Se habla de Bélgica: el fractal de la Unión Europea

Bélgica es el fractal de la Unión Europea a pequeña escala: un Norte próspero y rico que se queja por mantener fiscalmente a un Sur más pobre.

5 minutes

Bélgica es el fractal de la Unión Europea a pequeña escala: un Norte próspero y rico que se queja por mantener fiscalmente a un Sur más pobre.

¿Nos suena no? Los países del Norte no paran de mostrarse reacios a mantenernos a nosotros, los vagos y pobres del sur (amén). El Norte, rico y próspero de Europa, en términos generales protestantes, ya hablan (no es una conspiranoia mía) de dejar de mantener a los del Sur pobres, católicos y ortodoxos. Bélgica se fractura, ¿qué pasará con la Unión Europea?

Pero hoy hablaré de Bélgica. Este mapa para romper el hielo y no perdáis el hilo desde el principio:

Bélgica: el fractal de la Unión Europea (Fuente: http://www.brusselsjournal.com/files/belgium-regions-colors-name.gif)
Bélgica: el fractal de la Unión Europea (Fuente: http://www.brusselsjournal.com/files/belgium-regions-colors-name.gif)

Norte del país, flamencos. Sur del país, valones. Las diferencias entre ambas regiones son grandes, lo que hace que convivir bajo un mismo paragüas nacional les resulte cada día más difícil. Son diferencias culturales y lingüisticas, que numéricamente expresadas:

  • 60% vive en Flandes, y habla neerlandés (herencia directa de la Revolución Belga de 1830 los de las provincias del sur del Reino Unido de los Países Bajos se revolotearon, similar a lo que está pasando ahora en los países árabes). Es una región que perfectamente define lo que es hoy la UE, economía de servicios: servicios financieros, aseguradoras, etc.
  • 35% vive en Valonia, y habla francés. Es el antiguo núcleo industrial, pero con la des-industrialización de Europa, tiene problemas económicos desde hace años.
  • Región de Bruselas-capital (el área azul en el mapa), bilingüe (la única de todo el país), donde el 10% es flamenco, el 50% francófona y el 40% otras lenguas (cabe recordar que Bruselas acoge las principales instituciones de la Unión Europea, OTAN, etc.). Una región con las rentas per cápita más altas (PDF) de la UE, solo superada por Luxemburgo y la City de Londres.
  • Una pequeña región al este donde habita una comunidad germanófona, un 1% apenas.

Pero si las diferencias lingüísticas ya son de traca, la estructura política es un auténtico puzzle (por resolver) que se resume en lo que cuenta este vídeo:

  • Un gobierno central
  • Tres regiones con gobiernos autónomos que tienen tanto poder como el central
  • Como estas 3 regiones no daban a basto para gestionar todo el tinglado de las comunidades minoritarias que habitan en territorio contrario (sobre todo por los valones que viven en en BHV y tienen derecho a servicios administrativos así como a ser juzgados en su lengua, etc.) se crearon tres entidades administrativas complementarias que llamaron comunidades (como las regiones y el gobierno central, tienen gobierno y parlamento.):
    • La francesa
    • La neerlandesa
    • La alemana
  • Esto lleva a que una familia valona (francesa) que viva en BHV puede depender de hasta cuatro entidades administrativas para diferentes menesteres:
    • Gobierno central para la pensión del abuelo
    • Comunidad francesa para la academia de música de la hija
    • Comunidad neerlandesa para la escuela de los hijos
    • Gobierno de BHV para los servicios municipales de recogida de basura

Y aquí está el meollo de la cuestión, que las familias de habla francesa, valones, no paran de crecer en términos demográficos en la periferia de BHV (un problema demográfico que se da en muchas otras regiones del mundo, léase asentamientos judíos en Cisjordania, llegada de inmigrantes a Europa, etc.), que es lo que ha agravado la situación en los últimos tiempos.

Los valones no paran de crecer en BHV (Fuente: http://vimeo.com/groups/1793/videos/15239617)
Los valones no paran de crecer en BHV (Fuente: http://vimeo.com/groups/1793/videos/15239617)

Estas diferencias lingüisticas hace que las quejas del Norte por mantener fiscalmente al Sur amenacen seriamente la continuidad como nación conjunta (¿quizás Estado también?).Además, época de crisis económico-financiera en Bélgica (tiene una deuda pública superior al 100% de su PIB y las agencias de calificación de deuda ya han avisado de que podrían castigarla, como en el cole), a la cual se le ha sumado la política.

El 18 de Febrero se cumplían 250 días sin gobierno (de que vivirían los medios de información en España 250 días…) desde que el Junio pasado se realizasen elecciones anticipadas, cuando Van Rompuy se marchó a presidir el Consejo Europeo y Leterme dijo que no podía con el tema (vista su representatividad, quizás pudiera volver a poner orden a casa). Nuevo (dudosamente honorable) récord mundial estos 250 días (dejando atrás los 249 días de Irak en 2010, los 208 días de los Países Bajos en 1977 o los 111 días de Serbia en 2007).

No es la primera vez que Bélgica tiene una crisis política por la divergencia entre Norte y Sur. Pero la actual es la más grave hasta el momento (más incluso que la de 1977) porque las elecciones han expuesto las tendencias políticas de los últimos tiempos:

  1. Gana las elecciones un partido nacionalista flamenco, el NVA, con importantes ambiciones secesionistas del Norte de Flandes (quiere gestionar el 45% del impuesto de la renta para dejar de subvencionar a la región del Sur vía impuestos y un nuevo reparto de competencias).
  2. Hay una norma no escrita que impide hasta el momento que el Parlamento belga apruebe leyes basándose en la mayoría parlamentaria de una comunidad frente a la otra. Costumbres de la vida.
  3. Son necesarios siete partidos para formar gobierno: independentistas flamencos (NVA), democristianos flamencos (CDV), socialdemócratas (PS y SPA), verdes (Groen y Ecolo) y humanistas valones (CdH). Cada región vota a sus propios partidos.
  4. Auge de la derecha en el Norte. La independencia de Flandes implicaría la pérdida de Bruselas (la región de BHV), cuestión que los flamencos no pueden aceptar.
  5. Los del Sur y en BHV, retiran su apoyo (bajan los votos) al Partido Socialista.
  6. A ello, se suma la incapacidad de alcanzar un acuerdo entre flamencos y valones en el distrito bilingüe de Bruselas-Hall-Vilvorde, compuesto por la capital y 35 comunas en Flandes (el área azul del mapa). ¿Problema? Los flamencos quieren poner fin a los derechos lingüísticos y políticos de los 150.000 francófonos que viven en BHV, acogiéndose a la uniformidad territorial. La escisión del distrito Bruselas-Halle-Vilvoorde es una reclamación flamenca ante lo que consideran un privilegio valón (el francés es oficial en la zona de Flandes que antes describíamos).

El Rey Alberto II (de lo poco que une a los belgas, además de las patatas fritas y la cerveza), ya ha encargado el marrón de formar gobierno a cinco misiones de conciliación, mediación, pre-formación y clarificación (¿nos suenan estas palabras no?) en la búsqueda de acercamiento de posiciones. Todos en balde.

¿Puede un estado vivir sin gobierno? Bélgica sigue ahí, incluso ha presidido la Unión Europea de manera rotatoria cuando España le cedió el testigo en Julio del 2010. Los gobiernos regionales tienen amplias competencias (federalismo extremo), por lo que vida del día a día sigue sin detenerse. Si esta situación se diera en algún país de Sudamérica o de África la situación sería otra.

La respuesta a si se puede vivir sin gobierno la da la propia naturaleza del desconcierto belga: 25 años de federalismo (extremo) que ha terminado en dos regiones administrativamente y políticamente muy divergentes, que ahora dificulta que sigan bajo la misma nación/bandera.

Para manifestarse ante todo esto, cientos de estudiantes (asqueados ya de la clase política) convocaron la irónicamente denominada Revolución de las patatas fritas (de lo poco que une a ambas regiones).

Revolución de las patatas fritas (Fuente: http://www.elpais.com/recorte/20110218elpepiint_8/XXLCO/Ies/Protesta_Revolucion_Patatas_Fritas.jpg)
Revolución de las patatas fritas (Fuente: http://www.elpais.com/recorte/20110218elpepiint_8/XXLCO/Ies/Protesta_Revolucion_Patatas_Fritas.jpg)

En otras fuentes le añaden también “y la cerveza”. Vamos, como si en España se convoca la Revolución de la tortilla de patata y el vino (¿alguna otra idea de unión?).

Lo que me sugiere todo este tema de Bélgica, de ahí que haya querido explicarlo es, ¿se puede vivir sin gobierno central y con competencias autonómicas amplias? Ahí dejo la pregunta, dado que ni mucho menos soy un experto en la materia, simplemente dejo campo para la reflexión 😉

Autor: alrayon

Lecturer and Researcher at Deusto University. Somehow, a stranger that loves both technology and economics, a sinergy that will conquer the world.

4 opiniones en “Se habla de Bélgica: el fractal de la Unión Europea”

  1. Hello there! This post could not be written any better! Reading this post reminds me of my good old room mate! He always kept talking about this. I will forward this post to him. Fairly certain he will have a good read. Thank you for sharing!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *