departamentos de policía comenzaron a modificar sus coches para no quedar en desventaja. ¿A qué llevó esto? A que los gangsters aún modificasen más los suyos.

EEUU se había convertido en un país de delincuentes. Willie Carter Sharpe, fue una famosa contrabandista durante la ley seca, sobre todo, por haber sido perseguida por la policía infinidad de veces. Hoy sería la heroína de la juventud. Era conocida como la reina del contrabando. Le gustaba la emoción, la excitación de conducir por las calles. ¿Cuál era su trabajo? Escoltar los convoys de alcohol artesanal. En Virginia, por ejemplo, había muchos centros neurálgicos de distribución clandestina (incluso el presidente tiene una bodega privada). El trabajo de Sharpe era distraer a la policía mientras estos convoys distribuían la mercancía.

Los Hot Rods nacieron en esta época también. Coches relativamente baratos como el Ford T se equipaban con motores modernos, oxido nitroso y compresores volumétricos procedentes de aviones (ambos procedentes del mundo de la aviación).

El deporte extremo de la época (en esto poco hemos cambiado) era infringir la ley. Un orgullo entre los colegas. Ir a más de 120 kmh en aquella época te convertía en cool. El trabajo de Sharpe fue posible introduciendo modificaciones en coches normales. Por ejemplo, con un compresor incrementa el aire que entra en los cilindros. El primer muscle car en EEUU se creo en esta época. Seguro que os gustan o habéis visto estos coches:

Pontiac GTO es un clásico ejemplo del muscle car (Fuente: upload.wikimedia.org)

Pontiac GTO es un clásico ejemplo del muscle car (Fuente: upload.wikimedia.org)

Estos coches se hicieron tan populares que se generó un nuevo pasatiempo: las carreras. La Wikipedia mirad lo que dice sobre el artículo de la Nascar: “Se tiene conocimiento de que los traficantes de alcohol en Estados Unidos durante la época de las prohibiciones y altos impuestos utilizaban a expertos conductores que modificaban automóviles comunes para soportar gran peso en sus maleteros. Estos conductores tuvieron que desarrollar destreza en la conducción para evadir a la policía sobre todo cuando sus automóviles iban totalmente cargados.

Vamos, que por gente como Sharpe nace todo esto que hoy en día mueve cientos de millones en EEUU. Hacia 1947, cuando EEUU ya se había recuperado de la Segunda Guerra Mundial y la normalidad regresaba al país, las carreras de automóviles de serie empezaron a resurgir como eventos que llamaban poderosamente la atención del público. La Fórmula 1 no se puso en orden hasta 1946.

Hoy se sigue realizando el giro de contrabando, un movimiento en carrera que se hizo popular en estos días. Permitidme que los desconozca. Como siempre, el Cuarto Poder, los medios, especialmente la TV, influyen considerablemente en la aceptación del concepto tuning como moda y estilo de vida. El cine también motivó a muchas personas, especialmente a jóvenes, a partir de las películas The Fast and the Furious, que seguro alguna habéis visto.

Más ejemplos. ¿Os suena este coche?

Cadillac Bank Flyer (Fuente: http://www.viejolobo.net/imagenes/img.motorpasion.com/2010/08/Orig_1928_cadillac_town_sedan_al_capone02.jpg)

Cadillac Bank Flyer del 28 (Fuente: http://www.viejolobo.net/imagenes/img.motorpasion.com/2010/08/Orig_1928_cadillac_town_sedan_al_capone02.jpg)

Como esto también lo leerá mi madre, traduzcamos: Bank Flyer = “huir” del banco. ¿Por qué este nombre?  Según la historia (o leyenda), fue el coche con el que se capturó a uno de los gangsters más buscados entre los ladrones de la década de 1930, John Dillinger, al que conoceréis por el papel de Johnny Deep en Enemigos Públicos.

Ya estamos en la década de los 30. El fin de la Ley Seca, hizo que esta nueva generación de delincuentes tuviera que innovar en sus negocios. Así que dado que tenían coches potentes con los que campar a sus anchas, empezaron a robar bancos. En un intento por poner freno a esto, el Cadillac “Bank Flyer” fue financiado por los bancos al departamento de policía de Dyson para que terminase la juerga de robos.

No era un Cadillac normal y corriente, era un auténtico furgón de asalto, como los que vemos ahora en las películas que llevan los SWAT. Tenía motor V8 con unos 100 CV de potencia máxima (80 años después, mi coche tiene la mitad de potencia). Blindaje total, ventanas, carrocería, neumáticos e incluso el radiador estaban a prueba de balas. Un nuevo paragolpes que le montaron, reforzado, permitía que las paredes cediesen ante el embiste de este coche tan especial (el alunizaje no es un invento nuevo). La parte trasera tenía una armería, suministrando así a sus ocupantes con ametralladoras, rifles, escopetas, bombas lacrimógenas, granadas de mano, máscaras de gas y chalecos antibalas. Los que hayáis leído Tintín en América seguro que os suena todo esto.

Y como siempre, en todas modas, hay diferentes estilos de tuning: Racing, Lowrider, DUB, Hi-Tech , DubToys, Import, Custom, Rat, Barroco, Extreme, JDM o Hot Rod. Cada comunidad posee un estilo diferente. ¿Y tú de quién eres? El tuning en España es todavía joven y es básicamente estético debido a la fuerte regulación de la ley española.

Me voy a Feuvert, tras escribir este artículo, me han dado ganas de comprarme un nuevo loro para el maletero y empezar a practicar el giro de contrabando. ¿Alguien me enseña?

One thought on “¿Cuándo empezó el “tunning” en los coches?

  1. Juanillo

    Siempre que leo tu blog, aprendo alguna cosa nueva. Esta vez no ha sido menos. Gracias.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *