¿Sí o no a la guerra? No creo que sea esa la pregunta

By | 23 marzo, 2011

6 minutes

No quería escribir sobre ello, pero dado que varios/as me lo han preguntado directamente, y otros/as muchos/as veo que andan debatiéndolo por Facebook y Twitter, pues voy a aportar algo al tema. ¿Qué me parece la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU que impone una zona de exclusión aérea? Ciertamente, no tengo una opinión sólida y bien formada. Tengo muchas dudas sobre todo ello. Por partes, que diría aquel. Y sobre todo, tocando el tema respecto a España, que bastante hay ahí como para analizar desde la óptica de otros países.

1) Oxímoron: “guerra necesaria”

Una guerra es un conflicto socio-político. Me gusta ser analítico de la resolución de conflictos. He leído en los últimos meses (a raíz de un trabajo que he tenido que hacer) mucho sobre ello. Lo que pasa que este conflicto se resuelve por la fuerza, matando (¿no tendría por qué no?), llevándose la vida de muchos por delante. Luego es un conflicto que hay que evitar. Es por ello, que, ¿guerra necesaria? No lo sé (creo). No creo que haya nunca una guerra necesaria.

Ahora bien, ¿y entonces qué propones para arreglar esto? No lo sé. Lo desconozco. Lo único que sé es que el conflicto es el resultado de una sucesión de malas políticas que sí que se podrían haber evitado. Luego la resolución AHORA es difícil, lo “fácil” era actuar ANTES. A eso voy en los siguientes puntos.

2) Exportación de armas

Sé que sonará demagógico, y sé que se ha repetido hasta la saciedad, pero lo diré por enésima vez: la solución es no haberles dotado de medios para luchar, para violar los derechos humanos, para matar, a sápatras como Gadaffi, Mubarak, Khalifa o cualquier otro que se precie. ¿Por qué recurro a ello ahora a riesgo de resultar demagógico? Porque es quizás uno de los temas sobre el que más he escrito en este humilde blog desde que lo abrí.

He escrito sobre ello cuando no era un tema de actualidad al que recurrir fácilmente. Artículos en los que traté el tema:

  • El negocio lucrativo de las guerras: escrito el 8 de Abril del 2010. Como dije: “En el Reglamento 1334/2000 de la Unión Europea, se fijan unas normas de conducta de obligatorio cumplimiento por parte de los estados miembro. Dentro de este reglamento sobre productos y tecnologías que pudieran tener un doble uso (donde claramente se enmarcan las armas), los países exportadores miembros de la UE no deben vender armas a países sancionados, políticamente inestables, en conflicto armado, que vulneren los derechos humanos, que no condenen el terrorismo o que tengan un nivel de bienestar precario.
    Y, añadía: “España podría resguardarse diciendo que incorpora estas conductas en la Ley 53/2007 de 28 de Diciembre que regula el comercio exterior de material de defensa y de doble uso. Además, estas exportaciones requieren autorización previa del Gobierno. Sin embargo, dado que estas exportaciones son consideradas como información clasificada conforme a la Ley de Secretos Oficiales, la claridad deja mucho que desear.
    España, en el Top Ten de exportadores de armas. Todo está dicho.
  • El Son Goku de España: COMFUT, COMbatiente del FUTuro: “Ahora tenemos un Son Goku para ir a Libano, Afganhistan o Iraq con armamento de última generación, fuente de alimentación, cámara térmica, punteros láser, terminal de radio y ordenador portátil y nuevos materiales textiles para mejorar el camuflaje. Vamos, todo una infanteria de nueva generación que costará de media 60.000 € cada uno, que a 7.000 equipaciones, salen 420 millones de € del Ministerio de Defensa.
  • Israel: potencia tecnológica (y militar) y una nación desigual: ese país adalid (sic) de democracia en Oriente Medio, y que tiene MUCHO que ver en esos avioncitos que sin piloto van dejando regalitos en forma de muerte y destrucción.
  • España amplia mercados: Arabia Saudí: “Al Ministerio de Defensa de Carme Chacón (la misma que creo el Son Goku del ejército de España) se le ha ocurrido ampliar fronteras comerciales negociando la venta al país feudal más de 200 carros de combate, en la mayor operación de este calado en la historia en España (3.000 millones de €). Eso sí, lejos aún de los 60.000 millones de dólares del acuerdo entre EEUU y Arabia Saudí en la misma mercancía, es decir, armas para matar.
  • Diamantes de sangre: no solo vendiendo armas nutrimos a las guerrillas o los dictadores de turno, sino también comprando diamantes, oro o petróleo a grupos armados que se financian de este modo para luego comprar armas en Occidente.

Es decir, que la solución está ANTES, no AHORA.

3) Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Defensa y de Doble Uso

¿Qué pasa con la Junta Interministerial Reguladora del Comercio Exterior de Defensa y de Doble Uso? ¿Alguien nos ha contado cómo y qué se hace ahí? Este órgano, dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, está integrada por “políticos” como el Secretario de Estado de Asuntos Exteriores, el Director de Inteligencia del CNI, el de Asuntos Estratégicos y Terrorismo del Ministerio de Interior y otros cargos policiales. Este artículo de Periodismo Humano (felicidades, por cierto, hoy hacéis un año :-)) describe su historia y ¿”actividad”?

Tampoco vale ahora como solución AHORA, eso es ANTES. ¿Por qué no pedir cuentas ahí? O por lo menos, ¿por qué no pedir que nos cuenten cómo deliberan? ¿en qué se basan para permitir vender armas a un país o no?

4) Ley de Defensa Nacional

La Ley de Defensa Nacional permite al Gobierno ordenar operaciones de las Fuerzas Armadas sin consultar al Congreso de los Diputados cuando son situaciones de máxima urgencia. Por ello España entró en el juego antes de aprobarlo ayer en el Congreso. Tiene el apoyo de todos los grupos parlamentarios, salvo los votos en contra de  IU y BNG.

El debate es mucho más amplio de la Defensa Nacional. El nombre es un mero eufemismo, porque también incumbe operaciones en el exterior como esta. España es miembro de la OTAN, luego el problema viene de hace tiempo. En 1986, en referéndum, el 52,5% votó por permanecer en la OTAN. Un 39,8% votó no. Una participación del 59,4%.

A efectos legales está claro que España quería permanecer en la OTAN, pero, ¿a efectos de relevancia social? ¿Un 52,5% de un 59,4% legitima que ahora intervenga España allá por donde la OTAN lo haga? Y sobre todo, han pasado unos cuantos años, y unas cuantas generaciones, y unos cuantos hechos de relevancia social como para quizás volver a plantear el tema, ¿quiere España permanecer en la OTAN? El no triunfó en Cataluña, Navarra, País Vasco y en Las Palmas, Canarias. ¿Cómo sería ahora el resultado?

Luego el problema es de ANTES, no de actuar AHORA.

En definitiva, ¿qué opino? ¿Sí o no a la guerra? Esa no es la pregunta para mí. Es un dilema moral muy complejo. Aquí me aventuré a hablar sobre el de los rescates. Sobre éste no sé qué decir. Desde luego que la guerra nunca debiera ser la solución, pero, ¿qué alternativas tenemos AHORA? (no ANTES, que las de ANTES creo que ya las he expuesto). Lo interesante de este debate es que división de opiniones en todo el mundo, en todas las regiones, y en todos los partidos políticos. De ello concluyo que no solo yo tengo dudas al respecto.

El mundo, no solo África, está lleno de conflictos como el de Libia, así que si la guerra es la solución, nos vamos a pasar en guerra unos cuantos años. Creo que va siendo hora de anticiparnos a los hechos, e ir poniendo soluciones. Por ejemplo, que empresas españolas inviertan en I+D+i para fines civiles y no militares, y así evitaríamos que en el Congreso se debata si entrar en guerra contra un país armado con material vendido por nosotros mismos. Y generaríamos empleo. Y destinaríamos recursos a cambiar el modelo productivo.

Ahora es tarde ya. Como buen amante de lo resolución de dilemas complejos y de la teoría de juegos, os hago la misma pregunto que he hecho a mucha gente estos días: ¿qué alternativa existe a la situación AHORA?

*****

PD: perdón por todas las mayúsculas, pero el AHORA y el ANTES los he querido enfatizar porque es la principal síntesis de toda la brasa anterior.

PD2: gracias a todos/as los/as que visitáis este blog. En los últimos días las visitas se han multiplicado, hasta el punto que no sé exactamente qué he hecho para merecerlo, porque realmente ni sigo una línea continua, ni un estilo diseñado. Simplemente atiendo a peticiones que hacéis, así que encantado de seguir así :-)

2 thoughts on “¿Sí o no a la guerra? No creo que sea esa la pregunta

  1. Oscar Del Santo

    Creo que estoy de acuerdo en algunas de estas reflexiones, y añadiría que estas acciones bélicas en particular no parece tener objetivos claros y que se aprecian fisuras considerables en la ‘coalición’ internacional.

    Sin embargo, lo que también es cierto es que no se puede permitir la impunidad de ciertos regímenes y que en este caso la agresión ha sido iniciada no por Occidente sino por el tirano Gadafi en una represión brutal que se ha transformado en una guerra civil en toda regla.

    Espero que la acción militar occidental sirva para paliar el sufrimiento del pueblo libio – será necesaria una co-ordinación de ayuda humanitaria masiva una vez terminen las hostilidades – y para contribuir a un nuevo régimen político en ese país más democrático y respetuoso con los derechos humanos.

    Reply
    1. alrayon Post author

      Yo también creo que eso de “coalición” internacional ha perdido mucho sentido. La propia composición del Consejo de Seguridad de la ONU es bastante anacrónica (la última reforma de calado fue en el 63). Clara fisura Occidente-Oriente, emergentes-ya asentados.

      Saludos máquina :-)

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *