No soy muy mitómano, pero, permítanme una salvedad: Thomas Jefferson

By | 4 mayo, 2011

4 minutes

Thomas Jefferson, es considerado junto con Abraham Lincoln, FDR Roosevelt y George Washington, uno de los mejores presidentes de la historia de EEUU. Fue el tercer presidente de los Estados Unidos, tenía una innata habilidad para escribir, siendo el autor de la introducción y el preámbulo de la Declaración de Independencia, el primer documento histórico en el que se reconocen los derechos humanos más fundamentales. Fue uno de los padres fundadores de EEUU, autor de la primera constitución de la historia (1787) que recogía derechos de igualdad (lo que se entendía por aquel entonces por igualdad) y libertad a todos sus ciudadanos (el paso de súbdito del rey a ciudadano). Luego vendrían la Francesa en 1791 y la Española en 1812 en la misma línea.

Tiene un par de citas (aunque la 2ª es objeto de debate de si realmente fue suya) de las que me he estado acordando los últimos días por un par de motivos. Primero las expongo, y luego me explico:

“Creo que la ley más importante con diferencia de todo nuestro código es la de la difusión del conocimiento entre el pueblo. No se puede idear otro fundamento seguro para conservar la libertad y la felicidad. […] Aboga, mi estimado compañero, por una cruzada contra la ignorancia; establece y mejora la ley de educar a la gente común.”

“Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate. Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, primero por medio de la inflación, en seguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron”.

De la primera me he acordado por una serie de sucesivas conversaciones y colaboraciones que estoy realizando en pro de la difusión del conocimiento (pronto noticias, calma). De la segunda, me he acordado por conclusiones que uno saca sobre si realmente el objetivo de Bin Laden con los ataques al 11S fue causar una crisis económica en su rival (como parece ocurrió), emulando lo que en su día pudo lograr con la URSS y la guerra de 1979 a 1989 en Afghanistan. En cierto modo, me acordé también de Lenin (1870 – 1924) con su : “¿Queréis destruir una nación? Primero destruid su moneda.

El presidente Kennedy dijo en 1962 para dar la bienvenida a la Casa Blanca a 50 ganadores del Premio Nobel:

«Creo que esta es la reunión más extraordinaria de talento y de conocimiento que se haya reunido jamás en la Casa Blanca… con la posible excepción de cuando Thomas Jefferson cenaba aquí solo».

Su vida está plagada de hechos históricos. Asumió por primera vez la presidencia de los Estados Unidos en 1801. En septiembre de 1802, el periodista James Callender publicó en un diario de Richmond, Virginia, una nota donde afirmaba que el presidente mantenía una relación, que sería el primer escándalo sexual en la presidencia de los Estados Unidos. Relaciones ilícitas con Sally Hemings, una mulata 28 años. Cosas de la vida, que Bill Clinton se llama William Jefferson Clinton, el del famoso caso Clinton-Lewinsky.

En su época (y años más tarde), originó bastantes debates el tema, por lo contradictorio que resultaban sus ideas y su vida real, entre su ambición como político defensor de la abolición de la esclavitud y su afición a lo que muchos llamaban “pecado” (recordemos los años de los que hablamos). En 1805, en plena presidencia, se inició el juicio político (lo que los americanos llaman el impeachment), que pudiera haber finalizado en su destitución como presidente.

No pasó. Como con el otro Jefferson, el Clinton, 200 años más tarde, el escándalo sexual no afectó a su popularidad y dos años después volvió a ganar las elecciones presidenciales. Ni el impeachment (procesamiento en derecho anglosajón de un cargo público) logró sus propósitos ni la acusación se comprobó nunca.

Era un hombre cuando menos con sentido común. Y no, no hablo de su enfrentamiento (Jefferson como Secretario de Estado) con Hamilton (Secretario del Tesoro) por la política fiscal nacional. Hamilton creía que las deudas debían ser igualmente compartidas por todos y Jefferson que cada estado debía ser responsable de su propia deuda (Virginia, de donde era Jefferson originario, no había acumulado mucha deuda durante la Revolución). Es decir, un centralismo federalista (Hamilton) vs. distribución a los estados (Jefferson). ¿Os suenan estos debates? 😉

También se sacó de debajo de la manga sus 10 reglas, de lo que podemos llamar “la sabiduría a aplicar en nuestro día a día“, y que conviene recordar 200 años después (Disclaimer: No, no soy de esos que promociona libros de autoayuda. Lee las 10 reglas (y con esto termino), y entenderás qué dejo entrever :-)):

  1. Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy
  2. Nunca metas en problemas a otro por algo que puedas hacer tú mismo
  3. Nunca gastes el dinero antes de tenerlo (cof, cof)
  4. Nunca compres lo que no quieras, solo porque sea barato
  5. El orgullo nos cuesta más que el hambre, la sed y el frío
  6. Rara vez nos arrepentimos de haber comido poco
  7. No puede molestarte nada que hagas por voluntad propia
  8. Cuánto dolor nos causan las preocupaciones por males que nunca ocurren
  9. Siempre toma las cosas por el lado más agradable
  10. Cuando estés enojado, cuenta hasta 10 antes de hablar. Si estás muy enojado, cuenta hasta 100
Las 10 reglas de Thomas Jefferson (Fuente: http://www.loc.gov/shop/images/catalog/items/enlarge/enlarge_13400400.jpg)

Las 10 reglas de Thomas Jefferson (Fuente: http://www.loc.gov/shop/images/catalog/items/enlarge/enlarge_13400400.jpg)

6 thoughts on “No soy muy mitómano, pero, permítanme una salvedad: Thomas Jefferson

  1. Ivan

    No había leido las diez reglas pero son muy buenas!

    Sobre lo del centralismo federalista imagino que se asemeja al PP, PSOE y la distribución de los estados más en la linea de IU.

    Y solo comentar que la segunda y tercera cita parecen sacadas del documental Zeitgeist.
    Genial post!

    Reply
    1. alrayon Post author

      ¿Qué es España? Un modelo federal muy asimétrico, se otorgan competencias a unos, a otros no, etc. Vamos, que yo nunca he tenido claro qué es España en términos de administración.

      Reply
  2. Oscar Del Santo

    La verdad es que Jefferson tuvo una vida plagada de experiencias: granjero, arquitecto, orador, escritor, político, amante … .

    Es triste que, tal y como ha señalado acertadamente a mi juicio Ron Paul, los republicanos modernos hayan dado la espalda a muchos de sus ideales (por ejemplo el no-intervencionismo). Su figura sigue y seguirá brillando con luz propia.

    Gracias Alex por un mega-post tan interesante, y le alegra saber de que no caes presa de cierto anti-americanismo barato que pulula por estas tierras y que consiste en denigrar todo lo que procede de USA sin distinción alguna.

    Reply
    1. alrayon Post author

      Hola Óscar,

      gracias, como siempre :-)

      Bueno, en realidad las tesis republicanas no encajan mucho (por no decir nada) en casi ninguna de mis visiones. Pero, como bien dices, ello no excluye que a lo largo de la historia, y dejando la política de lado, haya habido casos de gente que lo ha hecho bien, o razonablemente bien.

      Ya sabes que yo no evalúo personas ni partidos políticos, sino sus ideas y hechos 😉

      Saludos.

      Reply
  3. Eneko

    Me cae bien el tipo este.
    Tenemos en comun varios puntos de vista
    (salvando la distancia cronologica y la
    ideologia republicana-conservadora).

    Eso si, siendo de los mios seguro que esa lista de las 10 reglas
    la hizo como receta de errores a remendar jejeje.

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *