Dándole vueltas a “España”: desindustrialización + ¿”Silicon Valleys”? (III)

By | 30 mayo, 2011

8 minutes

(…) [Continuación del reto que tiene España por delante, con su primera y segunda parte ya expuesta]

Vale Alex, que no te gusta la política de ciencia y tecnología de este país. Última pata de esta silla de tres vértices: innovación, creación de riqueza, creación de empresas. Quizás el que más me haga darme cabezazos contra la pared, ya que me apasiona, me dedico parcialmente a ello y espero que en un futuro sea base de mi filosofía de vida: el emprendimiento. Crear empresas, dar empleo, la forma en la que mejor creo puedo contribuir a la sociedad por todo lo que ella me da a mí. Crear riqueza con las ideas que pasan por mi cabeza, cruzando éstas.

Por puntos todos los temas que me sacan de quicio a mí, y creo que a muchos otros también:

Trámites administrativos

Crear una empresa en España es un trámite burocrático más propio de la URSS que de una sociedad que necesita transformar su economía. Me gustaría crear una empresa en 24 horas en vez de en 51 días (y sí, esta no es la solución final, pero sí una pequeña parte de ella). No es algo utópico, en muchos países se puede.Pasar una tarde entera en una notaría para echar unas firmas me sobrepasa. La red de servicios legales/fiscales/laborales que rodea a la empresa en España es preocupante, de ahí que las asesorías tengan un negocio tan rentable (entre 30 y 35.000 empresas dedicadas a esto).De ahí que los titulados en Administración y Dirección de Empresas hayan sido tradicionalmente (ahora llueve para todos) unas carreras tan demandadas. Son titulados que saben cómo hacer frente a ese sistema legal. Yo lo he aprendido en la práctica, que es cuando más te enfada.

El Estado, quiero un gobierno que apueste por ello, debería facilitar todo lo posible (y más) la creación de nuevas iniciativas empresariales. Y estas facilidades, sí, también incluye reducir la tramitación de concesión de permisos para la apertura de nuevos negocios. Que sea más rápido el tema. El otro día leía en Politikon, de mano de Roger, que España es el país número 147 del mundo en lo que a facilidad para abrir empresas se refiere. El dato habla por sí solo

¿Estimular la inversión del capital privado?

El Impuesto de Sociedades en España es muy alto. (en la columna Corporate, clic sobre el botón para ordenar, veréis…) ¿Qué se consigue con ello (entre otras cosas)? POor ejemplo, hacer aumentar las gastos contables (no reales siempre), y así tu base imponible será menor. Que si este contrato sacado de debajo de la alfombra, esta deducción fiscal por abrir no sé qué actividad que a Hacienda le parece interesante que la haga, etc. Así, en España que no extrañe estar muy lejos de conseguir la financiación que en otros países se da, vía los famosos Business Angel y Sociedades de Capital Riesgo (vamos, los que invierten en empresas), ya que entendería que prefieran dedicar su dinero (lamento generalizar, sé que hay de todo) a otras cosas.

Además, ¿ayudas del Estado para montar empresas? Por poner un ejemplo que se me ocurre. Singapur, el gobierno ayuda hasta en el 100% del capital necesario. Es más, si el lanzamiento de tu empresa ha ido bien y necesitas más capital para consolidar el negocio (o incluso expandirlo), por cada euro que consigas de capital privado, la Administración Pública concede otro euro de capital riesgo público (y esto ocurre en muchos otros lugares).

Sector financiero

En otros lados del planeta, los bancos (o instituciones del sector financiero, vamos) se encargan de financiar empresas rentables más allá del corto plazo (el cortoplacismo de España…), de forma responsable, con una regulación estrecha. De esta forma, el Estado deja más o menos tranquilos a las empresas que comienzan su andadura, cuando lo último que quiere un emprendedor es que le estén preguntando si ya ha alcanzado el break even o los números negros… (por propia experiencia, ya digo…). Ello por no entrar a la falta de concesión de créditos de las franquicias del Banco de España, es decir, de los bancos y cajas de ahorro. Pero es otra historia.

Formación profesional

El sector educativo en España podéis imaginároslo como si fuera un reloj de arena. Muchos alumnos en los cursos básicos (Formación básica + ESO), pocos en Formación Profesional (40% en España, frente al 60% de otros países europeos más competitivos, con un total en España de 450.000 alumnos aproximádamente), y muchos en la universidad (no me malinterpreten). Un total de 1.662.823 alumnos inscritos en 2009 en estudios de primer y segundo ciclo (diplomaturas y licenciaturas) y de grado en las 75 universidades (96.190 estudiantes más respecto al curso anterior). A eso lo llamo reloj de arena: que quizás debiéramos convertirlo en una botella, ¿me siguen? (el eterno problema de la titulitis en España y que la universidad abre más puertas… abre tantas que tentemos la casa de par en par…)

Sector educativo en España: reloj de arena (Fuente: lasmanualidades.com)

Sector educativo en España: reloj de arena (Fuente: lasmanualidades.com)

Es más, deberíamos buscar no solo un mayor número de alumnos en formación profesional, sino también una formación profesional adaptada al mercado laboral (que para eso lleva el apellido “profesional”, la universidad es otra cosa…).

¿Cómo pasamos a la manida Sociedad del Conocimiento?

Entonces, y por ir cerrando la serie que os estaré aburriendo ya. ¿Cómo podemos embarcarnos en la Sociedad del Conocimiento? Pues no lo sé, no me dedico a diseñar políticas, solo tengo ideas sueltas. Pero algo que creo saber es que desde luego que no saldremos hablando de la nueva moda las “Tech Citys”. En España noto una cierta obsesión por subirse al carro de casos de éxito en otros lugares, y pensar que España es otra potencia occidental más, y ya dije al comienzo de esta serie que yo creía que no lo era. Esto de las modas personalmente lo llevo bastante mal.

Son muchos los que dicen que lo que España necesita para salir de la crisis es innovación y emprendedores, apelando a que el modelo de Silicon Valley. ¿Puede España sacar del desempleo a 5.000.000 de personas convirtiéndolas en emprendedores de alta tecnología? Tengamos en cuenta que una gran parte de esos millones de parados provienen del sector de la construcción (no sé hasta qué punto reconvertibles a un sector basado en el silicio en lugar de el ladrillo).

Además, ¿sabemos realmente lo que es innovación? Muchos paradigmas que se ponen son, por ejemplo, Apple y Microsoft. Recomiendo ver Piratas de Silicon Valley para lo que voy a decir ahora. Estas empresas, son éxitos empresariales, no empresas innovadoras o emprendedoras, ya que básicamente lo que han venido haciendo es copiar o comprar ideas de otras empresas (fijaros la acumulación de caja que tienen ambas para poder comprar lo que quieran y más, flujo de caja de Apple y flujo de caja de Microsoft), y llevarlas gracias al marketing a la informática de consumo.

Y ahí está en mi opinión la clave: lo que de verdad necesita España, son empresarios, no “emprendedores”, tal y como se entiende lo que es un emprendedor en España, claro. En España, siempre ha habido ideas (en todos los lados las hay), pero como decía en el primer capítulo de la serie, lo que siempre han faltado son gestores, políticos buenos en el ámbito público y empresarios buenos en el privado (como siempre, claro que hay excepciones). Visión de negocio, saber gestionar los recursos (el paradigma de mala gestión fue el oro y la plata de las colonias hispanas en los Siglos XVI y XVII). De nada creo que serviría intentar implantar un modelo de éxito de otro país, si no existe una estructura productiva, un sistema educativo, o una dinámica social parecida al del país de referencia.

España está muy lejos de USA en todos estos aspectos, así que, ¿tiene sentido tanto hablar de Silicon Valleys? En mi opinión, claramente no. Los Silicon Valleys no son algo exportable a todos los lados. Me parece muy bien que se quiera tener un centro tecnológico + innovación en todas las ciudades o capitales de provincia, pero por favor, no los llamemos Leioa Valley; Reinosa Valley o Aguilar de Campoo Valley (me meto con mis tres pueblos ya que no quiero ofender a nadie). La cuestión se resumen en una palabra, además de moda en España: productividad.

En los últimos 100 años, se ha venido produciendo una tendencia hacia la urbanización en las principales ciudades de España. La productividad solo se puede alcanzar en los núcleos urbanos con densidad. Esta imagen es bastante clara:

Densidad de población en España 2008 (Fuente: www.wikipedia.org)

Densidad de población en España 2008 (Fuente: www.wikipedia.org)

¿Y por qué es importante eso de la “productividad”? Algunas “chorradas”, no porque lo diga Merkel, vamos:

  • Competencia: a más productividad, más probable que sobreviva el negocio
  • Salarios: se podrá pagar más dinero a sus trabajadores, ya que está haciendo más con menos
  • Tejido industrial: atraer más trabajadores a la zona, más población, más densidad y reforzar aún más el liderazgo del centro respecto de la periferia. En definitiva, más fácil será encontrar ingenieros o arquitectos (por poner un ejemplo) que puedan hacer diseños, contables o administrativos que puedan gestionarlas, instituciones financieras que puedan dar financiación (esto en España ya os decía que no existe), etc.

Y me dejaré cosas, seguro. Por ello, me parece un error que Palencia, el Sur de Albacete o Soria (mirad el mapa anterior) se empeñe en conseguir crear un hub tecnológico. Lo tiene muy difícil para ser realmente productiva, ya que está básicamente aislada. Por muchas autopistas y aeropuertos que construyas, los competidores en ciudades de alta densidad van a tener todos esos servicios complementarios, proveedores y clientes mucho más a mano que ellos. Un desarrollo económico es empresas de alta tecnología en todas partes, no lleva a ningún sitio. Bueno sí, si nos empeñamos mucho, lleva a burbujas o timos de escala. A los hechos me remito.

¿Quiero con esto decir que tenemos que huir de Palencia o Soria? En absoluto, sería otra manifestación más de la falacia del hombre de paja. Este tipo de ciudades tienen que hacer cosas que Madrid, Barcelona o Bilbao no pueden ofrecer. Esto es, lo que los economistas llaman aprovechar sus ventajas competitivas para el consumo interno (o incluso externo). En Palencia tenemos buenas galletas (por eso del cereal de Castilla). En Reinosa, se tienen las condiciones ideales para la producción siderúrgica (por eso de la climatología para evitar inclusiones de hidrógeno en el acero, la abundancia de agua para los tratamientos térmicos posteriores, ser un nudo de comunicaciones, etc.)  En Soria seguro que tienen grandes vinos y una buena exposición de Numancia (nunca he estado). Productos agrícolas de alto valor añadido, ¡yo qué sé!

Y con esto, cierro el círculo sobre los problemas de España, para ya en el siguiente y último capítulo de la serie, comentar qué se ha hecho en otros lados del planeta para aprender de errores espero que España no cometa, así como unas conclusiones finales.


6 thoughts on “Dándole vueltas a “España”: desindustrialización + ¿”Silicon Valleys”? (III)

  1. Gonzalo Curiel

    La verdad Alex, es que me has dejado totalmente sorprendido con la cantidad de datos que nos has aportado en estas 3 entregas y los que nos aportarás en esa 4 y última, veo un curro grandísimo para escribir cada artículo!
    Totalmente de acuerdo en que la palabra que tenemos que emplear es Productividad, pero aún mas de acuerdo en que cada zona tiene que explotar lo que sea bueno dependiendo de su climatología, historia…etc, y es que soy de la opinión de que “toda casa, necesita una buena despensa”. Con esto recalco que todos necesitamos comer y vestirnos, no tenemos que obsesionarnos en crear industrias, servicios o centros tecnológicos en cada punto de nuestra geografía, también necesitamos ganado, agricultura,etc…y también tenemos que mejorar la productividad ahí! Sino conseguiremos grandes avances tecnológicos, pero iremos en pelotas y estaremos desnutridos… 😉

    Productividad en TODOS los campos!! Que es difícil llegar arriba, y muy difícil nivelar esta balanza!

    Reply
  2. alrayon Post author

    Hola Gonzalo,

    llevaba meses queriendo escribir del tema, y como muchas de las cosas son mi día a día (dentro de poco habrá sorpresas y anuncios ;-), al final se me quedan muy grabadas. Tú que serás un gran Ingeniero en Organización, me alegro que tengas tan presente lo de la productividad. Y no porque en España seamos unos vagos (como en todos los lados, siempre hay de todo), sino porque ya seas alemán o polaco, es lo que llevará el éxito a tu empresa 😉

    Ya me contarás qué tal exámenes máquina, saludos!

    Reply
  3. Pingback: Dándole vueltas a “España”: desindustrialización + ¿”Silicon Valleys”? (IV) | Blog personal de Alex Rayón Jerez

  4. Pingback: El otro día me llamaron capitalista… ¿me lo tengo que tomar a mal? | Blog personal de Alex Rayón Jerez

  5. Pingback: España: país de PYMEs (o cómo la (des)unión (no) hace la fuerza) | Blog personal de Alex Rayón Jerez

  6. Pingback: Historia de las invenciones: la cadena de montaje de Ford | Blog personal de Alex Rayón Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *