¿Por qué Italia es liderada por alguien como Berlusconi?

Y sobre todo, un país, que necesita estabilidad política. Hasta 2001, y desde la Segunda Guerra Mundial, ningún gobierno había superado los tres años. Una agitada historia política de carácter inestable hacen que los parlamentos en Italia duren dos telediarios. ¿Esto es lo que quiere transmitir Italia al mundo? Ah! Se me olvidaba, que lo que transmite Italia al mundo es controlado por Berlusconi y sus medios.

7 minutes

“Italia no es más que una expresión geográfica” [Príncipe Metternich de Austria, 1847]

“Hemos hecho el Estado italiano; ahora tenemos que construir la nación italiana” [Massimo d’Azeglio, 1861]

Una pregunta que en España muchos se hacen es cómo alguien como Berlusconi es el Primer Ministro de Italia. Italia, desde 1946, es una República parlamentaria donde el poder ejecutivo lo lleva el Consejo de Ministros, cuyo presidente es Berlusconi. Además de político, también es empresario. La siguiente imagen resume el imperio que tiene bajo su dominio.

Imperio Berlusconi (Octubre 2009)

Ya veis, desde teatros, bancos, seguros, bienes materiales, editoriales, publicidad, medios audiovisuales y hasta el AC Milán, equipo de fútbol. Y ya veis que sus tentáculos llegan a los medios de información (mal llamados medios de comunicación, porque ustedes me dirán donde está la bidireccionalidad) en España. Muchos (entre los que me encuentro) defienden que la democracia es un régimen de opinión pública. ¿Qué pasa cuando la opinión pública es dirigida por los medios y los políticos como en Italia? (en este caso, todo reunido en la figura de Berlusconi)

Pues bien, este magnate político y económico tiene, además de mucho dinero, y presumiblemente (juicios pendientes, presunción de inocencia) algunos vicios. Por muchos de ellos, tiene causas pendientes. El Lunes compareció, tras ocho años consiguiendo esquivarla con inventos variopintos, ante la justicia. Esta vez por fraude fiscal al vender los derechos de grabación de su imperio audiovisual Mediaset.

El legado de Silvio ante la “justicia”

Como decía, ocho años sin comparecer, pero no porque no tuviera causas pendientes, sino porque ha conseguido, a golpe de su poder legislativo, esquivar sus causas pendientes haciéndole inmune a la justicia. Y lo de comparecer ante el juez (raro en Italia, donde los acusados no tienen por qué acudir a las vistas), haremos un acto de fé, porque desde su control de los medios, se encargó de no permitir a ningún periodista acercarse.

Tiene acusaciones pendientes por fraude fiscal, apropiación indebida y falsedad contable. Hasta ahí “más o menos” “normal” para los tiempos empresariales que corren de paraísos fiscales. Pero añadir causas por prostitución infantil, abuso de poder (qué trivial es esto en nuestros días por desgracia) o tráfico de influencias es lo que debiera colmar el vaso de la paciencia de cualquier elector italiano.

28 procesos judiciales en 17 años (desde que en 1994 apareciera en escena política) y hasta 2.564 vistas. “Presume” de ser el hombre más acusado de la historia del universo. Siempre se han saldado con leyes (emanadas del Parlamento donde Berlusconi gobierna, muchas de ellas hechas a su medida, claro), absoluciones, abogados amigos (tras realizar pagos a abogados para aplazar juicios y que así prescriban), directamente se ausenta de ellos (cosas de agenda, con tantas empresas, casi hasta lo entiendo) o prescripciones (la Ley de Prescripción en Italia fija que el tiempo de prescripción empieza a contar desde el proceso inicial y sus apelaciones, en lugar desde que los cargos son anunciados).

Ha sido condenado en varias ocasiones por los juzgados de menor instancia (corrupción, perjurios y falsedad contable/documental), pero como decía, siempre ha acabado libre por los de más alta instancia. Además, se encarga de recordarlo con sucesivas apariciones en la televisión, que a golpe de telefonazo, pide entrar en antena (de manera directa o indirecta controla hasta el 90% de los canales de TV), para dejar clara su inocencia y manifestar una persecución política.

httpv://www.youtube.com/watch?v=sxvS7tg6Vz8

Tras la vista del Lunes, ha dejado la siguiente perla: “El comunismo en Italia nunca cambió. Hay algunos que siguen usando el Código Penal como instrumento de lucha ideológica.

Mucha culpa también la tiene la burocracia italiana, que tampoco ayuda:

  • Un sistema de apelaciones de tres niveles que hace que el español parezca rápido
  • Facilidad de pagos encubiertos a abogados
  • Los sueldos de los abogados favorecen que los proceses se demoren (¿quizás es que sean bajos?)
  • Hay casos que se dilatan hasta 10 años en el tiempo, prescribiendo muchos de ellos
  • Un sistema judicial muy disperso (¿nos suena?), que hace que no haya juzgados provinciales especializados
  • Los juzgados gestionados por jueces de carrera en lugar de administradores
  • La mediación apenas existe (¿nos suena?)
  • Según el Banco Mundial, son necesarios hasta 1.210 días para llegar a una resolución judicial en el ámbito mercantil (sí, donde Berlusconi y sus empresas están). Francia tiene una media de 331 días, y Alemania de 394. Comparen.

¿Qué produce esto en Italia? Pues os lo podéis imaginar. Según la patronal italiana (Confindustria), muchos deudores llevan sus deudas ante los jueces para hacer más baratas sus deudas (por eso de la inflación). Berlusconi quiere ayudar en ello (claro, a él también le viene bien). Los casos no durarán más de 2 años hasta alcanzar una resolución. Es decir, que en lugar de triplicar el plazo francés, ahora solo se duplicará, todo un récord.

Historia de una frágil democracia

¿Y cómo este hombre sigue teniendo el apoyo popular? Pues como en muchas situaciones de la vida, es la opción menos mala para muchos. No hay una oposición sólida en Italia. Ninguna coalición, la desunión de la oposición es clara. Además, dado que ostenta el control de los medios, su “guerra de propaganda” hace que muchos italianos crean está siendo víctima de una persecución.

Como siempre, conviene repasar un poco la historia reciente de Italia para entender esta fragilidad política. Italia está celebrando su 150ª aniversario desde su unificación. Todavía muchos italianos se preguntan si la unificación fue buena o no. Italia, se conoce por ser un auténtico hobby para muchos turistas: cultura, edificios, belleza física (síndrome Sthendal), comida, clima, etc. Debo ser de los pocos que nunca ha pisado Italia.

Es uno de los países más jóvenes de Europa. Se unificó en 1861, y solo 10 años después fue cuando Roma sucedió a Florencia como la capital del Estado. Su juventud pudiera explicar su fragilidad, lo que se puede apreciar hoy en día con el gobierno de Silvio Berlusconi. La historia de Italia se puede contar desde la del Imperio Romano. Una vez caído éste, vinieron las ciudades-estado en la época medieval, con especial importancia de la época gloriosa de Venecia. Y luego, ya en 1861, la unificación o Risorgimento que diría un italiano. Otto von Bismarck, solía decir que Italia florecía de las 3 guerras de las “S”: Solferino, Sadowa y Sedan.

El sentimiento nacionalista italiano no es tan fuerte como el que muchos piensan (quizás por el legado de Mussolini). Giuseppe Verdi, fue un gran compositor de ópera italiano, pero no fue nunca un buen patriota ni nacionalista. Los pioneros de la unificación (Camillo Cavour, Giuseppe Garibaldi, Giuseppe Mazzini, Azeglio) fueron unos patriotas pero nunca concebidos como héroes: Mazzini fue un revolucionario poco exitoso, Garibaldi invadió de manera ilegal Sicilia en 1860 y Cavour un cínico que nunca viajó más al sur de Pisa.

El Risorgimento aun tiene más debilidades. Existe una falta de entusiasmo manifiesta entre muchos italianos. La iglesia en contra en muchas ocasiones. El Papa Pio IX vio todos sus intentos en vano cuando en 1870 el ejército piamontés entró en Roma y puso fin a la soberanía de los Papas que había durado más de 1000 años. Posteriormente en 1871, incluso excomulgó al Rey Victor Manuel II de Saboya, además de negarse a establecer relaciones diplomáticas con él. Venecia nunca quiso unirse, la monarquía Borbonica de Napoles y Sicilia no mostraron mucho entusiasmo al reino de Piamonte de Victor Manuel II, etc.

Las diferencias entre el Norte rico y Sur (Mezzogiorno) se remontan a tiempos atrás. Napoles (al sur), fue durante muchos años la ciudad más grande de la península: construyó el primer barco a vapor, el primer puente en suspensión, el primer tren, y fue hasta 1800 el más liberal de todo el país. Sin embargo, la industrialización cambió eso, ya que el Norte se convirtió en el polo industrial, dejando al Sur básicamente anclado en la agricultura. Bienvenidos al Sur, película recién estrenada, lo relata bastante bien.

httpv://www.youtube.com/watch?v=uO6Snl1Ap1M

También hay una fractura social menos conocida entre el Este y el Oeste (que físicamente es dividida por los Apeninos). La diversidad cultural también es amplia. De hecho, en 1861, solo 1 de cada 40 italianos hablaba el idioma italiano (Victor Manual apenas lo hacía). La unificación se logró sin apenas lucha, lo que muchos dicen fue a su vez un tanto perjudicial, porque dejó a los líderes con ansias de demostrar su poder (ya sabéis cómo gusta a algunos expresarse por medios violentos), lo que los llevó a aventurarse en guerras con muchas pérdidas humanas:

  • 6.000 italianos muertos en la batalla culminante de la Primera Guerra Italo-Abisinia, la de Adowa.
  • Más de 1.000.000 en la Primera Guerra Mundial, en un conflicto donde Italia podía haberse quedado al margen.
  • Muchos dicen que el deseo militar de Benito Mussolini fue lo que aupó al poder en 1922. Conquistó Etiopía, pero también metió al país codo con codo con su amigo Hitler en la Segunda Guerra Mundial.

¿Qué es Italia hoy en día?

Con la caída de Mussolini, se llega a la moderna Italia. Moderna y rica, pero con muchos problemas. Fue Alcide de Gasperi, uno de los padres de Europa también, el que inició la reconstrucción tras la derrota en la Segunda Guerra mundial. Italia tenía muchos problemas, incluyendo un resurgimiento de la Mafia, una sucesión de gobiernos débiles, pero 50 años de crecimiento rápido la han convertido en un país rico(el séptimo del mundo).

Pues un país con una incompleta unificación, con un gobierno que sobrevive gracias al apoyo de Liga Norte (que pide una descentralización, incluso algunos reclamando una escisión del Norte, Padania). Un país con estrecha amistad con Putin y Gadafi. Un país que exporta su cultura de las Mafias por el mundo. Un país donde la empresa más importante son las Mafias (representan hasta el 7% del PIB).

Cada día más frecuentes las noticias sobre la esclavitud sexual (por lo menos 50.000 víctimas de trata de personas recibieron protección y asistencia entre 2000 y 2008), que ha generado un malestar creciente en el sector femenino, exigiendo cambios para un futuro de una nación que es la séptima del mundo en términos de riqueza.

Y sobre todo, un país, que necesita estabilidad política. Hasta 2001, y desde la Segunda Guerra Mundial, ningún gobierno había superado los tres años. Una agitada historia política de carácter inestable hacen que los parlamentos en Italia duren dos telediarios. ¿Esto es lo que quiere transmitir Italia al mundo? Ah! Se me olvidaba, que lo que transmite Italia al mundo es controlado por Berlusconi y sus medios.

Autor: alrayon

Lecturer and Researcher at Deusto University. Somehow, a stranger that loves both technology and economics, a sinergy that will conquer the world.

4 opiniones en “¿Por qué Italia es liderada por alguien como Berlusconi?”

  1. La verdad es que Italia sigue siendo un estado bastante ‘frágil’ al igual que España, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta su historia reciente.

    Eso no quita un ápice para que valoremos la importantísima aportación que Italia y los italianos han realizado a la cultura europea y universal en el siglo XX y lo que llevamos de XXI: opera, cine, literatura, diseño, etc. Y sin olvidarnos que Italia sigue siendo sede de la Iglesia Católica.

    Del caso de Berlusconi no puedo añadir nada más a lo que ya apuntó Lord Acton: ‘Power tends to corrupt. Absolute power corrupts absolutely’

  2. Uno no deja de pensar estos personajes que tienen una similitud aun cunado apunten en direcciones contrarias… en el caso de Berlusconi tiene una cierta similitud con Chavez, luego uno se puede preguntar las contrapartes de otros lideres con sus como dijéramos sus imágenes especulares, por ejemplo cual pude ser la contraparte de Putin… o de Sarkozy… ciertamente hay unos que son mas fáciles que otros y ademas mas conocidos que aquellos… pues como se comportan los lideres asiáticos dado el caso los militares indonesios… de donde quizás y en expresión de síntesis al extremo podríamos aseverar que existe una ciertas características que caracterizan a quienes ocupan el poder confinándolos a una tipologia propia de dichos personajes… dado el caso y siguiendo con el juego se puede decir por ejemplo que Lula (ex-presidente de Brasil), sea la imagen especular de Merkel… ciertamente esto no sea que mas un pasatiempo ocioso para escribir entre horas, pero no deja de ser significativo de lo que podemos ver quienes nos encontramos en la galería del poder aquellas manifestaciones que por un motivo u otro lease ideología se manifiestan con propósitos bastante comunes y muy parecidos… luego y aquí lo esencial, a todas cuentas resulta muy importante la consolidación de las instituciones mas allá de los nombres de donde también se establece que la gestión debe ser por encima de cualquier consideración política y de ahí que se deba actuar políticamente en relación con los mercados, pues Berlusconis o Chavez no dejaran de existir, para solaz de los mercados entres otras cosas por supuesto, una institucionalidad coherente con perspectivas amplias y la aplicación de políticas honestas para con los ciudadanos son condiciones que se requieren sease de donde se este en el planeta, es decir una institucionalizacion y aplicación políticas consensuadas globalmente debe ser uno de los objetivos de las generaciones en este mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *